Mientras llega el futuro… tomo prestadas algunas reflexiones de Fernando Juárez

978849064666Terminé de leer la semana pasada el libro de Fernando, Biblioteca pública:mientras llega el futuro

Me gusta y cada vez más hacer lecturas trans-sectoriales porque creo que hay siempre mucho que aprender de otras miradas o de cómo otros miran al sector en el que trabajan.

Con Fernando, además, he compartido y comparto bastante conversación y ‘dimes y diretes’ que no siempre, por suerte para nuestro divertimento, son coincidentes; pero que me(nos) amplían la mirada y van aportando matices y enriqueciendo los puntos de vista.

El libro que, en el fondo, es una ‘ortopraxis’ sobre el oficio, una reflexión, ordenamiento y priorización de ideas desde la experiencia de una biblioteca pequeña en personal y recursos, creo que es útil también para muchas personas que trabajan en la librería.

Os dejo a continuación unas cuantas citas que leídas y pensadas desde la óptica librera, aunque escritas desde la práctica bibliotecaria, creo que son útiles.  Basta, en la mayoría de los casos, cambiar biblioteca por librería y usuario por cliente. Y, por supuesto, mente abierta.

  • Las empresas pueden crear una oferta, una propuesta de valor, pero es el cliente quien crea valor aceptando la propuesta. (25)
  • Estamos tan ocupados en conseguir y gestionar el libro (pelear presupuestos, realizar procesos técnicos, etc.) que tal vez olvidamos que los servicios no son un proceso productivo sino una experiencia. En un entorno digital, cuando el usuario no tiene porqué acudir a la biblioteca a por ese libro que quiere leer, un par de preguntas se vuelven pertinentes:
    • ¿Prestamos libros o suministramos lecturas?
    • ¿Cuál es la piedra angular de la biblioteca: el libro (producto) o la lectura (servicio)? (29)
  • El futuro empieza manteniendo el presente; nuestra oportunidad son esos que acuden ya a la biblioteca; céntrate en ellos, intenta conocerlos bien, adáptate (en la medida de lo posible) a sus necesidades y busca su colaboración, serán nuestra mejor propaganda. Mejorar la imagen ante ellos y minimizar el número de futuros ex-usuarios es todo un reto de presente mientras llega el futuro. (48)
  • Admitir como profesionales que no podemos construir la biblioteca en solitario y que la colaboración es clave podría ser un buen inicio para tener un presente mientras llega el futuro. Colaborar con un tercero implica interesarse, preguntar para conocerle bien, intentar saber qué desea, en qué podemos ayudar, en qué nos puede ayudar, en qué podemos ayudarnos. (54)
  • Lo que la biblioteca ofrece no es solo lectura sino una «filosofía» de acceso a la lectura, plural, igualitaria, no discriminatoria y la forma de encarar nuestra relación con los usuarios puede resaltar virtudes y paliar deficiencias. El factor humano, tú, eres clave en la percepción de la biblioteca, también desde una pantalla. (59)
  • .. en la nueva economía de la información, orientada al servicio, cobra valor lo apuntado por Marx: la implicación del trabajador40. Entender el significado del trabajo que se realiza es importante para implicarnos en él; que además te guste incrementa la satisfacción. Creo que nuestra militancia es entendible por el plus de sentido, creación, desafíos, propiedad, identidad y orgullo que nos concede la dinámica de la biblioteca; un plus que en la nueva economía de la información está al alza. (68)
  • En todas las bibliotecas se busca reconvertir la antigua colección de libros en un punto de encuentro, ofrecer un acceso igualitario y plural a la información y poner en marcha iniciativas para conseguir la atención de los ciudadanos. Los medios para conseguir estos objetivos no tienen que ser necesariamente los mismos, no debemos sentirnos cuestionados porque no estén a nuestro alcance una arquitectura de vanguardia, una plantilla amplia y un gran presupuesto. Tenemos algo muy valioso a nuestro favor: el factor humano. (148)

Hay más, mucho más, pero si eres librero seguro que lo puedes comprar, leer y adaptar-amoldar a tu realidad. Y, si eres bibliotecario ¿cómo es que no has salido corriendo a la librería a conseguirlo?

Anuncios

Educación y lectura en voz alta, variables claves para la lectura

He leído con sumo interés el estudio de Javier Urgel Parreño Situación actual y perspectivas de futuro de la lectura en España.

Más allá de constatar que la presencia de lo digital no es tan clara ni mayoritaria o que la lectura tiene para los ciudadanos menos interés que otras posibles manifestaciones culturales como el cine o la música, me parecen muy sugerentes algunas de las conclusiones del estudio que sitúan además el debate sobre la lectura fuero y antes que la de los soportes que parece ser algo casi anecdótico.

Me refiero en concreto a estas dos que se señalan en el estudio y que sí parecen marcar dos variables intervinientes con claridad en el hecho lector:

  • La variable educativa se conforma como la principal variable predictiva de las situaciones de lectura frecuente (libros) y escasa lectura total. Esta variable tiene especial significación en la construcción de lectores frecuentes de libros, ya que a medida que se avanza en el nivel de instrucción, las posibilidades de formar parte de éste grupo aumentan. En la situación de escasa lectura total, esta influencia, muy fuerte en los niveles de instrucción primaria, deja de ser relevante a partir de los estudios secundarios.
  • Se puede confirmar que la lectura en voz alta por parte de los padres a sus hijos tiene un efecto sobre la frecuencia de lectura que éstos manifiesten en el futuro. Independientemente de la posición que una persona ocupe en el tejido social, éstas prácticas inciden positivamente sobre la frecuencia general de lectura, evitando especialmente las situaciones de escasa lectura total.

Como ven, ambas son previas a los soportes y, en el segundo caso, refleja la importancia del vínculo personal y afectivo como clave.

Las tablas de datos proveniente en su mayoría de estudios del CIS y poco contaminadas por intereses sectoriales aportan una información precisa.

Algo que tristemente no ocurre con otros gráficos que parecen tener más un interés comercial que de información objetiva. Vean este como muestra que en una mirada ingenua, al no incluir la población destinataria del préstamo digital, podría dar la sensación de gran crecimiento. El problema es que tiene trampa y tras casi un continuo retroceso mes a mes sobre la misma población el préstamo aumenta porque aumenta la población destinataria. Son las sutiles diferencias entre los estudios serios y el marketing interesado.

evolucionprestamodigital

 

Librerías, factor humano y aire fresco en un tiempo de infoxicación

La semana que viene me acercaré a Barcelona unos cuantos días. Ya tengo claro cuáles van a ser las lecturas del viaje.

Mi maravillosa librería de Petra Hartlieb editado por Periférica y que me regaló mi amiga Raquel en mi reciente visita a Salamanca y El último día de Terranova de Manuel Rivas me acompañaran los próximos días en el tren, en el metro, en el hotel…

Manuel Rivas ante la pregunta de por qué ir a comprar a una librería responde:

Si desaparece el factor humano en los intercambios —y una librería es un lugar donde alguien que te da el libro con la mano—, también va a desaparecer lo humano en el libro. Tal vez es demasiado determinista, pero hay parte de razón. La ciudad existe porque existen librerías, el taller de bicicletas, las tabernas… En Coruña abrieron un centro comercial. La gente se sentaba allí porque llueve. Pensaron: “Si se sientan, no compran”. Quitaron los bancos y la gente se sentaba en las fuentes, así que pusieron unos hierros. En los libros te puedes sentar siempre. La literatura es resistencia, una intervención contra la realidad.

Los mayores del lugar, sobre todo si asististéis al Congreso de Libreros que se celebró en el año 2002 en Ourense, quizás recordéis la memorable intervención inaugural del mismo a cargo de Manuel Rivas.

La Voz de Galicia lo recogió así:

Rivas, que se presentó acompañado de una poia de pan de Cea y una flor de toxo simbolizando Galicia, trazó unas pinceladas sobre las características definitorias de una librería: espacios para la esperanza y la biodiversidad de la cultura -«os libros como unha forma da ecoloxía das palabras, coma espacios de osixeno que nos protexen dos espacios tóxicos e da usurpación»-, con una compleja geografía interior y un lugar para el contrabando «de libros en gallego, en catalán y en euskera».

Juan Cruz, en El País, en la crónica que recogía parte de lo abordado en el congreso escribía:

El poeta Manuel Rivas dijo en Ourense, hablando en el congreso de los libreros españoles, que las librerías debieran estar, en nuestro país, marcadas como territorios prohibidos, pues de ellas se sabe cómo se entra pero se desconoce la salida.

Ya entonces también había preguntas sobre el futuro. Así lo recogía Juan:

¿Qué será el futuro? ¿En serio estamos en un mundo en el que cabe vislumbrar, con el poeta, que las librerías se configuran como territorios peligrosos, o podemos decir, como los agoreros, que las librerías son especies en extinción?

Parece pues que todo fluye un día además como el de hoy que se inaugura una nueva librería.

Que el libro sea editado en gallego por Xerais donde se bate el cobre Manuel Bragado me trae recuerdos de alguna maravillosa velada cerca de las playas de Vigo conversando sobre el libro y las librerías. Diré y él me perdonará mi atrevimiento, que es una de las personas que más aprecia y valora el trabajo de las librerías y, de manera particular, de muchas de las pequeñas que nutren Galicia.

Aquel Congreso se clausuró también con unas bellas palabras de Xabier Senín:

Un profesor de una universidad americana decidió hace unos años deshacerse de todos los libros que almacenaba en su casa y consultar únicamente las obras en internet. Decidió que no necesitaba para nada el papel y, caso de necesitar un libro, no necesitaba de intermediarios ente él y la obra. Sus máquinas – el ordenador y los libros electrónicos- eran más que suficientes. Poco tiempo después cayó en la cuenta de que estaba en un error y de que las máquinas no podían sustituir nunca a las personas. ¿Con quién iba a hablar de lo que había leído? ¿Quién le aconsejaría sobre lo que leer? Porque las reseñas de sus máquinas eran muy publicitarias, del tipo “Beba Coca-cola” o “compre esto o lo otro? ¿Y el placer de tocarlos? ¿Podría sustituirse una mujer de carne y hueso por una muñeca? ¿Y el olor de la tinta fresca? Cuatro años después volvió a entrar en una librería y aquel simple hecho vino a ser como un descubrimiento. Temblaban de emoción como el enamorado en presencia de la armada. Y comenzó otra vez a recorrer la geografía de aquella librería que tanto había amado, aquella geografía de toda librerías que tan magistralmente nos describió hace tres días Manuel Rivas en su conferencia de inauguración. Y volvió a ser amigo del librero que no era gruñón, que era una chica joven y bella, pero que además amaba los libros. Y se dejó aconsejar y acarició los lomos de varios libros.

Quizás después de 13 años siguen existiendo porque los humanos necesitamosespacios de oxígeno, libros que pasen de mano en mano, tiempos y espacios para perdernos para encontrarnos.¡, librerías-amigas que nos lleven de vida cada vez que las visitamos.

¡Quién sabe!

La sombra. Nueva librería en Madrid

Mañana, La sombra situada en la calle San Pedro 20 en pleno Barrio de las Letras celebra su fiesta de inauguración.

lasombra

Una alegría más.

Desde aquí todo el apoyo y ánimo.

Y en la próxima escapada madrileña intentaremos acercarnos.

Mientras tanto les seguiremos por las redes. Bien en twitter o en facebook.

 

El préstamo digital en Euskadi sólo atrae al 1 por ciento de los socios de las bibliotecas

Ayer se presentaron unos nuevos datos que no llegan a información de la situación del préstamo digital en Euskadi.

Digo datos y no información porque no se desea al parecer dar una información con cierta perspectiva.

Todo parece avanzar más lentamente de lo deseado o de lo programado en su momento por los responsables políticos.

La información no es consistente con la información de oleadas anteriores.

La variación de referencias que hace un año se planteo a finales de 2015 (15.000) paree que con suerte llegarán a finales de 2016.

Y no parece que la incorporación de Bilbao y Donostia haya supuesto un arreón real al impacto que la Biblioteca Digital tienen entre los usuarios. A Santurtzi parece que todavía se le sigue esperando.

En cualquiera de los casos el porcentaje de personas usuarias de la biblioteca digital de Euskadi sobre el total de los posibles usuarios es del 1 por ciento.

Es cierto, siguiendo el hilo de las reflexiones de Antonio Agustín Gómez, que no existe una información contrastada sobre cuántos de esos socios son usuarios activos y cuántos nuevos socios activos ha generado la posibilidad de préstamo digital.

En cualquier caso y ya con un año de experiencia, creo que en el caso de Euskadi las cifras son pobres, casi diría que rácanas y sería atrevido decir que se han cumplido las expectativas creadas.

¿Se habrá perdido la perspectiva?

No parece que hasta la fecha, los usuarios de la red de bibliotecas hayan hecho suya la propuesta.

roto_pérdidadeperspectiva

 

Salamanca. Notas casi telegráficas de unas horas gozosas

Importante siempre en expedición un buen campo base. Así que recomiendo por coqueto, pequeño, situación, atención y precio el Microtel Placentinos.

Clave también siempre alguien que te acoja y guíe. Gracias Raquel que además siempre me descubre nuevos sitios donde disfrutar de la comida conversacional. En esta ocasión el Tapas 3.0. El año pasado estuvimos en el 2.0 pero como somos comedores conversacionales modernetes siempre nos instalamos cómodamente en la última versión.

Visita, charla y algún enredo que llegará a Letras corsarias. Precioso espacio. Cómodo, con buena selección, con mucha carga personal y apuesta en el proyecto. Gracias Rafa por la atención y gracias Antonio por la charla ‘cerveceril’ posterior y ser atrevido para jugar a los enredos. Pude comprobar con mis propios ojos que todavía existen libreros capaz de poner cara y gustos a sus clientes y seleccionar para ellos un título. Diré que su capacidad de acierto, vi después el resultado, fue del 100×100.

Luego, la conversación multibanda sobre qué leemos para escribir con variaciones y tonos musicales, digitales, analógicos, conversacionales, anecdócticos. Rato de disfrute que continuó rato después con cervezas y pintxos. Ponerse cara, mirarse a los ojos, ver amistades comunes que aparecen…. Todo junto produce un ‘momento disfrute’. Gracias a Nona por acogernos, a Raquel por moderarnos y a Rafa, Catalina, Antonio y Julio por compartir ideas y reflexiones. No siempre coincidentes, pero siempre enriquecedoras. Gracias a ARCE y a Texturas también por convocarnos.

conchasarcefoto

No leáis. Es el único consejo que puedo daros. Sergio del Molino

Espléndido Sergio del Molino.

Leer te hace feliz. No sé si te salva la vida, pero te hace feliz.

Por eso es malo. Porque no hay nada virtuoso en la felicidad. Los seres felices somos improductivos y disfuncionales para un sistema como el que tenemos: como somos felices, no se nos puede seducir con paraísos de ningún tipo, y como somos felices, tampoco se nos puede amedrentar con amenazas y miedos que nos dejan indiferentes.

Aquí podéis leer el excelente texto completo.