Librerías en proceso de reinvención constante

Disfruté mucho de la semana pasada en México con motivo de la FILUNI.

Y, entre esos momentos disfrutones, uno de ellos fue la visita y charla en los ‘territorios Zenker’.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El viernes 20 de septiembre, después de un bune y largo paseo matinal, me acerqué tanto a la Librería del ermitaño como al espacio que ocupa Solar Servicios editoriales.

Allí pude, además de conocer en detalle las instalaciones, conversar durante unas horas con Alejandro, Xiluén y Noemi.

Hablamos, más allá de las concreciones y los modos de hacer, de los proyectos con alma, de los sueños soñados despiertos, de las idas y venidas que este sector del libro y de la cultura tienen de continuo, de cómo buscar modos y maneras de seguir enlazándonos y de reinventarnos constantemente.

En algo de eso andan ellos con la Librería del Ermitaño.

Recientemente ha escrito Alejandro sobre ella:

Para sobrevivir hoy en día, una librería se tiene que reinventar periódicamente. Eso nos ha quedado claro desde que inauguramos la Librería del Ermitaño. Desde hace unos meses, forzados por la aplastante lógica de los números, nos hemos planteado infinidad de escenarios, pues nuestra librería, como muchas otras, sufre un creciente déficit. Lo más fácil sería cerrar. Pero somos tercos. Ideas sobran, pero faltan recursos. Así que hoy, con motivo de la incorporación de Roberto Flores al equipo de la Librería del Ermitaño, repasamos las ideas.

Desde un principio supimos que como librería independiente de barrio dedicada al 100% a la venta exclusiva de libros no la íbamos a hacer. Incorporamos por tanto el servicio de cafetería. Para atraer al público realizamos infinidad de actividades culturales. Pero ni venta de libros y de café alcanzaron al final para cubrir los costos de operación.

Al barajar posibilidades, todas requerían de mayores inversiones que no estábamos en condiciones de hacer. De tal suerte, decidimos hacer un nuevo esfuerzo y convertir la librería en un espacio que provea al pequeño consumidor, además de libros, de toda la gama de servicios que de manera conjunta ofrecemos: impresión, encuadernación artesanal e impresión en gran formato (plotter). Es decir ahora podrás solicitar en la librería que te encuadernemos libros en tela, media piel o piel entera, entre otros materiales, a los que les tengas particular aprecio o que se hayan deteriorado por el uso. También la impresión de libros, tesis, manuales o carteles. Incorporaremos artículos de particular interés para esas comunidades especializadas cercanas a nosotros, como los editores, los encuadernadores y los amantes de las artes y los oficios del libro en general. Y fortaleceremos nuestra oferta de cursos y talleres.

Claro, la mejor manera de rescatar el proyecto sería convenciendo a una creciente comunidad de que acudir a nuestra librería es una buena opción para hacer efectiva la solidaridad de quienes aún creen en el libro impreso y en la necesidad de mantener vivos estos espacios en vías de extinción. En otros países son muchas las iniciativas en marcha para rescatar y fortalecer las librerías independientes. Desde la creación de asociaciones que impulsan acciones concertadas para fortalecerse como sector alternativo, hasta los apoyos gubernamentales directos o en forma de incentivos o préstamos para evitar la desaparición de esos espacios vitales para la vida cultural diversa de los barrios.

Pero aquí en México no se vislumbra nada en ese horizonte. Ahora que vino Txetxu Barandiarán acordamos buscar mecanismos que hermanen los esfuerzos que realizan los libreros independientes de España, con lo que estamos intentando hacer en México. Por lo pronto, aquí estamos trabajando con entusiasmo y a paso redoblado para inventar, una vez más, nuestra querida Librería del Ermitaño. Toda ayuda es bienvenida, de manera que, si quieres apoyar con ideas, trabajo o recursos, aquí te estamos esperando.

Ahí seguimos todos. Reinventándonos para seguir siendo. Y mejor si lo hacemos siempre en red.

Anuncios

Libelista: un reto que apetece

Empecé el año con mucha tranquilidad.

Tengo algunas cosas claras, muy personales, en relación tanto al ritmo y posible punto final de mi vida laboral y, también, ya desde hace algún tiempo sobre en qué proyectos me apetece y me merece la pena embarcarme.

En marzo, tras varios tanteos, conversaciones y reuniones, empecé mi colaboración con Libelista.

Quiero aprovechar ahora para agredecer todos los ánimos, consejos y opiniones que recibí en los primeros momentos así la generosidad de unas cuantas personas con las que de manera discreta pude contrastar la situación del proyecto y el futuro que pensábamos ir trazando.

Desde entonces y en función de las propias posibilidades del proyecto hemos venido trabajando sin parar un equipo de personas que, además, ha ido aumentando moderadamente y que derrocha ilusión, buen ambiente y profesionalidad a raudales.

Ayer al terminar el trabajo intenso de esta semana nos encontramos con este artículo en El Mundo .

A lo largo de este último trimestre del año habrá, si nada se tuerce, algunos cambios y mejoras importantes.

El proyecto hasta la fecha de hoy, con sus buenos y malos momentos, no hubiera sido posible sin la apuesta que en su momento hizo el Gremi de llibreters de Catalunya, sin las librerías que desde un primer momento han apostado por él, sin ellas además el mismo no tiene sentido, sin los inversores que han apostado y creído en él, sin los editores que animan, apoyan y con quienes se van llegando a acuerdos, sin las personas que a lo largo de este tiempo, han ido llevando el timón…

Ahora este apasionado equipo de 6 personas que mezcla experiencia e ilusión va a querer hacer realidad una de nuestras líneas centrales de visión.

Libelista es una apuesta por el comercio local y la librería de proximidad

Veremos lo que el futuro nos depara, pero poder trabajar al lado y con Antonio de Marco, nuestra voz de la experiencia en lo digital, Àurea, la voz y presencia cercana a las librerías, Laura, la alegría en la comunicación y las redes, Laia, la rigurosidad en gestionar la fontanería de los pedidos y Gerard, el hombre pegado a la web es a fecha de hoy para un servidor un lujo y un regalo.

¡Seguimos!

Inauguración de la séptima edición de l’Escola de Llibreria

El viernes pasado, 14 de septiembre, tuve el honor y el regalo de dar la lección inaugural de la 7ª promoción de l’Escola de Llibreria.

Encontraréis una crónica amplia en el propio blog de l’Escola.

Sólo quiero dejar caer por aquí mi agradecimiento y reconocimiento al trabajo que desde hace siete años vienen desarrollando.

El texto de la conferencia que estará accesible para los alumnos en la plataforma de la propia universidad será también publicado antes de final de año.

Obaga llibreria. Una nueva librería en Barcelona

Hoy, a las 7 de la tarde, con una fiesta por la salud de la literatura, inicia su andadura una nueva librería en Barcelona. Obaga, ubicada en la calle Girona 179

Foto Time Out. Interior librería Obaga
Foto Time Out. Interior librería Obaga

La librería quiere llegar a ser un espacio de diálogo de la literatura con otras disciplinas artísticas y para ello ofrecerá un espacio permanente de exposición para pintores, ilustradores, collagistas, grafiteros, fotógrafos y otros artistas visuales en el que podrás presentar sus obras al público. El comisario encargado de la gestión de este espacio será el collagista Ignasi Mateovol esdevenir també un espai de diàleg de la literatura amb altres disciplines artístiques, és per això que oferirà un espai permanent d’exposicions on pintors, il·lustradors, collagistes, grafiters, fotògrafs i d’altres artistes visuals, podran presentar al públic les seves obres. El comissari d’aquest espai serà el collagista Ignasi Mateo. 

Carol Porta y Dioni, impulsor de la revista literaria digital Rosita,  en segundo plano son los artífices y gestores de esta nueva librería de 80 metros cuadrados que espera ofrecer entre 6.000 y 8.000 títulos con secciones de ensayo, poesía, literatura infantil y juvenil y con microsecciones de feminismo o literatura de humor.

¡Larga vida!

Y una reflexión desde la práctica de Chistian Thorel responsable de la librería Ombres Blances de Toulouse, en Tocar, dudar, hojear, editado por Trama editorial en su colección Tipos móviles.

La librería resiste a su manera la presión mediática, la reemplaza. El consejo del librero sigue teniendo valor prescriptor, pero ahora se ha convertido además en la marca de una confianza, de un compromiso amistoso, en el objetivo de una conversación. Todos ellos se esfuerzan por compartir y convencer. Con prudencia y modestia. El interior de la librería y su café son más que nunca lugares de encuentro en los que el equipo, todos y cada uno de sus miembros, disfruta estableciendo nuevos vínculos. A los encuentros y debates se suman ahora los clubs de lectura, y también los cafés literarios o filosóficos. La vida de los libros es también la vida de la urbe, y librerías y lectores velan por seguir siendo en ella actores de primer orden. (pag. 67)

Re-Read abre en Oviedo

El tejido librero sigue en movimiento como tejido vivo que es. Hay aperturas, cierres, reubicaciones, cambios de modelos.

De la última apertura que he tenido noticias es de la nueva Re-Read en Oviedo.

 

El fenómeno Re-Read es probablemente uno de los más dinámicos en estos dos últimos años dentro del sector de las librerías y va teniendo cada vez una cuota más importante de ‘tiempo lector’ y de compra.

Esta nueva librería ya ocupa su lugar en el mapeado que estoy llevando a cabo.

Por cierto, sus propuestas de comunicación, que se pueden ver en su perfil de facebook, me siguen pareciendo de lo más sugerente.

¡Larga vida!

 

 

Gracias a Los Libros Salvajes, La Puerta de Tannhäuser e Intempestivos

Como en algunos años anteriores nos hemos reservado y regalado un día para visitar algunas librerías y conversar con las personas que andan laborando en ellas en su día a día.

Ayer junto con Manuel Ortuño y Antonio de Marco, estupendos compañeros de viaje, conversación y risas, nos acercamos a tres de ellas: Los Libros Salvajes que ha iniciado su andadura a principios de junio en Villaviciosa de Odón, La Puerta de Tannhäuser en Plasencia e Intempestivos en Segovia.

Casi casi, como quien dice, hicimos desayuno con Carmen y Félix en Villaviciosa,

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

comida con Cristina y Álvaro en Plasencia

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

y cervezas al atarceder con Judith y Jesús en Segovia.

Disfrutamos mucho, conversamos muy muy a gusto, aprendimos un montón y todavía tuvimos tiempo para cenar bajo el acueducto y hacer repaso y resumen del estupendo día.

Me quedo con una idea que tiene dos caras y a la que llevo tiempo dándole vueltas a la cabeza. Ya escribió hace tiempo Carlos Pascual que ‘toda librería es una idea en el tiempo’ . Esa idea necesita un ‘relato que la sustente’ que en muchas ocasiones es un cruce entre la propia selección del fondo, cómo se presenta el mismo, cómo se distribuye, el espacio que lo contiene y el propio discurso de las personas que han puesto en marcha ese espacio.

Curiosamente en la gastronomía algunos cocineros lo tienen bastante claro. Andoni Luis Aduriz afirmaba recientemente:

  • La gente piensa que el avance de la cocina va asociado al avance de las técnicas o a mezclas sorprendentes. Nooo. En estos 20 años he aprendido que hay dos elementos trascendentales: uno, hay que llegar a conmover, no importa cómo… Y dos, la construcción del relato. Si reducimos la gastronomía a bueno-malo, me gusta o no me gusta… si describimos tanta complejidad en un whatsapp estamos matando la diversidad. El cambio viene por ser más certeros, por buscar las palabras y construir los lenguajes. Debemos darnos cuenta de que el sexto sabor es el de las historias. (Andoni Luis Aduriz en Julián Méndez; La disciplina del absurdo Jantour – El Correo, pag. 4 20/07/18)

Hoy mismo, cuando volvía a Bilbao, en un reportaje en Jantour también sobre el heladero Fernando Sáenz leía: “Intelectual, reflexivo, sensible, sabe que en última instancia lo que ha elevado la gastronomía a la categoría de arte es su capacidad para trascender el sentido del gusto y entrar de lleno en el terreno de las emociones”

Yo ayer volví emocionado, pero también y lo comentábamos a la noche con una duda o interrogante que aquí lo dejo porque creo que no tiene una única respuesta.

Muchos de los nuevos proyectos libreros que han nacido en los últimos seis años tienen una historia y un relato con, en muchas ocasiones un cambio vital importante por detrás que emociona y atrae. Cada proyecto tiene su relato, su narrativa, pero frente a eso tengo la sensación y una parte importante de certeza que hay un aumento de situaciones de precarización. Cierto que no es el único sector de la cultura, ni del libro en el que esto ocurre. En palabras de Santi Eraso:

Lamentablemente, el sistema cultural dominante funciona con la misma lógica productivista, acelerada y consumista que el capitalismo impone en nuestras vidas; de hecho es un espejo donde se reflejan sus mismas señas de identidad: aceleración constante de la producción, competitividad, mercantilización, globalismo banalizado -contrario al internacionalismo localizado- espectacularización, desregulación, flexibilización, individualización, precarización

Creo que se debe tener cuidado en que el relato autojustificativo no se convierta en ocasiones en una fantasía que nos esconda la realidad de un comercio peculiar pero que al fin y al cabo vive, y debe tender a una vida digna de las personas implicadas en el mismo, de los ingresos que genera.

Ahí lo dejo, por si alguien quiere entrar al trapo. Quede claro que la reflexión no viene provocada por las visitas de ayer. Es algo que hace ya tiempo vengo compartiendo con algunas personas.

Ayer volvimos emocionados.

 

 

Avanzando con el mapeado de librerías de España

El proyecto de mapeado que empecé a finales de abril de este año sigue avanzando poco a poco.

Agosto puede que sea un buen mes para seguir dándole un empujoncito.

Agradezco tanto los comentarios que he recibido en este tiempo como algunas sugerencias de clasificación.

Sé que faltan muchas. Tengo localizadas en torno a 2.000 direcciones más, pero en cada comprobación van surgiendo las sorpresas de cierres, reubicaciones y demás. Así que voy con calma.

Por supuesto,  todas las sugerencias serán bien recibidas y además en algunos casos me ahorrarán el trabajo de constatación sobre la existencia de la librería.

Puede también pasar que algunas de las que aparezcan en el mapa hayan cerrado. Ha ocurrido ya con algunas y, lógicamente, las he eliminado.

Por curiosidad os diré que hasta la fecha el número de librerías incluidas es a fecha de hoy 1134 de las cuales,

  • 273 de color Naranja: segunda mano, antiguo, saldo, ocasión…
  • 672 de color Azul: librería normalmente de capital familiar, personal o de pocos socios y en muchas ocasiones manteniendo una relación con una entidad bancaria. Se dedica al libro de nuevo.
  • 233 de color Negro: Grandes superficies, cadenas….
  • 16 de color Rojo:librerías institucionales, museos…