Hoy 10 de Noviembre Día de las Librerías

Hoy 10 de noviembre se celebra la séptima edición del Día de las librerías que organiza CEGAL en colaboración con el Ministeriro de Educación, Cultura y Deporte.

Juancho Pons, presidente de CEGAL creo que ha estado muy acertado, en mi opinión, al resaltar que lo que se desea sobre todo es que sea una fiesta de celebración con los lectores.

Sin ellos, no se es nada.

Aprovecharé pues para incluir mi ‘cuña publicitaria’ y plantear de nuevo la propuesta de hablar de ‘lectorerías‘.

Comparto la visión de Luismi Cencerrado de situarlas como referentes culturales modernos y activos.

Hoy intentaré sacar un rato para acercarme a una de mis librerías de cabecera para celebrarlo con ella y agradecerle que siga como muchas otras contra viento y marea ofreciendo un espacio que ayuda en muchas ocasiones a romper la monotonía urbana.

En los últimos tiempos ha habido unos cuantos ‘locos bajitos’ que se han animado a abrir nuevas lectorerías.

Recientemente Santi Eraso escribía un artículo en el que decía:

La primera iniciativa (refiriéndose a Tobacco days) se suma a la larga tradición de librerías con arraigo social (en este caso heredera de la desaparecida Garoa, que afortunadamente sigue manteniendo su tradicional espacio en Zarautz), como Hontza o Lagun -sirva esta mención para recordar a su fundadora María Teresa Castells, recientemente fallecida-; o Kaxilda, de más reciente creación, original lugar de encuentro, donde leer, conversar o compartir una buena mesa, se hace a la vez que se piensa la vida en común. Todas ellas, junto a otras que sería largo de mencionar, forman parte de ese entramado de pequeñas empresas que constituye el músculo de una ciudad cohesionada con fuertes lazos comunitarios. Esa ciudad de «los caminos cortos» de la que nos habla Felipe Delmont, arquitecto-urbanista y consultor de UNESCO, compacta, densa e intensa, que promueve la posibilidad del trabajo, el encuentro, el recreo y el reposo en todas sus partes, como antagonista de la suburbial, segregada y diluida que individualiza y privatiza la experiencia y nos convierte en meros y resignados consumidores.

Sigamos pues tejiendo entre todas las rutas de los caminos cortos.

¡Feliz día lectoras y librerías!

 

Lo más visto en Cambiando de tercio en el mes de noviembre y en lo que va de año…

Los cinco más vistos en noviembre

Los cinco más vistos en lo que va de año

Hoy 11 de noviembre Día de las Librerías…

logo-ddll-2016

  1. Sin limosna del Ministerio, pero con la dignidad del pequeño conspirador.
  2. Con cada vez más sellos de calidad que parece va por barrios.
  3. Volvemos a acercar y seguimos buscando a:
    1. Librerías enredadoras
    2. Librerías amadas

    <

    • Cuatro citas contextuales
      • El librero es el ser más consciente de la futilidad del libro, de su importancia. Por eso es un hombre escindido; el libro es una mercancía para comprar y vender, y él integra esa mercancía. Se compra y se vende a sí mismo. (Héctor Yánover; Memorias de un librero; Trama Editorial, pag. 9)
      • Cada librería tendrá su propia historia, ligada a la personalidad del librero que la dirige. (Carlo Feltrinelli; Senior Service; Tusquets; pag. 249)
      • Una librería es otro intento de poner la complejidad del cosmos en lenguaje coherente. (Héctor Yánover; Memorias de un librero; Trama Editorial; pag. 173)
      • Lo competitivo de una librería está en el surtido (amplitud, foco), el lugar (agradable, de fácil acceso), el personal (conocedor, cumplidor, ayudador, sin ser metiche) y, desde luego, el precio, si no es igual en todas partes. Una librería que está lejos, casi no da servicio y ni sabe lo que tiene, pero vende con el 20% o 30% de descuento, se vuelve muy competitiva. Pero ¿cómo es posible dar el 30% de descuento al lector, si la librería recibe 35%? No es posible. Excepto, claro, si algunas librerías consentidas reciben descuentos altísimos. Y ¿cómo es posible para el editor dar descuentos altísimos? Subiendo los precios. Con lo cual resulta que el descuento es puro cuento. (Gabriel Zaid; Librerías y Precio Fijo )

Seguimos, al fin y al cabo, buscando y encontrando, librerías, lectorerías que nos acojan como nuestra segunda casa.

Ante el Día de las Librerías…. celebrarlo preguntándose, aunque no haya respuestas

El viernes 11 de noviembre se volverá a celebrar el Día de las Librerías por sexto año consecutivo.

Por supuesto que lo celebraré, pero, me voy a permitir con un guiño comercial, hacer una autocrítica.

autocritica_portada_webDigo lo del guiño comercial por una de las próximas novedades de Trama Editorial nacida y parida por Perroantonio y que lleva por título: Te voy a hacer una autocrítica. Diccionario para entender a los humanos, que llegará a las librerías un poquito después del Día de las Librerías.

El Día ha escogido como lema para su publicidad (publicidad. Comunicación tramposa dirigida a estimular un deseo que es posible satisfacer, normalmente a cambio de dinero) el siguiente:

dia_de_las_librerias_2016_presentacion_slideshow

Y, francamente, tengo mis dudas de que esa aparente oferta de seguridad, de no-duda, sea realmente lo que el lector vaya buscando. Esas preguntas… ¿siempre respondidas y con una respuesta para cada ocasión y persona?

Es más, cómo, por ejemplo, un libro o un escritor que en su obra se formula preguntas sin respuesta puede llegar a generar una obra que responda a las preguntas de un posible lector.

Eduardo Sacheri, ganador del último Premio Alfaguara, diceescribo precisamente para formularme preguntas, no necesariamente para respondérmelas.

Quizás, hubiera sido más sugerente, más rompedor, ofrecer un espacio de no-confort, un espacio de generación de preguntas, de nuevas preguntas a las que cada uno deberá encontrar, si es capaz y si quiere, su propia respuesta.

¡Feliz Día de las Librerías (Lectorerías) conspiradoras y preguntadoras!

Librerías y calidad en el Día de las librerías

logogrande¡Feliz Día de las librerías!

Con el artículo que a continuación enlazamos el Blog de l’Escola de llibreria ha iniciado una nueva sección en la que irán recogiendo la opinión de personas expertas en el sector del libro. Quiero agradecer el que me han invitado a abrir esas colaboraciones con una reflexión sobre el Sello de calidad para las librerías que lleva por título:

Librerías y calidad: punto de partida y no de llegada*

1. Introito

Parece que, de repente, vuelven a entrar las prisas por la «calidad librera». Y digo «vuelven» porque ni es la primera vez, ni será, casi con seguridad, la última.

Ya en el año 2002 desde CEGAL se trabajó en la implantación tanto de una herramienta de autoevaluación, según el modelo EFQM, como de un manual de calidad. Las conclusiones del trabajo realizado se presentaron en el congreso que los libreros celebraron ese mismo año.

En Catalunya también hubo un intento hace tres años. Así que… nada nuevo bajo el Sol. Aunque quizás a la tercera vaya la vencida.

Sí parece, aparentemente, que en esta ocasión se ha dado un paso más con la firma el 20 de julio de 2015 de un convenio entre la Dirección General de Política e Industrias Culturales y del Libro y la Asociación de las Cámaras del Libro de España.

La Escola de Llibreria me ha solicitado algunas reflexiones relacionadas con la propuesta del sello de calidad que se recoge en este convenio.

Por claridad para un posterior debate y discusión, las voy a recoger en dos grandes apartados: diez reflexiones de base que responden, en mi opinión, a preguntas previas antes de ponerse a la tarea y diez propuestas prácticas que intentan sugerir algunas mejoras sobre lo ya presentado.

2. Dos afirmaciones previas
Es interesante que las librerías y, por supuesto, todo el sector del libro se impliquen en procesos de calidad en la medida en que los mismos pueden ser un acicate para la mejora continua y la adecuación y respuesta más acertada a los lectores.

Es conveniente aplicar el «principio de bondad» sobre el sector del libro y, más concretamente en este caso, sobre la librería. Ya hace años, Faustino Guerau [1985] afirmaba en La vida pedagógica que «La “mala educación”, desde mi punto de vista, no existe, es una flagrante contradicción. La educación, si ocurre, es siempre “buena”». Parafraseando a Guerau, nos atreveríamos a afirmar que la mala librería no existe. La librería, si existe, es siempre buena y, por lo tanto, la calidad debe ser su punto de partida y no de llegada.

Seguir leyendo en el Blog de l’Escola de llibreria

Mañana, en el Día de las librerías #ApoyemosANuestrasLibrerías

Mañana viernes 13 se celebra el Día de las Librerías.

diadelaslibrerías

No escondo que es lo que más aprecio y quiero de este sector. Quizás por haber sido lo más intensamente vivido siguen siendo mi ‘ojito derecho

Quiero volver a traer aquí la iniciativa #ApoyemosANuestrasLibrerías que, siguiendo la estela de Belén Bermejo, puse en marcha en septiembre y que ha ido teniendo su eco en las redes sociales y en unas cuantas personas e instituciones que se han animado a hacerse eco.

apoyemosanuestraslibrerias

Mañana intentaremos sacar un rato para darnos una vuelta y celebrarlo.

Mientras tanto y después iremos pensando nuevos Imaginarios, soñando nuevos futuros ya presentes y, por supuesto que también, criticando y proponiendo con cariño.

¡Feliz día!

L’Argonauta: desde mayo presente en Balaguer.

Lo que en su momento fue una tienda de moda se ha pasado a la moda de las librerías. ¡Quién sabe si este proceso empezará a marcar una nueva tendencia!.

Y así el 15 de mayo abrió sus puertas en Balaguer L’Argonauta.

Largonauta

Parece que el trabajo de L’Escola de llibreria va dando sus frutos y de sus promociones van naciendo proyectos como este último.

Andrea y Cèlia, Mantua y Balaguer, son el mestizaje de personas que invita a entrar a este ‘Espacio de Letras’

¡Sed bienvenidos! ahora que está cerca la celebración del Día de las Librerías (13 de noviembre) en el que, si se me permite, ojalá se dejaran por un día de lado, los rifi-rafe asociativos para disfrutar de una celebración pensada por y para las librerías y los lectores.

diadelaslibrerias

#ApoyemosANuestrasLibrerías

 

 

Librerías tras el Día de las Librerías. Todo pasa, pero ¿qué queda?

Los días, las celebraciones pasan, pero, por suerte y porque merecen la pena algunas librerías permanecen. Otras cierran, pero otras también abren.

Los Días suelen tener o intentar desempeñar funciones distintas: visibilizar, reivindicar, incentivar, festejar, conmemorar, llamar la atención….. pero, lo dicho. Son y pasan. Y después de pasados conviene mirar si algo ha quedado en el tintero que se pueda aprovechar.

No voy a pretender ser prolijo, pero sí quiero recoger algunas de las reflexiones que, precisamente porque se ha celebrado el Día de las Librerías, han visto la luz.

1. Propicia, por lo menos, que algunos medios de comunicación centren durante algunos días el foco en las librerías que no es poco.

Seguir leyendo “Librerías tras el Día de las Librerías. Todo pasa, pero ¿qué queda?”

¿Muchos títulos y pocas librerías?

Cito:

La estructura comercial del libro presenta en la actualidad caracteres paradójicamente anticulturales. La proliferación indiscriminada de títulos, fruto de la apuesta editorial, impone unos hábitos lectores basados en la moda, un libro perecedero y el propiciamiento de una culturalización banal de la sociedad, mejor informada, pero no más culta.

Y, un poco más adelante…

una potenciación de la librería habría abierto el cauce a la lectura de muchos ciudadanos, todavía alejados mental y geográficamente del libro.

¿Les suena la música?, ¿les suena a conocido y de actualidad?

Quizás sí, quizás no. Habrá opiniones de todos los gustos y colores.

Lo curioso es que ayer enredando por Europeana llegué a este artículo de rabiosa actualidad en el fondo que lleva por título Muchos títulos, pocas librerías de José Carlos Arévalo y aparecido en el número 610 de Triunfo, el 8 de junio de 1974. Franco todavía vivía.

Seguir leyendo “¿Muchos títulos y pocas librerías?”

¿Y cuál es el imaginario de algunos editores en torno a las librerías?

De aquí a dos días, el 28, todos a las librerías.

Hicimos un adelanto sobre el imaginario librero de los libreros. Hoy, a dos días vista, queremos ofrecer el que han dibujado los editores y señalar algunas diferencias entre uno y otro. Algo normal ya que los puntos de vista cambian.

Imaginario_Librero_Editores¿Coincidencias con mayor o menor peso?

El espacio, el personal, el fondo, el encuentro

¿Diferencias de peso y matiz?

Novedades, la atención, ambiente, cultura (más importante para los libreros que para los editores)

Y muchas más sutilezas con las que tú mismo puedes jugar pensándolas siempre como complementarias.

imaginario_libreria_librerias

28 de noviembre. Vuelve el Día de las Librerías

Por cuarto año consecutivo, coincidiendo con el último viernes de noviembre se va a celebrar el Día de las librerías.

CEGAL-logoDL2014

A lo largo de este año he escrito bastante en este blog sobre el futuro de las librerías e, incluso, hemos hablado de ‘nuestro libro’ y de nuestra propuesta de ‘sorpaso’ en el mismo del soporte a la experiencia.

Los visitantes habituales sabrán que venimos trabajando sobre la ‘construcción de un imaginario real de la librería‘ que va dando sus frutos.

Hoy como pequeño adelanto os acercamos un primer avance de lo que los propios libreros piensan sobre las librerías en formato nube de etiquetas.

imaginario_libreria_librerias

Tres notas muy breves:

1. Metodológica. Hemos suprimido en el etiquetado los términos libro y librería.

2. Llama la atención la predominancia del término cultura. ¿Será una apuesta por parte de los libreros para empezar a sacar de sus estanterías aquellos objetos con forma de libro que no recogen esta dimensión?

3.  Espacio, atención, conocimiento, fondo, selección, calidad, encuentro…. palabras que resuenan como importantes.

Seguiremos trabajando sobre ello e iremos ofreciendo poco a poco algunos comparativos sobre la visión que otros sectores tienen.

Aquí os dejamos también el ‘mapa de librerías amadas’


del que recientemente el boomeran(g) se ha hecho eco.

¿Os animáis a seguir ampliando este mapa de amoríos?

Día de las Librerías. 13. Librería Gil. Librería cultural

Estamos ya en vísperas, a las puertas del Día de las Librerías.

dia-de-las-librerias_2013

Me entero que la Librería Gil de Santander ha sido la merecedora del Premio Librero Cultural de este año.

Me alegro por Paz, Maleni y toda la gente que trabaja en Gil. Me alegro también por las librerías y las libreras con huella que seguro que lo celebrarán.

Entre tanta mujer librera ya talludita, en algún caso, se van colando también nuevas generaciones de libreras como Lidia y Belén en Libros 10.

Y hoy, para terminar, sí quiero recoger las palabras de una librera escritas ya hace unos añitos. En concreto en el año 2000.

Son palabras de Paz Gil que trece años después y ante la celebración del Día de las Librerías y del premio conseguido siguen manteniendo toda su vigencia:

Se debe mantener siempre el equilibrio entre el aspecto cultural y el económico que es el factor diferencial que nos distingue y que da valor a las librerías. No debemos caer en la imitación de estrategias empresariales que no son acordes a nuestra estructura ni a nuestra idea de cómo actúan estas librerías. Si concentramos todas nuestras energías en el aspecto económico, intentando imitar o alcanzar otras maneras de actuación empresarial ,perderemos nuestra propia identidad, no lograremos una marca que nos identifique como centros de calidad y tenderemos a crear en el usuario un desconcierto al utilizar las mismas prácticas que las cadenas o las grandes superficies. Del mismo modo los editores nos verían solo como un grupo que se unen para las compras, perdiendo lo más importante; que en realidad somos aliados en esta empresa, pues como librerías independientes canalizamos la mayor parte de las ventas de pequeños y medianos editores.

Día de las Librerías. 12. De librerías con Elvira Lindo

diadelaslibrerias_forgesDe librerías (Elvira Lindo). Hoy en El País

Hay seres humanos que venden libros. Y hay libreros. Los libreros también son seres humanos que venden libros, pero han de sumar otras cualidades que definen su noble oficio. Sin ellas, el librero es un farsante. Por ejemplo, si usted va a una librería y pregunta por James Salter y el dependiente se encoge de hombros y le dice, ni idea, se trata de un ser humano que vende libros, pero no de un librero.

Seguir leyendo

Día de las Librerías. 11

velocidad_lectura– “En mi casa siempre hemos sido militantes de las librerías” . “La mejor invitación a la lectura es que los padres acompañen a sus hijos a la librería”(Elvira Lindo)

– “Un buen libro te tendrá fascinado unos días, pero una librería, toda la vida” (Patxi Beascoa)

– Los libros y las librerías son “unas de las pocas instituciones que nos permiten combatir la tendencia a la estupidez”. (José María Lassalle)

– Roberto Bolaño decía que “cada lector tiene la librería que se merece”. Por eso celebramos este día: porque queremos ofrecer la sociedad la mejor librería posible. Cada persona que entra en una librería, no es un cliente, es un amigo. Y estamos orgullosos de tener tan buenos amigos. Estamos convencidos de que quien se atreve a entrar a una librería, siempre vuelve.

Día de las Librerías. 10

cegal_2013– La librería y la cafetería son aliadas naturales: en ninguna de las dos hay límites de tiempo; en ambas se fomenta la lentitud. (Lewis Buzbee; Una vida entre libros; pag. 27)

– ‘No se trata de subvencionar nada. Se trata de entender bien eso de la igualdad de oportunidades, y de comprender que tratar por igual al pez grande y al pez chico es condenar a muerte al pez chico. El hombre como una librería es mortal, pero no por eso hay que matarlo’  (Mario Muchnik)

-No existe mejor librería que la librería ideal, aquella que ofrece todos los saberes del colectivo. No existe stock mejor y mayor que el que haya en todas las librerías, porque, además, sus libreros lo convierten en un stock coherente. Dan sentido al todo. Nadie sabe más de lectores que las personas que ven cada día y escuchan cada día a sus clientes. (Jordi Nadal y Paco García, Libros o velocidad; Fondo de Cultura Económica, pag. 59)

Día de las Librerías. 9

stnadard&books– Pienso que la alta cultura no será definitivamente engullida por la cultura de masas gracias a la existencia de dos mundos antitéticos: por un lado, los buenos libreros que seleccionan y mantienen la calidad de la oferta editorial, y por otro lado, Internet, que permite a cada usuario informarse adecuadamente desde su casa de los libros que le apetece comprar”.(Jacobo Fitz-James Stuart Martínez de Irujo ; El País 2/10/2005)

– La librería, además de un espacio comercial, es un agente de cultura. Y, por encima de todo, un lugar de comunicación…Ahí reside una de las razones que justificarán su pervivencia, siendo así que la librería soporta, como pocas, una arriesgada y fragilísima posición en el circuito empresarial del libro….O la librería es un recinto de comunicación ¿o en qué se convierte? Porque la librería es ese espacio único entre el tú y el yo, ese vínculo que los hombres necesitamos y al que el libro siempre apela (Antonio Basanta; Congreso Ourense 2002)

“Hay que poner en valor la ceremonia y la visita al librero, la conversación y la desconexión. No hay un único modelo de librería y el modelo clásico es viable, pero el camino natural es fundirse con otras actividades, porque nuestra época es promiscua. La gran superficie es la que ha perdido todo su sentido” (Jorge Carrión. En el espléndido artículo de Peio H Riaño; Las librerías confían su supervivencia a las emociones)

Día de las Librerías. 8

libroregalo– Robert Louis Stevenson observó que el destino de un viaje importa menos que el viaje mismo, y que un viajero cabal es aquel que viaja sin destino. Esta ha sido casi siempre mi intención durante mis recorridos en librerías. Y aún en los casos en que mi excursión tuvo como propósito una meta fija, la de encontrar tal o cual libro, la variedad ofrecida a mi codicia (variedad que es la esencia misma de una librería) me distrajo implacablemente de tal meta. (Alberto Manguel; Autorretrato de un lector; Ourense 2002)

– Pero para competir con la WWW las librerías del futuro serán distintas de las hipertiendas concebidas para masas que ahora dominan el mercado. Las tiendas del mañana tendrán que ser lo que la Web no puede ser: tangibles, íntimas y cercanas al domicilio; santuarios colectivos, quizás con cafeterías que ofrezcan placer y ciencia en compañía de otras personas que comparten tus mismos intereses, y donde el libro que uno quiere siempre pueda encontrase y cada anaquel depare sorpresas y tentaciones. (Jason Epstein; La industria del libro; pag. 50-51)

Día de las librerías. 7

libreriaespaciocultural–          (Tomás Granados), las librerías son un doble cofre del tesoro: para los editores representan el medio para dialogar con el gusto y las necesidades de los consumidores (…) y para los lectores funcionan como resumen del momento actual, como biblioteca en movimiento, como zona de exploración de uno mismo. (Juan Domingo Argüelles; Ustedes que leen; pag. 84)

–          En una investigación que he venido realizando a lo largo de los últimos tres años…la librería aparece como el espacio fundamental que incentiva de modo determinante la inclinación por la lectura. La librería ayuda a construir de un modo indudable la vocación de los lectores. Las librerías (grandes, medianas y pequeñas), cada vez más amenazadas…tienen una importancia tan valiosa en el ámbito educativo y cultural de una nación, como la que representan las escuelas, las bibliotecas, las galerías, los teatros, las casas de cultura y demás establecimientos sin los cuales no se puede concebir el surgimiento de nuevos lectores y de nuevos públicos para las demás artes y las industrias culturales. (Juan Domingo Argüelles; Ustedes que leen; Océano; pag. 74)

–          Cuando un librero conoce y ama su oficio establece con el lector una relación muy cálida que es la prolongación natural de la cultura. (Manuel Vicent)

Día de las Librerías.6

cuandoentrasaunalibreria– Se ha dicho que los sacerdotes del Egipto antiguo fueron los primeros libreros porque ofrecían a las familias de los difuntos el Libro de los muertos, que era luego depositado sobre la tumba del ser querido para guiar su alma a través del reino de las tinieblas. Esta función, esta obligación, esta tarea es, aún hoy, la de nuestros libreros. Las obras que nos venden –con entusiasmo, con pasión, con cariño- pueden convertirse, para quienes sepan usarlos, en compañeros de viaje, guías o consejeros para atravesar el reino de este mundo y para quienes creen en él, el reino del mundo por venir. (Alberto Manguel; Autorretrato de un lector; Congreso Oruense 2002)

-‘En cada nuevo viaje, en cada ciudad recién visitada, hay siempre el momento magnífico y fatal en el que se descubre el escaparate de una librería’ (Antonio Muñoz-Molina)