El consumidor siempre paga

Una nueva plataforma , para descarga de música y más archivos digitales con contenidos distintos, gratuita. Nos vuelven a embaucar y a embobar con el  “gratis total”.

¿Cómo se rentabiliza? Con la publicidad que, lógicamente, no es gratis y se imputará su gasto en otro producto que
también, es posible que usemos y paguemos. Pagaremos más porque estaremos pagando su costo mas lo no pagado en la música o en el libro.

Es o me parece semejante a lo de los impuestos ¿Cómo los prefiere usted directos o indirectos? Bueno pues parece que el costo por publicidad que pago en los artículos que se publicitan en una plataforma de descarga gratuita es el impuesto indirecto de la gratuidad directa.

Yo, la verdad, prefiero pagar los impuestos de lo que gasto, uso, disfruto y consumo.

De todas maneras, vemos que nada es gratis. En todo caso es de “pago diferido”.

Otro tema distinto son los modelos de licencia de propiedad, pero eso para otro día.

Vía El País

Propiedad intelectual, canon, copia privada…¿límites y posibilidades?

Cuatro pinceladas rápidas recogidas en un mismo día y que siguen sin ayudarme a tener un criterio claro. Por ahora sólo soy capaz de afirmar que, como en otros muchos sectores, el poder no es deber. Es decir: no todo lo que se puede hacer se debe o es obligatorio hacerlo.

– En el número 34 de IF, revista de innovación en su página 5. Alfons Cornella constata dos hechos: la necesidad de plantear la evolución de la propiedad intelectual y los problemas de la percepción de valor por parte de los usuarios, “que se resumen en que la información y su movimiento no se valoran económicamente”.

– El número 604 de Livres Hebdo de 3 de junio se abre con el siguiente artículo: “El derecho de autor en la sociedad de la información. Bienvenido a la zona gris” que termina con el siguiente “párrafo gris”: Es delicado tomar posiciones al encontrarnos en un universo tecnológico en plena mutación- Se trata, primeramente, de ser pragmáticos y no escudarse en posiciones teóricas. Sus proposiciones, concluye, son la expresión de una etapa en una evolución que no ha llegado a su final. Pero ¿los acuerdos contractuales pueden también ser evolutivos?

Declaración conjunta de las entidades de derechos de autor en favor del canon.

La copia privada y su sustento legal.

– Recogido ya hace unos quince días en La Razón: La rebelión “copyleft”: músicos y autores se apuntan a ceder derechos de autor (La Razón)

La aprobación en el último Consejo de Ministros del Plan Integral contra la Piratería, que plantea más formación de policía, fiscales y peritos judiciales que se ocupen de este campo, llega en un momento de debate mundial sobre la propiedad intelectual. Rostros célebres de la industria discográfica, como David Byrne o Gilberto Gil, y acreditados catedráticos se unen a los internautas en la reivindicación del “copyleft”, es decir, sustituir el “todos los derechos reservados” del “copyright” por “algunos derechos reservados” o “ningún derecho reservado”, según los deseos del autor. Este “movimiento” aboga por que el creador de una canción, el descubridor de un medicamento o el escritor de un libro puedan ceder los derechos sobre sus obras para que todo el mundo lo pueda “usar” sin tener que pagar. La actividad “copyleft” es más intensa en países como Estados Unidos que en el nuestro, donde también empieza a tener sus seguidores y donde la Universidad de Barcelona ya ha empezado a trabajar para traducir las licencias de Creative Commonsa la legislación española. En España ya hay páginas web donde se explica cómo funciona el “copyleft“, sobre todo, que además organiza jornadas contra el “copyright”, y ya contamos con editoriales, como Acuarela, que han publicado libros “copyleft” como “La taberna errante”, de G.K. Chesterton, o “Esta evolución no tiene rostro”, de Wu-Ming.

El autor es quien debe tener la última palabra y asumir las consecuencias que ello suponga. Se puede crear sin querer cobrar, se puede crear, divulgar y ganar dinero. Se puede crear cobrar a unos y a otros no…. Cada uno debería poder escoger y todos asumir la posibilidad de cambio y evolución.
¿A qué porcentaje de creadores representan las entidades de gestión?