Al señor Lassalle le gustan los soportes huecos

El señor Lassalle hace algunas afirmaciones que casi casi dan miedo por sus consecuencias.

Parece que ha dicho:

“La cultura en español es la diplomacia más eficaz y lo que mayores oportunidades de futuro puede dar a nuestro país. Lo que nos coloca en el mapa global es nuestra cultura y no otra cosa”

Y, también ha agregado que por eso el Gobierno trabaja para proteger a la cultura, “tratando de reorientar todo lo que no se ha hecho” durante los anteriores años de Gobierno socialista.

En los gobiernos anteriores del PP esa idea parecía estar clara, con imágenes que lo reflejan

aznarazoresCuando al conjunto de los ciudadanos, como si fuera una campaña de marketing de una compañía multinacional, se nos coloca bajo una marca, bajo un mensaje publicitario vacío de cualquier contenido; cuando, de manera indirecta, no creo que se atreviera a decírlo a la cara, nos está  llamando a los padres y madres corsarios y a nuestros hijos piratas al afirmar que “hay que cambiar pedagógicamente la cultura de este país entre la gente más joven, que se ha acostumbrado a hacer piratería durante los últimos quince o veinte años” como si la misma fuera práctica generalizada, poco se puede esperar.

Tampoco nos debe de extrañar. Son quizás ya los primeros efectos de la pérdida de la asignatura de educación para la ciudadanía, medida del Ministerio que también le cobija y que parecen tomar reflejo, en primer lugar, en un secretario de Estado.

Sin ciudadanía no hay cultura. Si se insulta la inteligencia ciudadana como hace el señor Lassalle hay zafiedad, mentira y malos modos que a él le encanta cubrir de palabras aparentemente biensonantes, pero que como siempre suenan a hueco.
En el fondo es lo que ocurre siempre con las marcas y la mercadotecnia. Palabras vacías que buscan ojitos que se dejen engatusar.
wert_lasalle

Presentación del Mapa de librerías

 

Ayer, finalmente, en el marco de la Feria del Libro de Madrid se presentó el Mapa de Librerías.

Comentaremos, como ya hemos dicho, más despacio todos los resultados. De la presentación destacamos lo siguiente:

1. Las demandas de Fernando Valverde, presidente de CEGAL a los editores y administración para que sean conscientes de la importancia de una red librera saneada y fuerte, a los distribuidores para que sigan en la punta tractora de la modernización tecnológica y de la normalización documental en el sector y a la administración para que aborde con seriedad un estudio en profundidad de los canales de comercialización.

2. A nivel europeo, la posición de la librería como canal no es mala. En la mayoría de los países su cuota de mercado es menor

3. Se constata a nivel del estado que en los últimos años ha habido más cierres que aperturas.

4. El ratio a nivel de País Vasco de librería/habitante no es ni con mucho de los mejorcitos y eso que aquí no ha llegado todavía la gratuidad.

5. El Director General del Libro que dice haber leído el estudio con sumo interés no es consciente, quizás, todavía de que se llevan más de siete años trabajando en esta línea y aportando información que permite tener ya una cierta perspectiva.

6. Se sigue utilizando casi indistintamente el elemento del tamaño como sinónimo de red independiente y esono es cierto en todos los casos. Se debería intentar dar un paso más e intentar señalar: cuál es el tamaño ideal de la red librera en función de los consumos lectores o culturales actuales y qué características de trabajo, económicas y de calidad aseguran, de alguna manera un trabajo profesional e independiente.

Librerías. Algunas diferencias entre Francia y España

He leído en estas fechas pasadas un estudio realizado en Francia sobre la situación económica de las librerías publicado hace ya un año. Por ahora, los estudios que se hacen en España sobre las librerías y que llevan ya una sistemática de más de siete años, son, en mi opinión superiores.

Pero sí hay algunos detalles que creo merece la pena recordar e, incluso, tener en cuenta cuando por estos lares se está elaborando una nueva ley del libro:

1. Conviene volver a recordar, ya que, en su momento se copió aquí gran parte del modelo francés, el elemento cualitativo de los descuentos a aplicar a las librerías. Si realmente, el libro es algo más que un mero objeto e incluye, en algunos casos, una propuesta de valor, acorde con ello se deberá también valorar y recompensar a quienes la mantienen. La ley francesa dice así:   l’obligation légale faite aux diffuseurs d’inclure dans leur barème de remises une partie qualitative devant être au moins égale à la partie quantitative (article 2 de la loi du 10 août 1981).

2. Quizás, aunque no sólo, como consecuencia de ello, el descuento que obtienen las librerías francesas en las distintas materias es de media 5 puntos superior a las españolas.