Espera con esperanza

6 horas de espera en determinadas situaciones se hacen casi interminables y a ratos desesperantes.

DSC_0015

Tan es así, que cuando llega el momento de la llamada y para que no titubees o dudes te marcan el camino a seguir.

DSC_0016

Al final de las flechas… las noticias y… la nueva espera.

Y así entre la espera entendida como

3. f. Calma, paciencia, facultad de saberse contener y de no proceder sin reflexión. Tener espera. Ser hombre de espera.

y la esperanza como

esperanza.

1. f. Estado del ánimo en el cual se nos presenta como posible lo que deseamos.

Vamos así pasando el día entre la contención y el deseo.

Parece que el deseo va por buen camino, pero mantendremos la calma.

El insólito peregrinaje de Harold Fry

insolitoperegrinaje

Una mañana cualquiera, mientras su mujer pasa el aspirador en el piso de arriba, Harold Fry sale de casa para echar una carta al buzón. Recién jubilado, Harold está lejos de imaginar que acaba de iniciar un viaje a pie de un extremo a otro del país. No lleva calzado ni ropa adecuada, ni siquiera un teléfono móvil, y mucho menos un mapa o una brújula. ¿Para qué iba a llevarlos? Tan sólo va al buzón de la esquina para responder a la misiva de Queenie Hennessy, una vieja amiga y compañera de trabajo quien, tras un silencio de casi veinte años, acaba de comunicarle que está ingresada en un hospital del norte a punto de morir de cáncer. Sin embargo, cuando Harold se dispone a enviar la carta, un impulso repentino lo conmina a llevar él mismo el mensaje a su destinataria. Por una vez en su vida, Harold toma una decisión sin pensar, pero su intuición le dice que su amiga Queenie hará algo igualmente impensable y se curará.

Lectura que se acerca a la vida o vida que se acerca a la lectura.

Casi según lo termino recibo la noticia del fallecimiento del padre de una persona cercana. Ella también ha pasado su peregrinaje como lo pasamos todos ante la muerte y la enfermedad de personas cercanas.

Un aviso, una noticia, puede hacer modificar nuestra cotidianidad y situarnos del golpe y porrazo en otro punto de vista ante la vida y los otros.

Algunas citas que has puesto mi cabeza en funcionamiento:

– Era la primera vez que alguien se refería a su viaje como una responsabilidad compartida. Tuvo ganas de llorar de gratitud, pero se limitó a sentir en silecio y volver a sentarse en la cama. (pag. 144)

– Lo único que ha cambiado es que estoy acostumbrándome al dolor. Es como descubrir un agujero en el suelo. Al principio te olvidas de que está ahí y caes una y otra vez. Con el tiempo, sigue estando, pero aprendes a bordearlo. (pag. 223)

– Si no somos capaces de revelar nuestros senimientos -pensó-, si no somos capaces de aceptar lo que no conocemos, entonces no habrá realmente esperanza. (pag. 327)

Y alguna más que ya recogí con anterioridad.

Esperanzado

Me reencontré con él hace menos de un mes y ahí seguimos siguiéndonos.

Ayer lanzaba unas preguntas en su blog.

¿Con qué construimos nuestras esperanzas?
¿Son nuestros sueños un refugio o un espacio de crecimiento personal?
¿Somos capaces de contagiar esperanza?
Y dejaba también una reflexión:
Cuando la esperanza se convierte en un refugio ya no es esperanza sino un clavo ardiente artificial originado por la desesperanza, la negación o el dolor.

Se las tomo prestadas para que me acompañen estas próximas vacaciones.

¿Esperanza?

Afuera, la atmósfera es gris, casi blanca, no se ve el sol. Te preguntas ¿cuán mañanas quedan? Se ha cerrado una puerta. Otra se ha abierto. Has entrado en el invierno de tu vida. (Paul Auster)

De todos modos conservaba una especie de esperanza, al contrario que él. La esperanza es un instinto que tan sólo el razonamiento humano puede matar (Grahan Greene; El poder y la gloria; pag. 215)

Es un error muy corriente creer ques si los ojos no expresan nada el pesar no existe. (Grahan Greene; El poder y la gloria; pag. 228)

Después de todo, ¿por qué esperar que Dios castigara al inocente alargando su vida? (Grahan Greene; El poder y la gloria; pag. 233)

El miedo y la muerte no son las cosas peores. A veces es un error continuar viviendo. (Grahan Greene; El poder y la gloria; pag. 252)

Me decía hace pocos días una persona que supera los 80 con la mente todavía despejada: Cada vez nos cuentan y engañan diciendo que aumenta la esperanza de vida, pero ¿se para a pensar alguien cuánta más vida sin esperanza produce este hecho?

Desencanto. Jorge Herralde. La frase

 

Aplicable a Navarra como inicio de una nueva esperanza.

El desencanto es una forma irónica, melancólica y aguerrida de la esperanza. Tal vez no pueda existir un verdadero desencanto filosófico, sino poético, porque sólo la poesía es capaz de representar las contradicciones sin resolverlas conceptualmente, sino componiéndolas en una unidad superior, elusiva y musical. (Jorge Herralde; Por orden alfabético ; pag. 152)

Deseos…..

… que me llegan hoy mismo. Que comparto, que agradezco…. y que me gustaría extender.

Gracias por el recuerdo y la felicitación:
Y con este mensaje tres deseos (generales y personalizados) que me vienen en este momento. De corazón:
Salud (este me surge, quizá, por la conciencia del paso del tiempo, o sea, la edad…)
Esperanza (éste, posiblemente, por el momento, y, especialmente, por Carlos Alonso Palate y Diego Armando Estacio…)
Compromiso (y éste, seguramente, por necesidad).
Gracias a ti Fernando