Bibliotecas y librerías ¿un objetivo común? Ser siempre Aprendices

aprendices300x369A veces merece la pena ir dejando que el día vaya avanzando para poder contemplar como se van tejiendo textos y referencias de aquí y de allá.

Casi me había desperezado a la mañana con el artículo de Jordi Bosch Canalias, Biblioteques i llibreries, un objectiu comú, asunto del que he hablado más de una y dos veces con algunas personas de ambos mundos. Con Carme Fenoll, que aparece en el artículo, en alguna tarde sosegada en La Laguna y en alguna comida más rápida por Barcelona. También con otros más cercanos.

En este blog, he reflexionado sobre ello con anterioridad y he tomado prestadas para las librerías sugerencias provenientes del ámbito de las bibliotecas.

Preparando ya a la tarde, después de comer, algunas referencias relacionadas con el próximo número de Texturas que, por cierto, irá sobre librerías, me encontraba con el primer artículo que abrió el número 1 de Texturas. Su autor era Roger Chartier. En el mismo se puede leer (las negritas son mías):

Finalmente, la librería es una de las raras instituciones capaz de reconstituir alrededor del libro la sociabilidad que hemos perdido. La historia de la lectura enseña que, con el correr de los siglos, la relación con los libros se ha identificado con una práctica personal, íntima, solitaria, alejada de las formas de oralidad tradicionalmente ligada con los textos: la lectura en voz alta, la conversación alrededor de los libros, la tertulia letrada o el intercambio amistoso20. Tanto las librerías como las bibliotecas pueden restaurar la importancia de la palabra viva, «alada y sagrada» decía Borges, para la cultura escrita y libresca. Las lecturas de sus obras por los autores, tal como las lecturas del siglo XIX, la presentación con varias voces de los libros nuevos, los debates que contribuyen a construir y nutrir el espacio público son algunas de las actividades que los libreros, conscientes de su responsabilidad intelectual y cívica, acogen y organizan en sus tiendas. (Roger Chartier)

Creo que esa responsabilidad intelectual y cívica de la que habla Chartier está cerca del objetivo común que leía a la mañana en el artículo aparecido en Núvol de crear un públic lector i crític.

Esto amigos y amigas…. sólo se hace desde la sana conspiración y el buen enredo.

Así que hoy, cuando me llegaba un correo electrónico para pedirme algunos datos de cara a un encuentro que se celebrará en mayo y me pedían alguna palabra para definirme, retomaba lo hablado recientemente en una comida con amigos y me retrotraía 10 años al inicio de una experiencia que sigue viva como es la de Aprendices para pensar que quizás la responsabilidad y el objetivo común sea seguir enredando y conspirando con la generación siempre de nuevas conversaciones críticas y poco complacientes, a ser posible, con el ‘status quo’. En el fondo, seguir siempre siendo Aprendices.

¡Feliz viaje y felices aniversarios!

Anuncios

Autor: cambiando de tercio

Actualmente trabajo en consultoría en el sector del libro, la cultura y en el tercer sector. Centrado fundamentalmente en pymes, insticuiones y administraciones públicas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s