Librerías con ‘marca’

Mañana la librería Ocho y Medio recibirá el Premio González Sinde de la Academia de Cine. Desde aquí ¡Felicidades!.

Hace pocas fechas, el 31 de diciembre, último día del año, aparecía en La Vanguardia un artículode Rosa María Piñol en el que se relataba y elogiaba la trayectoria de la Librería Altair bajo el título de Altair, un viaje de 25 años.

En el subtítulo se escribía: La librería barcelonesa se ha convertido en una marca de referencia en el ámbito de los viajes y en activo foco cultural . Los mismo, podríamos también decir de Ocho y Medio cambiando en este caso localización geográfica física y temática. Así podríamos hablar de La librería madrileña se ha convertido en una marca de refrencia en el ámbito del cine y lo aduiovisual y en activo foco cultural.

Podríamos añadir, incluso, una característica más. Su reconversión, también en ambos casos, en editores. Ello nos lleva a recordar el antiguo camino y evolución del oficio que empezaba por el librero para convertirse o, mejor dicho, ser también editor.

Quizás, en este caso, tenga también especial interés las temáticas de especialización que, en el fondo tienen una estrecha relación con manifestaciones ocio y cultura como son el viaje, no el turismo, y el cine y, sobre todo por lo que han tenido y tienen de apuesta por la calidad en ambos casos.

y me pregunto: ¿dónde quedan recogidos modelos e iniciativas de este tipo en los Planes de Fomento de la Lectura cuando pueden aportar mucho sobre públciso y sectores con claras sinergias y, casi con toda seguridad, con un importante crecimiento?

Anuncios

Propuestas de lectura

En este año de El Quijote y de Cervantes no sabremos, al final del mismo, cuántas personas leerán por primera vez el Quijote y cuántas lo releerán de nuevo.

En un artículo de Francisco Dancausa publicado ya hace un mes bajo el título de “La lectura obligatoria. Un incierto camino para engancharse a leer” se termina afirmando al final del mismo:

Tal vez sea este un signo de madurez social y, al final, estemos aprendiendo a sustraernos del rígido modelo de lectura obligatoria, parapetándonos en el seductivo hábito de leer aquello que nos dicta nuestro espíritu..

Como mera muestra de ello y yendo más allá de El Quijote, siguiendo además el modelo que mi amigo Jordi me ha mostrado señalo algunos de los libros leidos durante el 2004 y que, a mí, me han merecido la pena.

Ayesta, Julián; Helena o el mar del verano; Acantilado
Azorín; Cavilar y contar; Destino
Calleja, Seve; Aquiles y la tortuga; Elea
Castilla del Pino, Carlos; Casa del Olivo. Autobiografía (1949-2003); Tusquets
Chacel, Rosa; Barrio de Maravillas; El Mundo
Chandler, Raymond; El largo adios; El País
Chandler, Raymond; La dama del lago; El País
Chandler, Raymond; La ventana alta; El País
Chandler, Raymond; El sueño eterno; El País
Conrad, Joseph; El corazón de las tinieblas; El País
Cornella, Alfons; Knewton: buscando un orden en la información; Gestión 2.000
Eigen, Peter; Las redes de la corrupción. La sociedad civil contra los abusos de poder; Bronce
Gray, John; Al Qaeda y lo que significa ser moderno; Paidós
Highsmith, Patricia; El talento de Mr. Ripley; El País
Kapuscinski, Riszard; Los cínicos no sirven para este oficio. Sobre el buen periodismo; Anagrama
Kohout, Pavel; La larga ola tras la quilla; Alianza
Leon, Donna; Malas artes; Seix Barral
Machado, Antonio; Proverbios y cantares; El País
Marai, Sandor; Confesiones de un burgués; Salamandra
Martínez, Guillermo; Los crímenes de Oxford; Destino
Mattelart, Armand – Neveu, Érik;Introducción a los estudios culturales; Paidós
Monfreid, Henry de; Los secretos del Mar Rojo; Bassarai
Muñoz Molina, Antonio; Sefarad; Alfaguara
Oz, Amos; Contra el fanatismo; Siruela
Péju, Pierre; El librero Vollard; Tropismos

Perutz, Leo; El Judas de Leonardo; Destino
Proust, Marcel; La fugitiva; El País
Puche, Francisco; Un librero en apuros. Memorial de afanes y quebrantos; Del genal
Ramonet, Ignacio; Guerras del siglo XXI; Mondadori
Roís de Corella, Joan; El amor es la desgracia; Trama
Salinas. Javier; El libro de E; Siruela
Sánchez Piñol, Albert; La piel fría; Edhasa
Sansot, Pierre; Del buen uso de la lentitud; Tusquets
Trías de Bes, Fernando; Rovira Celma, Álex; La buena suerte. Claves de la prosperidad; Urano
Unseld, Siegfried; El autor y su editor. Trabajar con Brecht, Hesse, Rilke, Walser; Taurus
Varios; Guía de Vigilancia tecnológica. Sistema de información estratégica para las Pymes (Bilingüe); Diputación Foral de Bizkaia
Varios; Comercio Interior del libro en España 2003; FGEE
Verdú, Vicente; El estilo del mundo. La vida en el capitalismo de ficción; Anagrama

Editar-2

Editar es, en su mejor sentido, avanzar. Es sacar a la luz lo mejor que deba ser comunicado a la comunidad lectora. Es seleccionar lo que merece ser sacado a la luz. En un tiempo de saturación informativa, la selección es cada vez más necesaria y valiosa, y será bueno cuidar la formación de los selectores y transmisores de contenidos (Jordi Nadal, Valencia 2002)

La cultura

Resulta significativo que la cultura, lo mismo que la agricultura, se hayan convertido, ambas, en sectores altamente sensibles del debate en el nuevo ciclo de negociaciones lanzado en 1999 por la OMC. Más allá de sus implicaciones económicas, la soberanía o la seguridad alimentaria y la excepción o la diversidad cultural afectan directamente al modo de organización de las sociedades, a sus formas de vida. (Armand Mattelart y Eric Neveud; Introducción a los estudios culturales; Paidós, pag. 161)

Lectura, planes, pactos y mediadores

He leído, aunque no sé con certeza si es reciente, la aprobación en Extremadura del Pacto Extremeño por la lectura. Ya hace tiempo que en algunas otras Comunidades existen pactos o acuerdos parecidos. Así ocurre, por ejemplo, en Andalucía o el Plan de Fomento de la Lectura del Ministerio que parece no tener definidas, por lo menos no aparecen en la web, las líneas de actuación del 2005 en adelante.Sí aparecen, en cambio, algunas sugerencias desde Moncloa para el 2005.

En marcos más amplios nos encontramos, también, con esbozos de planes en Iberoamérica, al igual que en Instituciones que llevan tiempo trabajando sobre el tema.

¿Tiene sentido tanto plan para tan poco conseguido?. ¿Qué aportan de sustantivo los unos sobre los otros?. Cuando desde el Ministerio de Educación y Cultura se inició en su momento el trazado de las posibles líneas maestras del Plan parecía preocupar más, a veces, el no ’pisar’ callos que el realizar una propuesta global y coherente.

Todavía, quizás por miopía, no he visto en ninguno de los planes ni en sus desarrollos posteriores, unos objetivos, se cumplan o no después, a conseguir.

Se deberían suponer dos cosas básicas: la primera que los planes sobre la lectura deberían aumentar el porcentaje de lectores y/o, al mismo tiempo, la intensidad y calidad de los que ya lo son, pero nada de esto aparece con claridad. La segunda, es que no parece tener sentido hacer planes en los que algunos de los medidaores claves no aparezcan suscribiéndolos y, algo de esto, pasa, por lo menos en el de Extremadura.

Con el año del Quijote, la lectura, se nos perderá entre los ’Molinos de Viento’ de los Congresos y los libros regalados.

Fe de vida

fedevidaAutor: José Ramón Recalde
Título: Fe de Vida. Memorias
Páginas: 378
Año Edición: 2004
Editorial: Tusquets
ISBN: 84-8310-972-7

Comentario

Empecemos por una pequeña crítica, no al libro, sino a la editorial. Cuando he terminado de leer el libro reseñado he ido a buscar su ficha en el ISBN y, todavía, no aparece la misma. Demuestra ello, y en este caso, una escasa seriedad por parte de la editorial. Me consta de primera mano que en el ISBN las actualizaciones se hacen con rigor y seriedad, de cara a la actualización de la información bibliográfica. ¡Ojalá llegue un día en que no se concedan números del ISBN por adelantado y se utilicen las posibilidades que las nuevas tecnologías permiten para la generación automática de los mismos ante obra presentada para su publicación.

Dicho esto y pasando ya a temas más interesantes resaltar dos cosas de Fe de Vida que, particularmente y quizás en función del momento político que se vive, me han llamado más la atención. La primera de ellas hace referencia, sobre todo en el inicio del libro, a una reflexión sobre el tiempo, su sentido y su vivir que, por sí misma ya merece la pena. La segunda, tanto para los que vivimos en el País Vasco como para todos los ciudadanos es la reflexión y narración sobre lo que supuso el gobierno de coalición entre el PNV y el PSOE y la lectura que del mismo hace José Ramón Recalde.

Junto a ello y a lo largo del libro la reflexión constante sobre la ética política y las pinceladas de la librería Lagun como elemento referente de espacio y reflexión política y ciudadana en el corazón de Donosti.