Sobre el informe de hábitos de lectura y compra de libros. Diferencias y evolución 2017-2018. 4

Acceso a los informes del 2017 y del 2018.

Tengo un amigo, creo que sabe bastante del tema de soportes, lectura y demás que me suele comentar la aparente inutilidad todavía en ocasiones de comparar papel y digital. Él suele decir que es como comparar peras con manzanas. Sí, son frutas, pero distintas.

Formato 2017 2018 Nº de libros 2017 2018
Sólo papel 40,3 38,7 11,6 11,2
Sólo digital 0 6 13,2
Papel y digital 19,4 17,2 16,8 10
% lectores 59,7 61,9

Los porcentajes con los que algunos han salido tan ‘cantarines’ no dejan ver a veces sobre qué tamaños poblacionales o muestrales se han conseguido y qué niveles de confianza ofrecen porque suelen ser siempre menores que los obtenidos sobre el conjunto de la población.

Tres cosas en cualquier caso sugerentes en torno a los soportes:

  • Aparecen por primera vez los lectores sólo digitales. Son la nueva especie del 2018.
  • Para quien quiera tenerlo en cuenta, creo que es importante, a la hora de sacar comparaciones entre los ‘lectores puros’ en relación al soporte, así los llama el informe, la base de lectores en el caso del papel es de 2257 y la de digitales es de 177. Dos dimensiones muestralmente difícilmente comparables. 13 lectores de papel por uno de digital. Y, además, desconocemos cuál es el error muestral para estos datos.
  • Es una pena que centrándose en esta ‘pureza de soporte’ no se analicen a los mestizos que son, probablemente, los que nos pueden aportar algunas pistas sugerentes sobre la evolución. Nada se dice de los lectores en los dos soportes que no conviene olvidar que son más que los que leen en digital.
  • Si planteáramos los números de otra manera podríamos decir que el 55,9% de los lectores lo hacen en papel y el 23,2% lo hacen en digital.
  • Otro detallito, no menor por lo que tiene de intencionalidad. Parece que los lectores en papel siempre compran y pagan por los libros. ¿Nadie los pide prestados en las bibliotecas? y la sospecha sobre el no-pago se deja que revolotee sobre el soporte digital. No estaría de más darle una vuelta a este dato que parece funcionar como prejuicio.

  • Y uno último que quizás sea el más importante, pero del que no hay datos en este informe. Igual el asunto de la cantidad no está específicamente en el soporte, sino en el género, pero sobre esto, el estudio nada dice…

Librerías que abren…Mar de hojas en Burgos, Flappers en Getxo, Hoy Libro en Toledo

Las librerías abren y cierran. Son reflejo de un tejido dinámico, de la vida, los intereses, las políticas culturales, económicas, urbanas…

Sobredimensionado como sector en unos casos y escrutador de nuevas oportunidades en otros parece ir adaptándose a las circunstancias e intentando, también, descubrir nuevas, ir en busca de los lectores. Sin ellos, nada habrá.

En ese proceso evolutivo de conjunto el modelo, los modelos, van también al mismo tiempo cambiando. En este ir y venir, España sigue siendo el país europeo con, proporcionalmente e incluso en números absolutos un mayor número de librerías, según los últimos datos aportados por CEGAL. Creo, compartiendo también muchas de las recientes reflexiones de Manuel Gil, que es lo primero sobre lo que deberíamos reflexionar.

En cualquier caso, más allá del número, recojo ahora tres recientes aperturas y alguna más que se anuncia como inminente.

Me refiero a La librería Mar de hojas, un nuevo proyecto de La llave, que abrió a finales de diciembre en Burgos,  Hoy Libro que ha abierto hace poquitos días en Toledo y Flappers en Getxo que abrió hace poco más de tres meses.

¿Lo interesante? Son reflejo de tres modelos distintos. Mar de hojas apuesta por un área temática que lleva años funcionando en las librerías especializadas y en las generalistas con una buena sección de un modo más que correcto. Me refiero al libro infantil y juvenil, los lectores de hoy y quizás del futuro. Hoy Libro apuesta por el mercado de saldo y segunda mano, quizás el que está teniendo un mayor desarrollo en España en los últimos años y al que se le tiende a mirar de reojo, quedando siempre fuera del foco de nuevas propuestas sectoriales siendo quien por motivos de la crisis, entre otros, esté atrayendo aun importante número de lectores. Finalmente Flappers en Getxo apuesta por un modelo también cada vez más habitual como es cierto mestizaje y una apuesta por un espacio más de ‘estar’. Libros y vinos.

Tres realidades, por lo tanto, distintas en públicos, en libros a tener y en modelo de negocio global.

No son en cualquier caso las únicas.

Para finales de febrero 451º anuncia su apertura en Alella.

https://platform.twitter.com/widgets.js

¡Hay vida! ¡hay vidas!

Son, como diría Jorge Carrión, cuatro propuestas distintas de ‘condensación’ del mundo…

¡Mucho ánimo!

Sobre el informe de hábitos de lectura y compra de libros. Diferencias y evolución 2017-2018. 3

Junto a la edad (más jóvenes), el sexo (mujer), el nivel de estudios (universitarios) parece ser otra de las piedras angulares del hábito lector.

Nivel de estudios 2011 2012 2017 2018
Hasta primarios 83 78,9 85,4 89,1
Secundarios 94,5 94,3 95,9 97,1
Universitarios 98,4 98,3 99,3 99,3

A más nivel de estudios, más lectura sea cual sea el soporte y la mayor diferencia porcentual se produce en el libro (40,3 – 87,9)

Los mayores avances porcentuales entre el año 2017 y 2018 se produce en la lectura de libros entre las personas con estudios ‘hasta primarios’ pasando del 36,9 al 40,3. En las personas con estudios secundarios o universitarios el mayor avance se da entre webs y blogs, sin alcanzar todavía al ratio de lectores que estas dos categorías tienen de lectores de libros o de periódicos.

Sobre el informe de hábitos de lectura y compra de libros. Diferencias y evolución 2017-2018. 2

¡Bendita juventud!

Si sólo la población entre 14 y 24 años es la que lee el 100% según el informe de hábitos de lectura ¿por qué no les dejamos a ellos que nos digan lo que hay que hacer o dejar de hacer para que así sea?

Edad 2017 2018
14-24 99,3 100
25-34 100 97,6
35-44 95,1 98,1
45-54 95,9 96,7
55-64 91,5 93
65 y más 86,1 91,3

La edad nos hace ver con más claridad que los comportamientos y hábitos varían con la misma y siguen tumbando algunos de los dichos y críticas más habituales.

  • El grupo de edad entre 14 y 24 años no sólo es el que más lee, sino también, el que más lee en el formato libro, con una diferencia importante, 19 puntos porcentuales, con el segundo grupo de edad más lector de libros que es el de 35-44.

  • Quizás nos debamos preguntar qué es lo que va pasando con el paso de la edad para que se dejen de leer libros.
  • El grupo de edad entre 14 y 24 tiene al libro como principal mediación lectora, 89%, superando en 11 puntos porcentuales a la siguiente que son las redes sociales, 78%.
  • De 35 años en adelante, el periódico es el soporte más usado.
  • Sólo en la franja de 35-44 hay un soporte exclusivamente digital, webs y blogs, que sea el más habitual.

Mapa de librerías. Nos acercamos a las 2.400 librerías

Gracias a los más de 6.000 visitantes que se han dado ya una vuelta por el mapa.

Seguimos avanzando en este trabajo de hormiguita y en cada comunicación trimestral vemos, además de las que vamos añadiendo y contrastando de nuestras fuentes de información, que se producen, al mismo tiempo, aperturas y cierres demostrando con ello que nos encontramos en un sector con dinamismo. Si en noviembre mapeábamos 1746, ahora ya son 2376

  • 380, un 16%, de color Naranja: segunda mano, antiguo, saldo, ocasión…
  • 1526, un 64,2%, de color Azul: librería normalmente de capital familiar, personal o de pocos socios y en muchas ocasiones manteniendo una relación con una entidad bancaria. Se dedica al libro de nuevo.
  • 348, un 14,6%,  de color Negro: Grandes superficies, cadenas….
  • 122, un 5,2%, de color Rojo:librerías institucionales, museos…

 

Sigo agradeciendo los comentarios que he recibido en este tiempo como algunas sugerencias de clasificación. Todas las nuevas propuestas, cuáles faltan, cuáles han cerrado…  serán bien recibidas y además en algunos casos me ahorrarán el trabajo de constatación sobre la existencia de la librería.

Este mapa lo es también de Amadeu Pons, que siempre anda pendiente de lo que ocurre por Catalunya, de mi amigo Richar que pateó Salamanca para incluir algunas sugerencias, de Kike Uriarte que aportó sugerencias de Gasteiz-Vitoria, de Mercé Bausili y su trabajo de mapeado de Barcelona…

La realidad es francamente rica y dinámica.

A finales de abril informaré de nuevo de la evolución que podéis, en cualquier caso, verla siempre en el propio mapa.

Sobre el informe de hábitos de lectura y compra de libros. Diferencias y evolución 2017-2018. 1

Empiezo a leer en paralelo los informes del 2017 y del 2018.

Una coincidencia. Se define la lectura de la misma manera en los dos informes. Mantengo mi duda de que el informe sea capaz de ‘medir el concepto’ de lectura que se propone.

Constato algunas variaciones curiosas en la muestra.

  • Se rompe la paridad porcentual entre hombres y mujeres. En el 2017 era del 50%. En el 2018 los hombres pasan a ser el 51%.
  • Disminuye el porcentaje de población extranjera que pasa del 10% (2017) al 6% (2018)
  • Aunque aumenta el total de la población lectora, pasando del 94,7 al 96,1, cuando nos fijamos en los formatos, el aumento sólo se produce en los libros y en las webs y blogs. Nota. Es curioso que se considere al cómic como no-libro. Es en las revistas donde se constata un descenso superior.

  • La evolución de los soportes cruzada con la variable sexo demuestra algunas diferencias sugerentes. Por ejemplo: si aumenta la lectura de libros es, fundamentalmente, gracias a las mujeres. El descenso en las revistas es, porcentualmente, mayor en los hombres (7,7%) que en las mujeres (5,1%). El aumento en web y blogs es superior en los hombres (8,3%) que en las mujeres (5,6%)
2017 2018
Hombres Mujeres Hombres Mujeres
Libros 63,6 67,9 63,7 70,7
Revistas 35,6 46,7 27,9 41,6
Periódicos 82,2 67 80,8 67,1
Cómics 14 5,4 13,2 5,4
Webs, Blogs 51,7 47,3 60 52,9
Redes sociales 54,4 59,4 54,9 56

Seguiremos desgranando en próximas entradas más comentarios.

La librería Luque de Córdoba cumple cien años

No todas las librerías cierran.

Incluso algunas cuando lo hacen se mueven en el terreno de la humildad, la sencillez y el reconocer que su valor y su sentido se mueve lejos de los focos mediáticos y cerca de sus clientes.

Creo que el ruido mediático y el convertir el cierre, el final de un proyecto, en un argumento comunicacional hace un flaco favor al conjunto del tejido librero.

Decía que no todas las librerías cierran.

Hay algunas que llegan a centenarias. Con esfuerzo, con sinsabores, jugándose mucho en el intento, dando a veces tumbos, pero, con todo, llegan.

Luque es una de ellas. Semuret también llegó y los sobrepasó, pero no hubo luego, por lo menos por ahora, un relevo generacional o un cambio de propiedad. Tema, por cierto, interesante sobre el que trabajar y ver posibilidades. Me consta que algunas personas ya están en ello.

Me alegran los cien años de Luque. Me alegran mucho. Más después de haber conocido de cerca a algunas de las personas que están en el proyecto.

En diciembre de 2017 pude conversar y conocer el espacio y hubo algunas experiencias vitales que me emocionaron y conmocionaron.

Veo y me alegro de que algún medio local, su entorno natural, se haga eco de este centenario.

La librería supo situarse y dar respuesta a un contexto concreto. Ello permitió a Rogelio Luque abrir -«La Luque»–, que desde el primer momento concitara, por sus alertadas antenas bibliográficas y excelente gestión, la simpatía más viva y el respaldo más firme de todos los sectores sociales que cifraban en el avance cultural la esperanza más sugestiva del progreso de la ciudad y de la nación entera. Y en ello sigue.

Nadie dijo que fuera fácil. Nadie dice que su vida será eterna. Ya han pasado tres generaciones lo cual como empresa familiar es ya todo un logro.

Por ahora, y sobre todo este año, lo que merece la pena es celebrar el centenario y luego ¡Que nos quiten lo ‘bailao’!

¿El futuro? Como el propio Javier Luque tiene claro, lo marcarán los cordobeses. “Sin ellos será imposible mantener una librería de este tipo tan singular, generalista y a pie de calle“.