Libro digital y mercados de lengua mayoritariamente inglesa. Situación dispar

Interesantes los datos que presenta 

Los datos hacen referencia al número de libros electrónicos vendidos por distintas plataformas en Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Australia y Nueva Zelanda.

La posición dominante de Amazon, excepto en Nueva Zelanda es clara, pero hay variaciones de peso que algún motivo tendrán entre, por ejemplo, Apple y Kobo según cuál sea el país.

% ejemplares Amazon Apple Kobo Barnes & Noble Nook
Estados Unidos 86,26 9,36 0,26 4,12
Reino Unido 90,98 7,80 1,23
Canadá 59,26 14,96 25,78
Australia 62,70 30,85 6,45
Nueva Zelanda 0,00 66,64 33,36

Del mismo modo, hay variaciones importantes entre el número de ‘libros’ comprados por los ciudadanos de los distintos países que parece indicar distintos niveles de penetración del libro electrónico y que parece guardar una cierta relación con el número de habitantes.

Quizás acabe siendo cierto que aquí también el tamaño (poblacional) importa.

No hay que fijarse sólo en el ‘amigo americano’.

 

Estados Unidos: el lento crecimiento del ebook

A principio de mayo The digital Reader publicaba unas cifras de facturación de enero facilitadas por la Associaiton of American Publishers.

Al verlas uno tiene la sensación de que la distancia existente entre el ruido en torno al ebook y los resultados de facturación reales sigue siendo muy grande.

Según los datos facilitados el porcentaje de facturación en Estados Unidos se sitúa cerca del 30%, pero su crecimiento interanual sólo ha sido de un 1,23%.

ventas_enero_usa

Todo parece ir más lento de lo que muchos desean y quizás en algún momento se deba analizar con precisión suiza el casi seguro desequilibrio existente entre inversión y resultados de facturación;  que ya se lleva unos cuantos años enredando con el tema y el futuro predecido nunca acaba de llegar.

 

Edad, tiempo y lectura

No parece que los americanos, los “norte”, sean excesivamente amantes de lo textual. Sólo la edad parece ayudarles a entrar en razón según estos datos que facilita Livres Hebdo

PIC_0135

La “tele” les encanta, eso parece. Así que no nos debe extrañar que nos parezcan a menudo meras imágenes y no realidades, aunque luego muchos se quieren parecer a ellos.

Estados Unidos, Unesco e Internet

La Unesco ha realizado un llamamiento a los países para intentar superar la brecha digital y estudiar, en relación a internet, nuevas fórmulas de “gobierno”.

Parece pues que la red de redes no es tan libre e interesa el control de la misma de manera más o menos sutil. Es curioso, al mismo tiempo, que sea Estados Unidos quien hace poco votó en contra de la diversidad cultural quien esté empeñado en mantener el control bajo las normas de su interés y en sus servidores.

Así, aunque algunos piensen que todo está en internet, confundiendo, quizás ingenuamente, el todo con la parte que a nosotros nos interesa, si se plantea la pelea sabremos de verdad lo que supone el monopolio y el control de la información. Igual ocurre lo mismo que con la Biblioteca digital, donde con el tiempo van apareciendo proyectos distintos.

¿Acabaremos con distintas redes no conectadas?. Al tiempo