Javier Pradera. Itinerario de un editor

Todos los libros tienen su historia y este también. Quizás algún día el editor la cuente…

Mientras tanto lo tenemos ya entre nosotros.

Javier Pradera. Itinerario de un editor.

Editado en la colección Tipos móviles de Trama editorial.

Correspondencia y reflexiones de Javier Pradera cuidadosamente seleccionadas y ordenadas por Jordi Gracia nos permiten hacer un recorrido sobre su vida en torno a los libros y ojear al mismo tiempo lo que pasaba en torno a los mismos, desde los usos y costumbres comerciales hasta la vida política y cultural qye se podía mover en torno a ellos.

Una delicia lúcida que, como señala Miguel Aguilar en el epílogo, ofrece en sus textos “unos análisis asombrosamente aplicables aún hoy”.

Este sábado pasado Babelia publicó casi a página entera el texto El exilio de vuelta incluído en el libro.

Ya va acercándose tímidamente a las librerías.

Casi, como escribía él en el año 63, nosotros y muchos libreros podrían decir lo mismo…. Alguna de las citadas todavía sigue dando guerra.

Que se lo pregunten a Pons de Zaragoza.

Los libreros se lamentan de la mala época por la que atraviesa el mercado. Espero que las novedades que correremos en la próxima salgan, sin embargo, normalmente. Las librerías de provincias que nos formulan pedidos son aún escasas –Cervantes, de Salamanca (un pedido de más de 10.000 pesetas; Molist, de La Coruña; Pons, de Zaragoza; Rigal y Maraguat, de Valencia; Comercial Papelera, de Bilbao; Easo e Internacional, de San Sebastián–, pero son varias las librerías que nos han pedido condiciones. Tan pronto como la imprenta nos entregue la tabla de descuentos, haremos una «segunda vuelta» informativa con las firmas más importantes. El servicio de novedades con derecho a devolución será sin duda el caballo de batalla de las negociaciones. (pag. 35)

 

Casa del Olivo

casadelolivoAutor: Carlos Castilla del Pino
Título: Casa del Olivo. Autobiografía (1949-2003)
Páginas: 508
Año Edición: 2004
Editorial: Tusquets
ISBN: 84-8310-985-9

Comentario

Quizás el libro debería subtitularse no autobiografía, sino autobiografía social. Las vivencias más personales y familiares quedan tapadas por lo político-social-profesional, manteniendo, quizás, en la sombra la faceta más personal y sin permitir al lector establecer con claridad los posibles nexos de unión entre lo público y lo privado.

Ello llama más la atención cuando gran parte de la vida de Castilla del Pino ha pasado pegada y en relación con lo más íntimo de los otros.

Con todo ello la visión que nos da de su vida y de lo que la rodea merece ser leída y tenida en cuenta por su forma de estar en el mundo y por los canales de relación establecidos. Siempre aparece como un fondo coral el ’pueblo llano’ que aporta sentido y sensatez.

Algunas frases

– El portero salió a mi encuentro. Le pregunté si se podía ver el interior. Me dijo que no, que no había nadie. Me quedé frustrado, porque ese día, en aquella soledad, hubiera sido el adecuado para entregarme a esa comparación, tantas veces hecha entre lo leído y lo vivido. (pag. 29)

– En los tiempos de opresión, de soledad y forzado silencio sólo queda el recurso de retirarnos a cuidar de aquello que aún nos queda de nuestra condición de libres: leer, escribir, pensar. Pero ante todo con la obligación de pensar qué es lo que podemos hacer (“lo posible”) para llegar a ser libres. (pag. 305)

– Cada experiencia emocional es única, aunque la denominemos con la misma palabra. (pag. 400)