Y… la feria levantó el telón

¡Mucha mierda! desearían las gentes del teatro. Pensando además que el evento no deja de ser una determinada puesta en escena de un sector, como casi todos los de la cultura, diverso, contradictorio, con intereses muy distintos, con sus filias y fobias, amante en algunos casos del postureo escénico y en otros de la discreción, con expectativas y modelos de negocio cada uno de su padre y de su madre, pensando en los niños en unos casos, en los deportistas en otros, en la educación, la psicología, la historia, el derecho… la literatura, el cómic, la novela en su variante de colores casi de tanta amplitud como la de los gatos: negra, rosa, amarilla como alguna prensa, roja, azul pero no de Bilbao…

Todo ello si se quiere estar tendrá y tiene cabida en la feria que es, al mismo tiempo, de las vanidades y de la cultura, con minúscula, de los intereses comerciales y de las apuestas arriesgadas, de los más pequeños y de los más mayores, de las colas y de la no-firma, de lo excelso y lo chabacano… y en medio… todos los colores y grises. Incluso, superando el cromatismo de los gatos que han gustado y dejado de gustar.

En la feria, como en el sector, correrán los rumores, habrá crítica sibilina, momentos de encuentro y jolgorio, ratos de pesadez, instantes divertidos, tiempo para la reflexión o para ver pasar el tiempo y la gente…. Sol y agua, calor y brisa fresca, mañana y tarde, gente que va y quien ni aparece ni viene (la inmensa mayoría mal que nos pese), personas que repiten  y quienes saldrán espantados….

De todo habrá como en ese sector del libro en el que todo parece caber o no…

Se ha podido leer antes de empezar casi de todo, reflejando las filias y fobias según quién hablara o incluso dependiendo de por dónde soplara el viento.  Se han utilizando términos más gruesos que uno no sabe si deberían haber pasado antes por el juzgado que por los medios o es que quizás el pase primero de miedo. Hay así, quien habla de veto, humillación y práctica mafiosa... Palabras gruesas que veremos en qué quedan…

Trama editorial también está como en años anteriores en este Mercado de mayor importancia que el común, en paraje público y días señalados.

Estamos en la caseta 195 y podréis encontraros con algunos de los autores de la editorial.

Aquí os dejamos el calendario y el anuncio de sus presencia en la Feria.

Gatos y gatas, perros y perras, animales varios… Os esperamos en nuestra humilde morada y caseta.

LAR_Burdel-700x700

 

Viernes 26. 19-21 hrs. Juan Ignacio Macua, autor de Mi burdel y Pedro García-Ramos

 

 

Aurelia_inmortal_00-700x700

 

Sábado 27. 12-14. Javier Viver, autor de Aurelia Immortal

 

 

LAR_Perroantonio-700x700

 

Sábado 3. 12-14. Perroantonio JB -Josean Blanco, autor de Te voy a hacer una autocrítica

 

 

TM_22_Rius-700x700

 

Sábado 10. 12-14. Elena Rius – Tonia De Miquel Serra, autora de El síndrome del lector

 

 

 

 

Y… lo dicho al principio, ¡Mucha mierda! buen rollito. A a vivir que son dos días y ya todos nos conocemos.

El libro de los días de Víctor Urrutia. Hoy a las 19:30 en Sarean

Un momento de esos pocos especiales en los que uno tiene ganas de estar y de que lleguen.

Amigos y amigas con Víctor en su primera incursión poética escrita, porque quizás toda su vida o muchos de sus actos y expresiones han estado cargados y llenos de ella.

Le conozco desde hace mucho. Como le o me decía ayer una amiga, desde una de mis ‘anteriores vidas’ que es la misma que ahora, pero vivida en otro tercio torero.

Hemos conversado, viajado incluso juntos a la capital madrugando y descubriéndole dónde abre y sigue abriendo uno de los quioscos más madrugadores de Bilbao.

Siempre con su agenda, tomando sus notas, ofreciendo su opinión…, serena y firme, si es que tocaba.

Hoy, vamos a celebrar la poesía, la vida, el encuentro…

Compraremos el libro sin falta.

Escucharemos sus palabras, las palabras de la música y la música d sus palabras.

Si andas hoy por casualidad por Bilbao yo creo que te merecería la pena.

Nos vemos.

Loreto Rubio. Sobre el liderazgo compartido. Reflexiones sugerentes

Las casualidades de la vida, benditas casualidades, y el boca-oreja posibilitaron que hace unos años conociera a Loreto Rubio.

Desde que nos conocimos, mantenemos una conversación continua y enriquecedora con momentos especiales cuando podemos tenerlos cara a cara.

Los proyectos distintos, las organizaciones, su funcionamiento, las claves de mejora, las visiones transversales, los enriquecimientos desde las distintas miradas, las pistas, las sugerencias, la crítica y aportación constructiva, la duda… suelen estar presentes en ellas.

Si además, como también suele ocurrir, comemos, nos reímos y lo compartimos con más gente mejor que mejor.

Creo que Alejandra no olvidará la maravillosa cena que tuvimos en Barcelona tras la presentación en Casa Usher.

Leí con interés su libro Os necesito a todos y he leído ahora con interés la entrevista que le han realizado en Canal Ceo.

Resalto, pensando y poniendo los ojos en el sector del libro, algunas de sus formas de funcionamiento y el de algunas de sus instituciones, algunas de las reflexiones que me parecen más sugerentes y que constatan que hay probablemente necesidades de cambio y evolución más allá de los soportes y quizás tanto o más importantes como las relacionadas con los modelos organizacionales.

  • Las organizaciones son complejas y no se puede ser ingenuo.
  • En escenarios complejos, movilizar sólo a los más próximos hoy en día no es suficiente.
  • Movilizarse en pro de los objetivos de segundo orden que suele proponer el líder requiere un esfuerzo enorme.
  • En entornos complejos como los actuales, los avances más significativos se alcanzan gracias a la práctica del liderazgo distribuido.
  • En escenarios complejos los instrumentos más necesarios son los que activan una correcta estrategia relacional.
  • En un entorno de enfoque global y de liderazgos múltiples lo que cuenta es la ARGUMENTACIÓN. Porque la argumentación lleva implícito promover las adhesiones, pero también enfrentarse de forma serena y coherente a las críticas, reconociendo los propios límites y aplicando una escucha inteligente (constructiva).
  • Si hay algo que hemos olvidado es a construir y socializar en la organización un propósito trascendente que tenga sentido en nuestro día a día.
  • El líder que me parece más interesante es el que sintonizando con la cultura de su organización la hace evolucionar responsablemente.
  • El líder debe aportar creatividad y disrupción intelectual.

 

 

Día(s) del Libro….un poquito de ironía y una sonrisa, por favor

La celebración del Día(s) del libro se va pareciendo cada vez más a la variopinta situación española.

Así que el titular El día del Libro se celebra el 23 de abril es como un chiste o un rumor comparado con la realidad.

¿Quién va a celebrar este año el día del libro ese día y sólo ese día?

Algunos andan ya de celebración.

Estoy incluso convencido, me lo dice mi algoritmo, que el año que viene el sector sacará un autobús para celebrarlo e irá peregrinando durante toda una semana con sus invitados especiales, sus paradas, delante de Amazon, por ejemplo, que les encantaría a los libreros, la Troupe institucional.. ¡Una juerga!

Está bien, por un lado que se empiece a romper esa monotonía del Sant Jordi, el libro y la rosa, que sonaba casi a misa, mantilla y misal y pase a ser algo más abierto, más carnavalesco, más de cuando me apetece… En Barcelona dicen que va a tener hasta verbena y, por si acaso, la pela es la pela, duplican la festividad.

Claro que todo este meneo les deja a los fieles creyentes digitales sin referencias de que normativa hay que aplicar.

Para eso los de Madrid parece que se lo montan mejor y en vez de Día, le dan a la Noche que siempre tiene un carácter más golfo y de más alevosía. Desde luego parece que lo que son ‘golfos’ no les faltan últimamente. No he visto en el programa si hay alguna celebración modo ático.

Lo de las fechas es ya un sinvivir. De viernes a domingo cada uno a su aire y como le cuadre. Todo vestido además como con aire de oficialidad.

Las andaluzas lo adelantan al viernes 21. Podrían mover también las procesiones, digo yo…

En fin, todo este meneo de lo quito, lo pongo, lo cambio, lo duplico, quizás es un pequeño reflejo de que donde se busca la fiesta es en el bolsillo de los lectores. Quizás, si aceptamos, el aire más golfo y carnavalero no está mal que con ello se muestren en parte algunas de las ‘vergüenzas’ de este sector que se dice cultural. ¿o no?

Con todo y más ¡feliz día del libro con un poquito de humor y sana autocrítica!

Por cierto… ¡Mejor con borraja que con rosa!

Al fin y al cabo… somos grises…

 

 

.

Txetxu Barandiarán: “Debemos mover el foco desde los soportes hasta los lectores”

Con motivo del encuentro Librerías 400 años después, celebrado en mayo de 2016, Pedro de Alzaga me realizó una sosegada y amplia entrevista.

Me gusta y comparto el titular que ha seleccionado y que he escogido para titular esta entrada.

Escribe Pedro: Txetxu Barandiarán es un consultor y asesor cultural que tiene las ideas muy claras sobre el futuro del sector del libro, en el que ha desarrollado gran parte de su carrera profesional, sobre el resto de un sector cultural que describe inmerso en profundos cambios y paradojas. No obstante, un mensaje optimista prevalece en su discurso: “Todas aquellas empresas e instituciones que han sido capaces de girar su punto de vista del soporte al área de conocimiento acabarán ganando”. Barandiarán lamenta el poco tiempo que la situación actual deja para la reflexión sobre la obra cultural -“Me da cierto vértigo esta rapidez continua y esta huida hacia delante que deja poco tiempo para el poso que toda experiencia necesita”- y espera un futuro “lleno de conversaciones enriquecedoras para las personas (…) y de espacios físicos donde nos podamos encontrar”.

Aquí podéis ver y oír la entrevista.

Gustosamente escucharé y leeré otras opiniones y sugerencias sobre lo dicho y planteado en la misma.

Se exagera cuando se habla de la muerte del papel

La edición de Kosmopolis se ha celebrado esta semana pasada del 22 al 26 de marzo en Barcelona.

Leo un par de crónicas amplias, una en Nuvol y otra en Pliego suelto.

Me quedo con las siguientes notas-reflexiones de lo leído. Seguro que habrá muchas más opiniones y acentos…

  • Paul Holdengräber.“Creo que si observamos lo ocurrido en el siglo XX, se podría resumir como un gran error. Uno de ellos fue el fin de las utopías sociales, y el siglo XXI pareciera llevarnos al fin de la utopía tecnológica”.“No tengo teléfono móvil ni lo necesito, aunque no estoy en contra, pero mi vida tiene que ser real. Soy analógico”.“Ya casi nadie camina ni viaja a pie, en mi caso lo hago porque es algo existencial para mí”.
  • Carles Sora.  La realidad virtual está permitiendo que se generen nuevas narrativas, que las historias se cuenten replanteando su propia naturaleza y dejando a un lado ámbitos que pasarán a ser tradicionales, como la animación, la poesía o el arte.
  • Dan Franklin, estratega digital que trabajó en Canongate Books y Penguin Random House, nos habla en su conferencia acerca del “estancamiento al que parece haber llegado la innovación en el mundo de la edición digital” actualmente. “Estamos en el valle de la desilusión y las editoriales no acaban de conectar con los lectores”, sugiere Franklin. El boom vivido en 2011 –con el auge de los ebooks, la autopublicación y los nuevos formatos electrónicos– ha perdido fuelle y el mercado parece estar sobresaturado de contenidos digitales.

“Se exagera cuando se habla de la muerte del papel. No hay nada como las ventas de libros “.

  • Jean Echenoz: “No entiendo muy bien la idea de crisis. No pienso que haya cambiado demasiado la situación de la edición y las librerías en los últimos diez años. Quizá ha habido un cambio en las herramientas, pero no hay más cambios que hayan intervenido en nuestra práctica”.
  • Evelio Cabrejo reflexiona en su conferencia acerca de la existencia de una “lectura” anterior a la lectura de textos escritos. Una lectura que se realiza durante la primera infancia a partir de los textos orales a los que el niño se expone a través de su madre y de su entorno más cercano. Cabrejo defiende que este acto de lectura, basado en el ritmo y la musicalidad de la palabra, es inherente a la puesta en marcha del pensamiento, de la representación del otro y de la cultura misma.
     “El bebé se apropia de la lengua oral. Roba lo que escucha para construir su propia voz”.
  • Lynne Segal. “El envejecer no tiene tanto que ver con el miedo a la muerte, sino con el miedo al cómo nos ven los demás, a sentirnos inútiles, invisibles, desplazados”

 

La ideología de la novedad…

Me vais a permitir que divague un rato siguiendo el hilo de esta viñeta y de un reciente artículo en catalán de Marina Garcés que lleva por título La ideologia de la novetat.

Parece que ya hemos normalizado en nuestros usos y costumbres vitales el término y las consecuencias de la obsolescencia programada y el continuo cambio, en mayores o menores plazos de tiempo, para sustituir con la idea de mejorar no aquello que se hizo viejo, sino por seguir el tran-tran de la ideología de la modernidad:

La novetat és la ideologia de la modernitat. La modernitat és aquell temps en què tot el que és bo és nou i tot el que és nou és bo….

el consum converteix la novetat en producte de temporada i ens encadena al desig insaciable d’un canvi permanent que no transforma res. Al contrari: la producció incansable de novetat és avui el que destrueix el present i el futur de la vida sobre el planeta i l’anestèsia mediàtica i consumista que ens permet viure tolerant-ho.

Uno tiene la triste sensación de que el sector del libro es en muchos de sus actores una parte muy activa de sustento a esta ideología y, lógicamente, a las consecuencias que ello supone.

Es por ello que, personalmente y en la parte empresarial, veo con interés aquellas propuestas, bien de editoriales que intentan ajustar su catálogo para mantener una propuesta coherente y sostenible y, entre las propuestas libreras aquellas que nos hacen ver que hay mucho leído por otros que puede ser releído. incluso hay mucho que otros compraron y que ni siquiera leyeron, que igual otro puede acabar leyéndolo. También aquellas que invitan al estar lento e intentan habilitar los espacios para ello.

Escribe un poco más adelante Marina, reflexionando sobre la política y las palabras:

les paraules no són només discursos. Són allò que som capaços de fer-hi i de viure-hiPer exemple: no és el mateix cooperar per a les empreses capitalistes que per a l’economia social, ara que tothom diu que coopera.

Con las palabras con las que nos movemos en el sector probablemente pase lo mismo: lectura, lector, biblioteca, librería, catálogo, cultura, empresa, ¿industria?, digital

No voy a extenderme sobre los paralelismos que el artículo me sugiere con algunos planteamiento provenientes fundamentalmente de personas que se autodenominan ‘evangelistas digitales’. Sólo una última cita para terminar:

Mai no viurem del tot en un món nou, perquè el futur, com ens ha ensenyat la modernitat, és el que no arriba mai. Però sí que volem un bon viure, per a tothom, en aquest. Com deien abans, aquí i ara.

Quizás debamos ser conscientes que el trabajo y la acción cultural no es ajeno, ni se desarrolla al margen de las tendencias sociales, políticas y económicas.