Lola Larumbe: El problema de la muerte de las librerías es la muerte del librero

Daniel Heredia ha mantenido una larga conversación con Lola Larumbe, una mujer a una librería pegada.

Como siempre, recomiendo la lectura completa de la misma porque es muy posible que mis acentos, mis llamadas de atención no coincidan exactamente con las de otras personas que se acerquen a la lectura de la misma.

Algunas frases que me han llamado la atención. (El texto de Lola en cursiva y las negritas, siempre de mi cosecha). Espero que Daniel y Lola me permitan esta licencia cariñosa.

Autocrítica. Empiezo con la del titular de la entrada: El problema de la muerte de las librerías es la muerte del librero. Ya era hora de que alguien dejase de echar balones fuera y acepte y asuma un nivel de autocrítica interno. Por cierto, ayer comiendo también con otro librero, me hizo el mismo comentario.

– Hormiguita. Cada día pienso que me tengo que ganar el afecto y la confianza de los lectores.

Madrugadora. Procuro llegar pronto a la librería, al menos una hora antes de abrir al público.

MetafóricaMe gusta tener siempre la puerta abierta en la librería, haga frío o calor. Es posiblemente la metáfora de lo que es la Alberti.

Inmutable en lo esencialPara ser librero tienes que tener muchas habilidades, ser casi un experto informático, gestor, activista cultural, escaparatista, webmaster, comunicador, contable… lo único que no ha cambiado es que hay que leer mucho.

Ninguneada. Creo que el papel de las librerías en la sociedad española no es reconocido por la sociedad ni por las políticas culturales que ha habido a lo largo de estos últimos cuarenta años.

PacifistaLos demasiados libros agobian al librero y agobian al buen lector, porque el buen lector tiene un tope mensual de consumo y no puede leer todos los libros buenos que salen. Y se publican muchos buenos, eh. Sería recomendable una cierta paz en muchos editores a la hora de publicar.

Saludablemente olvidadizaLeemos para olvidarnos de nosotros mismos, creo, y eso es lo más importante.

Ansiosamente impulsiva. Soy una lectora muy desordenada, muy errática y muy impulsiva. … Recibo también muchas recomendaciones de amigos, de clientes, de editores, de distribuidores, que me recomiendan constantemente libros estupendos. Esto me provoca ansiedad. Sí, soy una lectora ansiosa.

EmbelesadaCuando te has quedado embelesado toda la tarde con un libro, ahí empieza un hormigueo que es muy difícil parar.

Inocente y desprejuiciadaUn buen lector tiene que tener inocencia para empezar, que a nosotros como lectores viejos a veces no la encontramos; una mente abierta y no tener prejuicios, ni con el autor ni con el editor; y tranquilidad, mucho silencio y ganas de que se le vaya el tiempo con la lectura.

GourmetLeer un libro completo en un ebook me parece tan triste como comerse una hamburguesa de McDonald´s en un recipiente de cartón y sentado en un banco al lado de cacas de perro. Un día lo puedo hacer por circunstancias especiales, pero esto no lo quiero siempre. A mí me gusta sentarme a comer en una mesa con un mantel, disfrutar de la comida y que todo esté limpio a mi alrededor. Y como se disfruta de la lectura es con el libro de papel.

Anuncios

Autor: cambiando de tercio

Actualmente trabajo en consultoría en el sector del libro, la cultura y en el tercer sector. Centrado fundamentalmente en pymes, insticuiones y administraciones públicas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s