ANTI Liburudenda: la librería comisariada de Bilbao. Patricia Millán

Hay viernes, como el de hoy, que empiezan con buen pie.

Un desayuno en el barrio, con buena compañía y conversación, un problemilla relacionado con lo doméstico solucionado y una alegría mañanera al leer en facebook, en el perfil de Patricia Millán:

Y voy a decir dos cosas bonitas en lo que me toca: primero, el reconocimiento que hace Javi al trabajo de Txetxu Barandiarán y cómo gracias a él arrancaron la librería (se explayó más que lo que he puesto en el texto); y lo segundo, que en una de mis visitas fue a caer en mis manos Del Enebro deJekyll&Jill y así conocí, al menos en lo virtual a Víctor Gomollón. ¿Habéis visto qué bonitas son las librerías?

Esta alegría que viene por el hilo de Patricia Millán y con Anti liburudenda a quien ha entrevistado hace poco en su blog dentro de la serie que ha iniciado de visitas y/o entrevistas a libreros de Bilbao.

Cuenta Patricia…

En la Calle Dos de Mayo, prácticamente pegando a la ría, se encuentra ANTI, una librería que, como indico en el título y usando un adjetivo “robado” de uno de sus clientes, podría definir como una librería comisariada: un espacio muy limpio, con un catálogo pequeño pero especial, que aunque en un primer momento da cierta sensación de frialdad al entrar, la sensación desaparece en el momento en que te pierdes entre libros que no reconoces, y eso tiene mucho encanto. No es librería de Best Seller, no preguntéis por un bolígrafo o una libreta. Dedicad un tiempo a recorrer con la mirada las portadas y enamoraos de algo que no sabíais ni que existía. 

El pasado miércoles disfruté conversando con Javier Nevado, su propietario, sobre los orígenes de este espacio y su situación actual. Por primera vez es una transcripción de la conversación que mantuve con él, pero creo que el espíritu de la librería queda patente. 

¿Qué es la librería ANTI? ¿De dónde viene? ¿Quiénes la formáis?

ANTI es un proyecto que en su inicio montamos dos personas: Natalia, una compañera de la universidad y amiga mía y yo. Habíamos terminado la universidad en 2001 ó 2002 y cada uno había recorrido su camino. En mayo de 2004 me propuso montar una librería cultural, alternativa. Me gustó la idea y me uní. Nos pusimos a desarrollar el proyecto y en febrero de 2005 abrimos en esta misma ubicación.

Teníamos claro que queríamos hacerlo, por eso fue tan rápido, pero ninguno de los dos tenía experiencia previa como libreros. Por suerte estuvimos bien asesorados: además de de Bilbao Ekintza¹, contamos con la ayuda de Txetxu Barandiarán², consultor editorial, que nos dio muy buenas indicaciones e información para afrontar la apertura de la librería.

En el año 2011 dejamos de ser una cooperativa y me quedé yo, siempre con otra persona trabajando en la librería.

A día de hoy, casi trece años más tarde, seguimos con el mismo proyecto, exactamente con el mismo planteamiento, algo de lo que nos sentimos muy orgullosos, porque no hemos tenido que renunciar a nada. Al contrario, lo hemos mejorado. Queríamos estar centrados en nuestro objetivo: una librería de cultura contemporánea planteada desde una perspectiva crítica y alternativa.

Vuestra librería se sitúa en un espacio “a priori” conflictivo, o al menos así es visto todavía por buena parte de la población de Bilbao. ¿Por qué os decidisteis a abrir ahí? ¿Creéis que ha influido en vuestro proyecto?

Habíamos residido como estudiantes en el barrio, teníamos una conexión con él. La verdad es que no nos planteábamos abrir en otro sitio, porque sabíamos que no podíamos afrontarlo, bien por cuestiones económicas o porque el público al que nos orientábamos y queríamos no estaba en otras zonas.

Abrimos sin la seguridad de que fuera a funcionar, con un stock inicial que no llenaba ni la mitad de la librería. Pero lo hicimos con la ilusión de que la gente del barrio nos viera crecer y generar un vínculo y simpatía.

Cuando llegué al barrio como estudiante, en 2001, todos los días veía gente fumando heroína o pinchándose. Daba pena, pero en ningún momento me he sentido inseguro. Seguramente una mujer te respondería otra cosa. Pero el barrio ha mejorado sustancialmente: ya no se ve tanto consumo en la calle, hay muchos más comercios abiertos.. Esa es la mejora que yo percibo, pero quizás la precariedad es mayor ahora debido a la situación económica y se esconde de puertas para adentro, en la casa de cada uno.

Lo que remarco es que hay una falta de voluntad tremenda por parte del Ayuntamiento de Bilbao de ayudar a levantar un barrio que tiene una situación excepcional en cuanto a precariedad y pobreza, la exclusión social y los problemas económicos de la gente, pero no por la inseguridad. No se decide, desconozco el motivo, no pone la voluntad para que el barrio salga adelante. Aún así, somos la prueba de que si hay tesón y un proyecto serio en el que se cree y no te rindes, se puede salir adelante.

Seguir leyendo en el blog de Patricia Millán Relatos en construcción.

Lo dicho: qué buena sensación y qué gustirrinín. ¡Gracias Patricia y Javi!

Y ahí van mis subrayados particulares sobre lo que Javi ha dicho:

    • A día de hoy, casi trece años más tarde, seguimos con el mismo proyecto, exactamente con el mismo planteamiento, algo de lo que nos sentimos muy orgullosos, porque no hemos tenido que renunciar a nada. Al contrario, lo hemos mejorado. Queríamos estar centrados en nuestro objetivo: una librería de cultura contemporánea planteada desde una perspectiva crítica y alternativa.
    • Somos la prueba de que si hay tesón y un proyecto serio en el que se cree y no te rindes, se puede salir adelante.
    • Nunca vamos a buscar una dimensión mayor ni nos vamos a comparar con otros espacios. Intentamos hacer cosas, más lento de lo que nos gustaría. No sólo porque la economía no da para lo que nos gustaría, aunque tenemos unos sueldos coherentes con el esfuerzo que hacemos.
    • Complementario a nuestros proyectos vitales.
    • Cada año ha sido mejor que el anterior.
    • El catálogo lo seleccionamos nosotros mismos, no dejamos que nadie escoja por nosotros. Somos, en cierta manera, una librería de autor.
    • Me sorprende ver tanta gente menor de treinta en nuestro espacio, gente que tendría unos quince años cuando abrimos.
    • Para nosotros es fundamental esa labor de nodo cultural, de atraer a la gente y ayudar a que sucedan cosas.
    • La historia de Bilbao se cuenta viniendo a este barrio. Que no se dejen influir por los prejuicios.

Conversar… 13

Casi trece horas de conversación en ámbitos y con personas distintas.

Desde las 10 de la mañana hasta hace un rato.

Un día placentero donde ha habido tiempo para conversaciones inesperadas.

Tiempo para pasear conversando y poder mostrar algunos pedacitos del Bilbao que uno quiere.

Tiempo para constatar que hay librerías conversacionales, como Louise Michel y Anti.

IMG_20160520_140640

Tiempo para disfrutar de la converDSC_0033sación, el debate, la discrepancia, las
ideas y los proyectos en torno a la cultura.

 

 

 

 

Tiempo para iniciar una conversación en torno a una mesa que tendrá su continuación en otras tierras. Hasta el vino se ha unido a una parte de la temática conversacional.

IMG_20160520_153249

 

 

Un día placentero en las palabras, meras mediaciones para el conocimiento de los otros.

¡Un disfrute!

La semana que viene hablaremos del gobierno. Hoy el Viceconsejero no me deja. Esto, para los malpensados, está dicho con todo el cariño tras una mañana interesante y sugerente y como reconocimiento, también, de quien escucha y ofrece y gestiona espacios que posibilitan la conversación interesante, propositiva y distendida.

La Llibreria Serret se acerca a Bilbao…

Los libros, se dice, nos traen en ocasiones, historias, personas, acontecimientos, recuerdos, vivencias y, a través de ellas, conocemos y nos conocemos más.

Los libros, a veces, pueden también traer historias, vivencias y reconocimientos de librerías.

El jueves a las 20:00 algo de esto ocurrirá en Anti Liburudenda, donde se presentará el libro de Ramón Mur El sueño de Kil. A los 30 años de la librería Serret.

Solemos decir que Bilbao es un pañuelo así que María, alma mater de Consonni, hija de Ramón me ha hecho llegar la noticia que comparto por el mundo mundial.

elsueñodekil

El sueño de Kil’ es, por encima de otras consideraciones, la historia de Marcel Llompart y Octavi Serret que regentan dos negocios, uno de cestería y otro de librería, en una tierra donde pocos confiaban en ellos.

Serret llibres está también en estos momentos padeciendo los efectos de la crisis, pero quizás con la experiencia y las ganas que  tienen serán capaces de reinventarse de nuevo.

 

La prueba de fuego: ¡dame de comer!

Ayer fui un día espléndido por el tiempo y por la compañía.

SanJuandeGaztelugatxe

Pasear a personas amigas por sitios que te gustan y agradan. Conversar mientras se pasea y se contempla. Sestear en la playa, mientras se va cogiendo color… fueron algunas de las actividades por las que fue pasando el tiempo de la mañana y de la tarde.

A las 20:00 nos acercamos a Anti para disfrutar con María PTQK y Josune Urruria de la presentación de la ‘Breve historia del pimiento’.

PTQK_Josune_Anti

La ‘plaza’ estaba abarrotada.

Sólo nos faltaba cenar a gusto y rico para poner el broche final a un día redondo.

Así que nos dirigimos a Dando la brasa.

Cuatro a la mesa y mirábamos la carta. Comentábamos… hasta que tomamos una decisión de la que salimos al terminar de cenar plenamente satisfechos. Les dijimos que nos sirvieran a su modo y manera 6 de las propuestas de carta.

Por allí fueron desfilando en perfecto orden y armonía unas quesadillas de leña, unas mollejitas de ternera, unas verduritas asadas, un tataki de atún rojo, un pez mantequilla, una entraña de ternera, un volcán fluido y un mango fresh.

Compartimos todo acompañándolo de un vino que por lo rico que nos supo y por el nombre nos resultó adecuado para la ocasión.

cachito_mio_Toro_Dando_la_brasa

Lo dicho. Un acierto el atrevimiento de todas las personas que trabajan en Dando la brasa por ofrecernos un maravilloso menú de su elección que nos encantó. Si podéis y andáis por Bilbao es otro de los sitios que merece la pena.

Ya al termina me di cuenta de que comí por primera vez aquí precisamente con Josune y María preparando y hablando de sus dos libros. Ayer, tras la presentación parece casi que se cerró un ciclo en el mismo sitio en el que se inició. La compañía era distinta. Todos estuvimos en la presentación y hubo, casi, hasta encuentros en la tercera fase.

Voy a empezar a pensar en serio, después de las ‘loas andaluzas’, si dedicarme al turismo de acogida.

Jueves picosito en Anti con Historia de un pimiento

El jueves 9 que a la tarde se presenta templadito y soleado en Anti, a las 20:00, podremos ponernos picositos y alegres de la mano de un pimiento historiado, gracias entre otras a Maria PTQK, Josune Urrutia y la flamante Premio Nacional de Ilustración Elena Odri(o)zola ;-).

Gracias a influencias y pagos en comidas y derivados dispongo del ejemplar hace ya unos días, pero… aún con todo, espero estar en la presentación. Alejandra, no te preocupes que también tengo el tuyo ;-).

DSC_0005

Nos dicen…

En esta semana convulsa, os invitamos a pensar en lo planetario. El libro del pimiento es “una panorámica sobre del papel que ha desempeñado el pimiento en las sociedades humanas y, en un sentido más amplio, el tipo de relación que nos une con las especies vegetales. En un momento en el que los debates científicos sobre climatología, ecología y medioambiente sugieren nuevas amenazas y urgencias, esta obra sugiere una mirada menos antropocéntrica sobre nuestra propia supervivencia” –

Como además dicen que habrá birras y picoteo con salsa muy picante de Copper Deli -pues que va a ser de no perdérselo.

Si quieres puedes confirmar tu presencia. No vaya a ser que luego te quedes sin ejemplar. Porque son únicos y numerados.

Y si os apetece hacer un primer recorrido fotográfico… por aquí, por aquí.

Joker y Anti. Dos librerías de Bilbao que siempre recordarás

El periodista cultural Iñaki Esteban se ha paseado por Joker y Anti dos de las librerías más dinámicas que trabajan en suelo bilbaino.

De ambos nos hemos hecho eco, también por aquí recientemente.

En el caso de Anti por su último enredo editorial y en el de Joker por la entrevista que le realizaron en Kirico.

El cómic y la cultura contemporánea y crítica parecen pues encontrar un pequeño acomodo en Bilbao.

Diez y veinte años a sus espaldas les contemplan. No son por lo tanto unos recién llegados al sector, aunque para algunos como un servidor, serán siempre insultántemente jóvenes.

Recojo, como otras veces, algunas frases y/o reflexiones que me parecen significativas. Las negritas son de nuestra cosecha.

– Joker y Anti forman dos mundos propios, abiertos. En ellos se encuentra lo que no hay en otras librerías.

– En las dos librerías conocen a sus clientes. “Cuando hicimos la fiesta de los primeros veinte años, vinieron muchas personas. Miré bien, y me di cuenta de que conocía a todos.

– Su proporción de novedades es limitada y dejan que las obras vayan viviendo en el local porque ellos creen en su valor y porque observan que aún tienen clientela, con independencia de su fecha en la que estén publicadas.

Y el sueño que ojalá se cumpla porque camino lleva:

Aquí me jubilo. Sé que el cómic va a bajar de ventas, pero con este espacio estamos seguros a medio o largo plazo. Tenemos a personas que llevan trabajando con nosotros muchos años y asegurarles ese trabajo en la medida de lo posible nos ha empujado a dar el salto

Ver artículo completo.

En Euskadi, algunas librerías son, por suerte, algo más que libros

Danele Sarriugarte ha publicado hace unos días un artículo en euskera en Argia con el título Liburuak baino askoz gehiago del que, por su interés, por lo menos para mí os ofrezco una traducción.

Centros de cultura: se está creando una nueva hornada de espacios culturales; las librerías, pero entendidas como centros culturales.

Para los ciudadanos vascos que pilló en su juventud la década de los ochenta y noventa leyendo y escuchando, los «gaztetxes» y el movimiento que los rodea, en lo que a cultura y música se refiere, han sido una pieza clave para que algunos brotes florezcan, cierta gente se conozca y conspiren juntos, en pocas palabras, para que dieran algunos conciertos, se compusieran algunos canciones y nacieran algunos grupos que han sido míticos para los que hemos llegado después.

Lees el libro Kafe Aleak [Granos de Café] con la nostalgia de siempre, tecleas en youtube unas palabras por enésima vez para escuchar una canción de BAP, y ves en esa foto de toda la vida, en blanco y negro, a Eneko Abrego cantando y bailando sin camiseta. Te cuentan, también por enésima vez, cómo formó el grupo Anari, y como si eso no fuera suficientemente doloroso, los de Elgoibar de una generación mayor te traen a la memoria el viejo «gaztetxe» que derribaron cuando apenas tenías catorce años: eso sí que era un edificio. Sin remedio y lleno de envidia estás a punto de admitir que cualquier tiempo pasado fue mejor, aunque hayas visto la película parisina de Woody Allen, y lo que es más importante, aunque trates de desvirtuar el pasado y conozcas a los mayores que viven aquí.

¿Por qué se te adjudicaría esta era digital tan cómoda y casera? ¿Por qué sino para ser miembro de una generación que solo mencionan para echarle en cara su pasividad y para condenarla por todo lo que no hace? ¿Por qué tener en casa, además, los discos/casetes/fanzines de hermanos y hermanas, primos y amigos mayores? ¿Por qué estar condenados a convertirnos en aficionados anacrónicos de todo eso?

No te preocupes. Tú también tendrás qué dejar a tus sucesores. Ya que en los párrafos anteriores he dejado completamente a un lado a los que hoy en día siguen dando la cara en la calle. Me he aproximado asimismo a los «gaztetxes» que siguen mutando y funcionando, demostrando que el grupo-objetivo que llevan en el nombre va mucho más allá de la variable de edad; incluso reivindicando que el posible miembro de un «gaztetxe» es indeterminado. Y sobre todo, porque me he olvidado de un tipo de espacio que  una nueva hornada ha creado el año pasado y en los últimos tiempos: las librerías, entendidas como centro cultural. Y digo una hornada nueva, porque su tradición no es tan corta, y para no caer en el poco estratégico y monumental error de no tener en cuenta a los predecesores.  Porque la librería Anti de Bilbao y el espacio Zuloa de Vitoria, entre otros, llevan años trabajando. En esta época mercantilista en la que la cultura, la literatura y el pensamiento no son más que píldoras con precio, hay muchos que siguen creyendo que los espacios que las venden deberían ofrecer algo más, para que las píldoras sigan golpeando, para que no pierdan su utilidad pedagógica, inductora y revolucionaria.

Así, la librería de San Sebastián KaXilda (guiño a  la anarquista Casilda Méndez), la cual expresa sus principios con el propio nombre, abrió las puertas de su nuevo espacio (esperemos que para largo), el año pasado, a finales de octubre. Teniendo que dejar de repente el sitio estrenado en el número seis de la calle Arroka y tras aposentarse durante varios meses en un local mucho más pequeño, finalmente han afincado la amplia y magnífica sede en el número dos de la misma calle. En sus baldas podemos encontrar en el acto esos libros que son difíciles de conseguir sin pedirlos por adelantado y esperar, también conocer propuestas desconocidas gracias a los que se sientan al otro lado del mostrador. Se puede comer algo o tomar un café, también reunirte con los amigos sin necesidad de tomar o comprar nada; para hablar, coser o reflexionar.

La Hórmiga Atómica de Pamplona viene con aires renovados, convertida en Katakrak,  surgida de la confluencia del  cambio que se quiere provocar en la ciudad y de la apropiación de la onomatopeya equivalente a la ruptura con la intención de que significante y significado sean uno.  Hace algo más de un año pusieron en marcha una campaña de crowdfunding para financiar el enorme local de la Calle Mayor al que habían echado el ojo y para poder renovarlo y acondicionarlo con trabajos comunitarios. Habiendo sobrepasado la cantidad de dinero mínima, el 30 de diciembre de 2013 pusieron en marcha la enorme sala que se puede utilizar como cantina, librería y espacio para charlas de todo tipo.  La idea del comunitarismo era algo que tenían en mente e introducido en su estilo desde el principio, el pulmón pamplonés quiere ser un lugar para desarrollar ese funcionamiento diferente. No se nos olvidará fácilmente el día que trajeron a Silvia Federici, la pensadora feminista que ha trabajado con energía los caminos del comunalismo.

Por último, volviendo a San Sebastián y yendo por la plaza Easo hasta la calle Zabaleta de Gros, Garoa creó una nueva espora en julio, en el número 34. La que durante mucho tiempo ha sido y aún es una librería de referencia en Zarauz, la que fue testigo de encuentros con Jorge Oteiza y Federico Krutwig cuando la regentaba Flor Illaramendi, la cogieron hace casi cuatro años los hermanos Agirre, hijos de Illarramendi.  Con el concepto Paperezko [de papel en euskera] comenzaron con el proceso de convertir de manera oficial la antigua librería en laboratorio cultural, acercando charlas, músicos, cine, amigos y teatro a los libros. También han querido expandir la iniciativa a la capital dando así un paso adelante. En la planta de abajo, exposiciones, sofás y la oportunidad de charlar tranquilamente sobre un suelo blanco y espacioso. En la de arriba, en cambio, ambiente cálido y una mesa con doce joyas de la literatura, que cambian cada mes y  tienen La buena novela de la escritora francesa Laurence Cossé, escogida entre otras por miembros de un comité secreto.

Que duren muchos años. Y tú, contemporáneo, disfrútalas con saludo, gózalas y compártelas.

Un ejemplo todas ellas de un imaginario librero que con sus variantes, pero con claridad en todos los casos, contextualiza el libro en espacios culturales, alternativos, críticos con su entorno y en los que la palpabilidad juega un papel claro.

Nota final:

Gracias a Alex Barandiaran por su traducción