La Temerària: nueva librería en Terrassa

logo_latemerariatemerario, ria.

(Del lat. temerarĭus).

1. adj. Excesivamente imprudente arrostrando peligros.

2. adj. Se dice de las acciones de quien obra de este modo.

3. adj. Que se dice, hace o piensa sin fundamento, razón o motivo. Juicio temerario.

Parece que dentro de dos días se va a producir en Terrassa un acontecimiento temerario que tendrá su puesta de largo a mediados de septiembre.

Àlvar Masllorens que ya ha pasado por editor, autor, librero y a saber qué más es uno de los responsables de esta temeridad Temerària.

No es nuevo en estas lides así que ya intuye los entresijos de este proyecto que quiere hacer el sorpaso de simple tienda a centro cultural.

¡Ánimos desde aquí!

 

Anuncios

¿Cuál es la esencia de una librería?

Jorge Carrión transita hoy con delicadeza en El País Semanal (enlazaré el artículo si aparece en digital) de la mano de Lagun y Garoa por el pasado y futuro de las librerías vascas.

DSC_0008

Termina el artículo con la siguiente frase:

Aquí abundan encuentros entre personas que piensan diferente. esa es la esencia de toda librería.

No sé si necesariamente tiene que ser la esencia de todas las librerías, pero sí que en mi imaginario personal esa idea, más en Euskadi, ocupa todavía un lugar importante.

Las librerías, también, como espacio para mirar y conversar con el diferente. Algo que a finales del siglo pasado y todavía a principios de éste era algo impensable en algunos contextos. La historia de Lagun es una muestra.

Momentos de felicidad…

Vendrá lo que tenga que venir.

Llegará lo que tenga que llegar.

Ya veremos lo que toca.

Pero hoy celebramos por ahora la felicidad de los 60. Los suyos.

La semana que viene ya veremos.

gerardo_29_08_2015

La felicidad no se correlaciona con el dinero, ni con la cultura, ni con la inteligencia, ni con la edad o las religiones. Sólo es seguro que aumenta o disminuye de acuerdo con el número y la calidad de las relaciones humanas. (Vicente Verdú; El estilo del mundo. La vida en el capitalismo de ficción; Anagrama, pag. 204)

Cuarta y última oleada de la ‘fe bibliotecaria’. El préstamo digital parece tener un futuro poco claro

En el proceso de las cuatro oleadas de la ‘fe bibliotecaria’, que en paz descanse, del mes de agosto, los seguidores del ‘préstamo digital’ han ido avanzando en una cuesta abajo contínua que probablemente les haría desaparecer si siguiéramos con nuevas oleadas en meses sucesivos.

febibliotecaria_cuartaoleada

Si analizamos algún dato recientemente publicado no nos debería de extrañar. Así, por ejemplo, en Euskadi en este mes el 0,017% de la población está usando el préstamo digital y no precisamente títulos en muchas ocasiones de alto calado cultural.

Os dejamos pues con la última tabla que tal y como hemos dicho

  •  Augura un negro futuro a lo digital en las bibliotecas.
  • Sigue demostrando que se nos va la fuerza por la boca.
  • Y esto, indirectamente va provocando que el agnosticismo vaya aumentando.

Gracias a todos los que os habéis tomado esto como un juego y habéis participado activamente en él.

De temas más serios y con enjundia hablaremos al final del mes entrante en Tenerife en el SILA 2015.

imagen_sila_2015

 

Livraria Lello. ¿Un espacio idolatrado?

Quienes os dejáis caer por aquí, ya sabréis probablemente que he estado unos días por Oporto y, entre las actividades del viaje incluí también la peregrinación a Livraria Lello.

Ahora la peregrinación incluye, desde primeros de agosto, la ‘limosna’ de tres euros para entrar al templo que te serán devueltos si realizas alguna compra. No me dediqué a calcular la diferencia de colas entre visitadores y compradores, pero el tamaño diferencial era evidente.

En cualquier caso, la media de visitas diarias que lleva va a ser en breve envidiada por muchos de los grandes museos de allí y de acá. 3.500 visitas diarias no es un mal número que deja en entradas 10.000 euros del ala al día. Al mes son 300.000 que si fuese en márgenes de venta, supondría que la librería estaría vendiendo un millón de euros en libros al mes; o, 12 millones de euros al año, para conseguir el mismo margen.

Leer más “Livraria Lello. ¿Un espacio idolatrado?”

Oporto… unas notas finales

Ha sido una escapada corta.

No había más posibilidades, pero ha venido de perlas.

Os dejo algunas notas breves, mezcla de curiosidades, recomendaciones y demás.

Yo volveré seguro y espero que Ioli y Ricardo sigan con su proyecto

  1. Esta es mi primera recomendación. ¿Un sitio? Si os lo podéis permitir, Casa Carolina. Céntrico, pequeño, acogedor (5 habitaciones), con buen desayuno y siempre con una sonrisa como la que me ha regalado Ioli en la despedida.

20150826_105013

2. Las gaviotas, sí o sí, serán vuestras compañeras permanentes. Así que iros haciendo a la idea. Comentan que son un auténtico problema y, desde luego, si tienen comida cerca no habrá nada que las mueva.

3. Llevar dinero contante y sonante. El pago con tarjeta ni es tan habitual ni tan común, por lo menos en estos momentos. Parece como si de repente se hubieran estropeado los datáfonos del país. No es generalizado, pero pasa y conviene ser previsor.

4. El desgaste de zapatilla creo que, como siempre, sigue siendo la mejor opción. En esta ciudad soprendente y sorpresiva quizás más. Añádase a ello que el subir y bajar permanente ayuda a reafirmar los glúteos. Algo que Sergio del Molino recomienda como conveniente.

5. Para comer y terracear la oferta es amplia y para todos los gustos y estilos. Os dejo tres, de los que ya he hablado y he probado que me convencieron: Brick ClérigosLa Piada y Tapabento. Para jugar a mirón de terraza os diría que, casi, cualquier esquina es buena.

6. Acercaros a sus playas y disfrutarlas bien al solete o paseando. Es un gusto y ayuda a volver luego a la ciudad con aire fresco en los pulmones.

7. El río y sus orillas son punto y aparte, sobre todo si vienes también de una ciudad que también lo tiene como referencia. Me sobran algunos chiringuitos, pero, eso es ya ponerse fino.

8. Las casas y su estado precario en ocasiones son una maravilla que obliga a pasear siempre con la vista alzada.

9. La calle tiene vida rica y variada. Hay mucha juventud volviendo al centro que sus padres abandonaron en los 80. Ello le carga de vitalidad y energía que se ve también en muchos negocios pequeños y distintos.

10…. Seguro que muchos de los que habéis estado podéis añadir muchos más.

Sólo añado, finalmente, lo que puse en el facebook como primera sensación.

Como un flechazo Oporto me acaba de enamorar con su dulce y amable aire decadente.

Oporto_flechazo