Las librerías en EDITA y Marcial Pons, una feria del libro todos los días

Carmen R. Santos escribía hace unos días en ABC:

Las librerías son las permanentes «ferias» del libro, lugares cálidos y acogedores, espacios donde se atesora una sabiduría de siglos. Como ocurre en Marcial Pons, un insustituible referente en el ámbito de las librerías especializadas.

Marcial Pons, lleva ya casi 70 años entre nosotros. Personalmente he podido disfrutar del conocimiento y saber de Carlos Pascual, Luis Domínguez y Quique Pascual amén de sentirme siempre acogido en sus librerías.

Y cómo ve Luis la librería. Él mismo nos lo dice:

«Las librerías han de ser puntos de encuentro, de intercambio de opiniones, de debate de ideas, abierto y plural. No es una cafetería, con todo mi respeto a quienes hayan optado por esa línea, que nosotros nunca nos hemos planteado… Una librería no es únicamente un bosque de libros».

La reflexión sobre la librería y su futuro también ha tenido su hueco en el Foro Edita recientemente celebrado en Barcelona.

James Daunt, responsable del reflotamiento de la cadena Waterstones, deja también algunas reflexiones sugerentes. En su momento, hace algo más de un año, ya recogimos otras.

  • Lo que determinará la calidad de las librerías será la personalidad del librero. Carlo Feltrinelli ya lo había dicho: Cada librería tendrá su propia historia, ligada a la personalidad del librero que la dirige. (Senior Service; Tusquets; pag. 249)
  • Evitar la tendencia de todas las grandes cadenas de controlarlo todo, estandarizar, despersonalizar. En la ropa eso funciona, en las librerías, no. Desde el lado más personal Carlos Pascual vino también a expresar lo mismo cuando escribió Una librería no es más que una idea en el tiempo. El texto sigue…una idea desarrollada por alguien que libremente ha decidido ejercer como librero. (en Memoria de la librería; Carlos Pascual, Paco Puche & Antonio Rivero; Trama editorial, pag. 26).
  • Las mejores librerías han de ser lugares donde los autores se encuentren con los lectores, donde se lea libros a los niños… El sentido de la librería es este vínculo con la comunidad.
  • Somos vendedores de libros físicos en librerías físicas. Allí es donde el librero tiene valor.
  • Las librerías independientes que tienen aquí, si no tuviesen el precio fijo, desaparecerían. Se eliminarían esos nodos de la vida cultural local.

Y ¿cómo ve el futuro Teresa Cremisi?

“Las más pequeñas o de una o dos personas no creo que puedan resistir; me parece que el futuro está en las que estén muy bien estructuradas, con una rotación de títulos inteligente, bien ordenadas con muchas secciones y un personal muy competente… Ahí puede estar la salvación: el director de una librería ha de tener un punto artesanal porque si sabe muy bien cuál es su público, sabrá qué puede querer…

Quizás junto a la filosofía de James Daunt, el tamaño para llevarla a la práctica sí importe.

 

¿Editores independientes o reinos de taifas?

Parece que una parte del sector ha entrado en una especie de huida hacia delante para ver quién es más independiente.

1. Se acaba de celebrar en Castellón un encuentro nacional de editoriales independientes.

2. Se anuncia para 2016 en Barcelona una Feria Internacional de Editores Independientes.

3. Ya hace años, aunque sin continuidad se celebró lo que se llamó el Primer encuentro de editoriales y librerías independientes iberoamericanas.

4. Como si del mapa político español se tratara, perdonar la ironía, a los independientes les surge ni a la izquierda ni a la derecha sino en una dimensión distinta una feria de ideas y libros radicales en la que participan editores y librerías.

5. Edita, encuentro internacional de editores independientes lleva celebrándose más de 20 años, pero estos deben ser otros independientes distintos de los independientes anteriores y no sabemos si son radicales o no.

6. A mediados de marzo se celebróen Plasencia un encuentro con presencia también de editores que quiere ser referente de las letras independientes españolas.

centrifugados_perifericos

 

7. Otras editoriales independientes, como si de momento previo a lecciones se tratara, andan en proceso de reflexión.

8. Y no nos olvidemos de la Alianza Internacional de editores independientes.

Son sólo pequeñas muestras de la independencia de la independencia más o menos radical, más o menos periférica, pero que acaba pareciendo la típica competición de ‘ a ver quién tiene la independencia más grande’.

En el fondo, algunos de estos ‘montajes’ dan más sensación de chiringuito que de planteamiento serio.

Uno por ejemplo alucina que haya librerías que participen como si nada en fastos independientes donde se afirma lo siguiente:

la oferta literaria en las librerías está castigada y saturada por la dictadura de los grandes grupos editores.

Supongo que esta afirmación la aceptará alguna librería con alma masoquista en la medida que participa en la organización del evento en la que esto se afirma.

Así que me atrevo a traer de nuevo por aquí una cita de Leonardo Boff y reivindicar menos independencia y más interdependencia.

La mundialización se hace por la vía de la competencia (por eso es violenta) y no por la vía de la solidaridad y de la interdependencia de todos con todos y con la naturaleza. El mercado está destruyendo las culturas débiles y las diferencias culturales, volviendo todo homogéneo. La gloria de los vendedores de hamburguesas es haber creado la superhamburguesa que es igual en Río, en Nueva York, en Tokio, en Beijing, en Madrid o en Moscú. La globalización transforma todo en una inmensa hamburguesa, los hoteles, el vestuario, las películas, los vídeos, la música, los programas de televisión, los estilos de consumo y de vida. (Leonardo Boff; La voz del arco iris, Trotta, pag. 159)