La Llibreria Sendak abre en Barcelona

El 16 de diciembre pasado Aitor Martosy Núria Càrcamo (alumnos de diferentes promociones del postgrado de Llibreria)inauguraron en Barcelona la Llibreria Sendak.

En el blog de l’Escola de Llibreria encontraréis amplia información sobre la apertura.

Se han especializado en literatura infantil y juvenil.

El porqué ellos mismos nos lo explican:

Actualmente somos muy felices compartiendo con nuestras respectivas hijas el gusto por la lectura. Leer refuerza los vínculos afectivos y nos ayuda a crecer emocionalmente. Descubrir con ellas el mundo a través de la ficción es una experiencia maravillosa. Y queremos compartirla con otras personas, ayudando a que cada niño disfrute de una biblioteca personal que, ya de pequeño, le acompañe a lo largo de su vida. Y es que, en buena medida, somos lo que leemos.

Más información de la librería en www.llibreriasendak.cat, y en sus perfiles de redes sociales:

—Twitter: @LlibreriaSendak
—Facebook: https://www.facebook.com/LlibreriaSendak
—Instagram: @llibreriasendak

¡Larga vida!

 

Anuncios

Barataria ha abierto en Barcelona

Carola Moreno, junto a sus hijos Adrià y Joan Edo, se ha liado la manta a la cabeza y a finales de este año pasado, el 20 de diciembre, ha abierto en Barcelona la librería Barataria, mismo nombre de la editorial en la que ha andado trajinando de aquí para allá.

“Siempre había soñado con esto –explica–, y creo que hoy más que nunca hacen falta espacios de reflexión, tranquilidad y serenidad, se está perdiendo el filtro, tan necesario, entre lo que se piensa y lo que se dice. queremos ser un espacio para que la gente se sienta cómoda”. El local cuenta incluso con una terraza que da a un interior de isla del Eixample. (La Vanguardia)

¡Larga vida!

La Inexplicable abre en Sants, Barcelona, este domingo

Este domingo, 19 de noviembre, va a abrir sus puertas una nueva librería en Barcelona. La Inexplicable.

Enhorabuena y todos los ánimos.

Creo, además, que es un buen momento para reconocer la influencia que en unas cuentas de las aperturas que se van produciendo por Catalunya tiene la Escola de Llibreria.

Gloria Arquillo y Anun Jiménez muñidoras de este nuevo proyecto librero se han formado en L’Escola.

¿Sus deseos?

Ser una librería con espíritu de ciudad, pero sobre todo vinculada al barrio de Sants. Queremos trabajar en red con otros actores del barrio (entidades, escuelas, bibliotecas, etc.). Apostamos por un catálogo de calidad y cuidadoso (hemos elegido cada libro!) Y sobre todo hacerlo en las secciones de novela gráfica y poesía. También queremos dar prioridad a las editoriales independientes y locales.

Podéis conocer un poco más sus intenciones y las de Sendak, que abrirá en diciembre, en esta entrada del blog de L’Escola.

¡Larga vida!

 

Paula Jarrín de Llibrería Al·lots en Barcelona. La librera que puede vivir mil vidas cada vez que abre un libro

Me llamo Paula Jarrin.

Trabajo en la Llibrería Al·lots, una pequeña librería especializada en literatura infantil y juvenil situado en Barcelona que viene funcionando desde el año 1996 pero que desde el 2012 ha pasado a mis manos y a mi alma después de un traspaso.

La idea de luchar por ese traspaso comercial aquí vino motivada por las ganas de luchar y de salir adelante. Con mi compañero estábamos atravesando una situación económica muy delicada y los dos veníamos trabajando hacía 8 años en el mundo de libro, él en una librería general pero se encontraba en el paro y yo en el mundo editorial como lectora, correctora freelance y el volumen de trabajo empezaba a bajar estrepitosamente. Nos armamos de valor, pedimos un crédito y nos arremangamos para trabajar por el fomento de libro y de la lectura y para hacer de nuestra librería un pequeño centro de cultura y de difusión de la LIJ.

Considero que mi apuesta profesional es arriesgada y valiente y se caracteriza fundamentalmente por una atención personalizada, tiempo, profesionalidad, búsqueda de libros y también colaboración con diferentes entidades como bibliotecas, centros de recursos pedagógicos en sintonía con el fomento del libro y de la lectura.

Me gusta  porque puedo vivir mil vidas cada vez que abro un libro. Mi pasión es la lectura, y poder recomendar libros y ver cuando un pequeño lector vuelve porque le gustó ese libro que recomendaste es un regalo de la vida.

Cuando tenía doce años quería ser arqueóloga.

Cuando me toca explicarle a una persona que no conozco por qué me gusta mi oficio le digo que nace de la pasión de leer y del reto de sobrevivir de los libros. Y de la preciosa gente que el mundo del libro me pone en el camino.

Más allá de las apariencias la realidad de mi día a día en el trabajo es así: ¡difícil! La parte administrativa de la librería es pesada, la parte financiera complicada y rebuscada, que uno trabaja más horas que un reloj, que muchas veces le robamos tiempo a la familia y al sueño y que estamos casi casi 24 horas de guardia. Pero ese momento en que abres el libro, te sumerges en él y piensas a quién se lo recomendarás, le gustará o planeas actividades y nuevos proyectos rocambolescos no tiene precio.

Lo más raro que me ha sucedido nunca en el mismo ha sido cuando una persona que entro en la librería me pidió si además de venderle un libro le podía hacer un pastel de aniversario para su hijo.

Y lo peor: esos primeros meses en que no sabías si podrías abrir al día siguiente.

La imagen que tienen las personas sobre el trabajo que realizo creo que se caracteriza por estar todo el día leyendo (y no es así, lástima!!)

He perdido el entusiasmo por lo que hago cuando programo una actividad y no viene nadie, cuando la burocracia política del sistema deja de lado a los pequeños establecimientos de radio y beneficia a los grandes grupos.

Sin embargo, lo mejor de mi trabajo, sin duda, es el contacto con los pequeños lectores, en clubs de lectura, en las actividades, ese momento en que vas leyendo con ellos en voz alta y ves como se quedan enganchados en ese río de letras que fluye.

El mejor día que recuerdo en el trabajo fue cuando después de un fin de semana con amigos pintando la librería, reabrimos y ¡todo se llenó de luz!

Cuando quiero tomarme un descanso me dedico a ir a la esquina de la librería a tomarme un affogato siempre bien acompañada de un libro.

Así es como veo el futuro de mi profesión: sin profesionalización no hay futuro. El futuro está saliendo de la librería a buscar lectores y trayéndoles de la mano a nuestra casa de palabras.

Seguir leyendo en Lasaiblog.

La Carbonera espai de llibres abre mañana en Barcelona

Tiene mérito mucho mérito y es además un soplo de aire fresco que mañana en Barcelona, en el Poble-sec abra una nueva librería: La Carbonera.

https://platform.twitter.com/widgets.js

Nace con el objetivo de convertirse en la librería del Poble Sec, con la voluntad de construir desde el barrio y para el barrio una comunidad lectora que crezca y que aprecie la literatura, los libros y la cultura.

Es un proyecto cooperativo, donde las socias entienden el trabajo y el proyecto de manera compartida y cooperando, con voluntad transformadora y haciendo suya la idea de economía social y solidaria.

100 m2 dedicados a la cultura. Presentaciones de libros, recitales de poesía, tertulias literarias, vermut los domingos … Los sábados, sin embargo, todo un mundo dedicado a la edad infantil: magia, teatro, cuentacuentos, un club de lectura para los más pequeños. La Carbonera dedicará la mitad de su espacio al libro infantil y se podrán encontrar  libros de primera y segunda mano, además de un buen ambiente y espacio para sentarse, hablar y tal vez hacer alguna amistad.

Bienvenida sea la imaginación y la valentía de los tres socios.

 

Joan Fontbernat de Pèrgam en Barcelona. La librería como espacio conversacional

Me llamo Joan Fontbernat

Trabajo en Pèrgam, librería de libro antiguo y de segunda mano, situado en el Passatge Sant Benet, 7 de Barcelona, que viene funcionando desde febrero de este año (2017).

La idea de montar Pèrgam vino motivada por querer retomar unas tertulias que ya había organizado hace años en casa o en algunos bares (como el Nostromo, que ya ha cerrado o La Rouge, en el Raval) y la pasión por el libro y los objetos antiguos.

Considero que mi apuesta profesional es una librería que es además un espacio cultural donde se puede conversar, intercambiar ideas, escuchar música (tenemos un piano) o simplemente estar; y se caracteriza fundamentalmente por ser un lugar tranquilo y agradable donde poder charlar, leer o escuchar música.

Me gusta  porque constantemente llega gente a proponernos actividades diversas (músicos, pintores, escritores); porque los vecinos de la calle entran a saludar, a proponer también actividades, a traer libros que no quieren tirar pero a los que quieren dar una “segunda oportunidad”; porque los que visitan la ciudad vienen a preguntar lo que no saben.

Cuando tenía doce años quería ser agricultor. Y sigue siendo una profesión que me apasiona. Mejor dicho: más que una profesión es una manera de relacionarse con el mundo y con la tierra que me apasiona.

Cuando me toca explicarle a una persona que no conozco por qué me gusta mi oficio le digo que se mezclan dos pasiones: la parte material del objeto en sí, y la parte intelectual, que es lo que contiene el objeto. Pèrgam tiene eso también: el espacio en sí y todo lo que sucede en este espacio.

Más allá de las apariencias la realidad de mi día a día en el trabajo es clasificar los libros, valorarlos para decidir el precio, contactar con músicos y tertulianos y organizar la agenda. Y sobre todo escuchar mucho para ir aprendiendo el oficio.

Trabajando en Pèrgam, a pie de calle, terminas siempre viendo el lado positivo de las cosas, como el día en que los niños que cada tarde juegan al fútbol en la calle chutaron y rompieron dos cristales de dos cuadros con fotos de Pèrgam. Terminas viendo el lado positivo, que en pleno centro de Barcelona los niños jueguen en la calle, y te olvidas de lo que pueda costar comprar dos cristales más.

La imagen que tienen las personas sobre el trabajo que realizo creo que se caracteriza por ser muy tranquilo pero a la vez apasionante.

Seguir leyendo en Lasai blog.