Librería y mujeres con ‘L’ más un punto final

Del martes al mediodía a jueves hasta las 15:00 que vuelvo a Bilbao, la ‘L’ ha sido la letra inicial que, quizás por azar o por sincronía, esto nunca se sabrá, ha ido dibujando y marcando en parte el hilo vital de estas 48 horas.

El martes empezó con L1 con quien comí, junto con dos amigos más, en el Kokken. Viaja la semana que viene con Alboan a la India. Una experiencia que quizás le marque o le insinúe nuevos senderos vitales por los que pisar.

El miércoles, ayer, ya en Barcelona, quedé a comer con L2.

Aqui sí diré el nombre porque ella Loreto Rubio parece ‘necesitarnos a todos. Eso es lo que puede insinuar el título de su libro ‘Os necesito a todos’ ya presente en las librerías (vaya una L más) españolas.

                                   DSC_0008

Comida conversacional en La Monroe de la Filmo.

DSC_0003

Estimulante como siempre. Si además Loreto te recoge y te lleva a la siguiente cita en moto por Barcelona para uno de pueblo, como un servidor, es lo más de lo más. Hacía 40 años que no subía en uno de estos aparatos motorizados de dos ruedas. Ha sido, además, la primera vez que me he puesto casco. No sé si con lo cabezota y cabezón que uno puede llegar a ser era realmente necesario.

                                   DSC_0004

Tarde de trabajo con L3. Excelente compañera y guía en este aterrizaje y desbroce que es necesario hacer cuando uno aparece o inicia un proyecto en una institución que ya lleva su rodaje. Proyecto tangencial al sector de libro y la cultura, pero… ¡todo se andará!. El tener compañeras de cabina se agradece y, además, siempre he confiado en las ‘empatías’ iniciales.

Tarde provechosa que exigía unas cervezas de premio. Había quedado con L4, pero gustosa ella (L3) y gustosos nosotros se sumó a la conversación y a las cervezas. Nos afanamos con mimo y cuidado en la risa, la crítica con carga de ironía, y algún despelleje.

Hoy, casi buscando esa extraña línea continua de la ‘L’ he aterrizado en la Laie de Pau Claris. Hacía muchos años que no la paseaba entre y de una estantería a otra. Amable, tranquila, no invasiva, con buena música de fonda, con propuestas y sugerencias propias, ordenada, clara, silenciosa, agradable. ¿Consecuencias? Libros que se vienen conmigo y abandonan la librería.

DSC_0007

 Final conversacional con el único hombre y sin ‘L’ de esta historia. Señalaré de la misma: además de la confianza, en el sector del libro sigo agradeciendo como agua de mayo, más con el caloret que está cayendo, el escuchar voces sensatas, realistas y lectoras de la realidad, no de los sueños, que el sector vive.

No me he encontrado a muchas y poder compartir un rato con una de de ellas ha sido un broche magnífico a estas 48 horas.

DSC_0009Buenas noches ya desde Bilbao.

Anuncios

Autor: cambiando de tercio

Actualmente trabajo en consultoría en el sector del libro, la cultura y en el tercer sector. Centrado fundamentalmente en pymes, insticuiones y administraciones públicas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s