La lectura, como la barra del bar, nos hace más humanos. ¡Canela fina!

Tipos infames sirvió hace cinco años de ejemplo, reclamo y reflexión a The economist para hacer una llamada a los cambios estructurales que España necesitaba en lo económico.

tipos_infames_suerteEstos jóvenes, que lo siguen siendo de manera todavía insultante para los que nos acercamos a los sesenta, y donde compré no hace muchos días la espléndida novela Patria de Fernando Aramburu, han sido también la excusa que ha utilizado María Jesús Espinosa de los Monteros en El País para responder a través de ellos a la pregunta de ¿Por qué creer en los libros?

Quizás cada vez, como ya señalaba Zaid haya que creer más en aquellas propuestas que propician la conversación, el encuentro, la pausa de y para la vida. El espacio físico, las personas, la propuesta, el tino, el trato ayudan a todo ello.

No es de extrañar que al salir de allí, porque allí había quedado, la conversación fluyera sola acodados en esta ocasión en la barra de un bar en la calle del Pez entre cervezas, tapas, palabras y ojos y oídos atentos.

Quizás no fuera nada más que una estación para ir de nuevo a los libros en Cervantes y Cia.

 

 

 

Texturas, 10 años (2006-2016)

Estamos de celebración. El que una revista de pensamiento y cultura alcance en estos tiempos que corren, difíciles, convulsos, contradictorios y apasionantes, los diez años de publicación ininterrumpida es un hecho no insólito pero sí algo poco frecuente en nuestro país. Si además la revista se define como una publicación cultural dedicada esencialmente al universo de la edición y el libro, que en sí mismo es un submundo, nos vemos obligados a recordar las palabras que escribió Joaquín Rodríguez a propósito de este aniversario de Texturas: «Para editar una revista como esta… [no solo]hace falta desconocer el miedo… sino que también es necesaria una temeridad rayana en el desvarío».

Haciendo nuestras estas calificaciones, la aparición del número 1 de Texturas en 2006 llegó precedida de innumerables charlas, conversaciones, paseos casi infinitos, tranquilos y sosegados como nos gusta describirlos, en Santander, Barcelona, Bilbao y Madrid, sin olvidar alguna cita en los Salones del Bosque durante FIL-Guadalajara, que solían tener el colofón las más de las veces en comidas y cenas repletas de complicidades, amistades cruzadas, buenas viandas y mejores digestivos, buscando siempre que las ideas fluyeran.

Poco a poco se fue perfilando la idea de una revista cultural que no viniese a «llenar un vacío», pero sí que colaborase a definir un espacio de análisis, debate, reflexión y opinión crítica respecto al mundo del libro y la lectura, la edición y los procesos de creación en sus diferentes momentos. Que no olvidase los derechos de autor pero tampoco las oportunidades, retos y desafíos que las nuevas tecnologías ofrecían entonces. Una revista que se constituyese en un lugar de encuentro de visiones distintas, que nos permitiese no sólo recibir y compartir información sino donde también reflexionar y confrontar posiciones argumentadas con la intención de proponernos, con hechos y opiniones, el desafío de cuestionarnos continuamente los supuestos paradigmas establecidos. Al finalizar uno de aquellos encuentros, a mediados del año 2006, y como tenía por costumbre cerrar las reuniones en ocasiones similares, alguno de nosotros sentenció: «Una decisión como esta hay que tomarla por la mañana, limpios y desayunados». Y después de aquel primer café del día, hasta hoy. Elaborando los índices cronológico, temático y onomástico que acompañan a este número 30 de Texturas, además de realizar con ello un ejercicio muy gratificante de recopilación, memoria, recuerdos… hemos sido conscientes de que en estos años la revista ha ido creciendo con la participación de más de cuatrocientos colaboradores que han escrito desde postulados y territorios muy diferentes.

Seguir leyendo “Texturas, 10 años (2006-2016)”

Las representaciones (imaginarios) de la cultura en la sociedad francesa

Sugerente el estudio realizado por el Ministerio de Cultura de Francia sobre la representación (el imaginario) de la cultura en la población francesa. Los términos muy polisémicos es lo que pueden acabar teniendo.

Los patrones clásicos y patrimoniales parecen situarse por delante del libro que, incluso, es superado por la prensa.

imaginario_cultura

La cosa cambia, cuando se recoge la manifestación espontánea que sugiere la palabra cultura. La lectura, en este caso, sólo es superada por la categoría de ‘saber’.

imaginario_cultura_framcia_evocacion

Quizás debamos reflexionar cuánto puede acabar alejando o alejándose la mediación (libro) de la acción que refleja el hecho cultural (lectura).

No dejéis de bucear para ver cuál es la posición que ocupa internet en relación a la cultura en el imaginario de los ciudadanos franceses. Se valora incluso de manera mayor el coleccionar sellos y ni aparece, si es por evocación espontánea.

Aciertan pues, al parecer, quienes hablan de internet unido a entretenimiento.

 

 

Quorum y L’Altell 25 años curando fobias

libreria_lentitud_jpg

Las librerías Quorum de Cádiz y L’Altell de Banyoles andan de celebración de 25 años de existencia.

Espléndido el pregón de Irene Tortós que reproduce Núvol. Está en catalán; pero seguro que en vuestra intimidad más íntima todos sois capaces de leerlo.

… las librerías se han de ubicar donde la gente pasa. A una persona que tiene fobia a volar, se le recomienda un simulador de vuelo que trate este problema. Lo mismo pasa con las librerías, nos las ponen justo en las calles principales, con escaparates llenos de libros. Con esta acción de choque, con esta ducha escocesa, los libreros confían que, tarde o temprano, superaremos el pánico a la lectura.

Pepe y Pedro o Pedro y Pepe llevan los mismos años de enredo en el mundo librero, pero incluso traían antecedentes anteriores. Tienen por lo tanto más delito.

Escribe Fernando Santiago:

Han sido 25 años que han dado de todo un poco; alegrías, preocupaciones, quebraderos de cabeza, celebraciones, sorpresas, nacimientos, fallecimientos, alguna que otra boda, etc… Pero, si hay que poner todo ello en una balanza, sobre todo, lo que hemos recibido son satisfacciones, muchas satisfacciones.

Algo de eso hemos compartido y no tendré para olvidar el Congreso de libreros celebrado en Cádiz allá por el año 98, del siglo pasado.

¡Qué cosas decía uno en aquellas fechas!

Para José María Barandiarán, el lema de esta décimosexta cita congresual es sin duda “el librero más allá de las librerías”. “Queremos que se reconozca el servicio que aportamos a la sociedad, que se comprenda que el tratamiento comercial del libro no se puede equiparar con una lata de conservas”, afirmó.

Creo que lo dicho sigue siendo válido y creo que hay librerías como L’Altell y Quorum junto a muchas otras que intentan ponerlo en valor y hacerlo realidad día a día.

Ojalá sigan existiendo esos espacios para el tiempo lento aparentemente perdido.

 

Sé paciente…

Mañana de sábado tranquila y soleada.

ideal para el paseo, pararelo a ratos a las vías y a la ría que nos llevan y nos traen.

El ritmo sosegado me acerca a El Arenal donde desde hace ya un tiempo trabajadores y trabajadores del medio rural nos ofrecen sus productos elaborados con tiempo y mimo.

Algunos se vienen para casa mientras en ella la papeleta espera al día de mañana.

Sé paciente con todo aquello que esté sin resolver en tu corazón e intenta amar las preguntas en sí mismas. No busques las respuestas, no se te pueden dar, pues no serías capaz de vivirlas. Y la clave está en vivirlo todo. Vive las preguntas ahora. Quizá, poco a poco, sin percatarte, vivas hasta llegar, un día lejano, a la respuesta. (Rainer María Rilke (Cartas a un joven poeta) en Sue Hubbell; Un año en los bosques; errata naturae; pag. 19)

Según AIMC, los internautas prefieren leer en papel

En Bilbao, con motivo de la reciente celebración de la tercera edición de la jornada de trabajo de la Asociación de Escritores de Euskadi comentaba con alguna persona que cada vez, sobre todo por superar el modo mirada ombiguista avestruceña, me interesan más las visiones de la jugada relacionadas con el sector del libro que vienen de fuera del sector.

Hoy a la mañana he visto unos datos de un reciente estudio de la AIMC (Asociación para la Investigación de los Medios de Comunicación) sobre los hábitos de lectura de los internautas. En el titular se puede leer:

Interesante es comprobar, además, que ya no son los más jóvenes los que prefieren el soporte para la lectura electrónica. Es decir: parece que se empieza a romper, si es que ha existido alguna vez, una posible correlación entre edad y soporte (más joven, más electrónico)

Si esto fuera así, pongo condicional, por si acaso se abren algunos interrogantes interesantes.

  1. ¿Va la lectura en digital unida fundamental a la crisis económica? Leo en digital porque cuesta menos, pero a mí lo que me gusta es leer en papel.
  2. ¿Hay otro tipo de intereses empresariales, de lobby, pagados por terceros por mantener discursos que siguen buscando la ‘hegemonía digital’ aunque no sea lo que los usuarios desean?
  3. Luis Collado, además de sentirse feliz por ser reconocido por primera vez como librero, dejó entrever en las jornadas referidas, la dificultad de llegar a la lectura electrónica a través de un soporte y de una oferta que se adapta mejor a la pantalla que lo que puede hacerlo el texto. Si esto es así, yo creo que sí, y además ya mantenemos que cada uno lea en lo que quiera, deberíamos tender quizás a potenciar con más claridad y a mejorar la oferta de la lectura en lo que la gente parece querer: el papel. Además, parece que los jóvenes lo quieren más con lo que estaríamos apostando así por el futuro de los lectores y de la lectura.
  4. El libro electrónico tiene ya 45 años de historia y es quizás el primer caso de nueva tecnología que no ha conseguido en ese tiempo superar a la antigua tecnología. 45 años después de la publicación del primer libro electrónico,  los libros impresos siguen siendo dos veces más populares que los libros electrónicos. ¿Futuro incierto para lo que después de 45 años es ya difícil considerarlo como nuevo?

Hay más datos sugerentes en el estudio como, por ejemplo el porqué de la preferencia de un soporte sobre otro, los géneros literarios o la ‘frecuencia’ lectora.

 

Texturas… y con el número 30 llegamos a los 10 años. Mi particular homenaje a Manuel Ortuño

Me vais a permitir que me ponga pelín pastelón.

A veces con el paso del tiempo se va perdiendo el hilo de los acontecimientos.

Uno se olvida de los detalles, de cómo de comidas y conversaciones con mucha más gente, llegamos a estar sentados en una mesa en el Liber de hace 10 años pergeñando y soñando lo que podría ser la revista.

En todos estos años, esta nave, la revista, ha tenido un patrón claro sin el que no habría llegado a este primer puerto de los 10 años. Y este ha sido, Manolo Ortuño que además ha sabido, con su manera, modo y estilo particular, dar juego y construir un ‘juguete maravilloso’ que ha puerto a disposición de todas aquellas personas que se han querido acercar a él con sus propuestas sensatas, disonantes, novedosas, profundas, atrevidas…..

En estos 10 años por las vueltas que da la vida, un servidor ha estado más o menos metido en el ajo. Según como han ido yendo los tiempos y otros menesteres. Él siempre ha estado ahí.

Yo hoy se lo quiero agradecer aquí.

No sólo el que haya estado a las duras y a las maduras, sino, sobre todo, que con nuestras idas y venidas, este proyecto, por lo menos a nosotros y me consta que a algunas personas más, nos haya permitido tejer una gran amistad, que sigue generando una continua conversación.

cubierta_indJusto cuando estuvimos preparando en Bilbao, en una segunda jornada de trabajo tras una primera en Madrid, los índices cronológico, onomástico y temático de estos 10 años vividos, alguien cercano y gran tipo, nos sacó estas dos fotos que creo son un espléndido resumen de estos diez años.

¡Gracias Manolo!

Así que si queréis hacer felices a dos hombres ya talluditos amantes de la conversación compartida ya sabéis lo que tenéis que hacer…….

txt_30-700x700

¡Comprar el número! o ¡suscribiros!

 

EzkerA2 (A favor de la izquierda)

ezkera2

Un conjunto de personas, entre las que me encuentro, de diferentes ámbitos político, sindical, universitario, cultural, sanitario y de organizaciones sociales, entre ellos militantes de Podemos, PSE, IU y Equo, han realizado un llamamiento a las diferentes fuerzas de la izquierda vasca para que “acuerden espacios de acción común, ya sea en la oposición o para conformar una alternativa de Gobierno”.

Hay momentos históricos en los que lo que toca discutir para prefigurar escenarios estratégicos y hay otros en los que lo urgente es acordar. No se trata de elegir entre pensamiento estratégico e intervención pragmática, sino de modular ambas dimensiones en favor de una acción política transformadora. Porque estamos ante la posibilidad de ser parte activa de una mayoría social y de gobierno que lidere las transformaciones que Euskadi necesita. Por todo ello hacemos un llamamiento a las diferentes fuerzas de la izquierda vasca para que se reconozcan y acuerden espacios de acción común, ya sea en la oposición o para conformar una alternativa de gobierno.

Acceder al manifiesto completo.

Luis Alejos, (licenciado  sociología, ex miembro del Cjo Ciudadano de Podemos Euskadi)

Josetxo Álvarez, (Maestro. Ecologista y miembro del colectivo republicano de EH)

Jesús Álvarez González, (Funcionario departamento de justicia del GV)

Juan Carlos Alonso Ramírez, (Periodista y empleado público)

Ricardo Antón, (Desartista)

Bartolomé Aristegi, (Graduado Social)

Javier Arrese, (funcionario, afiliado CCOO)

Ángel Bao Pérez, (Responsable de Acogimiento Familiar Bizkaia. Ezker Anitza)

Txetxu Barandiaran, (Consultor cultural)

Pilar Barraqueta, (Consultora medioambiental)

Edurne Barrena. (Activista republicana. Ex-Concejala de E.E. Ayto Bilbao)

Andoni Basterra Urrutia. Técnico municipal de Diversidad Cultural.  Ezker Anitza

Santiago Burutxaga, (Profesor jubilado)

Listado completo de firmantes en el momento de la presentación. Ver listado completo

Si quieres adherirte al manifiesto lo puedes hacer desde aquí.

 

Madrid: ¿librerías para ver y ser visto?

Plantear como posibilidad la propuesta de visitar librerías aunque no te guste leer puede parecer una contradicción. Quizás no lo sea tanto cuando la misma se contextualiza en un juego de mestizajes gastronómicos, culturales de otros sectores y soportes, vintages… que posibilitan que las librerías como espacio superen a los objetos que parece que les dieron sentido aunque olvidamos con rapidez que muchas de ellas estaban antes llenas de bolis, cuadernos, carpetas y demás…

Si hay mucha gente por ejemplo en Bilbao que viene a ver el Guggenheim aunque el arte que en él se exponga no le diga nada; si hay otras personas que van de catedral en catedral sin ninguna creencia, por qué no ir a librerías mestizas para disfrutar de los espacios y de otra oferta de las mismas que va más allá de los libros y donde podemos disfrutar y conversar, recordemos a Zaid, aunque los libros nos resulten totalmente prescindibles.

Nunca se sabe con certeza por dónde se va iniciar el camino hacia la lectura.

Así que no está quizás de más, sobre todo si vamos de aparentes presentar un ramillete de librerías en Madrid en este caso para ‘ver y ser vistos’ o para ver y probar otras cosas.

1. Swinton & Grant – Arte Urbano, libros y cafés

2. Tipos Infames – Lectura entre vinos

3. Italiana Madrid – Tradición italiana

4. Ocho y Medio – Séptimo Arte

5. La Fábrica – Un gigante cultural

6. La Libre – Libros, cafés y Blues

7. Sandwich Mixto – El revivir del fanzine

8. La Central de Callao – Grande y bonita a partes iguales

9. La Ciudad Invisible – Más cafetería que librería

10. La Fiambrera – Todo vale entre el Arte y la Literatura

11. Libros para un mundo mejor – Sigue a su bicicleta

12. La Fugitiva – Especialista en berenjenas

13. Molar – Libros y Discos

14. La Infinito – Brunch Musical

Añadiré al listado del enlace un más, «Desperate Literature», el valor de las pequeñas cosas. Allí donde Madrid deja de ser urbe para convertirse en ciudad.

Y, por supuesto, si además disfrutas con algunos libros y con su lectura mejor que mejor.

 

Por qué los editores abren sus propias librerías

Escribí por aquí en marzo de 2014:

no es de extrañar que desde determinadas lógicas de mercado los editores independientes políticos también quieran hacer política independiente librera desde su librería. O, por lo menos intentarlo.

En julio, hace dos meses, me hice eco de algunas editoriales que abren librería.

No es un fenómeno exclusivo de España. En Estados Unidos también parece que se da, o, por venirmos más cerca y no cruzar el charco, en Polonia.

Me llama quizás la atención que el fenómeno esté tomando forma y concretándose entre aquellos que podríamos llamar ‘editores independientes’, aunque también algunos de los grandes hacen sus pinitos con estructuras y propuesta especiales a ‘modo de laboratorio‘ o con una línea clara de actuación como, al parecer, es el caso de Amazon.

Estamos pues, al parecer, lejos de los funerales libreros que algunos agoreros señalaban.

Es cierto que el fenómeno no es nuevo y de siempre han existido estas sugerentes figuras de mestizaje. Marcial Pons con más solera o Joker serían dos claros ejemplos

¿Los motivos? Supongo que muchos y variados. Ahí van un ramillete de posibilidades por las que se da este fenómeno abierto a nuevas incorporaciones y a la corrección e incluso supresión de alguna de las propuestas.

  • Considerar que hay fondos que no tienen la ‘debida presencia’ en las librerías.
  • El valor cada vez mayor que va tomando la presencia física como elemento de relevancia social. Estar en la red cuesta poco, lo palpable supone una mayor apuesta.
  • La oficina abierta casi como espacio de conversación y trabajo compartido y accesible.
  • Respuesta a la sensación de carencia de algunos títulos, no necesariamente coincidentes con el fondo propio, en la red librera.
  • Mayores márgenes de venta.
  • La necesidad de tener el pálpito de primera mano con el público y/o de poder encontrar desde la calle otro tipo de sinergias y actividades con otros sectores de la cultura.
  • Mayor incardinación (glocalización) de la marca…

Seguro en cualquier caso que todas ellas, como el resto de librerías y de establecimientos culturales están encantados con las nuevas medidas de supresión del IBI que como cantos de sirena empiezan a oírse por Valencia o Barcelona.

Creo que en este tipo de medidas conviene hilar fino fino de verdad. Por un lado, saber cuál es el impacto real de las mismas y, por otro, quizás más importante, tener una justificación, por el lado de la excepcionalidad o de la diferencia de valor, que no deje lugar a dudas, que yo las tengo si es ‘pan para todos’, del sentido de la medida.

 

Bonito. Principio y final del proceso artesano familiar

Disfruto de una madre que es además excelente cocinera y que guarda todavía en su interior ganas y fuerzas para enseñar y contar partes de sus trucos.

Anda uno también con ganas de dedicar más tiempo al ‘cocinillas’ que tiene dentro y estoy dispuesto a disfrutar del tiempo pasado entre fogones, mercados mesas, sobremesas y buenas conversaciones.

Así que nos hemos trazado un ‘plan de trabajo’ para estos últimos meses que pasa por el embotado de bonito, posteriormente el de pimientos y terminaremos con las croquetas.

Hoy le hemos dado al bonito.

Todo tiene su previo planificador, su búsqueda del producto, su proceso y su resultado.

Y a ello hay que sumar el aliciente de la conversación distendida, del echar la vista atrás, de recordar y de disfrutar del presente.

Aquí os dejo y cuento en imágenes los pasos fundamentales del proceso.

Los previos remotos. Materiales y plan de acción. Tendemos siempre a ser esquemáticos en los proceso y las órdenes. En el fondo, todo está aquí.

plan

Así que, como podéis ver, en la primera parte del proceso, hasta el grito final se puede realizar autónomamente.

Para la lección de aprendizaje y no para no estropear demasiado bonito, hemos compartido hoy a la mañana un bonito de 20 quilos, gramo arriba, gramo abajo.

compra

La ijada que como buenos amigos, hemos repartido, queda como pieza preciosa aparte. Las rodajas se salan generosamente y se cubren, en nuestro caso y siguiendo una receta que mi madre cuenta que se la pasó una pesacdera en Bermeo, con aceite de girasol y vinagre en proporción doble de aceite sobre vinagre. Se lleva a ebullición y después se mantiene a fuego suave pero con pil-pil continuo hasta ir viendo que la carne se empieza a separar de las espinas. Se apaga y se deja enfriar. En paralelo se prepara un caldo con espinas, pieles de la ijada, y la cabeza. El trozo de cogote, en nuestro caso queda por ahora a buen recaudo para acompañar este caldo en un marmitako.

coccion

Con el bonito ya enfriado iniciamos el proceso de limpieza. Fuera espinas, fuera pieles, separar las partes más oscuras que también aprovecharemos para proceder a la introducción del bonito en los frascos correspondientes. Nota: tener amigos o conocidos que puedan facilitar frascos es un regalo sobre el que no estoy dispuesto a dar más información.

Tras la limpieza, hay que introducir en bonito en los tarros y preparar a estos para la batalla del esterilizado con materiales de choque. Mi madre es una experta en guardar calcetines, trapos y demás escudos protectores que impedirán el tintineo en el interior de la olla.

preparadoparalaguerra

Tras las correspondientes tandas de olla a presión (15 minutos) y asegurándonos del correcto cierre estanco de los botes, nos encontramos con el resultado final provisional.

final

Ahora… un poquito de calma y a esperar como mínimo tres meses para empezar a disfrutarlos.

¡Que os aproveche!

Decir que SOPHOS es una librería es como decir que el vino es una bebida

hunzikerTuve el gusto de conocer a Philippe ya hace 14 años en Antigua, Guatemala en una preciosa experiencia que juntó a libreros de aquí y de allá para formarnos, conversar, contrastar, comer y jugar al futbolín que es donde uno acaba demostrando realmente su posición.

Hoy leo con agrado el reportaje que ha escrito ya hace unos días Ana Baquerizo en Zero grados y que lleva por título Philippe Hunziker, el librero que importa.

Recojo algunas de las ideas del texto.

El sentido. Hay librerías que pueden nacer de la voluntad de recomponer un país roto por décadas de guerra y sin hábito de debate público. Así nacieron también por aquí algunas librerías en otro tiempo.

Lo que se puede esconder detrás y donde se demuestra que no todo es lo mismo.

“decir que SOPHOS es una librería es como decir que el vino es una bebida: una simplificación, verídica pero muy reduccionista”

El lugar. “Es un lugar de encuentro, se ha convertido en el lugar donde las personas a las que les gusta leer se reúnen. Y no solo para leer”.

La comunicación sigue siendo uno a uno.

Aprender a seleccionar. Una de las consecuencias de importar es que no tienes derecho a devolución.

La lectura no es cuestión de cantidad. “No creo que alguien que haya leído un solo libro en su vida y que ese libro le haya cambiado la vida tenga menos derecho a considerarse lector que quien lee un libro cada semana”.

Escribía Philippe Hunziker en el número 14 de Texturas.

Y así el librero (el de los confines que nos interesa) podrá ir descubriendo
que, en un mundo que se nos presenta cada vez más globalizado, el interés por lo local cobra una importancia creciente (entre los 100 títulos más vendidos en 2010 en nuestra librería, 35 son de producción e interés nacional y a estos 35 solos debemos un 8% de las ventas). Si, como bien ha dicho Txetxu Barandiarán, «toda librería, si es librería es especializada», el librero de los confines, que por su naturaleza se encuentra alejado de muchos posibles mercados-nicho temáticos, podrá encontrar en lo local una fuente natural y potencialmente gratificante de especialización, y deberá mantener esto en la balanza, al tiempo que el otro lado de ésta lo inclina al ancho mundo digital con ojos de oportunidad.

Y en ello sigue…

 

Frut Art Ramo. Creativo, personal, distinto, bello… gracias a Kateryna

Ya se sabe que las conversaciones que a veces luego tejen redes y facilitan contactos se puede saber cómo empiezan, pero si uno se va dejando llevar no siempre se sabe como y dónde van a acabar.

Algo de eso ha pasado con esta historia con final feliz.

frut_art_ramo_3

  • Una comida en fiestas y un buen amigo que habla de Kateryna.
  • Una foto que subo a instagram después de la visita a Charamel y un ‘me gusta’ que me hace ir uniendo hilos.
  • Una charla con mis amigos del Café Bilbao que resulta que la conocen.
  • Un empezar a seguir las redes y los hilos por facebook e instagram.
  • Una ocasión que brinda el regalo que quiero a hacer una amiga…
  • Una conversación mantenida por facebook, móvil y WhatsApp.
  • Y quedar hoy para recoger el resultado y hacérselo llegar a mi amigan hincha del Athletic.

Todo facilidades, visión, inteligencia, sencillez, personalización, distinto….. y todo, porqué no decirlo, a un precio más que razonable.

Una agradable sorpresa para mí y mi amiga que volveré a utilizar seguro y que os recomiendo que probéis.

Yo espero que la conversación siga…. ¡Gracias Kateryna!

Si vosotros queréis iniciarla… por aquí tenéis el hilo para empezar.

 

Proyectos…

Sigue siendo un regalo, no se me ocurre otra palabra, que haya personas que me sorprendan invitándome a participar en proyectos que quizás nunca se me hubieran pasado por la cabeza.

Sólo el gusto de compartir esa primera ‘lluvia de ideas’ inicial suele ser un disfrute en el que la ilusión, lo divergente, lo inesperado, la conversación libre ocupa todo el espacio inicialmente para que casi por arte de magia, habilidad de la persona conductora, todo vaya tomando forma y acabe, como quien no quiere la cosa, en un plan de trabajo y en unas tareas que con ilusión compartida uno se trae en la mochila para ponerse a ello.

Hoy ha sido uno de esos días.

Ahora al volver y tras poner ordenadas las primeras notas pienso algunas de las características comunes que pueden tener los proyectos que me traigo entre manos.

  1. La imprevisibilidad inicial o haber situado el foco fuera de lo que pueda considerarse la zona de confort o de los terrenos trillados.
  2. La participación de profesionales de perfiles y campos distintos.
  3. La no coincidencia geográfica entre las personas que los llevamos a cabo.
  4. La empatía, clave ya a estas edades en las que uno no está para vender su tiempo a cualquier postor.
  5. El haber sido escogido. Que me hayan venido a buscar y, por lo tanto, inesperados en su momento.
  6. Proyectos diesel, de largo aliento y con clara vertiente social y/o cultural.
  7. La horizontalidad.
  8. La discreción.
  9. Los lazos colaterales que van tejiendo.
  10. Permitirme gestionar mis ritmos y mis tiempos
  11. Enriquecerse entre ellos desde su divergencia.
  12. Ser ilusionantes y enriquecedores en lo humano que, al final, es lo que queda.

Bibliotecas de película

El Mundo publicaba ayer una noticia con un titular sugerente:

Ningún libro entre los 50 artículos más prestados en las bibliotecas municipales de Madrid

Los datos parecen referirse a lo que va del año 2016. Parece que entre los bestseller del préstamo el asunto va o de película o de cotilleo. Al libro ni se le espera.

Si damos un vistazo a los dos años anteriores de los que podemos conocer la memoria de gestión (memoria 2014 y memoria 2015), es probable que no nos extrañemos tanto.

Si vemos el fondo existente y los préstamos, obviando en esta ocasión las revistas, los datos de los dos últimos años completos 2014 y 2015 son los siguientes:

Estadisticas_Bibliotecas_Madrid

 

Resaltaré sólo un par de temas:

  • La disminución de todos los ratios de préstamo sea cual sea el soporte y el tipo de contenido del 2014 al 2015. Dudo, pero vaya usted a saber, que en el caso de los libros lo compense el préstamo digital.
  • El ratio de los DVDs casi cuadruplica al del libro.

Ello me plantea, no por primera vez, un par de interrogantes sin entrar en políticas de calidad de contenidos, función de la biblioteca y demás temas que son claves en el fondo:

  • ¿Qué ocurrirá en el momento en que en el préstamo digital se incluya el audiovisual? Es evidente que hay una demanda, probablemente mayor que la del libro.
  • ¿Por qué con estos datos que supongo no diferirán sustancialmente de los de otros sistemas bibliotecarios parece que los únicos que tienen algo que decir en relación al mundo bibliotecario son las gentes de la industria del libro?

Ahí lo dejo, pero creo que el tema tiene cierta miga.

 

 

La cultura en la sociedad de los cuidados

Llego, gracias a Fernando Fantova y sus siempre interesantes sugerencias a un texto de Fernando Vidal, Profesor de Sociología y Trabajo Social de la Universidad Pontificia Comillas, que lleva por título La sociedad de los cuidados.

En alguna ocasión ya he conversado con Fernando sobre la posibilidad o no y sentido o no de contemplar la cultura como un pilar más del Estado de bienestar, el cuarto, y de la importancia que para ello suele tener el disponer de ‘leyes base’ que contextualicen el sentido y finalidad que en el caso de la cultura raras veces existen.

Sobre el cuidado, también he recogido en este blog algunas reflexiones.

En el texto de Fernando que de modo escueto propone un cambio de paradigma yendo del Estado de Bienestar a la Sociedad de los Cuidados, la cultura está incluida en uno de los 10 principios propuestos:

Modelo cultural pluralista, desarrollo de inteligencias múltiples y cultura digital.

y en una de las justificaciones de inicio:

La Sociedad de los Cuidados busca activar a todos los ciudadanos para que participen en la creación social y cultural, y por eso la inclusión social no es sólo una cuestión de justicia sino de sostenibilidad. 

Ya se sabe que a menudo los reenfoques se producen gracias a conexiones que aparentemente parecen improbables.

¿Qué pasa en la Fundación Novia Salcedo? ¿Es la nueva explotadora de los jóvenes?

Si la información que ha publicado el 1 de septiembre el diario norte de eldiario.es es cierta, algo de lo que no tengo motivos para dudar, el panorama es ciertamente preocupante.

Que la  Fundación Novia Salcedo que se ha vendido como modélica en sus proyectos y propuestas y que algunas instituciones  de cabecera como el Guggenheim hayan estado en el fondo, ninguneando a los jóvenes y utilizándolos como peones de brega pinta francamente mal.

Que los patronos institucionales de alguna de las instituciones afectadas parezcan callar ante lo sucedido suena, por su silencio, todavía peor.

Que indirectamente se quiera jugar con el fisco y con el dinero de los vascos pues ya ni les cuento.

Pero que todo esto se haga con el teórico manto de la excelencia en los modelos es ya como la gota que colma el vaso.

Ojalá, si es cierto, el asunto vaya realmente hasta el final.

Uno ya está canso de los ‘chiringuitos al servicio de’.

Charamel gozotegia. Un dulce fin de semana

Pasado ya el bullicio festivo, ayer se paseaba de cine por el Casco Viejo bilbaino. Y, casi sin darnos cuenta cuando deambulaba por Jardines  me encontré con Charamel gozotegia.

Quizás quienes hemos andado vagando como almas en pena desde el cierre de El obrador de Jon, ¿verdad Blanca Mata? encontremos aquí un nuevo espacio espacio para el ‘dulce estar sosegado’.

Nagore_Ramos_IpiñaLa cabeza visible de este nuevo proyecto es Nagore Ramos Ipiña que al final ha podido aterrizar en lo que al parecer el cuerpo le pedía: la repostería. Ha pasado además por las ‘manos’ del gran Paco Torreblanca.

Ayer probé una deliciosa tarta tatín de manzana y unas pastas finas, finas y ricas ricas en un ambiente y un local agradable y que invita a quedarse y conversar.

¡Ojalá les vaya bien y podamos disfrutar de dulces fines de semana y de dulces momentos a lo largo de toda la semana!

 

Lo más visto en Cambiando de tercio en el mes de agosto y en lo que va de año…

Los cinco más vistos en agosto

Los cinco más vistos en lo que va de año