2016… Seguir caminando

DSC_0028

El caminante es un hombre de lo oblicuo. Aunque camine de día, simbólicamente es como una criatura de la noche: invisible, silencioso. En él desaparece toda claridad. Pasar por los lugares comunes de incógnito, huir de los caminos trillados para inventar un camino nuevo con los propios pasos, implica una cierta clandestinidad social. El caminante es un hombre del intersticio y del intervalo, de lo que está entre las cosas, pues al tomar las rutas secundarias se sitúa en la ambivalencia de estar  a lavez dentro y fuera, aquí y allí… El caminante crea el camino a la medida de su cuerpo, de su aliento; no le debe nada a nadie, ni para dormir, ni para comer, ni para avanzar a lo largo de su camino… (David Le Breton; Elogio del caminar; pag. 126-127)

Anuncios

Lo más visto en 2015 en Cambiando de tercio

Un ligero vistazo hacia atrás para traer aquí de recuerdo aquello que, aparentemente, ha sido lo más visto de este blog.

Quizás convenga señalar que lo más visto no quiere decir necesariamente que sea lo más leído.

En cualquier caso ahí os lo dejo a poco más de 24 horas para terminar este año las 10 más vistas….

II Simposi sobre la lectura, el llibre, les biblioteques i l’escola. 14 y 15 de enero en Valencia

El 14 y 15 de enero me han invitado a participar en este II Simposi que se plantea tres grandes objetivos:

  • Analitzar el panorama passat i present de la lectura, la indústria del llibre, les biblioteques i l’escola.
  • Debatre sobre el PVFLL entre els diferents actors: lectors, docents, bibliotecaris, editors, llibreters, autors, il·lustradors, mitjans de comunicació, gestors culturals, administració i polítics.
  • Formular recomanacions per al disseny de polítiques públiques de promoció, producció, difusió i accés a la lectura i al llibre valencià.

Me han solicitado en concreto plantear 10 acciones concretas sobre las librerías como agentes culturales.

Estos ‘encargos’ a veces los carga el diablo. Veremos por dónde salimos.

Digo que los carga el diablo porque plantear acciones-píldoras-recetas sin estar en el día a día tanto de las políticas culturales públicas de la Generalitat Valenciana y sin conocer el marco y las posibilidades reales posteriores es como jugar en el alambre.

Desde que me lo comunicaron he ido recogiendo algunas reflexiones recientes que trasladaré allí más pausadamente.

No voy a adelantar mi intervención porque además ando dando y dando algunas vueltas a la misma y desde luego será la organización la primera en conocer, por lo menos, las 10 medidas sugeridas.

Por ahora en mi cabeza hay más interrogantes que certezas.

Os dejo los primeros interrogantes sobre los que generaré el discurso, la reflexión y las propuestas.

  1. ¿Son las librerías imprescindibles en un Plan de lectura? ¿De qué hablamos cuando hablamos de lectura y de qué hablamos cuando hablamos de librería? Las trampas de los imaginarios. FUNCIÓN
  2. ¿Son todas las librerías agentes culturales? SENTIDO
  3. ¿Ser agente cultural es ser agente lector? ¿Qué es primero la cultura o la lectura? CONTEXTO
  4. ¿Cuáles son las variables intervinientes para poder desempeñar ese papel de agente cultural y/o lector?ECOSISTEMA
  5. ¿Cuáles son los criterios de sostenibilidad que permitirán desarrollar ese papel?ECONOMÍA
  6. Si el propio concepto de lectura, sus mediaciones y los soportes están en un aparente movimiento permanente ¿cuál debe ser la posición de la librería para situarse ante una realidad líquida?POSICIÓN
  7. ¿En dónde deben fijar las librerías su atención y su interlocución? ¿En la mediación (libro) o en los públicos (lectores y hacedores-usuarios de mediaciones culturales)?MIRADA

No os preocupéis… ya iré aterrizando

La Librería, un nuevo espacio literario y cultural en Tomelloso

Pues sí, pues sí. Otra librería más.

Y no. No es una inocentada.

Abrió el 18 de diciembre

En Tomelloso en esta ocasión.

¿De nombre? La Librería.

la-libreria

No saldrá la noticia en los medios nacionales, aunque luego si cierra, algún cenizo sí la incluirá en esa cifra contante de defunciones, pero no de natalicios.

¿Su idea, su sueño soñado despierta?

Ser un referente cultural en Tomelloso.

Y desde aquí como a todas las demás nuestra bienvenida y ánimos.

 

Deborahlibros ha abierto en Pamplona

De manera callada, casi silenciosa, con poca repercusión en eso que llamamos ‘los medios’ ha abierto en fechas recientes en Pamplona una nueva librería.

Deborahlibros

deborahlibros

Katixa Castellano l anunció con un bello texto colectivo-comunitario en el espacio digital de la librería que aquí reproduzco:

katixa castellanoMañana abro. Ya está. Sí, soy una privilegiada. No porque no haya tenido paro, ni nervios, ni que pedir un préstamo, no, soy una privilegiada porque para llegar hasta aquí he tenido una recua de gente detrás que parecen los viandantes del vídeo ese que anda por ahí del metro, que uno se queda “enganchau” en una puerta y entre todos levantan el vagón en menos de un minuto para rescatarle. Yo me siento así. Como el vagón, digo. Aquí se llega con gente que ni conozco animando a saco por redes sociales y comentarios de blog. Se llega con ex-compañeras animando como cheer-leaders desaforadas. Con la cuadrilla en modo si-necesitas-algo-silba. Se llega con profesionales de diferentes gremios que sí, hacen su trabajo, pero lo hacen sonriendo, empujando hacia adelante y facilitando la vida de servidora en vez de provocar ataques de nervios (eso lo hacen otros que no mentaremos ahora): con unos diseñadores de lujo que te dicen que sí, leñe, que el mordisco sí, y mantienen el tipo al ver tus dibujos cochambrosos; con un as de las redes que se parte la cara con WordPress para dejarte el correo electrónico alicatado. Con un electricista que hace virguerías con bombillas vintage. Con el mejor pintor de este lado del Pirineo. Con el dios de las estanterías metálicas. Con un aparejador que parece el rastreator de los presupuestos, Míster Hyde y el santo Job todo en uno. Con amigas de la carrera de los de vente a mi casa, echas un ojo a las baldas y pillas ideas. Con un informático sin fronteras que dona libros compulsivamente y te agencia casi él solito una sección entera.  Se llega con la Oiartzunada al 100% de ánimos y con un 0.1 seg de tiempo de respuesta estimado en caso de agobio. Con la amiga boticaria que dice que mañana estará esperando en la acera en el momento que abra y me lo creo, que la conozco desde los 12 años. Buenas somos. Con la otra, la de Barcelona, que se peina los instagrames, las librerías, interroga a los llibreters y no se pone ella a despachar mañana porque le viene un poco a desmano. Con la familia francesa animando a cientos de kilómetros. Con la sobrinada haciendo marcapáginas y marcando libros. Algo impagable. Se llega con un contrario que es parco en palabras pero cuando le dices “voy a hacerlo” sólo te dice SÍ. Y es que SÍ. Caiga quien caiga. Con un prolector en casa que te dice “los del semáforo te verán y entrarán a comprar libros”, porque no cabe en su mente que la librería de su madre esté vacía. Aquí se llega con un padre y una madre que hace tiempo te demostraron que una se remanga y se pone a hacer cosas y si se mete una leche, se levanta y empieza otra vez. Sí, mi padre también ha hecho las isletas de la librería. Y por último, aquí se llega con una hermana que te mira en una cafetería mientras tu madre está en el quirófano y te dice “ESTOY CONTIGO. HAZLO”. Y está. Y lo hago.

Ya os he dicho que yo soy sólo el vagón.

Habrá que visitarla en la próxima escapada a Pamplona.

¿Su idea, su filofoía? La puedes leer aquí.

Su ubicación en la Avda. Baja Navarra me trae recuerdos de mis años vividos en Pamplona en esa misma calle y muy cerquita de la ubicación de la librería. Un motivo más para acercarme.

¡Larga vida! y desde aquí seguimos con el #ApoyemosANuestrasLibrerías .

 

Ser cuidado…

De repente, el tiempo toma otro ritmo.

Un hecho, aparentemente cotidiano e intrascendente, se convierte en un hito significativo a partir del cual se modifican los parámetros espaciotemporales y relacionales.

Todo se lentifica.

Se toma conciencia clara que el orden de los factores sí altera el producto.

Ya no es primero una y luego otra. Es primero esta y luego esa. Sino dolerá.

El tiempo es relativo.

Sin el otro que te levanta, te sujeta, te trae, te escucha el yo sería, casi, un yo postrado.

Releo lo que escribí también en un diciembre de hace dos años donde recogía un texto de César Rendueles.

Cuidar de alguien o ser cuidado no es en sí mismo una forma de sometimiento o de sumisión sino un aspecto tan intrínseco a nuestra naturaleza como nuestra capacidad de comunicarnos o expresar afectos (Sociofobia; pag. 147)

Lo leo ahora desde la conciencia de la necesidad de ser cuidado y de cómo modifica el punto de vista que pasa de la acción a la aceptación que no resignación.

Releo de nuevo el inicio de Yo y tú de Martin Buber.

Las palabras fundamentales del lenguaje no son vocablos aislados, sino pares de vocablos… las palabras primordiales no significan cosas, sino que indican relaciones… una vez dichas dan lugar a la existencia…(pag. 7)

Puede agradecer por suerte el tener Tú(s) referenciales, cercanos que interactúan y que cuidan. Que se ocupan.

La verdad de la relación está por encima de lo inteligible. (pag. 35)