Lectura y vida

Leer no es una experiencia separada de la vida, sino una experiencia como cualquier otra, a veces más intensa, verdadera y perturbadora que cualquier otra. Leemos por placer, pero también para vivir más. La literatura ilumina la vida, la vuelve más compleja, la ensancha; lo contrario también es cierto: la vida ensancha, ilumina y vuelve más compleja la literatura. (Javier Cercas; El País Semanal Junio 2004)

Execpcionalidad cultural

Mucho ha estado hablando el gobierno de la conveniencia de una Ley de excepción cultural. Curiosamente esta reivindicación viene apoyada, casi al mismo nivel, tanto por la industria cultural (libro, cine….) como por los propios creadores.

Siempre, en estas proclamas queda sin responder lo que es uno de los fondos de la cuestión. ¿Qué es lo realmente excepcional? ¿La industria y sus formatos o algunos, no todos, de sus contenidos?.

En el periódico El Mundo de 5 de Septiembre, es decir, de ayer mismo, Carlos Boyero en su artículo “Amenábar nos regala luz con un argumento sobre la muerte” afirma al final del mismo:

Con películas españolas como ésta, como ’Los lunes al sol’, como ’La vida mancha’, sí podría entender ese concepto tan baboso, enfático y fenicio de la excepción cultural. No sé si ’Mar adentro’ es cultura pero no tengo dudas sobre su excepcionalidad, su hermosura, su emoción contagiosa, su apuesta por la vida.

Por ahí podremos buscar la excepción por el falso trato igualitario seguro que no. ¿Quién pondrá el cascabel al gato?

Libros y cercanía

Apareció a finales de junio en noticias.com una interesante, por curiosa, reflexión de los procesos que hay detrás de una compra física, es decir en una librería de toda la vida, o de una compra virtual, de un libro para acabar concluyendo que:

“Madre mía la que he armado. Creo que la próxima vez me acercaré a la librería de la esquina.”

Ya hace tiempo venimos manteniendo, y de hecho en algún momento así lo señalaron los datos, que detrás de toda plataforma de venta por internet debe haber una librería palpable que dé sentido y tacto a la venta. Amazon parece seguir siendo la excepción, pero en España el gato al agua se lo siguen llevando los libreros palpables y tocables en ’cualquier esquina’.

La librería centro de información

La librería es un centro de información, un lugar para el análisis y el reposo del alma, no un almacén diseñado para consumir más a más velocidad. El librero, en fin, ejerce una tarea que desborda los exiguos beneficios que obtiene en cada operación. (Mario Bango; La Voz de Asturias 1 Noviembre 2000)

¿Todos los grandes en Bilbao?

Nos íbamos de vacaciones con la noticia del desembarco de la Fnac en Bilbao.

En una distancia menor que la existente en Madrid nos vamos a encontrar a La Casa del Libro, El Corte Inglés y la Fnac. El orden, en este caso, no indica nada, digamos que respetamos el alfabético ’despreciando los artículos. Ello, junto con la noticia de la alianza entre Eroski y Abacus hace que de aquí a dos años máximo la situación del mundo del libtro en Bilbao, al igual que en otros sitios, cambie sustancialmente. Es de suponer que el grupo Zabaltzen no se mantendrá quieto y realizará algún movimiento. De hecho, parece que a fecha de hoy ya ha realizado alguno que le permita un mayor afianzamiento en el ’mercado local y específico’.

Veremos, finalmente, cómo sobreviven y qué juego dan las dosbles apuestas que se pueden plantear en comunidades bilingües:
– Las cuotas de penetración en castellano y euskera. ¿Restarán importante cifra de mercado Eroski y Fnac al grupo Zabaltzen en euskera?
– La apuesta sólo por el libro o por la convivencia de soportes y aparatos (Casa del Libro contra todos).

Aún así, ya se sabe, cuanto más grandes, más espacios desaprovechados que optros más pequeños quizás sean capaces de utilizar.