¿Por qué cierran las librerías? Algunas causas, reflexiones y propuestas

La madriguera del conejo, considerada como una de las librerías más representativas de Bogotá, ha comunicado que cierra y con motivo del cierre se han publicado algún artículo interesante que nos puede ayudar a reflexionar cuáles pueden ser las causas que en ocasiones lleven al cierre a algunas librerías.

Es claro que cuando una librería deja de ser rentable, sabiendo que puede existir un abanico amplio de qué se considera rentable, acabará cerrando, pero en ese proceso puede haber muchas causas.

Una primera creo que es clara. En muchas ocasiones no se ha hecho al iniciar la empresa un sencillo plan de negocio o ‘la cuenta de la vieja‘, o no se ha seguido después vigilando la evolución. Aún con todo, puede que los números no den. Y es honesto, muy honesto, no echar balones fuera.

“No nos dio como negocio. Hace seis años nos pusimos ciertas metas, pensamos en ciertas proyecciones, como con cualquier negocio. La expectativa era que después del tercer año la librería debía vender muy bien para llegar a un punto de equilibrio, y no se logró. Hicimos de todo, probamos de todo, pero no lo conseguimos”

Camila Builes ha escrito un interesante artículo en El Espectador con motivo del cierre. Recojo y reflexiono sobre algunas de las ideas que plantea en el mismo.

  1. Que cierre una librería independiente significa la desaparición de un centro cultural. Quizás convenga remarcar dos cosas: no todas las librerías son centros culturales y, ni siquiera todas las librerías independientes lo son. Serlo supone por lo menos una opción y una decisión por ese modelo. No deberemos por lo tanto generalizar el discurso que diga que cualquier cierre de librería suponga la pérdida de un centro cultural ya que hay libreros que no quieren serlo.
  2. El cierre no es un fenómeno nuevo. Se ha dado siempre y por motivos diversos. Es cierto que algunos cambios sociales, de los cuales personalmente resalto tres pueden tener una incidencia clara no sólo en las librerías sino en todo el tejido cultural-empresarial.  El primero, la propia crisis económica que lógicamente incide en los consumos en cualquiera de los sectores y fundamentalmente yo creo que está teniendo un mayor peso en los más industriales como el audiovisual, el cine y la música. Un segundo es todo lo relacionado con la digitalización y desmaterialización de las experiencias culturales y de los productos que está generando unas nuevas situaciones y nuevos escenarios. Esto, al mismo tiempo, está provocando un tercer elemento muy interesantes que yo creo que es la mayor visibilidad y expresión pública de la creación de muchos agentes particulares que hasta ahora no tenían la posibilidad de públicos o el acceso a los mismos resultaba complejo y costoso.
  3. Más allá de las crisis ha habido ahora y antes un factor que ha tendido a dificultar la presencia de las librerías en la centralidad urbana: el escaso margen de beneficio que la venta del libro deja en comparación a otros negocios, unido al precio creciente tanto de los alquileres como de los precios de los locales que dificultan, salvo honrosas excepciones, la centralidad, con lo que supone de visualización, de las librerías en las tramas urbanas.
  4. Lo planteo como interrogante, aunque en este blog he hablado varias veces de este asunto. ¿Deben las administraciones ayudar a todas las librerías? ¿Es, por ejemplo, la supresión generalizada del IBI una medida adecuada? ¿Se debe profundizar en torno a los criterios de librerías de calidad? ¿Se pueden plantear líneas no exclusivas, sino compartidas con otras empresas del sector de la cultura, sobre condiciones de financiación preferente? Dejo a continuación algunas de las líneas que propuse en Valencia el año pasado.
  5. Interrogantes Reflexiones Línea Algunos comentarios
    Librería Agente cultural/Lector La relevancia nos la dan los otros Elaboración de un mapeado (librero/ cultural) Interrelación con otros agentes.

    No tiene que ser sólo de librerías. Puede-debe ser de los agentes culturales privados de cercanía

    Librería Agente cultural/Lector La visualización en los datos Consideración de algunas librerías como equipamiento cultural Puesta en valor de los espacios e inclusión, al igual que los teatros, cines, galerías, salas de conciertos… en las estadísticas culturales
    Variables para desempeñar papel agente cultural lector Crear unas bases comunes Elaboración de un modelo de análisis Aprovechar lo ya existente (sello de calidad y otros)
    Criterios de sostenibilidad (económica) Ratios económicos; tecnológicos, espaciales… Apertura línea Crédito-Cultura Modelos: Gobierno Vasco / Instituo Catalán de Industrias Culturales
    Criterios de sostenibilidad (sentido) Reflexión Asesoría en ‘modelo de negocio’
    Criterio de sostenibilidad y sentido Tejiendo redes Compras Públicas (Bibliotecas)
    Criterio de I+D Elaboración Plan Formación Permanente
    Posicionamiento/Acción en la mediación cultural Tiempos líquidos y de mestizaje Ayuda a proyectos culturales Proyectos/No acciones. Valorar por lo tanto: interrelación con otros sectores y agentes.
    Incentivar los públicos económicamente Con ciertas dudas Bono Cultura / Club Cultural Debe de ser de todo el ‘consumo cultural’
    Incentivar los públicos culturalmente Necesidad de democratización cultural Proyectos en red y en la red Modelo Fábricas de creación. Intentos de acción sobre ‘no-públicos’, y coordinados con otros sectores y sobre no-espacios para el enriquecimiento del espacio.
    Visibilizar – Reflexionar Vivimos en la ‘sociedad visual’ Jornadas transversales
  6. En cualquier caso, es claro que si se considera que las librerías deben jugar un papel clave en las políticas de la lectura y la cultura no debería ocupar, como parece que ocurre en Colombia ‘el puesto 17 de la lista de 18 actores imprescindibles’. “Ninguna librería está integrada en políticas estatales como “Leer es volar” o “Leer es mi cuento”, que son los programas bandera del Ministerio de Cultura”.
  7. Dejo para el final un par de citas que me parecen importantes en la medida que señalan que ‘no todo es lo mismo’, ni los modelos y modo de lectura, ni los lugares de compra y el papel que juegan.

“El lector que se crea en una librería es muy diferente al lector que hay en una feria. La relación que se entabla es distinta en todos sus niveles. El librero de una librería va a querer tener ese lector a largo plazo, mientras que en una feria es una relación muy efímera, muy coyuntural. Creemos que el lector que se forma en las librerías es mucho más saludable para el sector editorial”

“Si desapareciera la librería como el actor fundamental que es, habría un empobrecimiento de la lectura. Implicaría tener un lector más coyuntural que reflexivo”.

 

Anuncios

Autor: cambiando de tercio

Actualmente trabajo en consultoría en el sector del libro, la cultura y en el tercer sector. Centrado fundamentalmente en pymes, insticuiones y administraciones públicas.

4 comentarios en “¿Por qué cierran las librerías? Algunas causas, reflexiones y propuestas”

  1. Al menos en mi país, percibo que la gente lee menos cada vez. El verdadero lector piensa dos veces antes de adquirir un libro impreso por su elevado precio actual. Un lector que posee un “e-reader”, encontrará una diferencia sustancial en el precio de un libro electrónico versus el mismo título en papel y tinta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s