Carme Fenoll… mi guiño desde el cariño y el reconocimiento profesional

Entre estos dos tweets de hoy a la mañana no ha llegado a pasar media hora

//platform.twitter.com/widgets.js

 

//platform.twitter.com/widgets.js

A la mañana, en casa, como tantas otras mañanas, he visto la agenda de Carme. Pronto, madrugadora, ordenando el día….

Ya en la calle, con el paseo iniciado, veo el tweet de Lluis que me deja francamente sorprendido y, por lo que he podido comprobar, también genera sorpresa en una parte de la profesión bibliotecaria y del sector del libro.

No voy a entrar en detalles. No es, en este caso, ni el sitio, ni el momento. Tiempo habrá después de que todo vaya posando y reordenándose, como suele ocurrir en el cielo antes o después de la tormenta.

img_20170203_091600

Pero sí quiero dejar caer alguna cuita y reflexión personal.

  1. Quienes hemos pasado o transitado durante un tiempo vital por esos terrenos complejos, motivadores e interesantes de cierta responsabilidad en la acción política valoramos y nos gusta que se nos valore también por nuestro conocimiento profesional de la materia que nos traemos entre manos. Cuando servidor, con el equipo correspondiente llegó a su etapa política de gobierno, alguien que estuvo en el gobierno anterior comentó, y lo tomo  y tomé como un elogio, ‘estos saben de lo que hablan y de lo que vienen a hacer’. Pues bien, Carme creo que es una de las personas que más puede saber de la ortopraxis bibliotecaria y, quizás, una, ya sé que hay más,de las que se ha mantenido, se mantiene y se mantendrá con los oídos más abiertos.
  2. He podido disfrutar con ella de algunas de las conversaciones más sugerentes y sosegadas en torno no ya sólo al ámbito bibliotecario, sino relacionada con el conjunto del sector del libro y sus derivadas culturales. Y cuando digo disfrutar de la conversación no hablo del amén, amén, amén a todo lo dicho, sino del gusto y placer de compartir, contrastar, discrepar, acordar, rebatir desde ópticas y planteamientos a veces coincidentes y otras no…
  3. Y ¡ay! algo sumamente importante. Es una mujer de cuidados. Esto que servidor ha podido no verlo, sino sentirlo en uno mismo, no se olvida  y deja gratitud para siempre y lazos muy, muy especiales… en los que la dimensión profesional ha ampliado sus miras hacia una profunda empatía personal.

¡Un beso grande y seguimos!

Anuncios

Autor: cambiando de tercio

Actualmente trabajo en consultoría en el sector del libro, la cultura y en el tercer sector. Centrado fundamentalmente en pymes, insticuiones y administraciones públicas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s