Sobre los datos, la información y el conocimiento… en Texturas 32

La experiencia y la evolución de estos 10 años de Texturas nos ha hecho ser conscientes de la importancia y el sentido que tiene el poder hibridar reflexiones, aprender y conversar con otros sectores y con profesionales que tienen una visión transversal o multisectorial que enriquece la mirada y ofrece puntos de vista distintos que en muchas ocasiones se complementan.

Es por ello que tenemos intención de abordar y recoger opiniones que puedan interesar también a distintos subsectores del ámbito de la cultura.

En este número 32 que ya está en la calle, hemos invitado a algunos profesionales a reflexionar sobre los datos, la información y el conocimiento.

En el sector del libro y la cultura, cada día que pasa contamos con más información, más datos, más estudios, más opiniones convertidas a
veces en hipótesis e incluso en tesis, sustentadas en algunos de esos datos
o estudios, que pretenden fundamentar o justificar determinadas líneas de
actuación o servir de base para determinadas políticas. Parecemos tener
datos a medida que sustentan cualquier política o actuación posible o que
den certificación de los «buenos resultados conseguidos».
A menudo, es frecuente que los datos que se nos presentan o bien no
recojan toda la realidad o, en ocasiones, se contradigan entre sí para buscar y ofrecer razones de parte o datos que justifiquen, aparentemente, determinadas líneas de actuación.

Desde aquí quiero agradecer a las personas que se han animado a aportar su reflexión y adelantar que en el número 33 queremos abrir una reflexión que recoja el amplio abanico de puntos de vista en torno a la recomendación, prescripción y nuevas corrientes bien para la creación del gusto, para el refuerzo de lo existente o para la apertura de nuevas tendencias. Vamos a invitar para ello a profesionales tanto directamente relacionados con la cultura y ‘la prescripción’ como a personas que desde otros ámbitos y otras experiencias (servicios, otros sectores profesionales, bigdata, inteligencia artificial…) puedan enriquecer la mirada y los puntos de vista.

Aquí van unas pinceladas de las cuatro aportaciones de este número 32:

Si entendemos la cultura como un sector de actividad en la que convive
una lógica pública con unas lógicas privadas y comunitarias; si no nos quedamos en el interesante –pero a estos efectos, estéril– debate antropológico o filosófico sobre la cultura, la información, los datos y los indicadores son imprescindibles. (Intención y relevancia: claves en torno a los datos; Aintzane Larrabeiti y Xavier Fina, ICC Consultors).

Cuando se toma una decisión estratégica no deberíamos pensar tanto en
si subirán las ventas, sino en el impacto que va a conllevar en las vidas de
las personas a las que me dirijo. No necesitamos solo una buena información de base, sino tener la capacidad de captar la relevancia de aquello que estamos proponiendo. (De la ‘infoxicación’ a la relevancia. Encarando decisiones estratégicas; Loreto Rubio, socia directora de Sinergia Value)

Para la gran mayoría de éstas, industria del libro incluida, la ingente cantidad de datos que se generan de manera espontánea y con tanta regularidad apenas les afectará en su vida diaria. Analizar datos se ha convertido en una máxima que se asemeja al estereotipo de la policía de Estados Unidos: primero disparar, luego preguntar. (Gestión del conocimiento en torno al libro y la cultura; Álvaro Fierro, de Cultumetría; Andoni Garaizar, Andoni Lastra y Aitzol Batiz, de Kultiba)

Raro es el día en el que no nos encontramos con una estadística cultural
en los medios de comunicación, pero más raro es, lamentablemente, encontrarnos con administraciones que pongan en marcha planes estratégicos que comprendan un buen sistema de indicadores que permitan aportar transparencia y gobernanza a la ciudadanía, y confianza a los profesionales del sector. (El problema de los indicadores culturales; Rubén Gutiérrez del Castillo, director de I+D de la Fundación SGAE)

Esperamos que las reflexiones recogidas en estos cuatro textos resulten sugerentes y de interés. Las páginas de Texturas están siempre abiertas para seguir enriqueciendo la reflexión y el debate.

Anuncios

Texturas 32 ya en la calle

Poder seguir en el proyecto de Texturas es un regalo que debo a Manuel Ortuño y nunca está de más decirlo.

Hoy he podido disfrutar, es también una parte del encanto del proyecto, de entregar a dos de los autores un ejemplar del número 32 en mano y usar ese acto como una excusa y un motivo más para la conversación. Mañana seguiré el periplo.

Quienes andéis por Madrid os podéis hacer con un ejemplar en la Feria del Libro, en la caseta 195.

Aquí os dejo el sumario. Los ojos perspicaces quizás constaten algún pequeño cambio…

Sumario de Texturas nº 32

01_Acéfalo

–Al lector; Viuda de Bodoni

02_Bullón

–El formato libro y el libro objeto; Éric Vigne

03_Alzado

–Medir… ¿para qué y para quién?; Los editores

–Intención y relevancia: claves en torno a los datos; Aintzane Larrabeiti & Xavier Fina

–De la ‘infoxicación’ a la relevancia. Encarando decisiones estratégicas; Loreto Rubio Odériz

–El problema de los indicadores culturales; Rubén Gutiérrez del Castillo

–Gestión del conocimiento en torno al libro y la cultura; Álvaro Fierro, Andoni Garaizar, Andoni Lastra & Aitzol Batiz

04_Cosido

–El acto de editar como acto de escritura/lectura. Entrevista a Gustavo Guerrero; Josep Mengual Catalá & Gustavo Guerrero

–Las novelas latinoamericanas son exóticas: el mercado literario, fantasma y espejismo; Leroy Gutiérrez

–Hemos dado con el iceberg y la orquesta sigue tocando; Manuel Dávila Galindo Olivares

–La independencia de las librerías; Sophie Noël

–La generación de editores que protagonizó la descolonización. Radicalismo, esplendor y decadencia del activismo editorial; Julien Hage

Zorrotzaurre Art Work in Progress y la importancia del «mientras tanto»; Ruth Mayoral

05_Posteta

–Texturas (2006 – 2017)

06_Registro

–Libros y webs

Seguimos encantados de recibir nuevos suscriptores o de que picoteéis números sueltos…

 

En defensa de la conversación

en_defensa_de_la_conversacionInicio la lectura del libro de Sherry Turkle, En defensa de la conversación. El poder de la conversación en la era digital, editado por Ático de los libros.

Buena pinta y con unas cuantas notas tomas tras las primeras cincuenta páginas.

Los libros, las lecturas, si lo preferís, se presentan a veces, se nos acercan ,en momentos propicios para que vayan calando o para enriquecernos.

Este libro ha aterrizado en mi vida este sábado entre dos experiencias sencillas, pero enriquecedoras en lo personal…

Solo cuando vemos la cara del otro y oímos su voz, nos comportamos de forma más humana entre nosotros. (38) escribe Sherry Turkle.

El viernes disfruté de un encuentro y conversación con Maite de La Taller, gracias a la mediación ‘celestinil’ de Aintzane, que estaba convencida de que me iba a encantar conocerla y conocer la experiencia y acertó. En la conversación a tres estuvo también muy presente la propia autoconversación que la artista y todas las personas mantenemos con nosotras mismas y las posibilidades abiertas de buscar algunas líneas de colaboración que nos permitan seguir encontrándonos. Curioso la frecuencia con la que aparecen terceras personas apreciadas por los presentes.

la_taller

Quedé maravillado del trabajo, del proyecto, de las ideas y… de la sencillez. ¡Gracias Maite y Aintzane!

Y un domingo de encuentro familiar y de celebración con conversación alrededor de la mesa. Mesa y conversación o conversación y mesa, como prefiráis,  son piezas importantes en mi entorno familiar. Es un buen momento para mirarnos a los ojos y pasar, también, la prueba del algodón gastronómica.

Quizás porque nos guste practicar lo que escribe Sherry Turkle:

La conversación cara a cara es el acto más humano, y más humanizador, que podemos realizar. cuando estamos plenamente presentes ante otro, aprendemos a escuchar. es así como desarrollamos la capacidad de sentir empatía. Este es el modo de experimentar el gozo de ser escuchados, de ser comprendidos. (15)

Así que como el tiempo es finito intentaré seguir encontrando momentos de conversación y no de mera conexión. (pag. 44)

 

Cultura e industria. ¿Quién debe subordinarse?

galde_15El número 15 de la revista Galde trae un excelente dossier que lleva por título Cultura y Crisis, paisajes tras la tormenta.

El dossier se abre con una entrevista a que Santiago Burutxaga ha realizado a Enrique Bustamante, miembro del Consejo Editorial de la Revista Texturas (23-28).

En la misma Enrique Bustamente realiza algunas afirmaciones y reflexiones que creo sugerentes para estos tiempos que corren.

Antes de ir con ellas recomiendo el resto de artículos que recogen la opinión sobre distintas perspectivas de Eduard Miralles, Jaron Rowan; Luisa Etxenike, Beatriz Barreiro Carril, Aintzane Larrabeiti y Xavier Fina, Xabier Aierdi, Antonio Rivera, María Ptqk y Pello Gutiérrez.

Ahí van algunas de las reflexiones-afirmaciones de Enrique Bustamante:

  • La subida del IVA al 21%, uno de los más altos de Europa, ha penalizado a las familias en su peor momento, además de crear una discriminación arbitraria entre sectores, ya que la industria del libro y de la prensa escrita se ha mantenido en el IVA reducido. El mensaje implícito sería: “solo es cultura el mensaje escrito, no el audiovisual ni las otras artes”.
  • Me molestan esas lecturas economicistas de la cultura que dicen que es débil porque está atomizada en muchas pymes y creadores autónomos. La cultura debe ser así: plural, socializada, con muchos creadores. No debe identificarse como otro sector económico moderno en el que los grandes grupos controlan el mercado.
  • Lo grave no es que la cultura escrita se debilite, sino que las desigualdades socioeconómicas aumenten la desigualdad y la fragmentación en el acceso a una cultura de calidad.
  • Hay una confusión en los gobiernos conservadores, pero también en los socialdemócratas, entre política cultural y política industrial… la política industrial debería siempre quedar subordinada a la cultura como derecho democrático.
  • La Marca España refleja muy bien el papel que el PP asigna a la cultura: ser una mercancía complementaria a las multinacionales españolas.
  • Cuando llegó la crisis todavía había más de veinte proyectos de museos de arte contemporáneo pendientes de ejecución, mientras que los existentes no podían pagar los contenidos y a duras penas, el coste del personal.

….. Leed el dossier. Creo que os merecerá la pena…

 

Cultura: análisis de la cadena de valor en Euskadi

El Observatorio Vasco de la Cultura, que nació en el año 2006 en el contexto del primer Plan Vasco de la Cultura, lleva ya una década ofreciendo estudios e informes tanto cualitativos como cuantitativos referentes  y claves para entender, analizar y hacer prospectiva sobre el presente y futuro de la cultura de y en Euskadi.

Es un órgano, además, que en toda su trayectoria ha podido trabajar con un alto nivel de independencia, aunque quizás con menos recursos de los que a algunos nos hubiera gustado.

Recientemente ha publicado el último informe-estudio que se ha encargado en esta ocasión a un equipo de la Universidad del País Vasco, coordinado y dirigido por Ramón Zallo que ha contado, además,

Leer más “Cultura: análisis de la cadena de valor en Euskadi”

Industrias culturales en Euskadi. Miradas

Ayer se presentó a los medios el estudio ‘Miradas. Una lectura analítica de los datos de las Artes e Industrias culturales‘.

El estudio se ha realizado desde el Observatorio Vasco de la Cultura y ha sido coordinado por ICC Consultors.

Antes de entrar en algunos detalles quiero aprovechar este espacio para agradecer el trabajo tanto de los técnicos del Observatorio como el de ICC. Xavi y Aintzane, como caras visibles de ICC, son una estupenda contraparte que nos plantean y sugieren siempre alternativas nuevas y propuestas interesantes. Quizás a veces les volvamos locos, pero la experiencia por mi parte de estos años de trabajo tanto con los técnicos como con ICC está siendo francamente gratificante.

Me centro en el estudio de Miradas y no os voy a aburrir mucho, porque creo que es novedoso y ayuda entre otras cosas a superar el ‘ombliguismo sectorial’.

Lógicamente la base del mismo son los estudios sectoriales realizados con productores y programadores de Artes escénicas, productores y exhibidores de Artes Visuales, programadores musicales, industria del disco, industria del libro (editores y libreros) y la industria audiovisual.

Los datos son de 2009. Se está haciendo ahora el estudio con datos de 2011 y existía uno anterior menos ampli con datos de 2007.

Hasta ahora no habíamos buscado algunos ejes trasversales que nos permitieran buscar algunas comparativas entre los sectores desde el convencimiento de que es necesario que los sectores se abran entre sí, se miren unos a otros y puedan ir construyendo sinergias o aprendiendo y conociendo la situación de sus primos-hermanos porque nunca se sabe por dónde va a venir el futuro.

Esto es lo que básicamente aporta este primer estudio de Miradas que tras aportar unos primeros datos generales sobre el conjunto de las Industrias culturales centra luego la atención en 7 lecturas trasversales:

  1. Asimetrías
  2. Cultura en vivo frente a cultura reproducible
  3. Evolutivava del volumen económico
  4. Cultura en euskera
  5. Dependencia y peso de la iniciativa pública
  6. Renovación e internacionalización
  7. Género

Creo que el esfuerzo hecho ayuda a:

– Relativizar y contextualizar a cada uno de los sectores y subsectores estudiados

– Destruir algunos mitos sobre el volumen de ayudas públicas que recibe la cultura frente a otros sectores

– Tener una primera idea del peso que la misma en su conjunto tiene como sector

Un miniresumen visual lo tenéis aquí

8 años… Aintzane Larrabeiti

Hola Txetxu,
como la vida es cíclica, hemos vuelto a coincidir en cosas de trabajo sin esperarlo. Y resulta que nos ha dado tiempo a conocernos bastante a fondo: cafés, informes, reuniones y algún que otro apuro han tenido mucho que ver. Imagino que en tu caso has tenido que intuir bastante, procuro ser discreta. Yo tengo la ventaja de poder leerte casi a diario; el blog es un buen espejo de lo que te ronda. He descubierto lo que lees, lo que ves, lo que sientes… en fin, creo que sacas ahí tu “verdadero yo” y, la verdad, me cae fenomenal.
Estoy convencida de que seguirás con esa buena costumbre por mucho tiempo. Mi vena cotilla seguirá disfrutando y yo, aprendiendo contigo.
Besarkada handi bat
Aintzane.