Decir que SOPHOS es una librería es como decir que el vino es una bebida

hunzikerTuve el gusto de conocer a Philippe ya hace 14 años en Antigua, Guatemala en una preciosa experiencia que juntó a libreros de aquí y de allá para formarnos, conversar, contrastar, comer y jugar al futbolín que es donde uno acaba demostrando realmente su posición.

Hoy leo con agrado el reportaje que ha escrito ya hace unos días Ana Baquerizo en Zero grados y que lleva por título Philippe Hunziker, el librero que importa.

Recojo algunas de las ideas del texto.

El sentido. Hay librerías que pueden nacer de la voluntad de recomponer un país roto por décadas de guerra y sin hábito de debate público. Así nacieron también por aquí algunas librerías en otro tiempo.

Lo que se puede esconder detrás y donde se demuestra que no todo es lo mismo.

“decir que SOPHOS es una librería es como decir que el vino es una bebida: una simplificación, verídica pero muy reduccionista”

El lugar. “Es un lugar de encuentro, se ha convertido en el lugar donde las personas a las que les gusta leer se reúnen. Y no solo para leer”.

La comunicación sigue siendo uno a uno.

Aprender a seleccionar. Una de las consecuencias de importar es que no tienes derecho a devolución.

La lectura no es cuestión de cantidad. “No creo que alguien que haya leído un solo libro en su vida y que ese libro le haya cambiado la vida tenga menos derecho a considerarse lector que quien lee un libro cada semana”.

Escribía Philippe Hunziker en el número 14 de Texturas.

Y así el librero (el de los confines que nos interesa) podrá ir descubriendo
que, en un mundo que se nos presenta cada vez más globalizado, el interés por lo local cobra una importancia creciente (entre los 100 títulos más vendidos en 2010 en nuestra librería, 35 son de producción e interés nacional y a estos 35 solos debemos un 8% de las ventas). Si, como bien ha dicho Txetxu Barandiarán, «toda librería, si es librería es especializada», el librero de los confines, que por su naturaleza se encuentra alejado de muchos posibles mercados-nicho temáticos, podrá encontrar en lo local una fuente natural y potencialmente gratificante de especialización, y deberá mantener esto en la balanza, al tiempo que el otro lado de ésta lo inclina al ancho mundo digital con ojos de oportunidad.

Y en ello sigue…

 

Autor: cambiando de tercio

Actualmente trabajo en consultoría en el sector del libro, la cultura y en el tercer sector (Fundación Lovexair) centrado fundamentalmente en pymes e instituciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s