Las ferias y los editores

El mes de abril, no se sabe bien si por el tirón de la Feria de Sevilla, no la del libro, sino la de los faralaes, parece ser propicio para que se junten en fechas algunas ferias del mundo del libro.

En concreto hay tres ferias que casi coinciden en las fechas: Buenos Aires, Bogotá y Londres.

Por lo que sabemos la Federación de editores no va a saltar el charco y solo se va a dedicar a la ‘conquista de Londres‘ a la que parece asistirán el incontable número de 38 editores, bien a través de pabellón conjunto, misión comercial o cada uno por su cuenta.

Manuel, acompañado de Julieta, plantean una reflexión sobre la no-presencia o ausencia institucional en Buenos Aires y Bogotá dejando entrever con sutileza a quién sirven o pueden servir por acción y dejación algunas representaciones institucionales y los espacios y lugares a los que se acude que alo largo del 2012 serán los siguientes:

En Buenos Aires aunque no esté la Federación parece que están muchas de ‘las pequeñas’

Los designios institucionales son en muchas ocasiones extraños e incluso confusos. Vease que la Federación sigue afirmando en su página su presencia en Buenos Aires.

Quizás sea virtual y poco real, pero todo esto suena raro.

¿Se acabará cayendo alguna más de la lista o llegará a ser su presencia meramente testimonial?

Sigo en cualquier caso sin tener muy claro cuál es el elemento de valor que en un ámbito comercial y de negocio representa una presencia asociativa.

Alguien con más ñuces seguro que sabrá explicármelo.

 

 

¿A quién creer?

Según nos cuenta L@  S@lm@ndr@ hay una gran diferencia y disparidad entre las cifras que presentan los editores y el Instituto Nacional de Estadística en relación a libros publicados, rirada media y demás.

En un país normalizado se deben dar por buenas o mejores las del INE que además salen del dinero público, aunque las de los editores también.

Las diferencias son importantes, siempre lo han sido, aunque las búsquedas realizadas en el INE no me ofrecen algunos de los resultados que señala L@  S@lm@ndr@.

La duda que me queda que sí me parece más importante es si no estamos pagando dos veces por los mismos datos y si los editores no deberían profundizar en otros indicadores informativos que permitan conocer más en profundidad el sector.

Veamos algunas comparaciones entre las dos fuentes de información citando siempre en primer lugar el INE y luego los editores.

– Número de títulos: 67.800 (61.678 primera edición), 79.839. Sin sumar folletos en el caso del INE

– Número de ejemplares: 116.253.000;  302.631.000

¿Demasiada diferencia no?

 

 

¿Interesa a los editores el ISBN?

El 23 de diciembre del año pasado los editores, a través de su Federaciónasumieron la gestión del ISBN asumiendo un doble objetivo:

• La Federación pretende mejorar la calidad, cantidad y homogeneidad de la información sobre los libros.
• Los servicios que presta la Agencia pasarán a ser de pago a partir de julio de 2011, este cambio facilitará, simplificará y abaratará la gestión del ISBN.

Dudo que a fecha de hoy se haya conseguido ninguno de los dos objetivos planteado.

Es curioso, además, como se plantea el tema de pago y facilitación. La frase resulta curiosa ya que parece señalar que lo que no pagabas antes lo pagas ahora, pero aún así te saldrá más barato.

Desconocemos cuánto dinero, que ese sí nos ha costado a todos, ha puesto el Ministerio en manos de la Federación para este proceso de privatización hecho, fundamentalmente, con dinero público. Es decir: lo público regala dinero al sector privado para que éste se lleve un servicio que antes era público.

Hasta la fecha que yo sepa no se paga, aunque tampoco se sabe el por qué y en la propia página se anuncian unas tarifas que siguen sin conocerse.

Y tampoco parece que el servicio haya mejorado sustancialmente. Basta ver para ello la contestación que le llegó a Eva Orue.

Todo parece seguir siendo más de lo mismo, basta ver el final de la contestación

De momento, efectivamente, las cosas siguen como estaban antes del acuerdo pero yo creo que en unos meses la FGEE aprobará algún plan concreto hacia una colaboración (sinergia sería una palabra más de moda) entre la Agencia del ISBN y Dilve sobre este asunto.

y que incluso a los editores les interesa más su ‘propia base de datos’ que una de servicio público.

¿Para este viaje hacían falta estas alforjas y el dinero que se les ha regalado a los nuevos gestores de la base?

No está el tiempo como para lanzar ‘salvas reales’

De pactos, colaboraciones y ¡vaya usted a saber!

La noticia aparecida en los medios y no desmentida a esta hora y por lo tanto, aparentemente confirmada, según el principio del que calla otorga que es lo que ocurre a los que se abstienen en elecciones ,demuestra con claridad que quizás algo está cambiando en este país al posibilitar que el PNV no tenga ningún problema en ofertar posibilidades de gobierno al PP.

Es, quizás, la muestra más clara o e que se ha terminado el frentismo que algunos azuzaban o que, y en este caso nada habría cambiado, algunos no quieren dejar su poltrona si a sol ni a sombra y cualquiera les viene bien para el pacto.

A los editores, en cambio, el tema Madrid Barcelona, los líos de los grupos grandes entre sí mas la extraña situación del Gremio de Madrid les ha obligado a retrasar la elección del nuevo presidente de la federación unos cuantos meses.

Es curioso que en el mercado global del español y local, aunque disperso por algunas diásporas, del resto de las lenguas la estructura de la Federación sea territorial. Es decir los editores siguen siendo de donde nacen (sede fiscal de la empresa) y no de donde pacen (espacio donde venden sus libros) con la curiosidad al mismo tiempo de que este Estado Autonómico hace que los gremios casi localistas en algún caso vayan aumentando su número sin tener muy claro que dicho hecho aumente el valor de la representación ni la eficacia organizativa y asociativa.

Al final, casi siempre, salvo extrañas excepciones el número es el mismo porque la cabeza suele ser grande.

En este caso la cabeza y creo que por primera vez se ha ido al extranjero. Si Planeta se va a Francia porqué no van a venir los franceses de Lagardére-Hachette, grupo al que pertenece Anaya, a presidir la Federación de editores. En este caso, curioso, para liderar a los editores ‘españoles’ se ha escogido donde el buey pace(España) y no donde tiene su cuna (Francia).

Al fin y al cabo no es mas que la aplicación de la ‘deslocalización presidencial’ también en estructuras del sector del libro.

Quizás, el próximo sea Plaza&Janés, es decir el alemán Bertelsmann.

Todo lo dicho no supone ninguna valoración peyorativa de Pedro de Andrés que es quien ha sido elegido presidente y con quien hemos mantenido siempre que nos hemos encontrado un trato agradable y cordial.

Algunas de las preguntas en el aire ya las han planteado otros. Desde aquí, también esperaremos respuestas.

El futuro de la Federación de Editores

Manuel Rodríguez Rivero nos acerca hoy en Babelia algunas reflexiones sobre la Federación de Editores que compartimos y que terminan con la siguiente frase: Lo que necesita la FGEE es el mejor consejo directivo posible (sin “cuotas” paralizantes) presidido por una especie de Obama o Hillary que vuelva a ilusionar. Y mucho.

La Federación que, por un lado mantiene el discurso global del español, por el otro juega al ping-pong territorial Madrid-Barcelona-Madrid-Barcelona…  sin aceptar la superación territorial en un marco donde la cultura y el libro que no la industria se encuentran en gran medida deslocalizadas. Ellas mismas en sus procesos no imprimen ni diseñan, enmuchos casos dentro de los ámbitos europeos prefiriendo para estas tareas el exostismo oriental que esperemos se encuentre sustentado en un seguimiento como corresponde de unas condiciones laborales adecuadas.

Al mismo tiempo no se debe olvidar tampoco que cada vez es mayor el número de editores no asociados siendo predecible queal ritmo actual y siempre en función de los propios datos de los editores de aquí a dos años nos encontráramos mitad/mitad.

¿No sería quizás el momento sobre todo dando respuesta a una sociedad donde hay más lectoras que lectores que estuviese al frente de la misma una mujer y, si me apuran, que no fuera ni madrileña ni barcelonesa?

Ebook, contenidos digitales y, otra vez, el patio revuelto

En una semana,como si de la primavera se tratara vuelven a florecer las noticias, una vez digerido el turrón, producto no digitalizable, sobre nuevos soportes, digitalización de contenidos, nuevas tecnologías de lectura…. ruido y ruido.

Harper Collins anuncia una oferta de servicios digitales, que parece ser “contestada ” por Simon&Schuster, como ven, todo con acento muy español.

Resulta ahora también y no lo acabo de entender del todo que todos estos nuevos contenidos digitales que, en algunos casos toman la forma de libro van a necesitar, parece de lectores específicos . Una “tecnología móvil” dicen otros. Por si no lo tenemos claro, que no acabamos de tenerlo, algunos nos acercan un manual explicativo básico de qué es el ebook. No acabo yo de tener claro si todo esto está recogido en la nueva ley o se tiene intención de abordarlo.

Y mientras todo esto se va cociendo, el mundo editorial que se sigue moviendo en sus instituciones en las coordenadas del papel, podríamos poner algunos ejemplos sonrojantes del analfabetismo digital, andan jugando de manera peligrosa y torticera con sus cargos institucionales. Casi, casi, podríamos decir que el actual presidente de la Federación, en lenguaje político al uso, es un “tránsfuga “. Feo, feo.

Actualización: Tan feo como lo dejan entrever en El Cultural

Google, bibliotecas y primeras declaraciones de Jordi Úbeda

El titular de las declaraciones resulta casi escalofriante ya que pone en cuestión automáticamente quién es el titular de los derechos o si en todos los casos se detenta la exclusividad de los mismos. Esto casi el mismo día en el que Google firma un acuerdo con bibliotecas catalanas para la digitalización de obras aunque las bibliotecas no parecen tener muy claro qué harán después o cómo las pondrásn accesibles al público o que también nos enteramos para que las polémicas sean más amplias que Amazon se las trae con los editores franceses. Todo ello reflejo, en parte, de un sector mayor pero inmaduro que siempre sitúa las culpas fuera de su entorno.

Quizás los editores de otra dimensión y con otro bagage puedan ir abriendo otros caminos, por lo menos en los usos de internet para algunas áreas de negocio y trabajo.

El cierre de las declaraciones hablando de Francfurt 2007 tampoco tiene desperdicio y será interesante ver cómo es acogido:

“La representación de Cataluña es la industria editorial, en lengua castellana y catalana. El éxito de la cultura catalana en Fráncfort será un éxito de la edición española”.

Actualización: Algún bibliodiverso no ve el tema tan claro y piensa que el sector ha estado “duro de cintura”.

Jordi Úbeda repite

20070110071007-jordi-ubeda.jpg

En esa alternancia pactada entre Madrid y Cataluna para la presidencia de la Federación de Editores le tocaba el turno a Cataluña coincidiendo, además, con su presencia en Francfurt.

El elegido ha sido Jordi Úbeda que repite. Dos lecturas, así como de primera impresión se me ocurre que se pueden hacer sobre este hecho.

La primera es que hay poco recambio. Ya hubo una persona que tenía esa sensación y que me la trasladó en la celebración al homenaje a Mauricio. Los cargos van siendo ocupados por lo general por unas medias de edad que pueden ser preocupantes. Se ve en lo oficial poca cara nueva y ello puede ser señal o de poco interés o de un anquilosamiento preocupante.

La otra lectura es que puede ser una elección pensando en Francfurt y que por su trayectoria Jordi puede tener buena mano para llevar y coordinar toda la acción y todo el peso y protagonismo del mundo editorial a buen puerto con esa cita de por medio.

Le va a tocar torear, también con el nuevo marco legal, todavía en proceso
y con la apuesta más fuerte que han hecho hasta la fecha los editores por las Tics.

Esperemos, aún con todo, que le vaya bonito.

Ordenando cosas y pendientes….

Cuando paso tres o cuatro días fuera mis biorritmos pierden el compás y si, además, la vuelta coincide con alguna reunión también fuera o a más del día a día sufro una especie de “jet-lag” (creo que se escribe así. Soy
de francés) laboral que me lleva un tiempo.

En algunas de las acciones del sector debe ocurrir algo parecido. Los anuncios que se producen en Ferias y Congresos, a veces, vienen cargados de cierto desajuste.

Así con dos d ellos, nos acercamos al desajuste mensual. Me refiero al la web del Congreso de Cegal (sí les ha funcionado el enlace avísenme, por favor) y al contacto que Dilve me prometió el tres de octubre:

Estimado Sr. Barandiarán Galdós

Hemos recibido su solicitud de información para participar en DILVE. En unos
días la Federación de Gremios de Editores de España se podrá en
contacto con usted.

Le agradecemos su interés.

Atentamente.

Equipo DILVE

Contacto que pacientemente, también seguimos esperando.

Si es que las Ferias, los Congresos, los cambios en lo cotidiano, tienen estos efectos. O ¿será por otro motivo?

Libros

La Federación de Editores y la empresa organizadora de la vuelta ciclista han firmado por segundo año consecutivo un convenio para fomentar la lectura entre los seguidores del ciclismo.

Personalmente, soy bastante excéptico ante estas campañas sí de imagen y no de fomento, en mi opinión.

Algunos comentarios en relación a lo que se puede entrever en función de la información de la noticia.

– Los libros que se dicen se van a regalar a los ganadores de las etapas se afirma que son los más leídos en el 2004. Alguien debería revisar la información o ver qué fuentes se han manejado porque no coinciden las de la noticia con los estudios de la propia Federación.

– Parece que los seguidores del ciclismo, alguien lo habrá estudiado, son poco lectores o deben leer menos que los de otros deportes. Así se afirma que El foemnto de la lectuira debe dirigirse a los no convencidos”

– Uno duda que con globos y camisetas se vaya a leer más. La foto quedará más bonita, con más colorido, pero mientras se sigan viendo imágenes en la televisión de deportistas, ciclista casualmente en esta ocasión, socialmente relevantes que cuando abren su maleta se ve que un libro que enseña es mostrado en último lugar y como último recurso para entretenerse mas vamos.

– ¿Cuánto cuesta esta campaña y porqué parece que el Fomento de la lectura está mán en manos de parte de la industria que de la administración?

– Si finalmente esta afirmación que recoge la noticia “El director general de Unipublic, organizador de la Vuelta, Ignacio Ayuso, considera que la iniciativa confirma que el ciclismo es mucho más que doping y sirve de soporte para apoyar la cultura” es cierta pensemos y esperemos sólo que la lectura se pueda convertir en una droga más dura que les enganche más.”

¡Qué casualidad que hoy, también, el periódico La Nación de Argentina recoja bajo el título de La resistencia de la lectura
una experiencia totalmente distinta. ¿Por qué será?

Manifiesto por el libro, por las librerías, por una educación de calidad con libros

Los libreros, distribuidores, editores y autores españoles, reunidos en Madrid con motivo de su 64ª Feria del Libro, para analizar la situación de las librerías,

Convencidos de que la existencia de una amplia red de librerías independientes es la única garantía de una oferta cultural plural y diversa de libros, al alcance de todos los ciudadanos,

Alarmados ante los datos del Observatorio de la Librería, que nos hablan del creciente debilitamiento y desaparición de las librerías medianas y pequeñas, que pierden cuota de mercado, precisamente en sus segmentos
más rentables, y

En una apuesta clara y decidida por el futuro de las librerías y del libro en
España,

MANIFESTAMOS:

1. Nuestro profundo convencimiento de que el libro sigue siendo el principal y más eficaz instrumento de difusión del conocimiento, del saber y de la cultura y de que sólo una amplia red de librerías independientes y de proximidad hace posible la existencia de una oferta de libros diversa, plural y de calidad.

2. Que librerías y bibliotecas son complementarias, que son espacios imprescindibles para el correcto desarrollo a largo plazo de planes de fomento de la lectura, y para la formación intelectual y cultural de nuestra sociedad.

3. Nuestra preocupación por la ausencia de políticas de Estado ambiciosas y realistas en apoyo del libro y de las librerías, a pesar de los propósitos manifestados en el programa electoral del Gobierno actual, de “otorgar a la cultura y a la educación el rango de políticas estratégicas del Estado”.

4. Que queremos recordar y reclamar al Gobierno de la Nación el cumplimiento de los “objetivos estratégicos” de su programa cultural electoral, entre los que destacamos los siguientes:

Objetivo 52: Proteger e impulsar a los pequeños y medianos comercios culturales de proximidad, para fortalecer el tejido cultural cercano y la economía del sector.

Objetivo 58: Duplicar el ratio de libros por habitante, para equipararlo al europeo (pasando del 1,1, español actual al 2,2), mediante un Plan Extraordinario de Dotaciones Bibliotecarias.

5. Por lo que instamos a que las políticas del Estado se orienten en el sentido de cumplir estos objetivos

6. Para tal fin, con confianza, pero también con toda firmeza, SOLICITAMOS:

• Que se elabore con carácter de urgencia el Plan Estratégico de Dotaciones Bibliotecarias, prometido en el programa electoral del PSOE, para que nuestras Bibliotecas públicas puedan tener colecciones actuales y suficientes.
• Que se tomen medidas para impulsar y dinamizar las pequeñas y medianas librerías de proximidad, mediante un plan a medio plazo de adecuación y modernización de las estructuras del comercio del libro.
• Que se garantice el precio fijo y único de los libros en un marco jurídico estable y se restablezca su aplicación en los términos legislados en otros países europeos como Alemania, Austria, Francia, Holanda, Bélgica, Dinamarca y otros.
• Que se supriman las excepciones legislativas que, contra toda razón, permiten usar los libros de texto como reclamo publicitario mediante oferta de rebajas en temporada de ventas, cosa expresamente prohibida para todos los demás artículos.
• Que se propicie y fomente una educación de calidad con libros. En este sentido, queremos expresar nuestra satisfacción porque el Anteproyecto de Ley Orgánica de la Educación recoja en su artículo 108, por primera vez en una Ley, la obligación de crear y dotar Bibliotecas Escolares en todos los centros de enseñanza públicos. Sin embargo, debemos manifestar nuestra decepción porque en el proyecto de memoria económica no se incluya la más mínima partida presupuestaria para ello.
• Que el Gobierno de la Nación y los de las Comunidades Autónomas reconsideren las políticas de gratuidad de los libros de texto y opten por modelos de gratuidad modernos –como el cheque libro-, pedagógicamente eficaces y que no afecten a la estabilidad del sistema del libro. El modelo de gratuidad mediante préstamo, que se está generalizando, es un modelo obsoleto, en proceso de abandono en otros países, por sus nefastas consecuencias sociales y para la enseñanza. Y, además de ser pedagógicamente inadecuado, pues conlleva un uso limitado de libros obsoletos, ya está provocando el cierre de muchas librerías y a la destrucción de la red de servicios
libreros.

7. Por último apelamos al Presidente del Gobierno de la Nación y le solicitamos con todo respeto que asuma personalmente la dirección de la política cultural y educativa. Es imprescindible combinar voluntad política y dotación económica adecuada para el fomento de la lectura en nuestro país y para la creación y dotación de bibliotecas Públicas y Escolares. Es primordial, además, que se arbitren los planes y medidas necesarios para el mantenimiento y protección de una red suficiente de librerías independientes y de proximidad, que garanticen una oferta cultural y editorial variada, plural y diversa.

Es lo que manifiestan y solicitan los libreros, distribuidores, editores y autores españoles asociados en CEGAL, Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros, FANDE,Federación de Asociaciones Nacionales de Distribuidores de Ediciones, FGEE, Federación de Gremios de Editores de España, ANELE, Asociación Nacional de Editores de Libros de Enseñanza y ACE, Asociación Colegial de Escritores.

En Madrid, en la 64ª Feria del Libro, a 7 de junio del año 2005.

Las bases de datos del mundo del libro

Es curiosa la aparente evolución de los editores en relación a la información sobre sus productos.

Durante una serie de años no han tenido excesivo interés en preocuparse de que la información sobre su fondo editorial esté al día en el ISBN. Desde hace tres años llevan intentando implementar una base de datos de libros vivos con una estructura informacional seria y acorde con lo que se está haciendo en otros países.

Esta iniciativa parecía sonar bien hace tiempo, pero, tristemente, empieza a sonar a música ya escuchada, casi machacona.

Emiliano Martínez, presidente del Gremio de Editores de Madrid y anterior Presidente de la Federación de Editores, vuelve a insistir sobre el tema y sobre sus ’beneficios’ para los libreros.

Como toda realidad informática-documental el problema no suele estar en la herramienta, sino en la sostenibilidad de los contenidos.

¿Quién será capaz de asegurar su adaptabilidad y convivencia con otras bases de datos?

Los editores preocupados por el bajo índice de lectura

Leo en un titular de El País en el que como una de las Conclusiones del V Congreso, recientemente celebrado en Santiago de Compostela, los editores se muestran preocupados por el bajo índice de lectura.

No acaba de quedarnos claro cuál es el motivo real de dicha preoupación.

1. Cultural. La sociedad española es poco lectora en comparación al resto de paises europeos. Verdad a medias Es así, pero cada vez lo es menos.

2. Les preocupa, porque igual, ellos son parte de la causa al hacer imposible seleccionar libro de fondo que muere nada más nacer sin dar tiempo a generar un hábito o engullido por las editoriales.

3. Les preocupa la muerte de las librerías tradicionales que ellos mismos, algunos, han situado en estado de defunción al no plantear un mejor marco de relaciones comerciales.

4. Les preocupa el no vender suficiente y les da lo mismo qué y dónde venden.

Sólo desde una autocrítica y un cambio de posturas que pasa por ajustar la edición y editar lo que merece la pena se demostrará que la preocupación, que de be suponer ocuparse por el tema, sea real.