Memorias de un librero para un librero premiado

Trama editorial ha reeditado las Memorias de un librero de Héctor Yánover. Las reediciones, a veces, tienen su historia y parte de ella la voy a contar hoy, día en el que la Librería Cámara recibe el Premio Librería Cultural, ya que quien nos permitió disponer de un ejemplar de la edición realizada hace 20 años por Anaya/Mario Muchnik fue, casualmente, Pere Duch de la Llibreria Babel de Castelló ganadora en su primera edición del Premio Librería Cultural.

cubierta_Yanover_web

Así que hay libreros que leen, recomiendan y prestan sus queridos ejemplares.

Hoy que por Bilbao andamos de fiesta librera vamos a aprovechar para dejar por aquí algo de la maravillosa sabiduría de Héctor Yánover.

El librero es el ser más consciente de la futilidad del libro, de su importancia. Por eso es un hombre escindido; el libro es una mercancía para comprar y vender, y él integra esa mercancía. Se compra y se vende a sí mismo. 

Un libro comienza a serlo cuando se lee, cuando cumple su función de unir al escritor con el lector.

A esta altura se me ha desarrollado tanto el ojo que puedo hacer el diagnóstico por el iris. Por la vidriera. Por las mesas. Por el aire de una librería.

El riesgo siempre está ahí, a pesar de la computadora que, cada vez más, es quien verdadera­mente decide, aun por encima de la voluntad de cual­quier asesor o lector editorial. A ese riesgo, menor ahora por supuesto, menor si se trata de una novela con los in­gredientes necesarios y en sus dosis recetadas, rindo mi homenaje. Es ahí por donde entra el soplo de aventura que necesita esta industria para seguir interesando a los que quieren dar la nota y a los amigos del azar. Y es por eso que todavía el librero es necesario.

Memorias de un librero de Héctor Yánover vuelve a ver la luz en el Día de las Librerías

«Un librero es alguien que cuando descansa, lee; cuando lee, lee catálogos de cubierta_Yanover_weblibros; cuando pasea, se divierte frente a las vidrieras de las otras librerías; cuando va a otra ciudad, otro país, visita a libreros y editores». (Héctor Yánover)

Trama editorial, coincidiendo, casualidades que tiene la vida, con el Día de las Librerías reedita Memorias de un librero (22 €) de Héctor Yánover.

Héctor Yánover (1929-2003),“el más famoso librero de Buenos Aires”, regentó la mítica Librería Norte, en avenida Las Heras de esta ciudad. Desde 1971 todos lo visitaban para escuchar sus consejos: críticos, novelistas, poetas, lectores novatos…; de él se decía que era una fuente única de referencias bibliográficas.

También poeta y escritor, algunas de sus obras más conocidas fueron: “Hacia principios del hombre”, “Las iniciales del amor” y “Sigo andando”.

En los años sesenta grabó las voces de Borges, Cortázar, Neruda o García Márquez leyendo sus textos y los editó en discos. Yánover fue también director de Bibliotecas Municipales y de la Biblioteca Nacional de la República Argentina, de esta última entre 1994 y 1996.

Algunas perlas ya históricas: yanovercaricatura

  1. Un libro comienza a serlo cuando se lee, cuando cumple su función de unir al escritor con el lector.
  2. En la librería Masperó, en París, pusieron un cartel que decía: “La derecha nos quiere suprimir; si ustedes siguen robando libros, tendremos que cerrar. No colabore con el enemigo”. Cerraron.
  3. A esta altura se me ha desarrollado tanto el ojo que puedo hacer el diagnóstico por el iris. Por la vidriera. Por las mesas. Por el aire de una librería.
  4. Hay quienes creen que, si van a la imprenta de la esquina de su casa y entregan un manuscrito, ya están en el camino que lle­va a la fama y a la riqueza
  5. Hay librerías que son cementerios de palabras, con nichos hasta el techo, parvas en los rincones y paquetes sobre las mesas; hay librerías donde las palabras son gatos durmiendo en los sillones, con moños rosas y una caja de bombones; hay librerías donde las palabras se avergüenzan y donde Shakespeare y Goethe –si los encuentras– están de espaldas para que no se los reconozca…

Pedir libro

memoriadelaliberia

Y hoy, tampoco está de más recordar a Carlos Pascual, Paco Puche y Antonio Rivero en su Memoria de la librería

En los dominios de Amazon en los medios. Muchos pocos hacen un mucho

Un buen amigo que aprecia a la gente de Trama nos comentaba en fechas recientes con cariño que deberíamos convertir el trabajo en medios y redes de este libro en un ‘caso de éxito’.

Sabemos que la repercusión no necesariamente supone venta, pero sí, por lo menos, tiempo e impacto ocupado-robado.

Hemos y estamos disfrutando con la repercusíón tenida que no hubiera sido posible sin algunos sabios consejos de alguna persona que sabe más que nosotros sobre estos temas y sin la que esto no hubiera sido posible.

Os dejo aquí algunas de las repercusiones en medios que ha tenido el libro hasta la fecha, porque habrá más. Seguro

Algunas de las principales repercusiones en medios del libro En los dominios de Amazon. Relato de un infiltrado

 

Un infiltrado en las tripas de Amazon (23/10/2013)

El Periódico (castellano) 

El Periódico (catalán)

Jean- Baptiste Malet: “Amazon no respeta las reglas del capitalismo” (15/10/2013)

 

 

 

Un campo de trabajo llamado Amazon(29/09/2013)

Grupo Vocento (El Correo,  Hoy, El Norte de Castilla, El Diario Montañés, Diario de Navarra, Diario Vasco, El Sur, La Rioja, La Verdad y Las Provincias) (Pedro Vicario)

pdf del artículo

 

 

 

Amazon es una amenaza para la sociedad democrática (01/10/2013)

(El Confidencial. Peio H. Riaño. Entrevista al autor)

 

 


Amazon te promete el mejor trabajo del mundo (14/10/2013)

(Tecnoxplora)

 

 

 

En los dominios de Jeff Bezos: toda la verdad sobre Amazon (01/10/2013)

(El Confidencial. Esteban Hernández)

 

 

 

 

 

Una ley contra Amazon une a la izquierda y a la derecha en Francia (03/10/2013)

(El País; Juan Peces)

 

 

 

 

En los dominios de Amazon: la experiencia de trabajar en la multinacional (06/10/2013)

(Efe. Entrevista)

 

La turbia selva libresca de Amazon (04/10/2013)

(Cuarto Poder; Elvira Huelbes)

 

 

 

 

Ley anti-Amazon en Francia para proteger a las librerías (03/10/2013)

(El Huffington Post)

 

 

 

 

 

La verdad sobre Amazon (12/10/2013)

Estandarte.com

 

 

En los dominios de Amazon (17/10/2013)

Escrito en el viento

 

 

 

En los dominios de Amazon (20/10/2013)

Desde el otro lado

 

 

El lado oscuro de Amazon: una historia de sus temporeros desde dentro (23/10/2013)

Zmart.co

 

 

 

Goodbye Amazon (22/10/2013)

Imanol Zubero 

 

 

 

En los dominios de Amazon (10/2013)

Le Cool 

 

 

 

Amazon (Antoni Daura i Jorba.24/10/2013)

Regió 7 


 

Enemigo común (27/09/2013)

Infolibre – Círculo de iluminación (Eva Orúe)

 

 

La cultura de la mayoría   (07/10/2013)

(The Cult)

 

 

 

En los dominios de Amazon llega a las librerías españolas (06/10/2013)

(Diario de Navarra)

 

 

 

La verdad sobre Amazon (23/10/2013)

Libros y Letras

 

 

 

Árbol de noticias

 

 

Llamémosla Random House

Layout 2Llamémosla Random House de Bennett Cerf.

Bennett Cerf fue un personaje decisivo en el mundo editorial norteamericano. Fundador de Random House, publicó las obras maestras de algunos de los escritores de la edad de oro literaria de Estados Unidos, como William Faulkner, John O’Hara, Eugene O’Neill o Truman Capote.Como editor estuvo atento siempre a los gustos e inquietudes del mercado lector. Jamás dudó en recuperar clásicos como el Cándido de Voltaire o Moby Dick de Melville; enfrentarse a la censura por llevar a Estados Unidos el Ulises de James Joyce; publicar a Gertrude Stein (de la que admitía sin el menor reparo no entender bien sus libros) o a Ayn Rand, cuyas ideas políticas no compartía en absoluto. Asimismo, su fe en las antologías, en el libro de bolsillo o en la edición infantil y juvenil ha modelado de alguna manera la forma en la que hoy entendemos la edición.

Perteneció, como Horace Liveright o Alfred Knopf, a una nueva generación de editores sin prejuicios ni apellidos, que en los años veinte del siglo pasado revolucionó el mundo editorial. Su clarividencia a la hora de entender el papel de los medios de comunicación en la nueva cultura de masas le llevó a convertirse en una figura televisiva y un orador famoso que daba conferencias por todo el país. Hábil negociador formado en los negocios, sacó su empresa a Bolsa. Y, sin embargo, sus memorias brillan especialmente por el retrato de algunos de los personajes esenciales del siglo XX que nos ofrece en ellas. Amante de la buena vida y las candilejas, fue juez del concurso de Miss Estados Unidos, se casó dos veces con actrices de Hollywood y fue amigo personal de Frank Sinatra. Trató a toda clase de gente: desde políticos como el presidente Roosevelt, a poetas como Auden o Dylan Thomas. Vivió los dulces años veinte, la Gran Depresión, la Segunda Guerra Mundial y los revoltosos años sesenta. Y si bien murió antes de poder poner punto final a estas memorias, suya es la voz que nos lleva de viaje por una de las historias editoriales más asombrosas que puedan visitarse.

Disfruto un montón leyendo biografías. Disfruto leyendo vidas relacionadas con el libro. A través de las anécdotas y de lo ocurrido va quedando una pequeña destilación de lo vivido y de las experiencias, como en este caso.

Conocer de primera mano todo el proceso, aunque su edición en inglés tenga unos años, del nacimiento y evolución de Random y ver cómo hay situaciones relacionadas con el mundo del libro que se siguen repitiendo es todo un aprendizaje desde la experiencia que siempre merece la pena.

Nos creemos, a veces, que siempre nos movemos en el terreno de los ‘novísimos’, pero el echar un poco la vista hacia atrás nos hace ver que estamos bastante equivocados. Mucho de lo que creemos nuevo, ya pasó. Otra cosa es que seamos capaces de leer entre líneas o por debajo de ellas y este, en lo que se refiere a la creación de una editorial, la relación con auitores, libreros y las fusiones y nuevos modelos de negocio es un buen ejemplo a tener en cuenta.

La traición de los editores de Thierry Discepolo

Layout 2En La traición de los editores, Thierry Discepolo realiza un análisis atrevido de la situación de la edición francesa y de las agendas ocultas que mueven los hilos de la misma.

Como él señalaba en las conversaciones que mantuvimos en Madrid su libro es más político que sectorial, al fin y al cabo él mismo señala que el ejercicio de una profesión es en sí misma una actividad política -y, por consiguiente, la oportunidad de una acción mayor, a la medida de nuestras vidas, cuando se piensa en el tiempo que la mayor parte de nosotros le consagramos.

Es por lo tanto desde esta visión política desde donde aborda unos cuantos aspectos del sector.

Desde la concentración, los monopolios, la situación laboral, el dinero y la ‘burguesía editorial’….

En la conversación que mantuvimos en La Central de Callao quedó una pregunta en el aire. ¿Sería alguien en España capaz de realizar un análisis semejante al que él hace del sector del libro en Francia?

Algunas citas para la reflexión:

La distinción artificial entre ‘grupos de comunicación’ y ‘grupos editoriales’ oculta el papel fundamental de estas grandes empresas en una sociedad de masas: transformar a los lectores en consumidores y limitar la capacidad de acción de la mayoría. (pag. 29)

En efecto: el auténtico negocio se hace en otra parte. En realidad, la saturación de títulos en librería por parte de los ‘pequeños editores’ es un problema marginal: al cambiar de escala, las grandes empresas modulan un mundo en el que la cuestión misma de la existencia de este tipo de competencia parásita deja en absoluto de plantearse. (pag. 41)

Cualquier autor preocupado por la repercusión política, directa o indirecta, de lo que escribe, ¿no debería empezar por preguntarse si la modificación de las conciencias de la que él es partícipe no se ve arruinada por su participación en la irrigación de facto, gracias a su querido editor, del sistema de la gran distribución? (pag. 48)

Como en los otros grupos, los que hacen los libros ganan de diez a veinte veces menos que aquellos que se los cuentan a los periodistas. (pag. 74)

Ya nos sabemos el cuento: el índice cardinal de la vitalidad de un mercado se mide por la capacidad de las empresas para ‘vender más barato’ -claro está que al margen de las condiciones sociales de producción y de los efectos sociales-. (pag. 51)

Personalización y cercanía

Me ha llamado la atención una noticia aparecida ayer en El Correo en cuyo subtítulo se señala que:

El grupo vasco apuesta por los alimentos de calidad y la atención personalizada al cliente a través de un nuevo modelo de ‘super’ de barrio.

El grupo al que se refiere es Eroski que parece estar virando su estrategia hacia la vuelta a las ciudades, la cercanía y los productos de calidad.

Esta, en principio, ha sido siempre o debería haber sido una de las ‘armas’ de los libreros: la oferta de calidad y no cualquier oferta y la cercanía o proximidad al público que se dirige. Ya hace años hacíamos referencia a ello.

Viene todo ello también a cuenta del estudio comparativo recientemente publicado sobre las librerías en el mundo que como bien dice Raul Carioli Es un “mundo”un poco limitado…. Europa occidental y EEUU…..no era así en el Siglo XIX? en el que se recogen algunas posibles experiencias de éxito.

En cualquiera de los casos y con la que está cayendo no está de más repensar por lo menos un par de cosas:

– ¿Es la agenda que marcan otros la que es realmente interesante y procedente para mi librería?

– ¿Cómo reformular en tiempos actuales mi razón fundacional?

Y entiendo además que ambas preguntas y muchas otras deben ser personalizadas porque la diversidad de modelos libreros, podríamos decir casi que cada una es un mundo, está lejos de análisis unidireccionales.

Muchas de las nuevas librerías, que sufrirán como todas, han nacido curiosamente con una apuesta explícita en muchos casos de generar un ‘espacio con calor’, un ‘espacio de experiencia’ donde los libros, algunos, cobran sentido en un espacio con valor añadido, distinto en cada caso.

Quizás, no estaría de más, retomar para revisar y actualizar, algunas lecturas que pueden aportar pistas o luces en estos momentos que en muchos casos son de absoluta oscuridad.

Dos referencias finales de Carlos Pascual en Memoria de la librería que creo ayudan a relativizar y poner en situación.

Como todo en la vida, las circunstancias van surgiendo sin que uno sea el actor que las determina, que las ordena y después las selecciona para incorporarlas a los propios proyectos. (pag. 20)

¿Qué ha ocurrido con esas magníficas librerías que acabo de mencionar? Pues que han desaparecido. Existieron mientras sus fundadores estuvieron presentes e inspiraron una idea de actividad y negocio. Después, fueron borrándose con el tiempo, aunque hayan dejado una marca profunda de seriedad profesional. Lo que quiero decir es que una librería no es más que una idea en el tiempo, una idea desarrollada por alguien que libremente ha decidido ejercer como librero. (pag. 26)

Memoria de la librería, memorias de vida

Ayer a la tarde, mientras esperaba a otra persona para una reunión empecé a leer Memoria de la librería.

Una de las experiencias que más me agrada con los libros es encontrarme referencias, ‘llamadas’, sugerencias a aspectos que aparentemente no tienen nada que ver con el tema que se aborda, pero que en muchas ocasiones son el sentido profundo del mismo.

Y esto me ha pasado tanto en el prólogo de Fernando Valverde como en el primer capítulo, que todavía no he terminado, de Carlos Pascual.

Ahí van las dos citas. Espero que el editor no se me enfade por destripar algunas de las chispas que han surgido en las primeras páginas y que además abordan lo social y lo personal que a fin de cuentas es el campo de juego donde también vive la librería.

– Es el momento de pensar en compartir, decrecer de manera ordenada, solidaria, vivir con menos y no por eso dejar de ser felices y seguir pensando en impulsar nuevos proyectos. (Fernando Valverde; pag. 10)

– Como todo en la vida, las circunstancias van surgiendo sin que uno sea el actor que las determina, que las ordena y después las selecciona para incorporarlas a los propios proyectos. (Carlos Pascual; pag. 20)