Desde Bilbao…Consonni, la productora de ideas y Hemen, la pluralidad como creación positiva

Curiosa una triple coincidencia. En la misma semana en la que con el motivo del XX aniversario del Museo Guggenheim hemos tenido en Bilbao una explosión desmedida de luz y colores que a saber cuánto nos habrá costado, aparece en Babelia una amplia e interesante entrevista a Consonni realizada por Bea Espejo. Qué casualidad también que Consonni lleve en Bilbao un año más que el Guggenheim.

Casualidad o no, ¡vaya usted a saber!, puede ser también que en el último número de Texturas, el 33, haya un artículo de María Mur Dean de Consonni que lleva por título Publicar contenido. Empieza así:

Moverse en zonas grises alimenta precisamente eso, el movimiento,
el nomadismo. Esta zona gris es el hábitat natural de consonni.
Saltar del negro al blanco y del blanco al negro, mancharnos, teñirnos,
dejarnos afectar por los procesos y las experiencias.
En 1996, se crea consonni1 en un Bilbao que no era la ciudad de la cultura
que pretende ser hoy. Se estaban finalizando las obras de un museo que
se ha convertido en el paradigma de la ciudad, en un efecto con nombre
propio, en un modelo de políticas culturales, en otra virgen para la ciudad de Bilbao tan sacralizada como la virgen de Begoña y su basílica.

Y, un poco más adelante:

La producción editorial, para nosotras, no es solo fabricación de libros; es sobre todo la reproducción de ideas, de pensamiento crítico. Las publicaciones en consonni se han convertido en un espacio de resistencia. Tras más de veinte años produciendo proyectos muy diferentes entre sí, la edición se convierte en un lugar de reflexión que materializa las ideas en las que se sostienen las producciones artísticas, aunque ni siquiera se mencionen.

Estoy convencido de que a aquellas personas que quieran ir un poquito más allá del ‘galgos o podencos’ les puede resultar sugerente la mirada lateral que proponen.

Vuelvo a la entrevista en Babelia y señalo algunas pistas o reflexiones que me parecen sugerentes y que se plasman, también en los detalles que a veces tienden a pasar desapercibidos.

  • Su amor por las semillas pequeñas, algo que se filtra hasta en el nombre, escrito en minúscula.
  • El equipo actual: Munts Brunet, Iñaki Landa, Arkaitz Olea y María Mur Dean.
  • Muchas complicidades…sin la comunidad de proximidad que se compone de cómplices habituales y puntuales, públicos y referencias, consonni no podría respirar, simplemente no existiría”.
  • Una labor basada en la colaboración, la mirada crítica, la obstinación, las meteduras de pata y los aciertos, e intercambio de conocimiento y el apoyo al sector artístico cultural.
  • No pensar en términos de competición sino de colaboración y cooperación.
  • La financiación también es parte del proceso creativo y que no está carente de ideología.
  • Debatimos sobre “propiedad intelectual y prácticas artísticas” y partimos del libro pero lo trascendemos generando un debate con múltiples agentes desde las leyes, la creación, el activismo, y las entidades de gestión de derechos. El contenido saltaba del libro impreso para convertirse en un debate público y en un podcast accesible online. Por otro lado, realizamos un taller dentro del programa Madrid45 en el que realizamos por primera vez un Radio Show colectivo con quienes se apuntaron al taller, todas mujeres por cierto. Fue una experiencia maravillosa, la radio en vivo es muy potente para amplificar contenidos y crear comunidad. Como sostiene Walter Benjamin en sus textos sobre la radio, el medio radiofónico es una técnica arriesgada que moviliza “el saber en dirección de lo público y lo público en dirección del saber”.
  • Para crear esfera pública lo que sí me parece que es imprescindible, es dejarse afectar, en los términos como los describe Marina Garcés en su texto La honestidad con lo real: “Dejarse afectar no tiene nada que ver con el interés, puede ir incluso en contra del propio interés. Ser afectado es aprender a escuchar acogiendo y transformándose, rompiendo algo de uno mismo y recomponiéndose con alianzas nuevas”.

El tercer vértice de esta extraña coincidencia. La semana que viene hace su puesta de largo en Bilbao un nuevo proyecto colaborativo: HEMEN que abrirá sus puertas en la calle Ronda.

En su presentación dice:

//Hemen une a 5 creadores con distintas formas de ver el arte y el diseño.

5 compañeros unidos en un proyecto que mediante las técnicas tradicionales y las nuevas propuestas tecnológicas crean objetos destinados al hogar y a la moda. 

Entendemos el arte y el diseño de una manera interdisciplinar y combinable. Para la asimilación completa de los materiales y las técnicas. Tomando la pluralidad como una manera de creación positiva y enriquecedora. 

Hay vida, por suerte, más allá del Guggenheim y de los libros…

Poder seguir de cerca proyectos de este cariz que aportan frescura y atrevimiento al sector de la cultura es un auténtico regalo.

Arrebato Libros, una librería ‘mundialmente pequeña’

Pep sale en el Babelia.

Pep sabe que desde agosto me debe un día de estos, que puede ser cualquiera o quizás nunca, unas cervezas en Bilbao. Él me debe el acercarse y yo el invitar. Quede claro.

Pep es de los libreros que conozco uno de los que más sabe de libros. Digo libros y no novedades que no son términos coincidentes aunque pueden serlo tangencialmente.

Pep es listo, divertido y de buen comer. Elementos siempre importantes para poder mantener una conversación de interés. La primera con cierto sosiego y con más gente la disfrutamos en Canarias.

Pep, es a la vez, pero en modo de proceso, cambio y adaptación continua, librero de distintos tipos y modos, editor, gestor cultural, negociante y negociador…

“Hay cosas que son difíciles de definir en esencia. Sobre todo si Arrebato no es del todo una librería, como no es exactamente una editorial, como no es con exactitud un núcleo de gestión cultural, sino que es todo a la vez»

Quizás en ese modo único de todo a la vez que no deja de ser un juego de platos chinos giratorios es donde Arrebato plasma la ‘transmedialidad palpable’ y real.

“Queremos a autores que salgan del libro, es decir, que además del libro tengan parte escénica”

Pep no está seguro  de si hay que creer o no en los libros. “Lo que sí sé es que es una forma de vida”, asegura, “de la mía por lo menos, que no me la imagino sin ellos, sin los libros”.

Estoy en cambio convencido de que sí está seguro de que una buena conversación con buena mesa a ser posible y buena compañía sí merece la pena. Ahí somos capaces de poner en juego todo lo que llevamos dentro …

Pendiente para la próxima visita a Madrid si es que antes no te acercas por Bilbao.

Termino. En el número 28 de Texturas Pep escribió un artículo que se titulaba Arrebato: ¿la centralidad al margen?

ser librero y vivir al margen de los trabajos propios de esta sociedad es un lujo y un logro del que nos sentimos muy orgullosos.

Hay tantas centralidades descentralizadas o desinstitucionalizadas que seguro que él ocupa alguna de ellas.

 

Librerías Antonio Machado: la leyenda entre sombreros y pisicinas

Si la primera está instalada en una antigua tienda de sombreros, la segunda se sitúa en el espacio donde estaba proyectada la piscina para los socios del Círculo de Bellas Artes.

Machado_años70

Escribe María Jesús Espinosa de los Monteros en Babelia….

Las aventuras y desventuras de una saga de libreros y editores daría para completar muchos anaqueles de la propia librería que regentan. La propuesta a Aldo García Arias -hijo de José Miguel García Sánchez y sobrino de Chus Visor- le hace sonreír: “Llevo toda mi vida entre libros, casi desde el mismo día en el que nací”, exclama con alegría mientras va colocando la selección de los libros que él mismo edita para Antonio Machado Editores. La editorial es sólo una de las patas de este negocio libresco. Las otras dos son la distribución y dos librerías localizadas en lugares privilegiados de Madrid: la calle Fernando VI (con Malasaña, Chueca y Alonso Martínez como barrios vecinos) y el Círculo de Bellas Artes (inaugurada en el año 2001 en la callé Alcalá). “Desde entonces, las dos librerías forman en el eje Barquillo, el camino de los libros de Antonio Machado”.

Seguir leyendo el artículo.

Regalos de sábado de Manuel Rodríguez Rivero en Babelia

libroNos han dejado el cuerpo de sábado tan a gustito  a la horizontalidad de Trama Editorial, que diría Manuel Ortuño, y con el Estado de ánimo de tal subidón que luego la facción bilbaina nos vamos a tomar un mezcal a la salud de todos los «horizontales» y a la de M.R.R. que nos ha alegrado el sábado…..

Escribe Manuel Rodríguez Rivero en Babelia:

Poco a poco, y como quien no quiere la cosa, el polifacético Manuel Ortuño (hijo) ha ido construyendo con paciencia y ojo crítico uno de los pocos sellos editoriales consagrados al libro y a quienes los hacen. La serie Tipos Móviles, iniciada en 2008, cuenta ya con 22 títulos, entre los que se encuentran recuerdos y confesiones de conspicuos protagonistas del sector (editores como Diana Athill, Jean-Jacques Pauvert o Bennett Cerf, o libreros, como Héctor Yánover), además de estudios más o menos técnicos sobre la producción editorial y ensayos sobre la historia y el devenir del libro y la edición (Schiffrin, Darnton, Jean-Baptiste Malet). La colección amplía, de algún modo, los contenidos de la revista cuatrimestral Trama & Texturas, de cuya fundación se conmemora ahora el décimo aniversario, y que constituye un importante foro de reflexión y análisis sobre la lectura y la edición.

Seguir leyendo «Regalos de sábado de Manuel Rodríguez Rivero en Babelia»

Historia de la edición en España

Nos hemos hecho ya eco por aquí de la espléndida obra editada este año por Marcial Pons.

José Antonio Millán ha escrito recientemente Babelia:

La primera buena noticia sobre esta obra es, por supuesto, su mera existencia. Que en esta época de edición institucional mortecina y editoriales comerciales entregadas a la búsqueda del beneficio inmediato se pueda publicar impecablemente un volumen erudito de mil páginas en papel biblia, es toda una hazaña. Muy significativo también es que la haya editado una empresa familiar, que empezó como librería especializada en Derecho y Humanidades y luego se convirtió en editorial. Sí: el conocimiento directo del público ha sido —y sigue siendo— la clave del complejo negocio del libro.

Seguir leyendo en Babelia

A nadie le amarga un dulce

Ayer entre comra y compra para asegurar la manutención semanal me encontré por la calle con A. Eran más menos las 10 de la mañana así que todavía andaba con la legaña sin acabar de soltar.
Según nos cruzamos me soltó a la cara: ¡Sales en Babelia! Lo primero que me vino a la cabeza fue una frase de hace ya tiempo de M. que venía a decir que qué más daba salir en Babelia si no lo lee nadie. Así que pensé que por lo menos una persona en Bilbao lee la letra pequeña.
El hecho es que sí salimos. Parece que nos hemos colado en el último artículo de Manuel Rodríguez Rivero cuando dice:
si están interesados en las cuestiones que suscita el entorno digital en las librerías, no se pierdan el último número de Texturas, la estupenda revista sobre edición y cultura escrita dirigida por el polifacético Manuel Ortuño y José María Barandiarán. El mismo sello (Trama) que edita la revista ha publicado recientemente Las razones del libro, una apasionada, integradora y sugerente apología de lo impreso a cargo de Robert Darnton, que además de ser uno de los más importantes y sabios historiadores del libro siempre practica la exquisita cortesía de no escribir (sólo) para profesores.
Mi presencia actual es pura cortesía y muestra de amistad de Manolo.
Creo que merecen un agradecimiento especial todas aquellas personas que alimentan la revista con sus proposiciones, artículos, sugerencias desde una cierta mentalidad del procomún tan esacasa en nuestra sociedad y en el sector del libro cuando nos movemos ya fuera del ámbito asociativo.
Así que hoy voy a disfrutar de este dulce dominical que volveremos a degustar más intensamente en algún momento de nuestra vida.

Fin de semana que ya se fue

Hemos tenidos dos días estupendos que nos han permitido disfrutar de playa de un Bilbao casi desierto y de una lectura más reposada de la prensa.

Así que entre foto y foto de este fin de semana algunos de los recortes que me han llamado la atención.

Adela Cortina en El Semanal:


Hay muy poco espacio en los medios para que la gente que reflexiona
tenga presencia……Vivir continuamente volcados en lo exterior nos
impide reflexionar, algo que, mire por dónde, es una de las
características fundamentales del ser humano desde que empezó el
proceso de hominización….Basta con observar el discurso de los
políticos, se trata de ver cómo muevo las emociones de la gente, no de
ofrecer argumentos…..Estamos en una sociedad absolutamente conformada
con lo que hay, negada para las utopías e incluso para los grandes
proyectos….más que racismo o xenofobia lo que se extiende en nuestra
sociedad es la aporofobia, el «odio a quien no tiene nada».

Escuchado el domingo en una terraza mientras leía los periódicos y hablando del camarero que atendía las mesas: «Haber si nos atiende ese morito» (El camarero era de origen marroquí). El vasquito que esto decía probablemente sabía menos idiomas que el camarero que dominaba por lo menos, por lo que pudimos escuchar, el castellano, el alemán y el inglés.

Leído en El País. Declaraciones de Vicenç Navarro
, catedrático de la Pompeu Fabra. España debería gastarse 72.000
millones de euros más de los que se gasta para alcanzar el nivel de
gasto público social que nos corresponde por nuestro nivel de
riqueza…La globalización puede fomentar las desigualdades cuando los
Estados son débiles…Las desigualdades de renta están aumentando en
España. Las rentas derivadas del capital están creciendo mucho más
rápidamente que las del trabajo.

Leyendo la letra pequeña

Es tan pequeña que en la foto casi no se ve. ¿Tiene el Babelia 2.116.000 lectores?. No. Los tiene el «soporte base». ¿Cuántos lectores tiene Babelia?. No lo sabemos. ¿Qué influencia tienen los suplementos literarios en los hábitos de lectura?. No parece según el último estudio que las críticas y las reseñas sean los elementos de mayor influencia para la compra. Muy por delante están los amigos y las librerías. La lectura sigue siendo un acto de confianza, parece.

Finalmente en el suplemento Infoempleo de El Correo , soy incapaz de encontrar el enlace al mismo, quizás no lo tenga, «Un oficio que pasa página». Los encuadernadores.

Babelia y Best seller

Ayer aparecieron un par de artículos de interés en Babelia sobre el asunto del best seller . No sé qué les parecerá a ustedes, pero dedicar unas cuantas páginas de un suplemento literario a este fenómeno es poner más el acento en la industria que en la cultura. Parecido a lo que comentaba una tertuliana en un programa de televisión en relación a la presencia del Presidente Zapatero en el estreno de «Alatriste» y la constatación de no habérsele visto todavia en ningún estreno de cine independiente.

El dónde se está, el qué se escribe y sobre lo que se calla es una forma, también, de hacer información, baste recordar la cita que ayer escribíamos.

Intentaremos aplicarnos el cuento y, sino, esperamos que otros nos lo apliquen.