La importancia del peso del soporte

Ya sé, ya sé que el mantra actual es que los soportes son indiferentes, que lo que importa es que la gente lea.

Lo que ocurre es que los mantras tienden en ocasiones a convertirse en una especie de repetición sin fin para intentar que la propia repetición acabe convirtiéndose en convicción sin argumentario.

Hubo mantras anteriores que decían que el papel desaparecería o que lo mismo ocurriría con las librerías…

Señalo hoy el asunto de la importancia del soporte por tres motivos:

    1. Escuché a Gustavo Ariel Schwartz en México. Gustavo es físico. trabaja en Donosti en el Centro de Física de Materiales. Además de reflexionar sobre la importancia y el sentido de colaborar y de crear algo nuevo entre personas provenientes de distintas disciplinas, reivindicó la importancia del soporte papel, incluso el peso del mismo, como elemento simbólico y mediador. Se refería en concreto al libro #Nodos que ha coordinado y que es reflejo de una propuesta transdicsciplinar.
    2. Los apegos que las mediaciones generan suelen ser importantes para la consolidación de las experiencias humanas. Es cierto que al mismo tiempo hay que saber ponerlos en su lugar, pero nuestras relaciones son siempre mediadas. Un reciente estudio publicado en la revista Electronic Markets y del que se hace eco Lettres Numériques parece señalar que existe un menor sentido de posesión sobre el producto en función del soporte y, también, un menor apego emocional.
    3. En el último número de Visual que acabo de recibir escribe Álvaro Sobrino: Pero ciñámonos al libro. Sigue siendo el papel el formato más demandado, su caída en ventas no ha sido tanta como por ejemplo la que ha sucedido en el mercado de la músuica. Incluso el e-libro, no es sino un formato más del mismo producto, con un precio similar. Y dentro de los libros, el ilustrado es el que menos sufre. Frente a aquellos visionarios que auguraban grandes catástrofes y prometían espléndidas oportunidades a quienes les escucharan, otros se dieron cuenta de que el valor del objeto iba a ser un factor determinante. Y así está siendo. El libro ilustrado ocupa un espacio importante en las librerías, es percibido como un atractivo cultural.

Ahí lo dejo…

Cultura: ¿sustantivo o adjetivo?

Ahora que andamos en época de siembra presupuestaria para ver si algún grupo político pica para su aprobación recupero un texto de Cristina Fallarás publicado en diciembre en La marea y que lleva por título Por qué los políticos no hablan de cultura donde constata la desaparición de facto de la cultura de los programas de los partidos.

Podemos leer en el mismo:

hemos sustituido la Cultura por el consumo de algo que llamamos “información”, con la embrutecedora pérdida que eso supone. Para empezar, porque la información está trufada de mentiras o sencillamente construida sobre ellas, y responde a los intereses de las oligarquías que la mantienen, mientras la creación responde solo al creador. Pero la diferencia no se queda ahí. La información caduca inmediatamente, hueca y volátil, trampa y cáscara, mientras la creación nos lanza hacia el futuro, dejando huella de lo que somos, un rastro que permanece y es herencia.

Cuando lo cité en facebook Álvaro Sobrino estuvo atinado en el siguiente comentario:

Cuando Cultura (sustantivo) pasó a cultural (adjetivo) dejó de ser esencial para ser prescindible. E interesante solo en función de lo económico. Neguémonos incluso a pronunciar ‘industria cultural’ o gestión cultural’. Si es imprescindible digamos industria o gestión de la cultura. Parece lo mismo pero no lo es.

De hecho, es radicalmente distinto.

No sé si el borrador del presupuesto presentado nominaliza o adjetiviza.

Aquí os dejo un enlace a la presentación que hace CIVIO de los mismos.

 

https://dondevanmisimpuestos.es/politicas/33/cultura#view=functional&year=2017

 

Pasión

Apetito de algo o afición vehemente a ello.

La excusa de todo y perfecta, a veces es decir como la culpa, pero no, la tuvo y la tiene Álvaro de Visual, aunque él no lo sepa.

Es nuestro motivo para quedar, picar, conversar y disfrutar.

Hoy, y ahí, lo dejaré, ha sido un lujo, que alguna ‘brujita’ más ha compartido.

Se iba ella con una sonrisa de las que uno no olvida.

¡Gracias Mikel!

El sillón rojo de ARCE y… sus conversaciones

sillon1Quien conozca la vida de ARCE, Asociación de revistas Culturales de España, quien haya visitado su espacio ahora o antes puede que se haya fijado en ese hermoso sillón orejero rojo que, casi, parece presidir la sede.

Del mismo, los amigos de ARCE han hecho su ‘santo y seña’ y se ha convertido en marca de la casa.

Hace unos pocos meses, le han dado una vuelta más al sillón y lo han convertido en espacio de cuitas conversacionales que nos van desgranando sin prisa y pausa, como toda buena conversación que se precie, en el nuevo canal que han abierto en youtube y que, no podía ser de otra manera, se llama El sillón rojo.

Nos regalan ya cinco entrevistas conversacionales en un juego cruzado entre revista especializada y persona relevante de un sector.

Para vuestro disfrute y solaz, os dejo por aquí las cinco que se pueden ver ya.

Alfonso Carraté, director de la revista Melómano, conversa con el director de orquesta Josep Vicent, uno de los directores españoles más internacionales de su generación. Embajador Cultural de la Fundación Cultura de Paz desde 2009, Josep Vicent es, desde 2004, Director Titular de “The World Orchestra”.

Seguir leyendo “El sillón rojo de ARCE y… sus conversaciones”

¡Me gustan los libros! A favor de la lectura en papel. ¿Te apuntas?

pasionporlalectura_1

Terminé ayer de releer Una muerte muy dulce de Simone de Beauvoir.

Escribe:

El poder de los objetos es conocido, en ellos la vida se petrifica con uuerza mayor que en cualquiera de sus momentos.

Recientemente también César Coca escribía en su espléndido blog:

No todo en la vida son contenidos. La forma también es relevante. Los tecnópatas no siempre lo saben.

En el mundo del libro digital las previsiones aparecen últimamente como equivocadas y atascadas. El papel sigue representando el 80% de las ventas mundiales.

Así que el futuro que es el presente de dentro de unas horas sigue siendo mayoritariamente en papel.

Nada será, como el presente ya indica, lo que fue. Pero este mismo presente parece señalarnos algunos caminos como:

– La importancia de la librería y lo palpable y el único canal que por ahora retiene a los lectores.

– La importancia de los nuevos modelos de negocio micro y cooperativos. En los nuevos escenarios que por ejemplo dibuja Enrique Bustamante me interesa sobre todo el papel de las pymes.

– El peligro que corren las ballenas del sector. Cada vez quedan menos.

– Que parece mejor y más sano, según Alberto Manguel, tanto para el sexo como para la lectura lo real y palpable que lo virtual.

En esta línea y con estos guiños llegan a veces campañas y propuestas amables como la que nos ha hecho llegar Leticia de Santos y que lleva por título Me gustan los libros.

Nos cuenta:

Me gustan los libros” nace de la necesidad de crear un movimiento a favor de la lectura en papel, que defienda la tradición de la imprenta, las bibliotecas, las librerías, la belleza de compartir un libro, lo perdurable, las cubiertas bonitas, las notas de amor en los márgenes, en definitiva, el amor a los libros y a la cultura.

pasionporlalectura_2

¿TE ANIMAS?

No queremos dejar la ocasión de acordarnos de dos iniciativas más palpables.

De una de ellas ya hemos hablado por aquí. Fue lanzada por ANTI Liburudenda y faltando todavía unos cuantos días ha duplicado las expectativas.

Y la segunda, que son dos, es de nuestra amiga Alejandra Díaz Ortiz y compañía, la gente de Visual y Proyecto Gorrión. Por este lado un estupendo fanzine de collage.

gorrionvisual

Y la segunda que a encontrado su acomodo en La Turrona y que nos permite poner un punto y final a contracorriente de los discursos dominantes modelo partido único.

laturrona_imagenesiracontracorriente

Así que quienquiera que se venga. Seguimos buscando gustadores y amantes de lo palpable.

Cuidado con algunos desviacionismos de las Cafebrerías

Escribíamos hace pocos días sobre las cafebrerías.

En el último número de Trama&TEXTURAS Álvaro Sobrino señala con acierto y brevedad alguna deriva peligrosa que pueden tomar las realidades y los sueños.

libreria_cafe

Contaré dos anécdotas.

La primera personal y ya de hace unos cuantos años. Algunas personas es posible que me la hayan oído. Tengo un buen amigo que se dedica al mundo de la hostelería en Bilbao y hace años, muchos años, como unos 12, anduvimos dando vueltas a la idea de mezclar libros con vino, café y demás. Lo dejamos y no por imposible, sino por la constatación de que veníamos cada uno de uno de los negocios (libro y restauración) y las prisas de recuperación de la inversión y de márgenes de la hostelería se acabarían comiendo el negocio librero. Quizás nos hubiéramos hecho ricos, pero….Algo muy en la línea de lo que señala Álvaro. Seguimos, por suerte, siendo buenos amigos y llevo con frecuencia a conocidos por su local para hacerles siempre, sobre todo si son del mundo del libro, la pregunta del millón que traslado aquí. Siendo un local que de cara al público tiene una superficie, barra incluída, de 75 metros cuadrados y que está situado en zona de primer nivel en Bilbao, ¿cuántos puestos de trabajo creéis que genera? Nota. olvidad por un rato vuestros esquemas libreros o del sector en relación a márgenes y retornos…

La segunda es fruto de una conversación con una persona del sector que en su modelo de negocio pretendía que la hostelería le cubriera gran parte de los gastos de infraestructura del negocio librero que es el que aprecia. Tampoco funcionó. Los ‘corta y pega’ se suelen acabar notando.

Así que siempre conviene tener cuidado con las derivas, sobre todo si son espirituosas.

Trama eterna. Amén, Jesús

Alejandra es una mujer sabia. Con la sabiduría, la única posible, que da la vida vivida con intensidad.

Hoy nos regala en su blog un texto que me permito trasladarlo tal cual. Hay en él guiños llenos de cariño y buena amistad a personas a las que aprecio y quiero y me han enseñado mucho sobre la vida y la amistad. El güero en primer lugar.

Disfrútenlo.

A mí ya me ha dejado un buen sabor de boca para que así la tarea que toca hoy a la tarde, unida también a los quereres y a la familia, sea más liviana y llevadera sabiendo que voy a ella con esta compañía.

 

En su mesa estaba Ortuño

Garrapateando inciertos textos

Con  empeño tan perverso que

A la Parca no sintió llegar:

«Ándele ya con la última errata,

Que le espera el cuadratín.

No se me preocupe, güerito.

Le aseguro -se lo juro-  que en la caja

No le van a faltar

Pruebas y galeradas pa´reparar.»

Sin soltar el rojo plumín,

Impasible, don Manolo se dejó llevar.

 

La Catrina siguió su camino

En busca de Manuel Gil.

Allá en el santuario de Santos

Rezando lo fue a encontrar.

Pero el viejo lobo la enredó

Con los datos del sector.

− Te ofrezco un nuevo paradigma.  Dame un año más y te mejoro la estadística, le ofertó.

La Parca, viendo cómo andaban las cosas, quiso negociar.

− Pero a cambio, a alguno me tendré que llevar…

Y pa´l norte la mandó.

 

Allá que se fue volando,

La Flaca en Ryanair,

Hasta dar con un tal Txexu, de apellido Barandiarán.

Lo encontró cambiando de tercio,

Copa en mano de Pacharán.

Y sin más aperitivos, pa´l panteón lo empaquetó.

¡Por SEUR, mándame por SEUR…!

Se escuchaba demandar al condenado.

 

Al querer volver

La Calaca con Albanta se topó.

− ¿A dónde vas, niña guapa?

−  A comer, le respondió.

Y hasta Visual que la siguió.

Tras probar las viandas de Yola,

Ninguna duda le quedó. Pa´l  agujero,

Al Sobrino, un tal Álvaro, se llevó.

En las catacumbas estaba haciendo falta

Un experto en dar la chapa. Y el melenudo la bordó.

 

Volvió la Parca en inglés cantando,

Con poco estilo y menos gracia.

A Iñigo García Ureta andaba buscando

Pues de su éxito y buena lente

Había escuchado mentar.

La flaca presumida una foto suya quería

Para perpetuar su eternidad.

Luego, como a todos, al hoyo lo fue a tirar.

 

Aburrida la Calaca,

Con muchas ganas de bailar,

Ante Daniela se presentó.

«Venga bonita, déjate ya de pedidos», le ordenó.

Y al panteón se la llevó.

«O me pones así de guapa como estás o

De la Trama eterna no saldrás».

 

Y entre Texturas y Tramas, la Parca

Con Maite se quedó a morar.

En el número seis de Blanca la de Navarra,

Hallarás la casa donde los vivos,

Y hasta los menos muertos,

Tequila en mano, por Barlovento

Se dejan llevar.

Con Ortuño padre, lord capitán.

Portland, de grumete digital.

Día de Muertos, 2012.

 

______

N. de A.-

Las calaveritas literarias, antes llamadas “panteones”, surgen en el siglo XIX, a modo de epitafio burlesco. Aunque fueron motivo de censura por la policía de la época colonial, lo cierto es que la tradición sigue muy viva.  Sirven igual para hacer crítica política que para ensalzar a la familia, los amigos, los amores…

Las primeras calaveras impresas fueron publicadas en 1849, en el periódico El Socialista, de Guadalajara.

Los dibujos que suelen acompañar los versos son conocidos con el nombre de La Catrina o Calavera Garbancera, figura creada por José Guadalupe Posada y bautizada por el muralista Diego Rivera.

Segunda nota de autora: Han de disculpar los lectores, pero lo de rimar, versar y esas cosas, no es lo mío. Eso sí, están hechas con harto corazón…

Lecturas del día 4 de junio

  1. Los consejos sobre internet que tu abuela tenía que haberte dado
  2. Nuevo informe IFLA sobre préstamo de ebooks
  3. Feria del Libro de Madrid: se necesitan clientes
  4. De la música a los libros: aprendiendo de los errores de otros
  5. Por qué los libros de texto serán sigitales y se distribuirán desde una única plataforma

Panfleto o propaganda casi-subversiva

Se rumorea por los mentideros de Madrid que un Panfleto está a punto de salir a la calle y de llenar nuestras ciudades y conciencias de ideas subversivas y malintencionadas.

Corren igualmente rumores que algunas fuerzas vivas quieren aniquilarlo, hacerlo desaparecer de la circulación utilizando todo tipo de estratagemas.

Será bueno que hagáis correr la voz del NO NOS CALLARÁN.

En esta ocasión los que van a hablar son:

Parte 01: PANFLETO 

LEOPOLDO ALAS CLARIN. El arte de leer.

Parte 2: OPÚSCULO

JAUME VALLCORBA. Homenaje al mérito editorial.

JASON EPSTEIN. El camino hacia la revolución digital.

ROBERT DARNTON. La biblioteca: tres Jeremiadas

NEUS ARQUÉS. Cuando escribir ya no es suficiente.

ALVARO SOBRINO. HE ESCRITO UN LIBRO … ¿y ahora qué?

DUPUIS & PAYOT & PERAS. ¡Los blurbs se plantan en sus libros!

ERIK BRYNJOLFSSON. La cola más larga: la cambiante forma de la curva de distribución de ventas de Amazon

Parte 3: LIBELO

JULIETA LIONETTI. De eso no se habla.

MANUEL GIL. Falacias y mixtificaciones del precio fijo.

VIRGINIO NUÑEZ. El precio fijo y único del libro.

Parte 4: DAZIBAO

Miguel Martínez-Lage, In Memoriam

Parte 5: PASQUIN

JOAQUIN RODRIGUEZ. Acta de la reunión celebrada el 29 de octubre de 2010 en el Castillo de Dux, Duchkov, República Checa (antigua Bohemia).

JUAN ANGEL JURISTO. Excavaciones librescas.

AGUSTIN DELGADO. Cálida si gélida.

Parte 6: OCTAVILLA

MICHAEL SAVITZ. Confesiones de un vendedor de libros usados

Parte 7: PROSPECTO

Libros (reseñas y novedades)

Todas ellas personas peligrosas y revolucionarias.

Si el número llega a tus manos escóndelo. Compártelo en todo caso en la célula, pero no te fíes de los lobos con piel del cordero.

¡TE DENUNCIARÁN!

Y si no lo consigues… no digas luego que no te hemos avisado….

Se me olvidaba la cita final:

Finalmente, la responsabilidad hacia sí mismos y tal vez (espero que no parezca excesivo) hacia la sociedad civil consiste sobre todo en producir y difundir buenos libros, es decir, de practicar bien el oficio, con conciencia. Creo que actuar con conciencia es también saber olvidar -al menos cuando nos hallamos desnudos frente al texto desnudo- las implicaciones económicas del libro y decidir sólo conforme a un criterio ético.

Aun sin tomarse demasiado en serio, como decía Giacomo Feltrinelli, con la humildad y la conciencia de ser ‘un vehículo de mensajes’, el editor debe ser capaz de ‘encontrar y clasificar los mensajes adecuados y recibir y trasmitir textos que estén a la altura de la realidad. Por tanto, el editor debe zambullirse en la realidad, aun con el riesgo de ahogarse […] y puede afrontar su trabajo a partir de una hipótesis muy aventurada: que todo, absolutamente todo, debe cambiar y cambiará’. (Marco Cassini; Erratas. Diario de un editor incorregible; pag. 32-33)

Arce. Ecos de una asamblea

Tal y como ya adelanté he estado por primera vez en una asamblea de ARCE.

arce_cultura.JPG

La experiencia ha sido positiva pudiendo vivir sobre todo en las comidas y cenas buenos momentos conversacionales. Desde aquí un recuerdo para Ana, Nuria y Bet con quienes compartí una estupenda cena y con algunas de ellas también comida.

Dos son básicamente los retos: la digitalización y mejorar la política de suscricpiones.

Para ello debe poner su esfuerzo la nueva Junta Directiva que seguirá presidida por Manuel Ortuño y que contará también con Alberto López, Victoria Fernández, Victoria Balmaseda, Juan Antonio Hormigón, Carmen Asensio, Nuria Iceta, Cristina Manzano y el ‘discolo’ Álvaro Sobrino.

El sitio de celebración de la misma, el AC Ciudad de Toledo facilitó mucho las cosas, aunque me sigue costando entender por qué en algunos hoteles cobran la wifi a precio de caviar.