Barcelona Ciudad abierta. 15-21 de octubre

Sugerente la propuesta que del 15 al 21 de octubre se va a celebrar en Barcelona con la reflexión sobre la ciudad y sus agentes como núcleo fundamental.

Las ciudades son los escenarios de muchas de las transformaciones que marcan este cambio de época. Lugares de encuentro que aglutinan diversidades, oportunidades, capacidad de innovación y de creatividad, pero también conflictos y exclusiones. Las ciudades deben resolver desde la proximidad trastornos propios de un mundo globalizado. Es por ello que el propósito de la Bienal es ver cómo las ciudades pueden contribuir a solucionar los retos globales que marcarán las próximas décadas.

Interesante, también, el papel que jugarán los espacios de un importante grupo de librerías para a celebración de los encuentros, debates.

Una forma clara de reconocer su papel mediador en su tarea, también, de hacer y provocar un modelo de ciudad.

Anuncios

Marcapáginas. Cuando el objeto crea un lazo entre su origen y el coleccionista. Una propuesta de Consonni y Maider López

Muchas de las acciones que lleva a cabo Consonni o a las que da cobijo me resultan sugerentes.

Me interesa mucho su mirada ‘oblícua’, diferente, en relación al sector del libro, al igual que a ellas les ha interesado y les ha resultado sugerentes para sus reflexiones en muchas ocasiones el funcionamiento del sector del que ellas son también parte y cada vez con más presencia y mejor fondo editorial.

En esta ocasión y junto con Maider López nos lanzan una propuesta en torno a los Marcapáginas. Os invito a participar en ella.

Marcapáginas

Residencia HPC con Maider López

Hay un fetichismo conectado con los objetos en esta clase de coleccionismo amateur.
(…) El objeto crea un lazo entre su origen y el coleccionista. 

Chris Kraus

Marcapáginas de Maider López, dentro del programa HPC de consonni, propone un proyecto para la edición en castellano de Video Green de Chris Kraus y surge de una cita del libro. A partir de esta idea del fetichismo de los objetos, la propuesta de López consiste en recolectar recuerdos que diariamente usamos como marcapáginas. Estas evocaciones a la cotidianidad personal de quien quiera participar en esta colección amateur serán incluidas en cada libro impreso de Kraus. Después, quien vaya a una librería o biblioteca se llevará el libro reproducido en serie, pero con una particularidad única, la vivencia de alguien. Se crea por tanto una conexión, un lazo, entre quien encuentra ese objeto inesperado al leer el libro y la persona que ha vivido ese momento. Un recuerdo de otra persona marca la lectura. Con el paso del tiempo, al releer el libro puede que hasta haya quién crea recordar el día que fue a tal museo, vio esa película en el cine o hizo esa lista de la compra a través del registro que encuentra en el libro, aunque en esa ocasión el recuerdo sea de otra persona.

Marcapáginas es un proyecto de la artista Maider López para el programa de residencias artísticas HPC del espacio cultural independiente consonni, elaborado en relación al libro Video Green de Chris Kraus cuya edición traducida al castellano por Cecilia Pavón, publicamos desde consonni edicionesdentro de la colección de critica cultural Paper.

¿Quieres participar?

Instrucciones

1) Deposita tus objetos planos o recuerdos en un sobre, ponle sello y envíanos el sobre por correo postal a la direcciónconsonni. C/ Conde Mirasol, 13-LJ1D. E-48003 Bilbao.

2) Otra manera de participar puede ser a través de un buzón de recogida. En distintos lugares (librerías, centros culturales, bares y tiendas…) en Bilbao, Donostia y también en otras ciudades como Santander, Zaragoza, Madrid, Barcelona… Habrá unos sobres específicos con la información descrita y la info para participar así como unos buzones de recogida. Si quieres ser un punto de recogida también nos puedes escribir y te facilitamos el buzón y los sobres.

De momento contamos con buzones en:
consonni (Bilbo)
ANTI Liburudenda (Bilbo)
– Louise Michel Liburuak (Bilbo)
Azkuna Zentroa Bilbao (Infopuntua y Mediateka)
Museo de Bellas Artes de Bilbao. (Librería y taquilla)
Tienda Diestética Sagar (Algorta)
Artium (Vitoria – Gasteiz)
Tabakalera (Donostia) (en Ubik e Infopuntua)
Librería Gil (Santander)
Librería Letras Corsarias (Salamanca)
Librería Nakama (Madrid)
Espacio Harinera (Zaragoza)
Librería Numax (Santiago de Compostela)

Próximamente en:
Librería  Cámara (Bilbo)
Librería Per(r)ucho (Valencia)
Librería Los oficios terrestres (Palma de Mallorca)

Tienes tiempo hasta el 25 de septiembre inclusive.
Desde consonni haremos una selección de aquellos objetos que consideremos adecuados.
Cualquier duda o consulta escribenos a montserrat@consonni.org
Síguenos en redes con el hashtag #consonniHPC .

El Taller de Olga. Economía social, empoderamiento, veteranía y juventud ¿Te animas a apoyarlo?

Hace unos días mi amiga Loreto Rubio me hizo llegar una primera información sobre esta iniciativa.

Le llamé, charlamos y como siempre me fío y confío de los hilos de relación amistosos y apasionados quiero acercaros este proyecto al que quiero animaros a que participéis. Yo ya lo he hecho. Cada persona en la medida de sus posibilidades: aportando, difundiéndolo.

El Taller de Olga

Una empresa de economía social, veteranía y juventud unidas para empoderar a través del diseño y la fabricación de elementos de regalo.

La explicación del proyecto la tenéis de manera amplia en la plataforma de Goteo.

Qué me ha movido:

  • El hilo y los lazos cómplices que la amistad y las historias compartidas producen.
  • El ver unidos en un mismo proyecto, la pasión creativa de una persona que ahora puede realizar, el compromiso de jóvenes estudiantes, la posibilidad de generar empleo inclusivo.
  • Un proyecto que tienen en sus orígenes mujeres con una historia compartida.
  • La dimensión pequeña y su ubicación en una zona con problemas de empleo.

Muchos pocos hacen a veces que algo sea posible.

¿Te animas tú también?


Desde el Taller de Olga tenemos un compromiso con el futuro: llevar a la práctica una nueva concepción de economía colaborativa, donde no existan fronteras por razones de edad, sexo, experiencia o discapacidad. Queremos demostrar que personas completamente distintas, incluidas aquellas que seleccionen nuestros productos, pueden sentirse parte de un proyecto que afronta los retos que nos plantea el futuro con ingenio, generando estabilidad laboral sin discriminación.

A las olvidadas. Una iniciativa que merece la pena

El amigo enREDador Pep Olona de Arrebato libros me hace llegar una propuesta que me parece sugerente y que creo que son de las que merecen la pena.

La propuesta parte del colectivo Tetaandteta y lleva por título-lema ‘A las olvidadas‘.En qué consiste la propuesta.

Es una iniciativa de recogida de libros para donarlos al Módulo de Mujeres del Centro Penitenciario Madrid V en Soto del Real. Libros para alejarlas mentalmente de su realidad, pero también para generar reflexión y debate en torno a un colectivo de mujeres invisible para la sociedad.

Podéis ver con detalle la propuesta en la web del proyecto.

¡Importante!

Hay que hacer llegar los libros antes del 29 de junio.

¿Qué libro le regalarías a una mujer que está en la cárcel?

1 – Por favor piénsalo bien. La respuesta no es fácil. Intenta ponerte en sus rejas, intenta no juzgarla, sólo pensar en un libro capaz de alejarla de allí . Reflexión, empatía, acción.
2 – Hazte con ese libro. Puede ser nuevo, de segunda mano o tuyo.
3 – Escribe una dedicatoria en las primeras páginas del libro. Las dedicatorias son importantes, nos van a crear un vínculo con ellas, y les reconfortarán.
4 – Incluye dentro del libro una nota con tu nombre completo y la razón por la que has elegido el libro que vas a donar. En unas líneas sabrás para qué.
5 – Envíanos el libro al estudio antes del 29 de junio: Calle Hortaleza 20, 2º izda, 28004 Madrid. (Mejor certificado, para poder localizarlo si se pierde). Si vives en Madrid también puedes traerlo en mano.

Yo ya he escogido el mío y ahora mismo me voy a correos para enviarlo.

Anhelo, deseo, asombro, lentitud…

Mi amigo Marc me recomendó un librito, Pequeña teología de la lentitud, de José Tolentino Mendonça y editado por Fragmenta editorial que terminé ayer de leer.

Lentitud, espera, cuidado, compasión, alegría, gratitud, contemplación, muerte, deseo, encuentro… van siendo desgranados en breves capítulos, no más de cuatro páginas, a lo largo del libro.

Ideal para una lectura reposada y después de cada capítulo parar y darle una vuelta quizás incluso mientras paseamos.

No me resisto a dejaros aquí algunos párrafos de las tres últimas páginas.

Bendito el futuro que se ría de nosotros por haberlo confundido todo: el desplazamiento con el viaje, la aproximación con el encuentro, la propiedad de las cosas con su uso, la acumulación de bienes con su sano disfrute… Bendito el futuro en que las tecnologías dejen de ser un fetiche en manos del mercado… Bendito el futuro que nos inspire modos de existencia más auténticos, más atentos con el ser humano, pero también con el resto de criaturas…

Aún anhelo algo más: que la humanidad… se deje desconcertar por el inefable esplendor de cada amanecer; que se quede sin palabras ante el mar, como aquellos que lo vieron por primera vez; que se sienta irresistiblemente atraída por la variedad de colores, volúmenes y fragancias del paisaje diurno y nocturno;… que mantenga la capacidad de asombro ante la manera que el viento arrastra nuestrs voces felices en la distancia… Deseo fervientemente que la humanidad del futuro saboree la turbación por lo que permanece abierto no por escasez, sino por exceso, y no se apresure a catalogar, describir o apresar. Que su forma de comprensión sea una nueva manera de mantener intacto (o de aumentar incluso) el asombro.

 

 

Nuestra historia de Pedro Ugarte. Un libro humano

Con todo el cariño y a modo de ‘guiño humano’ para Pedro Ugarte y Juan Casamayor.

Nuestra historia, editada por Páginas de espuma, ha sido una de las lecturas que me ha acompañado en mi último viaje.

Me ha gustado. He disfrutado. He tomado mis notas particulares. Me ha traslado a recuerdos de situaciones cotidianas, a pensar… “esto lo tiene que leer fulana, le gustará”.

El libro, además de estar lleno de vida cotidiana, que es donde la humanidad se hace real y se encarna, es de manera caprichosa e inesperada de ese reflejo de no perfección humana, como si las páginas hubieran entendido también de qué va esto.

Así, en la página 34 se lee:

Las cosas no pueden ir siempre bien. Los seres humanos no estamos preparados para eso. Cuando ocurre, todo se vuelve un tanto incómodo. Lo perfecto no es natural, no es lógico. Lo perfecto, en realidad, es imposible.

Y, como si las propias páginas quisieran reafirmar lo escrito, justo en la anterior, la 33, encontramos un rastro de esa pequeña imperfección que rubrican la humanidad también del texto y el soporte que parecen querer seguir la estela que marcan tanto Pedro como autor y Juan como editor..

Lo dicho, para alguien que no es crítico, y sí un simple lector… un disfrute y la constatación, por suerte, de que todavía hay personas humanas e imperfectas en los procesos creadores naturales.

 

Teresa Benéitez de A Fin de Cuentos en Bilbao. Entre la emoción de ser editora y el terror de ser empresaria.

Aunque no figure en el Plan de Negocio, todas las apuestas empresariales tienen al lado de los estudios de mercado y, justo a la derecha de los números del plan económico-financiero, un apartado dedicado a los sueños locos. En caso contrario, al menos a mí, me hubiera costado mucho atreverme a levantar la persiana de A Fin de Cuentos.

Me llamo Teresa Benéitez y creé oficialmente A Fin de Cuentos, una editorial dedicada a niños y jóvenes, hace 3 meses; extraoficialmente trabajo en ella desde abril de 2016. Lo hice porque quise darme una oportunidad, o mejor dicho, la gran oportunidad de elegir dedicarme a lo que me gusta. Algunos pensarán que eso solo lo pueden hacer los privilegiados. Y desde luego puede entenderse así, pero como decía la artista Carmen Calvo en una reciente entrevista publicada en El País, “elegir es asumir un gran riesgo”. O sea que aquí estoy, columpiándome entre la emoción de ser editora y el terror de ser empresaria.

Desde pequeña me gustó mucho leer. Tanto que fantaseaba con ser escritora. Y la verdad es que no lo hacía mal, pero siempre fui demasiado vaga o quizá me faltó determinación, para intentarlo en serio. Eso sí, la fascinación por los libros me quedó para siempre. Casi se puede decir que aprendí a leer con una colección de cuentos de la editorial Bruguera dedicada a los cuentos clásicos. Y mira por donde, he acabado atrapada en ese “barrio” de la literatura.

La culpa la tuvieron mis tres hijos. Con ellos volví a sumergirme en la literatura infantil. Pasaba ratos en las librerías buscando libros para ellos y fui descubriendo historias tan hermosamente editadas que, de una forma todavía no muy clara, supe que quería formar parte de ese grupo de editores valientes. Pero la vida es tan hermosa como impertinente y tuvieron que pasar todavía un montón de años y un montón de cosas para que llegara ese momento.

Soy tan nueva en todo que no puedo dar lecciones a nadie en lo que respecta a mi oficio.

Seguir leyendo en lasaiblog.