Jon Acuff. Por qué volví a a enamorarme de las librerías

Original en inglés. Acceder

Porqué volví a enamorarme de las librerías.

Nunca perdí el amor por las librerías.

Nunca hemos llegado a separarnos del todo. Pero sí que me distraje. Para ser honesto, me había fijado en otra. ¿En quién?

En Internet.

Me encanta Internet. Blogs, tuits, imágenes y un flujo interminable de información. No lo percibía como un modo diferente de vivir la vida, sino como un NUEVO modo de vivir la vida. Y me zambullí completamente.

He tuiteado 38000 veces. He blogueado miles de veces. He creado plataformas y conversaciones en el resplandor digital que ofrece Internet. Internet me ha abierto un mundo de oportunidades a cambio. Conseguí mi primer acuerdo para publicar un libro en gran parte debido a la comunidad de mi blog. El humorista Jim Gaffigan promocionó mi libro Do Over porque conectamos por Twitter. Algunas de mis mejores oportunidades y mis relaciones favoritas han empezado online.

Pero en 15 años de estar conectado a Internet sin parar, he aprendido una cosa sorprendente.

Cuanto más tiempo paso conectado, me doy más cuenta de que la interacción cara a cara es la más importante.

Skype está bien.

Facetime está bien.

Youtube es una ventana a mundos que puede que me hubiera perdido.

Pero, a fin de cuentas, nada supera la comunidad en 3D.

Nada supera el estar en el mismo sitio y respirar el mismo aire. Soy introvertido. No escribo esto a la ligera o porque me encante estar siempre rodeado de gente. Escribo esto porque es cierto.

Hace unas semanas, cuando ya estaba preparado para publicar mi nuevo libro, pensé:

Seguir leyendo “Jon Acuff. Por qué volví a a enamorarme de las librerías”

El sector del libro y parte de su trastienda. Empezamos con Elkar

¿Alguien podría suponer que existe una relación entre una editorial vasca  y un importante grupo librero catalán?

Las relaciones societarias, las personas que participan en varias sociedades nos ofrecen pistas, pequeños mapas de cómo se mueven o se pueden mover algunos de los intríngulis del sector.

¿Podría alguien pensar que puede existir también relación entre una cadena de librerías andaluzas y una empresa del ámbito audiovisual con sede en Euskadi?

Las cosas, las realidades que creemos ver quizás no sean siempre lo que parecen. La respuesta a los dos interrogantes anteriores es afirmativa y diré que en ambos casos me ha causado cierta sorpresa y me ha permitido, al mismo tiempo, entender algunos movimientos en el sector o en ámbitos colaterales.

Seguir leyendo “El sector del libro y parte de su trastienda. Empezamos con Elkar”

¿Es Cambiando de tercio un blog de novela negra y policiaca?

La sorpresa, lo inesperado, está claro que ahora se esconde, o lo intenta,  detrás de las líneas de texto de algunos correos electrónicos que de repente aparecen en el buzón sin saber con claridad cuál ha sido el motivo.

Puedo pensar que haya lectores del blog que estén interesados, tangencialmente, por ver aparecer alguna referencia relacionada con la comida, la naturaleza, el viaje… Tengo incluso una categoría para esas entradas.

También es posible que alguien espere leer algo relacionado con la política o la cultura de modo más genérico.

Pero… ¿sobre novela negra o policiaca?

Hay quien piensa que sí y, quizás, deba replantearme el futuro del blog. Boquitas pintadas ¿tú cómo lo ves? ¿me estoy perdiendo algo?

Recibo hoy en el correo (¿lo habéis recibido alguien más?)…

Soy L, de XX Comunicación. Somos una agencia de Barcelona dedicada a la promoción cultural, y actualmente tenemos entre manos el libro para e-book blablabla, una novela negra de Fulanita Mengánez que trasciende lo sórdido del asesinato para adentrarse en el alma de los personajes.

Te escribía porque estamos moviendo el libro entre blogs y medios que traten la novela negra y policíaca, y me gustaría saber si te interesaría que te enviase el libro para e-book o si lo prefieres en versión pdf. La autora está abierta a realizar entrevistas, y en el caso de que quieras hacer una reseña, te haría llegar fotos en alta resolución y demás.

Nota: omito nombre de la agencia de comunicación y de la autora para que no pase un pequeño sofocón; porque si le van a cobrar por cada gestión hecha al modo y manera que la han hecho conmigo… que no le pase nada.

La verdad es que no sé si me estoy perdiendo algo por no ser un blog de novela policiaca, o si es que lo soy y no me he enterado.

No sé tampoco si estos son los nuevos modos y modelos de comunicación de algunas agencias que tiran con postas en lo digital por ahorrarse la minería de datos. me da la sensación que cuando antes se hacía este trabajo a pico y pala era más fino que ahora.

En fin, me quedaré con la duda, mientras mando a la agencia el enlace a esta entrada como contestación al correo que me ha enviado haciéndome por un lado perder una parte de mi tiempo y dándome ocasión, también para constatar que en algunos casos parece haberse avanzado poco en un año.

La 74 Feria del libro de Madrid ya casi a la vuelta de la esquina

Estamos a 12 días vista del inicio de la Feria del libro de Madrid. El 29 de mayo será el pistoletazo de salida.

El excelente libro sobre Historia de la edición publicado por Marcial Pons permite echar la vista atrás y tomar un poco de perspectiva para darnos cuenta que hay muchas situaciones que vienen ya de hace unos añitos y que ahí parecen, con sus matices y requiebros, seguir estando estancadas.

No tengo ninguna intención de polemizar sobre ellas. Sí creo que es interesante constatar que hay ‘polvos y lodos’ históricos.

Situémonos hace 50 años o ahora….

DSC_0001Claro que si modificamos el punto de vista y pensamos todos en los lectores quizás algo cambiaría porque como deja entrever Guillermo Schavelzon con inteligencia Vender más libros no significa crear lectores.

 

Cuando los libreros eran, preferentemente, mercaderes de libros…

Las tardes de los domingos, después de un buen aperitivo y una agradable comida familiar como la de hoy (aquí os dejo la muestra)…

Nota.Recomendables las rabas del Café Lago y la barra del Oddity Cafe Lounge que me ha encantado y veo que ya hace unos meses a Dicky del Hoyo tampoco le disgustó. Un asiduo, allí le he visto, como Josu Garro me ha recomendado también las gildas. Habrá que buscar una excusa para pasarse. Él tiene la de bajar a comprar la fruta.

 

suele ser un buen momento para el sesteo y meterse en el baúl de los recuerdos. Entre ellos, un maravilloso recorte de prensa de hace unos años, 21 para ser exactos(30/04/1991) fue una de mis primeras apariciones en foros públicos relacionados con el libro.

Txetxuren hemeroteka 1 osoa

El titular creo que no tiene desperdicio y ayuda a poner siempre las opiniones y las frases que se dicen en su punto justo. ¿Se suponen que dejásemos programadas en páginas webs algunas de las afirmaciones que ahora hace el personal a 4 o cinco años vista?

Probablemente nos partiremos de risa cuando las leamos.

Esta quizás nos ponga en contacto con la realidad y con el diccionario. De hecho en este caso, en el de la RAE mercader y libro parecen ir de la mano.

 

mercader, ra.

(De mercado, forma del cat. y arag.).

1. m. y f. Persona que trata o comercia con géneros vendibles. Mercader de libros, de hierro.

Parte del mundo digital creo que todavía sólo está a nivel de mercachifle

mercachifle.

(De mercar y chifle).

1. m. buhonero (hombre que vende buhonerías).

2. m. despect. Mercader de poca importancia.

Athletic, Bilbao, Bizkaia… en mi nombre no. Gracias

Como tantos sábados he bajado al mercado para disfrutar de la compra, del ambiente y del paseo por un Bilbao y su Casco Viejo todavía medio adormilado y silencioso.

En el paseo me he encontrado, uno ya lo había visto hace tiempo, con estos dos derroches de simpleza y populismo mal entendido, si es que el populismo se puede entender bien, que nos brindan y ofrecen las dos instituciones que nos gobiernan en lo cercano: el Ayuntamiento de Bilbao y la Diputación de Bizkaia.

Hay algunos temas que me molestan particularmente como las actitudes y los hechos que llevan adelante algunas administraciones en relación a algunos fenómenos de masas como es el que nos ocupa.

Nos usurpan, en cada caso y a cada uno, nuestra individualidad ciudadana y nos meten a todas las personas en el mismo saco como si todos los bizkainos o bilbainos fuéramos del Athletic y aún siéndolo como si todos pensáramos o pensaran y sintieran lo mismo.

Que se utilicen igualmente dichos espacios centrales para recordanos y poner en valor desde sus fachadas el fútbol profesional que ampara a esos pobrecitos que han intentado hacer una huelga con el resto de los futbolistas españoles pues qué quieren que les diga.

Es, en cualquier caso, otra forma barata de jugar con los sentimientos, de intentar mostrar que no hay fisuras en una sociedad, como la bizkaina, vasca o bilbaina, ya saben que los niveles de discurso se manejan a gusto y antojo político, cada vez más llena de retales.

Es otro intento de buscar identidades únicas y ficticias impuestas sin consultar a las personas como si las mayorías aparentes fueran igual al todo.

Entiendo que a este juego han jugado, tragado y aceptado todos los partidos con representación en ambas instituciones. No vaya a ser que posibles votantes se pongan nerviosos si critican o ponen en cuestión uno de los tres pilares de la bilbainidad (los otros dos dicen sabios del lugar que son la Amatxo de Begoña y la Escuela de ingenieros).

Bueno, aunque sea el único, quiero por lo menos decir desde aquí que soy la pequeña porción de Bizkaia que ni estoy ni dejo de estar con el Athletic, que me da igual, pero que en mi nombre, ni el trozo de número 12 que me toque ni la porción de territorio del reparto que me corresponda.

Quizás unas citas de El mapa de sal de Iván de la Nuez sean sugerentes…

– En una cultura en la que la Nación, la Patria, el Líder o la Tierrra asumen condiciones de identidad fuerte y sustancial, las formas menores no tienen demasiado espacio, y las experiencias minoritarias se ven obligadas a un exilio real o metafórico. (pag. 71)

– A mí, más que el mestizaje, lo que me seduce es la promiscuidad. El primero no deja de referise a la raza. La segunda se dirime en los actos. El primero es imperativo, la segunda es electiva. (pag. 62)

– La “jaula de la melancolía” es esa cárcel en la que… podemos quedar atrapados en las redes de una ficción que luego reconocemos como “cultura nacional”. (pag. 125)