Jon Acuff. Por qué volví a a enamorarme de las librerías

Original en inglés. Acceder

Porqué volví a enamorarme de las librerías.

Nunca perdí el amor por las librerías.

Nunca hemos llegado a separarnos del todo. Pero sí que me distraje. Para ser honesto, me había fijado en otra. ¿En quién?

En Internet.

Me encanta Internet. Blogs, tuits, imágenes y un flujo interminable de información. No lo percibía como un modo diferente de vivir la vida, sino como un NUEVO modo de vivir la vida. Y me zambullí completamente.

He tuiteado 38000 veces. He blogueado miles de veces. He creado plataformas y conversaciones en el resplandor digital que ofrece Internet. Internet me ha abierto un mundo de oportunidades a cambio. Conseguí mi primer acuerdo para publicar un libro en gran parte debido a la comunidad de mi blog. El humorista Jim Gaffigan promocionó mi libro Do Over porque conectamos por Twitter. Algunas de mis mejores oportunidades y mis relaciones favoritas han empezado online.

Pero en 15 años de estar conectado a Internet sin parar, he aprendido una cosa sorprendente.

Cuanto más tiempo paso conectado, me doy más cuenta de que la interacción cara a cara es la más importante.

Skype está bien.

Facetime está bien.

Youtube es una ventana a mundos que puede que me hubiera perdido.

Pero, a fin de cuentas, nada supera la comunidad en 3D.

Nada supera el estar en el mismo sitio y respirar el mismo aire. Soy introvertido. No escribo esto a la ligera o porque me encante estar siempre rodeado de gente. Escribo esto porque es cierto.

Hace unas semanas, cuando ya estaba preparado para publicar mi nuevo libro, pensé:

«¡Voy a ir a las librerías! Voy a conocer a gente. Voy a hablar con gente. Voy a escuchar sus ideas y contarles las mías.»

No me di cuanto de una cosa hasta que intenté organizar eventos en librerías… hay menos alrededor. Ahora hay menos librerías que cuando escribí mi primer libro hace 5 años y puede que esto no os sorprenda, pero a mí sí.

En la comodidad de Internet, en la promesa de lo instantáneo, retiré la vista de las librerías por un momento y, cuando volví a mirar, algunas habían desaparecido. Habían cerrado. Ya no estaban.

Pero no solo hemos perdido una librería. Hemos perdido un poco de magia. Hemos perdido algo maravilloso. Hemos perdido un refugio seguro en el que todavía está bien tener grandes sueños. Andar sobre pasillos y pasillos de «¿y sí…?» Los libros no son colecciones de papel, sino invitaciones a mundos diferentes. Y estar en una librería es como conseguir un pasaporte.

Y lo mejor de todo es que es una experiencia sanadora. A la persona que se encarga de las estanterías de Powell’s Books en Portland le encantan los libros tanto como a ti. Sacan títulos de un océano de opciones a la superficie. Esto sucede en pequeñas y grandes tiendas de todo el país. Esta semana he visitado todas las Barnes & Noble que hay en Manhattan y en todas he conocido a un trabajador que ama los libros. Los mejores libreros saben que no solo hacen un trabajo, son parte de una misión. Están en la primera línea de las nuevas ideas y las conversaciones.

He pensado mucho sobre las librerías porque esta semana he publicado un nuevo libro. Si no habéis visto el maremoto amarillo brillante que he desatado en Internet, se titula Do Over. Disponible en las tiendas.

A todos los que habéis comprador una copia por Internet, os lo agradezco. Me encanta Internet. No veo que haya que elegir entre las librerías e Internet.

Si no los has comprado por Internet te suplico que visites tu librería local y compres un ejemplar de Do Over hoy mismo.

También aprovecha para comprar otro libro. Además coge una revista.

Las librerías son importantes para los autores, pero más que eso, creo que son importantes para la gente.

Ofrecen algo que ninguna página de Internet puede ofrecer, ofrecen un espacio.

Una habitación en la que 4 o 40 personas pueden juntarse y hablar de algo.

¡Larga vida a las librerías locales!

http://acuff.me/2015/04/why-i-fell-back-in-love-with-bookstores/

Agradezco la traducción a Alex Barandiaran

Anuncios

Autor: cambiando de tercio

Actualmente trabajo en consultoría en el sector del libro, la cultura y en el tercer sector. Centrado fundamentalmente en pymes, insticuiones y administraciones públicas.

Un comentario en “Jon Acuff. Por qué volví a a enamorarme de las librerías”

  1. Será por eso que en el emporio de la gran ‘A’ su libro cuesta más en formato digital que en el de pasta dura 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s