Pequeños detalles de un año -11

La conexión entre hechos supera ya la mera casualidad. Es casi como para pensar que una mano oculta va dirigiendo el destino de este entrelazado de frases y comentarios.

He comentado un poco antes la agradable sorpresa que me he encontrado en el buzón bajo el nombre de Librerías con huella. De hecho ya me había llegado hace unos días la Agenda de lecturas que nos proponen, pero ni me dejaron disfrutar de ella.

Casualmente coincide esta oferta, clara y de libros de fondo, con las frases que como propuesta y respuesta tenía preparadas en este ida y vuelta que a lo largo del año he venido manteniendo con aquellos que han querido y se han dejado.

Así, el 27 de abril decíamos lo siguiente: Hay muchos libros cuya edición no aporta nada. Si en España se publicara la mitad de las novedades que se editan actualmente, se podrían reimprimir otros libros mucho más interesantes” (Josep Lluis Monreal; El Libro andaluz nº 45, 2004) y, un buen amigo, catalán para más señas y para que todo quede en aquel territorio respondía: Una verdad como una catedral. Haber si nuestros amigos editores lo entienden..

Al recibir hoy esta agenda hay una cosa que me queda clara: por lo menos, algunos libreros sí lo han entendido.

Aquellos que puedan conseguir la agenda que la disfruten. Yo me comprometo a lo largo del 2005 a ir señalando semana a semana la propuesta que nos hacen estas misteriosas Librerías con Huella

Anuncios

Librerías con huella

Por días casi consecutivos los libreros han conseguido volver a sorprenderme. Escribía no hace más de dos días la iniciativa de la Librería Cálamo y su propuesta de lecturas y me encuentro de nuevo en el correo ordinario y en formato papel otra delicada iniciativa, fruto como siempre de un trabajo callado, constante, coordinado y de valor de un conjunto de libreros que en formato de agenda y bajo el sugerente título de Agenda de lecturas 2005 nos ofrece una lectura para cada semana.

Hay que alabar en la iniciativa, que esperemos continúe año a año, varias cosas:

– La apuesta por la selección y el asumir el papel de prescriptor. Una cosa, que está muy bien, es ser capaz de servir todo el fondo que el cliente nos puede solicitar y otra, muy interesante y clave, es, al mismo tiempo, poner delante del público nuestra selección y apuesta personal.

– Bien, también, por apostar por la recuperación de textos y el recordatorio de libros que no necesariamente han sido editados en el 2004. Esperemos que los editores sepan estar a la altura de las circunstancias y de la apuesta.

– Mejor por lo que tiene de coordinación entre varias librerías. Yo agradezco el envío a Oletvm, pero a través de la informaciones que me llegan por otros canales y de otras librerías tengo constancia de que en esta misma jugada están entre otras la Librería Cervantes de Oviedo que también nos la ha hecho llegar, Escarabajal de Cartagena, Babel de Castellón, Gil de Santander, Santos Ochoa de Logroño y Central de Zaragoza.

– Óptimo por la apuesta de perdurabilidad que queda reflejado en el nombre escogido Librerías con huella. A nosotros nos la ha dejado marcada.

¡Felicidades!

Amor

’Tal vez también ella había tenido que admitir que al principio carece de importancia qué camino se toma y con quién se recorre, porque al amor no le importa a quién quiere uno cuando se lo deja fluir libre por el sendero que se pisa, por los ojos en quienes uno ha fijado la mirada mientras camina’ (Grondahl,J.C.; Silencio en Octubre, Salamandra Barcelona 2001 , pag. 304)

Amistad

Creo más bien que no nos encontramos de inmediato en un estado de amistad; incluso los seres unidos por un largo entendimiento deben, en cada encuentro, reinstaurar su amistad. Necesitamos cierto tiempo para aproximarnos a otro ser. (Pierre Sansot; Del buen uso de la lentitud; Tusquets, pag. 47)

Cálamo. Librería de cabecera

Casualmente, he tenido que viajar hoy a Zaragoza por motivos de trabajo. Viaje de los de ida y vuelta y en los que no hay tiempo para saludar a los amigos.

A la llegada a casa por la noche y al recoger el correo me encuentro entre la correspondencia la Agenda-catálogo que la librería Cálamo viene ya editando hace tiempo. Junto a ella, y ya por cuarto año, llega también la papeleta de votación de los libros candidatos al Premio Cálamo al Libro del año. Tomo, como ciempre, buena nota de aquéllos que me han pasado desapercibidos y enredo entre las páginas de internet para buscar algunas referencias.

La búsqueda, me vuelve a demostrar que sigue habiendo espacio para las librerías que apuestan por su propia selección y algunos editores deberían ser más conscientes de ello. Entre los 12 libros propuestos hay, por lo menos uno que no aparece en la web de una de las grandes librerías. Quizás porque ha sido editado por Editorial Minúscula y parecería una contradicción. El libro en cuestión es La chica de seda artificial de Irmgard Keun.

Seguro que merece la pena.

Los seres humanos modernos somos animales sensuales. Nos acariciamos tocándonos con palabras, y disfrutamos de la cercanía y el contacto corporal” (H. Maturana citado por Francisco Puche; Un librero en apuros. Memorias de afanes y quebrantos; Genal; pag. 107)

Pequeños detalles de un año -9

Con motivo de la constitución de Aldaketa he podido tener el gusto de asistir en el incomparable marco del Palacio Mirarmar en San Sebastián a a una conferencia de Josep Ramoneda sobre un conjunto de principios que se deberían dar para el cambio político o, mejor para el cambio dentro de la política.

Antes de empezar a enumerar los mismos, Josep hizo, literalmente, la siguiente afirmarción que, en mi opinión, indica ya toda una forma de actuar y, por lo tanto, de ser. Afirmó: Si me llama la gente decente, primero vengo y después pregunto.. Con ello, y así lo explicitó en concreto hacía referencia dos personas presentes en la sala: Joseba Arregi y José Ramón Recalde. Probablemente, si los conociera podría haber dicho lo mismo de todos los presentes; pero, esta afirmación vale como símbolo (significante y significado; u ortodoxia y ortopraxis) de lo que, de alguna manera, se pretende hacer desde Aldaketa.

Señalo, de modo telegráfico, algunas de las ideas-principios expuestos por Josep:

– Situar a la persona como el centro de la política y por delante de todo
– Principio de increeencia. Se debe trabajar con la puesta en cuestión permanente y negar los prejuicios como forma de actuación.
– Secularización de lo inefable que, habitualmente, lleva a la negación del otro.
– Se debe realizar la segunda revolución laica de la política. Separar y aceptar que Cultura, Lengua, Nación y Estado pueden existir con distintas combinaciones y que todas deben-pueden ser admisibles.
– Universalidad de la razón.
– Tratar de poner en cuestión siempre las ideas recibidas es básico para seguir avanzando.
– Limitación del poder.
– La política tiene sus tiempos.
– Presencia de un superego que actúe como elemento controlador y contenedor.

y, aunque no fue al final, creo que la siguiente afirmación es, también, un estupnedo colofón: Es mejor una humilde ambivalencia que una grandilocuencia de los principios.

Y, como, siempre, en este repaso anual que, al mismo tiempo coincide con acontecimientos del último mes adjunto una frase recibida en abril: Ahora que leo esto, creo que mi mente no es original, de manera que cualquier otra mente no sólo ha de ser más original que la mía, sino que le bastará con encontrarse conmigo para ser original de una vez. Pero me queda la duda: ¿en qué consiste una mente original? o de otro modo:¿en qué sentido una mente es original?