Redes…relacionales

Tarde y noche, las de ayer viernes, de disfrute y celebración.

Una comida tardía en casa, tranquila. Vino, verdura, unas alubias limpias, charla… ¡Sólo faltaron las yemas!

Frío en la calle en torno a las 18:00 cuando salimos hacia BilbaoArte. Granizo y lluvia.

En BilbaoArte nos convocaba Josune Urrutia. Os dejo unas imágenes y un vídeo que, creo hablan por sí solas.

Allí, nos convocamos, nos juntamos y de allí nos fuimos a celebrar la vida la amistad, la conversación y el gusto de seguirnos encontrando…

Anuncios

Librerías ¿están todas las que son y son todas las que están? En torno al Mapa de librerías. 2

La pregunta del millón es: si decimos, en el propio Mapa, que tenemos 1.364 librerías sin información ¿con qué criterio hemos justificado la introducción de las mismas en el censo de librerías?

Todos los medios de comunicación que han abierto con titulares sobre el crecimiento o decrecimiento de las librerías en España, deberían haber puesto a continuación una nota aclaratoria sobre de qué librerías en concreto se está hablando ya que el Mapa de librerías, como se aclara en el propio informe, no habla de todas las librerías.

Deja fuera con claridad todo lo relacionado, en lo que hace referencia al soporte, con el comercio al por menor de libros antiguos o de segunda mano y, en lo que hace al tamaño y fin empresarial, a las grandes superficies y grandes cadenas.

Es conocido el peso cada vez más relevante y organizado que va tomando la venta de segunda mano. Fenómenos como, por ejemplo, Re-Read o Tik-books deben ser tenidos en cuenta y quizás no debamos olvidar que en Francia, por ejemplo, muchas librerías de nuevo trabajan también, no el libro de saldo, sino el de segunda mano.

Hay, por lo tanto un número no despreciable de librerías, que van adquiiriendo un peso y creciendo en número que quedan fuera del estudio.

Sí se mantienen en el mismo las que se denominan Librerías pequeñas-medianas y Librerías muy pequeñas, de las que se nos dice que son:

– Librerías pequeñas-medianas: con una facturación en libros entre 30.000€ y 90.000€ (más del 50% de ventas en libros sobre el total de facturación ).
– Librerías muy pequeñas : con menos de 30.000€ de facturación en libros
(más del 50% de ventas en libros sobre el total de facturación).
Centraré mi reflexión sobre las denominadas ‘muy pequeñas’ cuya facturación máxima, tal y como está propuesto podría llegar a 60.000€ de facturación que, seamos claros, lo sitúa en el terreno de la inviabilidad.
En una situación semejante y siendo generosos se situarían las librerías pequeñas-medianas cuya facturación en libros fuera de un máximo de 50.000€ para, siendo esta el 50%, una cifra total de 100.000.
Para justificar esto vuelvo a traer a colación mi análisis de la servilleta que plantea un suelo de facturación de 150.000 euros.
El problema es que si aplicamos el criterio de sostenibilidad y rentabilidad nos podrían desaparecer del censo casi el 50% de los puntos de venta.

615 que facturan menos de 30.000 y unos cuantos de los 693 de la horquilla de 30.000 a 90.000.

Pero… la pregunta del millón es: si decimos que tenemos 1.364 librerías sin información ¿con qué criterio hemos justificado la introducción de las mismas en el censo de librerías?

Si nos centrásemos sólo en lo que se considera el “Total válido” deberíamos decir que el número de librerías debidamente contrastado ha descendido.

Ahí lo dejo para la reflexión y el debate.

Hasta pronto amigo Víctor

Amiga Josune. Ahora toca terminar la obra. Un beso muy especial para ti.

Ayer a la noche escribí el silencio.

No tenía más palabras.

Sabíamos que iba a llegar. Estaba ahí, esperando a la vuelta de la esquina más inesperada, pero estaba. La muerte como compañera no querida, pero con la que te sabes que te vas a topar.

Fue ayer a la noche.

Escribí en facebook:

Hoy ha sido una tarde rara.
Quizás esperada o sabiendo que iba a llegar.
Ahora, ya cuando ya ha entrado la noche sólo queda el silencio…

Hoy, al levantarme, leo palabras de buena gente, de amigas y amigos que reconfortan y comparto.

Fernando Fantova:

Una comprensión mínimamente cabal del devenir de nuestra vida individual nos hace conscientes de hasta qué punto nuestras supuestas trayectorias y logros son posibles gracias a las trayectorias y logros de personas que nos abrieron caminos, a cuyos hombros nos encaramamos o con las que compartimos proyectos. Por eso hoy se debe hablar aquí de Víctor Urrutia Abaigar.

Pedro Ugarte:

Ha muerto hoy Víctor Urrutia, sociólogo, profesor de la UPV/EHU, escritor. Tuve la suerte de trabajar con él a lo largo de cuatro años. Por tarde que me fuera del Rectorado, la luz de su despacho seguía siempre encendida. Llevó escolta muchos años, para vergüenza de mi país. Era un hombre de palabra llana y con muchas más razones para llamarse cristiano que algunos amanerados estetas como yo. 

Teresa:

Te nos has ido. Te has escapado entre los dedos de nuestras manos. Apenas hace un rato y me cuesta hablarte en pasado. Me cuesta incluso escribirlo. Pero es un pequeño homenaje que quiero brindarte. Te lo debo.

Pedro Ontoso en El Correo:

En realidad hablábamos de muchas cosas cuando compartíamos mantel y escoltas en los tiempos de persecución de ETA, cuando la falta de piedad esclerotizaba a una sociedad vasca narcotizada. Como director de tesis hemos compartido muchas horas de reflexión sobre la violencia política, el terrorismo, el papel de la Iglesia y de los partidos políticos. Como sociólogo ha dedicado muchos años a tratar de entender cómo funcionan las sociedades, a descubrir sus grandes problemas, a realizar un diagnóstico acertado y a proponer políticas y soluciones. A Víctor le dolía la sociedad vasca que miraba para otro lado, la «quiebra moral».

Eva Díaz Tezanos:

Era un apasionado de Cantabria. En su refugio de Ucieda paseó cada rincón de nuestra querida Cantabria. Conocía cada collado, cada valle, cada río, cada uno de esos espacios mágicos que conforman nuestra región y que siempre se entrelazaban entre nuestras conversaciones sobre actualidad política. Siempre accesible a todos y cada uno de nosotros fue bálsamo para nuestros miedos y alimento para inquietudes.

Andoni Unzalu:

A mí me sorprendió su faceta religiosa. Un creyente raro que defendía su fe desde una posición estrictamente de libertad personal sin intentar hacer proselitismo alguno. A veces yo le tomaba el pelo y le preguntaba cómo una persona racional y culta como él podía seguir creyendo en los mitos. Nunca se enfadó ni intentó rebatirme.
Él era creyente porque era libre para serlo, y punto.

Pello Salaburu:

Para mí era, por encima de todo, un amigo y una buena persona. Generosa, abierta, humilde en sus comentarios. Cercana. Sabía, esto es cada día más raro, callar y escuchar.

Víctor_Pello_salaburu

Idoia Mendía:

Un socialista íntegro, pero sobre todo un buen hombre.

Javier Elzo:

Yo veo en Víctor un prototipo del ideal, de la esperanza que me hago del hombre (y de la mujer) del nuevo siglo: que ponga los Derechos Humanos por delante de las legítimas y diversas opciones políticas, religiosas, sociales, culturales etc. Vivimos en un mundo multicultural, multiétnico, en una sociedad plural.

ABC

El Correo.

Irala 100 urte.

Recordamos hoy a nuestro amigo, el sociólogo y profesor universitario Victor Urrutia fallecido ayer. Lo hacemos agradeciendo su imprescindible aportación para el conocimiento de la historia de nuestro barrio y su infatigable disposición para difundirla. El pasado 15 de noviembre de 2016 nos ofrecía una de sus memorables charlas bajo el título “Iralabarri, pionero del urbanismo social en Bilbao”

PSE-EE

Recuerdo un viaje compartido en coche a Madrid hace años, muchos años cuando ambos andábamos trabajando allí. Salimos en coche, tras enseñarle el quiosco que más pronto abría a las mañanas en Bilbao y que sigue siendo de los primeros en levantar la persiana. Conversar y disfrutar del viaje para siempre poder volver a hilar en el siguiente encuentro.

En uno de los últimos que tuvimos él seguía queriendo captar la vida para seguir disfrutándola.

Hasta la vista amigo.

Loli, Gorka, Josune… ¡Abrazos!

 

¿Escuchar también es leer?

Amigas y amigos, ¡qué equivocado debía estar hasta la fecha!

Nos dicen ahora que escuchar es también leer.

Así que cada vez que iba a un concierto estaba leyendo; cuando estaba en clase escuchando las tediosas explicaciones de los profesores también leía; cada vez que voy al teatro, no sólo escucho y veo, sino que también leo porque parece que el escuchar lleva implícito a partir de este mes de septiembre, como si de una vuelta al cole se tratara, el leer.

Manuel y servidor… en un momento de lectura.

Ya me lo decía mi amigo Manuel: no te equivoques. Nosotros no nos escuchamos, cuando hablamos y conversamos en el fondo, nos estamos leyendo como libros abiertos. Él sí que sabe…

Es curioso que el spotify de los libros, o eso nos dicen, sea el que afirme la bondad lectora de los sonidos.

Hay quien ya no sabe qué hacer o para aumentar los ‘índices de lectura escuchadora’ o para vender su producto.

Andan en estos meses de plena campaña intentando apuntar y estando presentes en todo lo que se mueve. del Hay Festival al Liber.

Si más allá del discurso que nos intentan vender y que escuchemos, leen la agenda encubierta verán que como tantas veces lo que se mueve es puro interés.

Me dicen que los músicos y el mundo del cine van a empezar una campaña en la que dicen que leer es escuchar porque de siempre las palabras y las letras tienen su musicalidad.

Me dicen también que los intérpretes musicales serán los nuevos cuentacuentos porque a ellos les va a escuchar-leer mucha más gente.

Y como el sector musical y audiovisual nos cambie el discurso y empiecen a decir que siempre lo que hemos hecho es escuchar que además es más natural que el leer a ver a quién le vamos con el cuento…

Ya decía Lope que no todo es lo mismo.

Entre leer y escuchar

hay notable diferencia,

que aunque son voces entrambas,

una es viva y otra es muerta.

(Lope de Vega, El guante de doña Blanca, II)

¡Feliz día!

 

Editores… los grupos y países que cortan el bacalao

Interesante, en lo que hace referencia a ‘grandes números’ los datos comparados de facturación (2015-2016) de los 50 mayores grupos editoriales.

Unas notas breves:

  • La facturación de los 50 primeros grupos ha sido en 2016 de 56.200 millones de dolares.
  • Ha descendido en relación a la de 2015 en, aproximadamente, un 10%.
  • Sólo hay 18 países con compañías editoriales que tengan presencia entre los 50 primeros grupos.
  • La facturación de las compañías pertenecientes a sólo cuatro países: Alemania, Estados Unidos, Reino Unido y Canadá supone más del 50% de la facturación de los 50 primeros grupos.  28.419 millones de dolares.
  • España, en esta clasificación ocuparía la octava posición. Italia, con menos facturación, tiene más grupos presentes. ¿pirámide más plana?
  • Hay tres grupos multinacionales, con sede en varios países, que suponen el 14% de la facturación global.  

 

Leer y comprar libro electrónico parece ser la práctica digital menos frecuente entre los jóvenes

El ONTSI, Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información acaba de publicar el Estudio sobre uso y actitudes de consumo de Contenidos Digitales en España .

En fechas recientes José Antonio Millán se hacía eco de un artículo de The BooksellerIs the e-book a dead format?

Hay algunas afirmaciones en el propio estudio suficientemente claras:

  • En ámbitos como la música los ingresos por contenidos digitales ya han superado a la distribución física, tendencia que se va a ver replicada en el resto de sectores, excepto en el libro electrónico.(14)
  • A pesar del incremento de la lectura en dispositivos digitales, los estudios consideran que el libro electrónico seguirá teniendo un papel secundario frente al libro en papel. (15)
  • El libro electrónico consolida su papel secundario en relación al libro en papel. (62)

Y hay, también algunas tablas en mi opinión clarificadoras.

  • Consumo de contenidos digitales por edad (21)

En la horquilla de 16 a 34 años el consumo, que tiende a ser mayor que en las otras franjas de edad, del resto de los contenidos (fotos, APPs, Leer noticias, RSS, películas, música, webs, compartir ficheros, videojuegos) superan ampliamente a leer e-books.

  • Pago por tipo de contenido y por edad (47)

Si ya veíamos antes que el uso no es excesivo, el pago por contenido de libro electrónico se ve superado en la franja de 16 a 34 de manera amplia por películas, música, videojuegos e, incluso aunque en menor medida, por contenidos formativos.

  • Intensidad de consumo por nivel de ingresos (47)

El propio estudio lo afirma: el impacto del nivel de ingresos es claro. Sería quizás interesante y es posible que la información exista, pero quizás no sea estadísticamente significativa cruzar el nivel de ingresos con edad y tipo de contenido.

Sí disponemos del dato de…

  • Gasto medio anual por tipo de contenido en euros (49)

Cerraré con una anécdota que tiene el valor de anécdota y que no pretendo elevar a categoría, pero sí dejarla para invitar a la reflexi´pn

Mi hijo, 25 años, sale mañana de viaje y se ha pasado por una librería para comprarse un libro de papel para su periplo.

Se ha venido con Música de mierda de Crals Wilson, editado por Blackie Books.

Lo que me ha llamado la atención, en una persona que básicamente consume música y cine en digital y en abundancia; la música también en numerosos conciertos, ha sido el comentario que ha hecho al entrar a casa:

¡Qué edición más cuidada!

Lorena Fernández, una millennial, como ella misma se definión en su artículo publicado en el número 31 de Texturas escribió en referencia a los soportes físicos:

ya no son meros objetos en serie. Me los he apropiado y ellos se han apropiado de un pedacito de mi memoria y de mis recuerdos. Tienen grabadas historias: cuando los compré, cuando los compartí con alguien, cuando un día especial estuvieron ahí y se significaron. Son mi magdalena de Proust.

Quizás la pregunta planteada al principio de esta entrada… no esté de más.

Quizás, la pantalla, nos lleve hacia otras categorías contenidos.

 

 

 

BBK Live… Para quien viene de visita, algunas sugerencias muy personales

En esta casa el tema de los festivales musicales, su conocimiento, presencia y disfrute recae más en Alex que en un servidor.

Pero sí me voy a permitir señalaros para el entretiempo festivalero algunas alternativas, no muchas para que no os empacheis, de espacios y lugares que a mí me resultan agradables para el picoteo, el cometeo o el paseo y que reflejan ambientes distintos…

Empecemos por el ejercicio…

Propuesta llana. Una ‘Ruta urbana por la Ría de Bilbao‘ que podéis acortar y alargar a vuestro antojo utilizando los puentes.


Una segunda. Con un poco de altura, pero sin deslomarse. Bilbao Artxanda, siguiendo a tu aire el ‘anillo verde’. te permitirá algo muy bilbaino como es la posibilidad de contemplar Bilbao sin tu presencia o con tu ausencia cercana.

Para el ‘pica pica’ de carácter más informal…

El Casco Viejo en su conjunto y la Plaza Nueva en particular no son malos sitios para perderse. Y esta sugerencia de lugares para el pintxo no está mal. De los ahí incluidos, servidor es un enamorado del Txangurro gratinado de El Globo. Acercarte al mismo te permitirá además moverte por el más ‘estirado’ centro de la ciudad.

Y dentro de ‘el Casco’ hay dos sitios en la misma calle uno con tradición y otro más modernete que me gustan muy mucho…. El Café Lago patroneado ahora por Boni lleva ya más de 40 años dando pica pica y merienda a los bilbainos y a los que se acercan. Pedir sus croquetas de chorizo, sus torreznos o lo que os venga en gana…El Baster, en la misma calle correo, pegadito a la trasera de la catedral es otro punto donde os resultará difícil encontrar mesa, pero tened calma y pedir cualquier cosa que se os antoje de la barra, alguna de sus variantes de vermut y su ‘tortilla express’ que me vuelve loco, loquito.

Para el ‘come come’ más tranquilo, ahí van tres sitios.

El más ‘golfo’ y atrevido, Dando la brasa, que superó en su momento la ‘prueba de fuego’ del ‘dame de comer’. Os pemitirá además acercaros a Bilbao la Vieja y San Francisco…

La novedad del ‘precio fijo y menú ajustado’ que ya se ha asentado, el Kokken, al ladito del Ayuntamiento en la antigua Plaza del Gas y del que he hablado por aquí en más de una ocasión.

Y más formal, pero en el que si vais varios, podéis hacer un más que razonable ajuste de precio, Los Fueros, donde el joven equipo capitaneado por Paul Ibarra, te da de comer o de cenar de 10, como recientemente han comprobado un equipo de profesores ya curtidito, que me hicieron la ola cuando me vieron por la Plaza Nueva por habérselo recomendado.

Dos pinceladas más, para no empachar.

Si quieres un momento dulce, mis ojitos actualmente son para el Charamel. Son un gusto, dulce, fresco, ahora con sus helados que todavía no he probado, y variado…¡Déjate aconsejar!

Y la copa sosegada mirando a la ría o dejando que la ría te mire siendo además estas fechas y el BBK Live debe ser en La Ribera.

Y ¡Disfrutad!