Librerías físicas y políticas públicas

Noticias que sorprenden y que son interesantes que hay política y negocio:

El gobierno municipal de Beijing entregará 7,46 millones de dólares en subsidios cada año para ayudar a las librerías físicas tradicionales a sobrevivir en las áreas del centro.

Importante leer el para qué:

  • Para mejorar los servicios culturales de la ciudad, el gobierno municipal ha alentado a las librerías a abrir las 24 horas y combinar las ventas de libros con actividades culturales como clubes de lectura y conferencias en cooperación con bibliotecas públicas.
  • El gobierno también reembolsará la inversión en la construcción de librerías del presupuesto del gobierno para la construcción de infraestructura urbana, y priorizará las librerías tradicionales en las compras gubernamentales y para realizar actividades culturales patrocinadas por el gobierno.

Al mismo tiempo que se leen estas noticias hay que leer también las declaraciones de Porter Anderson a Letras Libres para ver algunos ‘gurús’ dicen lo mismo:

Incluso diría que dentro de unos 10 años comenzaremos a ver con bastante claridad el equilibrio con las formas digitales.

Esta frase se viene repitiendo año tras año siempre a diez años vista y, por supuesto desde hace mucho más de diez años, pero parece que esos años no acaban de llegar.

En ese entretiempo, las librerías siguen siendo espacios en el mientrastanto vital, que en muchas ocasiones lo que pretenden es articular un espacio comunitario cultural como nos recordaba en una reciente entrevista Jorge Carrión:

Avui dia no té sentit comprar a la gran #llibreria de cadena: té sentit la petita llibreria amb la qual dues o tres persones no aspiren a enriquir-se, sinó que volen articular un espai comunitari cultural.

 

Ayudas para las librerías: un modelo de guía para tomar nota

portada_guía_librerías

Conviene reconocer, como lo hace la guía de la que vamos a hablar que

La librería es uno de los comercios de proximidad menos rentables, es algo ya sabido desde hace mucho tiempo

El que sea poco rentable no es, en cualquier caso, consecuencia exclusiva del propio funcionamiento de las librerías sino de muchos más factores que no nos vamos a parar a analizar, pero que, en más de una ocasión, a la librería le vienen impuestos al modo de ‘o lo tomas o lo dejas’.

En cualquier caso, nos parece muy interesante la iniciativa y quizás alguien del ámbito público y/o asociativo podría tomarlo como ejemplo o modelo.

El índice (en francés) es claro y sencillo.

indiceguiaayudas

Añadiré sólo un comentario final.

En muchas ocasiones, en el caso de las librerías casi siempre, por ahora, conviene salirse de los brazos de la cultura y echarse en los brazos del comercio, y de la innovación si de ayudas hablamos.

Acceder a la guía.

La limosna de unos eurillos sobrantes para las librerías españolas

Por fin han visto la luz las limosneras ayudas para, atención, la revalorización cultural y la modernización de las librerías españolas.

lalimosnanoessolución

De los 150.000 euros asignados a estas ayudas ya hablé en su momento así que no voy a insistir. Sólo diré que la ayuda viene a ser a la facturación equivalente que es necesaria hacer para mantener un puesto de trabajo en una librería.

Me llama la atención lo atrevido y arriesgado del nombre de las ayudas. Jugar con términos como ‘revalorización cultural’ y ‘modernizacion’, cargados de subjetividad en su posible interpretación puede acabar siendo ambiguo y peligroso.

Señalaré, con todo el cariño porque creo ser conocedor de lo costoso que ha sido redactar esta orden algunos de los terrenos de arenas movedizas por los que se mueve.

En el preámbulo se dice:

solo una potente red de librerías en todo el país, capaz de ofrecer no sólo los libros de rápida rotación sino también un amplio fondo bibliográfico, puede garantizar el acceso igualitario y diverso a la cultura por el conjunto de la sociedad.

Y, ya lo siento, pero discrepo. Esto creo que es función de las bibliotecas. El acceso igualitario, cuando hay transacción económica por medio, como es en el caso entre librerías y clientes imposibilita de facto el acceso igualitario. Algo que en las bibliotecas sí es posible si la administración invirtiera adecuadamente y, quizás, tirando de este hilo, debería plantear y apostar con más claridad porque las compras de las bibliotecas sí se hicieran en librerías y, en la medida, de lo posible, en librerías que generasen un ecosistema con las bibliotecas bien por la cercanía física o por la especialización temática o de servicios.

Seguir leyendo “La limosna de unos eurillos sobrantes para las librerías españolas”

Ayudas a las librerías. ¿Podemos aprender algo de Francia? Unas notas para los partidos que aprobaron la proposición no de ley de defensa de la librería

Esta entrada va dirigida con todo el cariño a los Partidos Políticos y, en concreto, a los miembros de la Comisión de Cultura del Congreso, para que amplíen la línea presupuestaria dedicada a las librerías y a la que ellos mismos se comprometieron en su defensa

Ya comentamos a principios de mes el pequeño cambio que ha habido en la propuesta de presupuestos en relación a las librerías incluyendo una partida de 150.000 euros para  proyectos de revalorización cultural y modernización de las librerías. En Francia la cantidad ronda los cinco millones de euros.

Seguir leyendo “Ayudas a las librerías. ¿Podemos aprender algo de Francia? Unas notas para los partidos que aprobaron la proposición no de ley de defensa de la librería”

Editores de Euskadi. El silencio de los corderos…

… o el seguidismo mudo a las políticas del Gobierno mientras a mí me den la pasta.

El nuevo Gobierno Vasco hace y deshace sin un criterio claro en las subvenciones nominativas.

Ha haceho volar de un plumazo la subvención a los libreros, a la Asociación de escritores de Euskadi y a una de las dos asociaciones del sector de la producción audiovisual.

Mientras tanto los editores parecen mostrarse felices porque sus dos asociaciones , el Gremio y Euskal Editoreen Elkartea, siguen recibiendo dinero.

El Viceconsejero y la Consejera apelan a motivos peregrinos y contradictorios.

Así en relación a el audiovisual señalan la necesidad de forzar una única interlocución, argumento que parece no ser válido para los productores editoriales que mantienen su ayuda a las dos asociaciones aunque, curiosamente, las empresas que pertenecen a ambas son casi en su totalidad coincidentes.

Callan los mismos, igualmente, ante la negación de ayudas a escritores y libreros como si este asunto no fuera con ellos o como si pertenecieran a otro sector. Al fin y al cabo con el IVA ya nos indicaron cuál era su forma de actuar-callar.

Parece que en Euskadi, también, la pela es la pela.

Hoy mismo se ha publicado en el BOPV las ayudas a los editores por un montante global que supera el medio millón de euros mientras que escritores y libreros no verán un duro bien para nuevas formas de creación o para adecuación por parte de las librerías a la nueva realidad sectorial.

Los editores callan, enmudecen, traicionan al resto del sector como ya señala acertadamente Thierry Discepolo en La traición de los editores:

El aumento del capital de una editorial solo aumenta la nocividad social de su propietario. Los perdedores son todos aquellos que siguen considerando el libro como una herramienta de lucha y emancipación. (pag. 17)

¿De qué valen las ideas generosas y los análisis pertinentes cuando ni siquiera los ponen en práctica sus promotores? Aunque solo sea para ver si funcionan, cumplir un poco con los objetivos que se cuenta en los medios que nos procuramos. (pag. 26)

Adjunto a nivel informativo la tabla de las editoriales asociadas a los gremios. Algunas curiosidades significativas: Euskaltzaindia, academia de la lengua vasca, Aizkorri, Zubia que son editoriales que editan en euskera no aparecen como asociadas a Euskal Editoreen Elkartea.

La producción editorial de las no asociadas al Gremio de Editores de Euskadi y solo a Euskal Editoreen Elkartea la prodríamos considerar, dentro del mercado del libro, como insignificante.

  Gremio Editores Euskal Editoreen Elkartea  
AISE LIBURUAK  
AIZKORRI ARGITALETXEA    
ARTEZBLAI    
ASTIBERRI EDICIONES    
BAINET EDITORIAL    
EDEX PUBLICACIONES    
EDICIONES BETA III MILENIO    
EDICIONES FORTUNA    
EDICIONES FRANCISCANAS ARANTZAZU    
EDICIONES MENSAJERO  
EDICIONES SALDAÑA    
EDITORIAL DESCLÉE DE BROUWER    
EDITORIAL DONOSTIARRA    
EDITORIAL NEREA    
EDITORIAL TXALAPARTA  
ELKAR ARGITALETXEA  
EREIN ARGITALETXEA  
EUSKALTZAINDIA    
GAUMIN ARGITALETXEA    
GILTZA-GRUPO EDEBÉ  
GRUPO ALBOR-COHS    
IBAIZABAL  
IDATZ  
IKASELKAR  
IKASMINA    
MALUTA  
PAMIELA ETXEA  
SERVICIOS REDACCIONALES BILBAINOS    
SUA EDIZIOAK    
TERCERA PRENSA – HIRUGARREN PRENTSA    
TTARTTALO  
TXERTOA ARGITALETXEA    
UNIVERSIDAD DE DEUSTO    
UNIVERSIDAD DEL PAÍS VASCO. SERVICIO EDITORIAL    
ZAPA eBOOKS    
ZUBIA ARGITALETXEA    
Elhuyar    
Gaiak    
Euskal Herriko Ikastolak    
Igela    
Hiria    
Labayru    
Lur    
Meettok    
Etor-Ostoa    
U.E.U.    

Ayudas al libro y a la lectura en Francia

Acabo de leer una nota en Livres Hebdo sobre el ‘reparto de dineros’ en las ayudas que el estado francés concede al sector del libro y a la lectura.

Dos detalles me han llamado particularmente la atención:

1. Aumentan las ayudas a las librerías mientras disminuyen las ayudas a las editoriales.

2. También aumentan las ayudas a las bibliotecas.

Parece que, en el fondo, se puede leer una apuesta por los medidadores por encima de la producción.

¿Podría servir de modelo esta tendencia y este planteamiento para España?

Ayudas a la edición

Entro en la página de una empresa que se dice editorial y leo en su presentación:

Esa tesis doctoral, esas poesías, esos cuentos… que has escrito ¿no te gustaría verlos publicados, en la calle, o para repartirlos entre los amigos, entre la familia?
Nosotros te lo publicamos, el número de ejemplares que quieras, desde uno hasta infinito, en color, en blanco y negro, edición barata, edición de lujo, tamaño grande, tamaño de bolsillo… lo que quieras, y en el idioma que desees.

Una empresa con esta presentación, con este ‘perfil editorial’ ha recibido unos cuantos miles de euretes públicos para edición de sus libros que luego no aparecen por ningún sitio.

Analizaremos con todo detalle una vez tengamos todos los datos tabulados  a quién van a parar algunos de los dineros de subvenciones públicas en el ‘paisito’. Unos, probablemente, bien ortorgados, pero otros…….

A los editores que se consideran serios casi les debería entrar temblor de piernas al ver algún compañero de viaje compartiendo la misma bolsa.

Lo iremos viendo a partir de la semana que viene.