Alegrías de fin de semana…

Cuatro por lo menos…

  • Lo escrito por Raquel Paris en facebook. Una loa al trabajao bien hecho de manuel Ortuño en Trama.

Un bellísimo libro ha llegado a mi buzón: “Del Matrimonio” de Emile Zola de Trama Editorial. Cuatro estupendos relatos que como dice Manuel Ortuño son un pequeño divertimento. Una delicia.
Una edición primorosa, como ya es difícil encontrar: elegante portada con una delicada acuarela de Antonio García Mora, buen papel, unas guardas rojas carmín y ¡cosido!; sí, cosido. Qué buenos libros edita Trama para los amantes del libro.

matrimonio_raquel_paris

  • El grupo de discusión del que disfruté y en el que participé ayer a la tarde sobre políticas culturales, incluida comida previa de calentamiento. Escuchar, proponer, matizar, complementar, discrepar, proponer… un regalo por la compañía del resto de participantes.

grupo_discusion comidaprevia

  • Saber que viaja ya y que empieza a rular el libro de Perroantonio Te voy a hacer una autocrítica. Diccionario para entender a los humanosPoder disfrutar de todo el proceso, desde el acuerdo del autor con el editor, la revisión de pruebas con correos cruzados a tres bandas que Manuel Ortuño proponía convertir en un epílogo hasta verlo ya, todavía en foto, en la sede de Trama… tiene su punto.

Luego te llevo la contraria en todo salvo en las dos únicas correcciones que hay que hacer… De lo demás, ni de coña. (fragmento de un correo autocrítico ;-))

autocritica_base

Autocrítica, según el diccionario…  Auto de fe comunista en el que se reprende amablemente a un camarada por sus desviaciones antes
de someterlo a purga o reeducación (en inglés, torture)…. (sigue)

  • La cena con amigas y amigos que hoy toca con, como siempre, conversación y puesta al día larga, larga, larga… y ¡partida!

Deseos y realidades. Gracias a Iguázel

El deseo convertido en querer.

Bello texto de Iguázel Elhombre que empieza así:

Quiero casas de las que no nos echen y calefacciones que podamos pagar. Quiero que lo público gane. Quiero poder comprar berberechos siempre. Quiero que desaparezcan los purés de las cartas de los restaurantes. Quiero olvidarme de la sensación de no llegar a todo. Quiero un país en el que no se consienta el hambre. Quiero aprender muchas cosas. Quiero que se gobierne para que nos duela menos lo que nos falta. Quiero leerme sin evitarme la mirada. Quiero no tener que justificarme. Seguir leyendo

Yo también lo quiero.

Y a veces los quereres se hacen realidades. Antes de las fiestas como preámbulo de buenos deseos y preámbulo de lo que el 27 celebraremos íntimamente, el encuentro con las amigas y amigos que nos quieren como realidad y no como deseo más allá de que nos equivoquemos.

Ha sido nuestro fin de año particular.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Bauman en Bilbao

El sábado tuvo tres buenos momentos y me voy a quedar con el del medio que sistuó entre comida y cena.

Al mediodía me escapé al Astuy para comer con un amigo. La crisis aprieta y va tocando a gente cercana. Así que por lo menos hay que intentar sacar y dedicar tiempo a la escucha y al compartir. Disfrutamos, lo haremos mientras podamos, de unas buenas anchoas y un buen cabracho. Pieza hermosa para los dos. Nos ayudó a llevar mejor la conversación y los sueños ante la nueva situación que se le presenta.

Al fin y al cabo, mientras soñemos estaremos vivos.

La noche terminó con la timba que periódicamente organizamos y que no es nada más y nada menos que una estupenda excusa para seguir viéndonos y charlar. Siempre por delante o cena o comida. Cena en este caso, también con pescado. Un estupendo bonito que C. y J. prepararon con mimo.

Entre medio, a la tarde, pude disfrutar de las reflexiones de Zygmunt Bauman. Breve, pero claro.

Manolo ha recogido algunos de los ‘twits’ con algunas de las frases o reflexiones que fue desgranando.

Yo me quedo con las siguientes reflexiones a las que añado algunos comentarios:

1. La única certidumbre que tenemos en este momento es la de la incertidumbre.

2. Estamos aumentando la desigualdad en el mundo hasta límites desconocidos. Y esto se da al mismo tiempo en una situación en la que se nos vende, y nos lo creemos, la igualdad de acceso con los nuevos medios. Las brechas aumentan que es una barbaridad. La digital, en el fondo, es una tontería en comparación con la del ‘modus vivendi’ y las concentraciones económicas. de nuevo la cabeza me vuelve a dar vueltas más cuando lo contextualizao en la información que facilitó Susan George sobre en qué pocas manos está el poder económico.

3. Si la política no vuelve a tomar las riendas sobre sobre la economía nada habrá que hacer y esto sólo es posible desde una visión mundial-global con efectos al mismo tiempo en lo local.

4. A los bancos que son la mayoría de las 50 primeras empresas que manejan el mundo sólo les interesan las personas y países con necesidad de crédito. Así que en fl fondo tienen que estar encantados con la actual situación de algunos estados. Cada vez es más patente la necesidad del decrecimiento. Ya nos lo decía Gandhi.

Amistad

Fue el sábado un bonito día.

Poder volver a pasar un tiempo tranquilo con M., disfrutando del paseo, la conversación y la búsqueda del regalo para S.

Nos juntábamos a la noche a nuestra cita mensual y había que rendir honores a la nueva del ‘club 50‘.

Buscamos también una frase para acompañar el regalo que ya hace 5 años había aterrizado por aquí y que de nuevo se vuelve a hacer presente.

Al fin y al cabo todo cuadraba con el regalo que llevaba por nombre ‘litros de amor’.

Ahora me acuerdo también de S. A todos nos va tocando como consecuencia de la edad vivir nuevas situaciones de acompañamiento con nuestros mayores.

A algunas se les fueron ya hace tiempo, quizás antes de lo esperado. Otros y otras nos vamos adaptando al nuevo acompañamiento.

 

Alrededor de una mesa

Intentamos buscar un hueco y un tiempo para juntarnos todos los meses. Variamos, según compromisos, entre 6 y 8 personas.

Llevamos ya unos años haciéndolo. Los platos y la bebida se reparten entre los asistentes.

Mediodía o noche. Comida o cena. Según convenga.

La cena y la partida no son nada más que una excusa estupenda para vernos, sentirnos, conversar y pasar siempre un buen rato.

¡Ah! y como dice S. hay que intentar cumplir una condición: venir ya discutidos de casa.

Ayer volvimos a disfrutar. Al final empatamos en las partidas. Aunque si alguien nos viera las caras en algún momento le sería difícil pensar que fuéramos amigos.

Nota: aunque dé la impresión por lo que se ve en la foto no somos vegetarianos.

Una excusa como otra cualquiera

Cita mensual, a ser posible. Es decir: por lo menos una vez al mes.

Siempre con comida o cena por delante. Momento de conversación, de ponernos al día.

Rotamos de casa en casa. Los anfitriones preparan siempre el segundo y el resto se encargan de entrada, vino y postre.

Después viene el ‘a cara de perro’ siempre cariñoso.

El inicio del juego que nunca se sabe dónde o cuándo terminará.

Partida de canasta siempre a ‘tres sets’ y tres contra tres.Necesario ganar dos.

Salta la sorpresa son frecuencia. Ayer C. que cumplió 50 a mitad de partida tuvo, dicen los viejos expertos, la ‘suerte de la novata’ que me tocó compartir.

Y entre mano y mano tiempo para la charla, el comentario, el pase de revista, el guiño cómplice.

Nos conocemos, casi, del derecho y del revés.

El mes que viene sustituiremos partida por excursión.

No deja de ser otra excusa entre personas que quieren seguir sientiéndose cerca.

Ayer mientras veíamos los cambios en la casa de M. y G., una mano cariñosa de amiga me rascaba la espalda, una forma de saber que ella sigue estando ahí para lo que haga falta.

Timba amigable

Me vienen al pelo la 2ª y 3º acepción de timba en el diccionario

2. Partida de juego de azar.

3. Am. Cen. y Méx. panza (barriga).

Al fin y al cabo en encuentros amigables (Dicho de una persona: Afable, inclinada a la amistad) y amistosos (Perteneciente o relativo a la amistad) de periodicidad variable nos juntamos alrededor de la misma mesa para triple finalidad:

– Cuidar la panza.

– Montar una timba con la canasta como juego (3. f. Juego de naipes con dos o más barajas francesas entre dos bandos de jugadores. 4. f. En este juego, reunión de siete naipes del mismo número que se extienden sobre el tapete por un solo jugador o ayudado por sus compañeros.).

– Mantener una actitud observacional donde pasamos de lo divino a lo humano, de lo trascendete a lo aparenetemente vulgar y cotidiano, entre cites y largas cambiadas porque nos conocemos ya de hace años y sabemos, aunque siempre con posibles sorpresas por donde vamos o a embestir o desde dónde nos van a citar.

Así que en ello nos aplicaremos desde este momento hasta………mañana.