Los libros que viajan

22679704_d27d7f7c35_m.jpg

Una reciente encuesta, de las que periódicamente realiza Infolibro señalaba que el 90,79 por ciento de los encuestados que han contestado (no sabemos cuántos, ni qué perfil tienen)pensaban que el principal problema de los distribuidores, y añado de todo el sector, es el de las devoluciones. Es decir: el de los libros que van y vienen realizando en muchas ocasiones dos recorridos circulares: distribuidor-librero-distribuidor y editor-distribuidor-editor.

De ello, podemos sacar algunas primeras conclusiones:

1. Se devuelve lo que no se vende.

2. El porcentaje medio, probablemente muy optimista de la devolución, se situa en el 30%. Es decir: el 30 por ciento de lo que se edita se hace para no venderse.

3. No se entiende una industria que sobreedite un tercio de su producción que vendría a ser el equivalente al margen de comercialización que tiene el librero.

4. Todo el mundo dice que se edita demasiado, parece que tanto en títulos como en cantidad, pero…. se sigue haciendo.

5. Nadie, en general, editores, distribuidores, libreros, autores que siguen escribiendo y quieren vender,,,pone freno a dicho proceso, luego……..

6. Alguien está mintiendo.

Tengamos en cuenta la reflexión de Antonio Muñoz Molina:

“Si defendemos que el libro no sea tratado como una cruda mercancía, son los editores los primeros que no deberían dejarse llevar tan fácilmente por el oportunismo mercantil de fabricar productos -como dicen algunos- de usar y tirar”

Para conocer información de primera mano sobre la distribución recomendamos la web de Fande.

¿Precio fijo?

Tanto editores como libreros reivindican el Precio Fijo y único de los libros como garante de igualdad de acceso. Todos sabemos, también, que el Gobierno del PP se lo saltó a la ligera con el libro de texto. Veremos lo que hace ahora el PSOE.

precio_fijo.jpg

Lo problemático es que algunos libreros y editores también se lo salten a la ligera, creando un peligroso abismo entre principios y realidad.

A propósito de los datos

Publican hoy los medios los últimos datos del I.N.E. sobre producción editorial. Se sigue editando más, un 5% aproximadamente más que el año anterior, pero, al mismo tiempo, se editan menos ejemplares de cada título. Volvemos a la supuesta pluralidad. Nadie parece preocuparse de si la disminución de las tiradas está haciendo situarse a muchos títulos, al mismo tiempo, en el umbral de la supervivencia.

estadistica.jpg

Leo, hoy, también un interesante artículo de Lluis Bonet sobre Reflexiones a propósito de ( Indicadores y Estadísticas culturales) en el que, entre otras cosas, se dice que:

“Así, los datos que se recogen, vía encuesta o registro, dependen en buena manera del modelo o modelos interpretativos al uso. En función de cada uno de ellos, y de las variables consideradas como básicas, se diseñarán y elaboraran indicadores distintos. El diagnóstico resultante será utilizado para plantear aquellos objetivos estratégicos que cada uno de los actores en liza considere conveniente para consruir la realidad cultural alternativa por la que luchan”

¿A qué intereses y qué finalidades tienen los indicadores que habitualmente se nos facilitan y que parecen apostar, casi con exclusividad por la cantidad?

No todo debe valer

notododebevaler.gif

Hablábamos del inicio de la Feria del Libro de Valladolid y nos hemos encontrado la Feria profusamente comentada en la prensa por motivos, en parte, colaterales: la presencia de la Librería Europa. ¡Qué sin sentido, precisamente, este año y en estas fechas!.

Su presencia, y algunos lo pueden confirmar, suponía ya el viernes un mal augurio de lo que luego ha sucedido. ¿Dónde podemos-debemos colocar el límite?.

1. Si los libros que comercializan cumplen con la legalidad. (Por cierto los editores hasta hora no han dicho nada).

2. Si es un establecimiento legalmente abierto al público. (Me han dicho que ni CEGAL ni el Gremi les han permitido asociarse).

3. Si cumplen con los ’requisitos legales’….. argumentaba la Feria.

Entre la Librería Europa que está en la Feria de Valladolid y Fuerza Nueva que suele estar en la Feria del Libro de Madrid ¿Hay tanta diferencia….?

¿Dónde situar los límites de la cultura, la libertad de expresión y la censura ideológica y/o de mercado?

Hotel La Puebla, Burgos

Un delicioso hotel con exquisita decoración, atención y silencio en pleno centro de la ciudad.

Lejos de cultivar un negocio de provincias, Mario Alonso ha sido capaz de aprovechar un viejo caserón del centro monumental y ponerlo al día con humildad. Emplazado entre el arco de San Juan y la Casa del Cordón, el lugar ofrece 15 únicas habitaciones de corte moderno y buen apaño, sin ningún tipo de estiramiento ni nada que se pueda echar en falta en sus interiores. Apenas un hostal, pero qué buen servicio y qué inmejorables precios. Ideal para pasar la noche con exigencia estética.

Acercamientos a la lectura

acercamiento-a-la-lectura.jpg
He disfrutado este jueves y viernes de dos deliciosas experiencias.La primera en el marco de (Civican), una interesante iniciativa de la Caja de Ahorros de Navarra que ha dedicado parte de sus beneficios a la creación de un delicioso espacio de servicios culturales y sociales.

En ese espacio y dentro de la actividad de Biblioteca funciona un grupo de lectura que mensualmente comenta un libro. Me invitaron a comentar con ellos, mejor sería decir con ellas, la deliciosa obra de 84 Charing Cross Road ) en un ambiente donde cada vez las formas de estar se acercan más a las librerías y viceversa:

1. Se habla y se comentan

2. Se ojean y se hojean libros con tranquilidad

3. Se puede tomar un café

4. Hay auténticos escaparates temáticos

5. Y se avisa a los usuarios, lectores cuando la obra que han solicitado ha llegado u otro usuario la ha dejado.

Gracias a Vivi e Inma y el resto del equipo por el trato recibido y al librero y editor infiltrado con los que se pudo hablar de temas más profesionales.

Y el viernes en la inauguración de la Feria del Libro de Valladolid.(ARCE) ha iniciado una experiencia que ya ha tenido sus primeros frutos al expresar la admiración de algunos lectores y compradores por poder disponer de todo el fondo.

Todos ellos y ellas, lectores y compradores sienten casi con seguridad al igual que la joven lectora que leer es sentir que las letras están a gusto dentro de mí como dijo Antonio Basanta en el delicioso pregón de apertura de la Feria.

Política y lectura

politicaylectura.jpg

“Creo que no existe una forma eficaz de difundir la lectura que no pase por la conciencia de su utilidad social; los políticos tendrían que explicar qué libros leen para tomar sus decisiones”. (Alberto Manguel; La Vanguardia, 29-04-2004)

Al fin y al cabo, todo punto de vista es la visión desde un punto, alimentado por otras visiones y puntos. No parece que la poesía calara en algunos