No seamos ingenuos ante algunas de las propuestas de futuro para el sector

futuro_febrero_2017

Esta viñeta de El Roto creo que es un buen reflejo de las propuestas que algunas personas realizan sobre el futuro del sector del libro. Unas, alucinantes, y otras, quizás alucinatorias. Probablemente nos lleven al no-lugar o, lo que aún es peor, a ningún sitio.

Carlos A. Scolari señala con cierta claridad, en el reciente La lectura en España. Informe 2017 que resulta imposible realizar predicciones o visualizar escenarios más allá del corto plazo. Lo que sí se puede hacer es analizar con detenimiento otras transformaciones precedentes de ese ecosistema para comprender su dinámica. (185; Carlos A. Scolari).

Vivimos un momento, como señala Rüdiger Safranski, que es como si estuviésemos en un volcán en erupción porque está moviéndose todo. Es por ello quizás más sugerente intentar comprender el hoy y el corto plazo en relación a lo precedente que intentar, que siempre es posible, plantear un futuro sin pasado y, casi, sin presente.

Hay, quizás una pregunta importante a hacerse ya en el hoy, pero que da la sensación que genera miedo al abrir un vacío sin aparente respuesta.

Acerco la misma duda metódica, la pregunta quizás sin respuesta, que se plantea Evelio en La reinvención de la… ¿”biblioteca”? donde parece que queremos atisbar un futuro sin saber cómo nombrarlo y que nos vale lo mismo si pensamos en bibliotecas o en libros.

¿en qué momento podemos decir que la “reinvención” se ha convertido en una “redefinición”?

La duda sobre cómo y qué nombramos no es nueva y, se suele decir, que lo que no se nombra, no se conoce.

Quizás lo que ocurre en algunos de los planteamiento futuribles e interesados de algunas personas es que nos quieren imponer sus intereses. No está de más recordar el ‘aviso a navegantes’ de Alvin Toffler que recoge Lorezo Soccavo:

Si vous n’avez pas de stratégie, c’est que vous faites partie de la stratégie de quelqu’un d’autre.

Así que mientras unos se atreven a afirmar lo que vendrá, otros, quizás con más modestia, fruto del conocimiento, nos ofrecen con más humildad algunas ideas para ‘mirar el futuro’.

Termino con una cita de Sherry Turkle en su libro En defensa de la conversación, que me parece sugerente:

No hay que subestimar nunca el poder de un nuevo objeto evocativo. La historia del uso que hacemos de las tecnologías que nos permiten llevar un registro de nosotros mismos o un registro cuantificado para reflexionar sobre nosotros está todavía en sus albores. Utilizados intencionadamente, pueden dar lugar a una reflexión que nos acerque a nosotros mismos. Pero no pueden conseguirlo por sí solos. Las aplicaciones te pueden dar un número, sin embargo, solo las personas pueden aportar una narración. La tecnología puede exponer el mecanismo, pero es la gente quien tiene que encontrarle un significado. (101)

Esforcémonos pues por crear nuestras propias y múltiples narraciones que pueden también ser compartidas.

 

Pensando la librería del futuro para… ¿nuevos futuros de las librerías?

Jorge Carrión me hizo llegar en fechas recientes un enlace que da cuenta de un trabajo de reflexión realizado este mes pasado en Italia sobre el futuro de las librerías en el que él ha participado.

libreriadelfuturo

Jorge sabe, así lo hablamos cuando coincidimos en Donosti que soy amigo de las miradas laterales o desde otros puntos de vista sobre sectores que además tienden a la endogamia. Creo que el resultado del trabajo realizado es terriblemente sugerente.

Creo que merece la pena.

Se pretendía responder al parecer a los siguientes interrogantes:

¿Cuál es el perfil de la librería (y no bilbioteca como aparece en la web) del futuro?
¿Cómo pueden las librerías adaptarse a la nueva ecología mediática?
¿Qué nuevas actividades y servicios pueden proponer?
¿Cómo cambiar las interacciones con los lectores y otros actores culturales y económicos?

Me parece muy sugerente la reflexión de la librería como interfaz poniendo con ello el acento en su ‘papel conector’. Se puede leer:

la librería es mucho más que un lugar de intercambio comercial entre libreros y clientes: es el espacio en el que todos los protagonistas del proceso editorial –del autor al lector, pasando por el editor, el impresor, el crítico y, obviamente, el objeto-libro- se entrelazan y dan vida a un amplio juego de relaciones, que puede conducir a conflictos o alianzas de colaboración

Sobre estas líneas, quizás con matices y otros acentos hemos escrito ya por aquí tanto al incidir en la metáfora de la casa, como en el imaginario en el que señalamos ese papel como punto de encuentro y mediación.

Todo ello, lógicamente, supone en muchas ocasiones reinventarse y el proceso reflexivo siguió en torno a estos ejes:

1. Rediseñar el espacio de la librería. La librería es un espacio cultural-comercial que ha cambiado constantemente desde sus orígenes hasta la actualidad. El desafío consistía en pensar un nuevo espacio arquitectónico para la librería capaz de ofrecer al lector y a los demás actores del proceso editorial nuevas experiencias.Conceptos clave: espacio, arquitectura, medio ambiente, luz, inmersión, multifuncionalidad, juego, rendimiento, confort, modularidad, flexibilidad, experiencia, lucro.

2. Rediseñar la línea temporal de la librería. La función de la librería ¿termina con la compra? ¿O podría extenderse aún más? El desafío consistía en desarrollar una propuesta para la gestión del proceso de pre/post venta para extender las posibilidades y oportunidades de uso del espacio de la librería.Conceptos clave: tiempo, pre-venta, post-venta, relación empresa-cliente, servicios, horarios, uso compartido, participación, fidelidad, experiencia, beneficio.

3. Rediseñar la relación entre papel y píxel. En general las librerías han experimentado relaciones muy complejas y contradictorias con las plataformas en línea de venta o distribución de contenido. ¿Se puede pasar de la competencia a la cooperación? ¿Cómo pueden el libro impreso y sus espacios tradicionales de comercialización aprovechar el potencial del texto digital y los espacios virtuales? El desafío consistía en pensar una estrategia de convergencia y enriquecimiento mutuo entre los dos mundos.Conceptos clave: real, virtual, Amazon, impresión bajo demanda, redes, portales web, Kindle, e-Book, aplicación, derechos de autor, multicanal, movilidad, experiencia, beneficio.

4. Diseñar nuevas hibridaciones. En los últimos años las librerías han experimentado hibridaciones con otros tipos de locales, por ejemplo bares o enotecas. ¿Es posible pensar en otras combinaciones y sinergias? El desafío consistía en explorar nuevas combinaciones para potenciar la fuerza comercial pero también cultural de las librerías.Conceptos clave: hibridaciones, co-branding, remediación, convergencia, multifuncionalidad, rendimiento, experiencia, beneficio.

Y, partiendo de los dos primeros ejes, pero implicando también a hibridaciones y las nuevas relaciones entre papel y pixel surgieron algunas propuestas más concretas.

 

BookMap. A través de un doble soporte digital (app) y analógico (papel) se crearán apas para navegar ya sea dentro de la librería –proponiendo recorridos temáticos, de autores o géneros- o en toda la ciudad – itinerarios basados en los autores, sus obras, las librerías, etc-. En el caso de la aplicación, la interactividad en línea permitiría enriquecer los recorridos propuestos con contenidos generados por los mismos usuarios.
XBook. Este sistema expande el contenido analógico del libro a través de una plataforma digital que incluye reseñas, recomendaciones, entrevistas y, entre otras posibilidades, información sobre el proceso productivo del libro (desde el manuscrito original hasta la versión que el lector tiene en sus manos).
BookLab. De frente a los procesos de industrialización y digitalización, el BookLab se propone como fase final de la producción del libro inspirada en la filosofía de la personalización y el DIY (Do It Yourself). La librería incorporará un espacio-taller donde los lectores podrán personalizar los libros adquiridos –los cuales podrán ser impresos con sistema de Print On Demand en la misma sede- y eventualmente restaurarlos. El BookLab se presenta como un espacio de participación, creación y producción dentro de la librería que puede también incluir iniciativas de formación.

Seguir leyendo “Pensando la librería del futuro para… ¿nuevos futuros de las librerías?”

Trama&Texturas 26… a la vuelta de la esquina

Los sábados a Manuel Ortuño le dan mucho de sí y, como quien no quiere la cosa, va dejando caer por facebook algunas gotas selectas.

Así ayer dejó entrever la portada del próximo número de la Revista, el 26. Gracias a Aurora Gorrión por su collage

tt26Y aquí os dejamos unas primeras pistas del índice…

Seguro que algunos nombres os suenas y otros, quizás, hasta os sorprendan…

01_………

Un preámbulo: tres editores ‘amateur’ ; Janet Flanner

02_….

03_………….

  • ¿Quién corta el bacalao?
  • Alcances de la Ley del Libro para las librerías en México; Enrique Richter

04_…

Collages Aurora Gorrión

05_….

Libreras resoplantes

06_…

Libros y webs

Todo ello…. en breve