Bilbao y alrededores. Espacios para charlar y trabajar tranquilos

Agosto entre semana en Bilbao y a las puertas de la Semana Grande se convierte en una ciudad relajada y de ritmo sosegado.

DSC_0002

Ayer a Manuel Ortuño y un servidor nos dio para un casi ‘empacho conversacional’ que fuimos desarrollando en distintos sitios que ayer se ofrecían tranquilos y sin agobios.

Vale también como una propuesta de espacios en los que un servidor se siente a gusto y bien tratado y cuidado.

El periplo incluyó al Café Bilbao en la Plaza Nueva, el espacio La Ribera que anda ahora en su primer cumpleaños en los bajos del Mercado, la comida en el remozado y agradable Los Fueros, una copa a media tarde en La Terraza de la playa de Ereaga y una cena final en Al-Txile donde como siempre Luis mimó al güero de manera especial.

Hoy seguimos porque todavía nos queda tajo. Haremos nuestro fin de fiesta con uno de los lectores más voraces de los títulos de Trama allí donde alguno pierde siempre la mirada a lo lejos.

¡Resaca de la buena!

Si los libros son una excusa para generar conversaciones porque sino, al final, son casi obras muertas, el paso de Alejandra por Bilbao y su No hay tres sin dos ha sido un pequeño ejemplo y disfrute de dos días conversacionales.

Foto0486

Ahora que hace un ratito Manuel y Alejandra caban de partir para Madrid quiero aprovechar para agradecer la generosidad de algunas mujeres.

Sóloo quiero dejar algunos apuntes que seguro que los que hemos disfrutado de algún momento de estos dos días sabemos leer entre líneas.

1. Ha habido momentos maravillosos de sorpresa y encuentros inesperados.

2. Ha habido personas de guera que han vivido la tarde-noche del jueves como un regalo.

3. Doce miradas ha conseguido gracias al trabajo insistente, pero sobre todo sutil de Noe, algunos compromisos implícitos y/o explícito a futuro porque sino ¡hay peligro de aplicación de tercer grado.

4. Se agradecen siempre, las conversaciones inteligentes, sutiles, cariñosas y la variedad de puntos de vista.

5. En Al-Txile nos hemos sentido las dos noches como en nuestra casa. Cuidados y agasajados con buena comida y mejor tequila. Algunas han podido comprobar que el picante de los chiles puede ser superior al de alguna conversación.

6. Se agradece que el distribuidor llame a la mañana siguiente para ver cómo ha ido la presentación.

7. Es extraordinario que fruto de la presentación alguien compre 9 ejemplares de golpe para regalo. Prometo que es verdad y, además, nos contó la historia.

8. Para Noe, Beatriz y Elena, todo el agradecimiento del mundo. Han sido generosas con su tiempo, divertidas´e irónicas en su discurso y conversación y unas cómplices maravillosas para que todo rodara. Han demostrado que el valor que se aporta es impagable porque no tiene precio.

Foto0487

9. Hemos decubierto que las ausencias inesperadas también dan mucho juego.

10. Sin librería, gracias Javi, y sin lectores el acto no habría tenido sentido.

11. Y sin editor y autora tampoco hubiera sido posible.

Así que ahora que todo se va apagando queda ¡RESACA DE LA BUENA!

El editor, asomado a su balcón bilbaino, donde quería acabar esta ronda, miraba al horizonte quizás con nuevos sueños a la cabeza.

La autora, después de estos dos días en Bilbao decía que tenía nuevas historias volando en su cabeza.

Veremos en qué queda todo.