Cuando los funcionarios funcionan… Buenas prácticas de trabajo y lectoras

Vuelvo de un par de días de trabajo por Madrid.

Sí Elena Sierra, también he tenido tiempo para papear algún rico menú del día 😉

Me vengo con tarea pendiente, pero quiero dejar constancia de lo que el titular insinúa.

Son de esas pequeñas cosas que creo conviene también poner en valor.

He participado en una comisión de evaluación de proyectos.

Y no está de más agradecer que cuando el personal, funcionarios en este caso, hace bien su trabajo todo va como la seda.

Desde la invitación, pasando por el envío del material para trabajar y evaluar con tiempo hasta la preparación de la reunión y la aplicación informática sobre la que se trabajó y el agradecimiento posterior, todo ha ido como la seda.

Así que creo que no está de más poner en valor a las personas de la Subdirección General de Promoción del Libro, la Lectura y las Letras Españolas que se lo han currado.

Si además el ambiente en la Comisión es agradable, plural, con ricos matices y con ganas de aportar todo resulta agradable y fácil.

Ah, y tomad nota en vuestra agenda para poder aprender de otras Buenas prácticas lectoras en este caso.

El 3 de junio en Madrid en el marco de la Feria del Libro habrá una sesión de trabajo durante todo el día para conocer algunas de las mejores prácticas de trabajo para la promoción y el fomento de la lectura.

buenaspracticasfomentodelalectura buenaspracticaslectura

 

 

Anuncios

Autor: cambiando de tercio

Actualmente trabajo en consultoría en el sector del libro, la cultura y en el tercer sector. Centrado fundamentalmente en pymes, insticuiones y administraciones públicas.

2 comentarios en “Cuando los funcionarios funcionan… Buenas prácticas de trabajo y lectoras”

  1. Esto no puede ser, tiene que haber algún error, eso no pasa con los funcionarios españoles. ¿seguro que era España? O estarías en algún universo paralelo.

    Cuenta, cuenta, y lo del café, ¿que tal lo llevan? deben tener la tensión por las nubes.

    1. Pues sí Feinmann. Era España. Había además varias personas funcionarias amables, agradables, eficientes, eficaces y simpáticas. Y no me dio la sensación de que fueran hologramas, sino personas de carne y hueso 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s