¿Por qué la UE investiga solo a Amazon?

Hace ya tres años y medio Javier Celaya dudaba de lo beneficiosa que podría ser Amazon para la sociedad y animaba al sector del libro a plantear estrategias conjuntas de negocio.

Este proceso conjunto parece que sólo se ha llevado adelante con cierto fuste en Alemania y los resultados no son nada despreciables.

Ahora parece que algunos como los niños chivatos le han ido con el cuentito a la Unión Europea y quieren que indague las claúsulas que Amazon propone para que sean firmadas.

Parece que entre las mismas hay algunas claúsulas que atentan contra la competencia.

Claro que uno tiene derecho a pensar también que esas claúsulas no tendrían ningún peso ni ningún valor si nadie las hubiera firmado. Dicho de otro modo. Un contrato es cosas de dos aun en el caso de que sea un contrato de ‘trágala’. Uno que propone y otro que firma. El que firma acepta las normas de juego con lo cual se convierte de alguna manera en partícipe y ‘colaborador necesario’ para que se produzca una determinada situación.

Ocurre que algunos de ellos juegan con doble o triple vara de medir. Firman, prueban y si no les va bien empiezan a mover otros hilos en el lobby ante Europa como el chivatillo del cole que siempre salía ganando.

Si finalmente se demostrara la dudosa validez de estos contratos, que algún editor reconoce haber firmado a reagañadientes, no tendría excesivo sentido seguir haciendo la ola a Amazon como la hace la comisaria Vertager cuando afirma que ‘Amazon ha desarrollado un negocio exitoso’. Sería reconocer el éxito desde la ilegalidad, aunque tampoco nos debería de extrañar.

En cualquier caso todo esto puede ser una minucia para Amazon que, como señala Fernando Belzunce, ingresó en el 2014 4.400 millones de euros por el espacio que alquila en sus servidores ‘vigilados como plantas nucleares’.

¿Se preocupa alguien de esta dimensión contaminante y poco ecológica de la ‘nube palpable’ o esto en Europa da igual porque en el fondo mientras intentan que le den un palete a Amazon algunos tienen los datos en sus servidores?

Dobles y triples morales… Peleas entre empresas y entre lobbys que al común de los mortales no nos lleva a ninguna parte. Creo…

Quizás todos los firmantes deberían(mos) ser también investigados ya que somos la justificación necesaria para que se haya producido esta situación.

Comercio Interior del Libro en España 2013. (Publicado septiembre 2014)

Debo estar torpe o dormido últimamente.

Acabo de ver hoy a la mañana el último estudio de Comercio Interior del Libro.

Lo intentaré leer con calma, pero ya en la presentación me he encontrado con un párrafo que requiere para su correcta interpretación al mejor exégeta posible del sector del libro.

Dice así:

Leer más “Comercio Interior del Libro en España 2013. (Publicado septiembre 2014)”

Cuando bibliotecas y editores hablan suceden cosas. Sobre el préstamo digital en Euskadi

Cuando editores y bibliotecas se juntan, conversan, se dan su tiempo, suceden cosas. Ya ocurrieron en el encuentro entre Revistas Culturales y Bibliotecas celebrado el mes pasado. Quien esté más interesado puede acceder a la relatoría de la Jornada.

Ahora también en Euskadi parece que van pasando cosas tras conversaciones mantenidas desde hace tiempo entre bibliotecarios y editores. Se suscribe un acuerdo para implantar el préstamo online de libros digitales.

bibliotecas_editores_euskadi

Paso ya práctico, importante y de calado. Como he señalado, hay temas que no se cuecen de un día para otro. Llevan su tiempo. Mucha charla, disipar dudas, acercar intereses, buscar el gano-gano para que el beneficiario final sea el usuario-lector.

Detrás de el acuerdo creo que hay algunas claves interesantes:

– La apuesta por poner en valor lo cercano que es una de las mejores maneras de predicar con el ejemplo y de poner en valor la creación de la industria local (pongan país, nación o el término con el que se consideren más cómodos).

– El ser fruto de un proceso claro de diálogo. Coordinado desde el Gobierno que es lo que le toca, pero escuchando muchas voces. Bibliotecarios, editores, plataformas…

– Plantearlo, por lo que sé como un working progress, un proceso abierto con lo que supone de reconocimiento de que ni está todo dicho y que lo peor que se puede hacer es arrancar con todo cerrado. Sé que sobre esto puede haber matices. Un bibliotecario conocedor de las entretelas se sentía encantado de que esto puede empiece a ser una realidad. Yo tengo alguna pega más, pero ¡hoy no toca!

– Supone una realidad de uno de los planes de Kultura Auzolanean que permite, además, irlo enriqueciendo con sugerencias y propuestas. Yo ya he hecho la mía.

Es por lo tanto ese diálogo, la trasparencia y el no inmovilismo lo que permitirá ir construyendo una realidad beneficiosa para todos.

Una nota final.

Ni las Revistas Culturales, ni Euskadi son los ejes centrales sobre los que pivota la industria del libro. Siempre conviene mirar lo que se mueve y sucede en los bordes del sistema. Casi siempre ocurre que pasan cosas más sugerentes e interesantes que en la falsa centralidad que parece sólo preocupada de ver si les roban o no.

 

 

Libreros y libreras: ¿vender o despachar?

Un par de días visitando librerías y hablando con cierta tranquilidad con personas que las gestionan y las atienden.

Han sido un par de días para aprender, escuchar, proponer. Agradables, intensos y entretenidos.

Obviaré con quiénes y los motivos de la visita que no vienen al caso.

Sí señalaré algunas conclusiones personales que o he sacado como nuevas o he reconfirmado y que en algún caso puede ser de utilidad para editores culturales de tamaño medio o pequeño.

1. Empezaré por el propio titular del post. A la hora de buscar librerías intenta que éstas sean ‘vendedoras’ y no ‘despachadoras’. Hay una diferencia más que sutil o por lo menos así lo entendíamos en el contexto de la conversación. Vender suponía por parte del librero elección de la oferta que hace y actitud procativa hacia la misma. Detrás del ‘despachar’ en cambio, y esto no quiere decir que las librerías no tengan que hacerlo para generar cierto flujo, se esconde una postura pasiva que puede además acabar convirtiendo una librería en el mejor escaparate no pagado de algunos editores.

2. Decántate por librerías bien informatizadas. Acelera y facilita el flujo real de información, la hace más trasparente y posibilita medir mejor las consecuencias de las acciones propuestas.

3. No hay dos libreros vendedores iguales en la medida que los criterios de elección y de apuesta varían. Acude a las reuniones con mente flexible. Acabarás en general encontrando un punto de equilibro y de ganar-ganar que muy probablemente tendrá un matiz distinto en cada caso.

4. Como editor mediano-pequeño no conviene tampoco que olvides que en más de una ocasión la librería puede tener una dimensión empresarial más grande y compleja que tu editorial. Nunca está de más conocer la ‘sala de máquinas’ de alguna de ellas para poder situarte con más facilidad en su punto de vista.

5. Es mejor viajar sin el distribuidor. No es por un tema de desconfianza, pero en temas de negocio y de búsqueda de empatía son mejor los cara a cara. Esto no quiere decir, es mejor incluso, que informes a tu distribuidor que te ‘vas de gira’.

Leer más “Libreros y libreras: ¿vender o despachar?”

Lectura: soportes, contenidos. ¿Tendencias?

Inicio de año y ya empiezan a aparecer los primeros datos relacionados con la lectura, la producción editorial y demás temas.

Hay una tendencia que cada vez va cogiendo más fuerza en lo referente a la presentación de los datos o a los datos que se presentan y que parecen querer marcar una única dirección de interpretación. Me refiero, básicamente, al ronroneo continuo sobre la evolución de la lectura en relación a los soportes.

Y ello creo que a futuro y ya en el presente actual es preocupante ya que es en mi opinión un claro reflejo de que la dimensión cultural del libro va quedando arrinconada, no digo que sea la única, en función de una dimensión industrial. Y ello no es un hecho inocente, sino que es el fruto de una apuesta empresarial y de un modelo de negocio que, en general, nada tiene que ver con la cultura.

Leer más “Lectura: soportes, contenidos. ¿Tendencias?”

Sobre el oficio de editor. Juan Cruz en Especies en extinción

Coinciendo con la Nochebuena hacía referencia al libro de Juan Cruz Especies en extinción.

Disfruté, ya lo dije, con su lectura. Y os dejo a continuación algunas de las frases que casi a modo de sugerencia o consejo se van deslizando a lo largo del libro en torno al trabajo del editor y su oficio.

  • Editar es sosegar, no correr. (pag. 76)
  • Un editor… ha de mantener siempre la paciencia y el sentido del humor. Si lo pierde también puede perder al autor.  (pag. 87)
  • Cuando vayas a ver a un autor (o a un personaje) no le metas el dedo en el ojo, y si has de meterle el dedo en el ojo, hazlo cuando él ya haya entendido que tú no has ido a meterle un dedo en el ojo. (pag. 91)
  • Escriben porque están solos. Y tú, editor, tienes que estar atento. Y has de saber, aunque ellos nieguen ese supuesto, que ninguno, ninguno, ninguno está preparado para la humildad. Te tienen que hallar atento. (pag. 100)
  • Unseld: “Un editor es un hombre que está acostumbrado a dejarse sorprender a diario por las reflexiones, imaginaciones y deseos de sus autores” (pag. 133)
  • Los editores estamos poseídos de la envidia de género, no queremos que el otro haga lo similar, y sobre todo no queremos que lo hagan con nuestros mimbres. (pag. 138-139)
  • La sobriedad es, y eso lo aprendí luego, cuando ya no estaba, una parte de la actitud del editor: entusiasmo ante el público, sobriedad ante el autor. Un autor no es para siempre. (pag. 338)
  • El autor es la sustancia real del negocio, y que sin él, sin el autor, este trabajo carece de esencia y de objetivo. (pag. 359)
  • El trabajo editorial es fundamentalmente una tarea de acompañamiento. (pag. 391)
  • El catálogo es el director de la editorial, fíjate en él, no dejes que te coman la cabeza con propuestas alocadas, por mucho que quieras hacer tu propia editorial, el catálogo te llevará a juntarte con aquellos que vinieron detrás. (pag. 392)
  • Polanco decía que las desgracias editoriales empiezan cuando decides reimprimir sin estar seguro de que ya entraron todas las devoluciones. (pag. 397)

Amazon deja de vender libros electrónicos

A veces las visitas parecen tener efectos inesperados.

Parece que recientemente Amazon ha organizado una visita a sus almacenes en España para uso y disfrute de los medios de comunicación.

¿El motivo? Parece que doble:

– No esconder nada.

Esta visita a los almacenes de Amazon se produce cuando el libro acaba de ser publicado en España por Trama editorial. François Nuyts, country manager de Amazon Spain Services, lo desmiente: “No escondemos nada. Lo único que podemos hacer es seguir abriendo las puertas y enseñándolo”.

– Autopromoción para su ‘campaña de navidad’.

Nos cuentan qué es lo que más vendieron las navidades pasadas y entre sus éxitos de ventas comprobamos que no hay ningún libro.

Entre los más vendidos en la anterior campaña navideña: los distintos modelos de Kindle, la tableta de Samsung, el Sony Xperia S, cámaras de fotos, un robot aspirador y el videojuego Call of Duty Black Ops II.

Curioso. No hay ningún libro. de hecho parece que es más negocio para ellos los ‘comodity‘ que los contenidos.

Lucía González, la periodista se queda, parece, con una sensación curiosa de la visita.

amazon_caja_de_cartónPero, más allá del tour promocional, o a consecuencia del mismo nos enteramos de algo que me parece más sugerente, según recoge Economía digital.

Leer más “Amazon deja de vender libros electrónicos”