¿Qué es un editor?

st1\:*{behavior:url(#ieooui) } ¿Qué es un editor? No sé qué es el editor, el editor en sí, pero trato de saber las razones por las que trabajo como editor. Y admito lo siguiente: el editor no tiene nada que enseñar, no tiene nada que predicar, no quiere catequizar a nadie, en cierto sentido no sabe nada. El editor, para no ser ridículo, no debe tomarse excesivamente en serio, el editor es una carreta, es alguien que lleva “papel escrito”, es un vehículo de mensajes, es, como mucho, por parafrasear a ese tal McLuhan del que tanto se habla, un promotor de mensajes que sean también mensajes. Y admito que el editor no es nada, que es un puro lugar de encuentro y de clasificación, de recepción y de trasmisión. Y sin embargo, es necesario encontrar y clasificar los mensajes adecuados, es necesario recibir y trasmitir escritos que estén a la altura de la realidad. y por lo tanto el editor debe zambullirse y sumergirse, aun a riesgo de ahogarse, en la realidad. Sin saber nada, debe lograr que se sepa todo, todo lo que es necesario, y que es necesario en los diferentes niveles de conciencia. Zambullirse en la realidad: probar “Fortuna”. La “Fortuna” se convierte entonces en un significado, en un horizonte, en una vida liberada y triunfante…Y entonces un editor no es nada, es un vehículo que puede también autodefinirse  como una carreta, pero un editor puede afrontar su propio trabajo basándose en una hipótesis de trabajo muy aventurada: que todo, absolutamente todo, debe cambiar y cambiará. (Carlo Feltrinelli; Senior Service; Tusquets; pag. 265-266)

Editores y dinero

Un editor es un hombre que emplea el dinero en comprar títulos, en pagar porcentajes, en costear los gastos de producción y generales que sirven para publicar los libros. Por lo tanto, un editor se relaciona con personas que manejan dinero, con los bancos, con la contabilidad, con los centros de recogida de datos: un editor debe utilizar sus cinco sentidos, y una parte de sí mismo que no sé cómo definir. (Carlo Feltrinelli; Senior Service; Tusquets; pag. 264)

Bombardeo editorial. Feltrinelli. La frase

bombardeoeditorialNo quiero dar la impresión de que soy un hombre que concibe la edición de una forma pedagógica, un hombre que considera que tiene algo que enseñar. Por lo tanto, añado: ¿cómo vive un editor? Un editor vive bajo el bombardeo del papel impreso en un mundo ya carente de fronteras y de grandes distancias, y a su vez se dedica al bombardeo: entre las bombas que le caen encima de la mesa debe elegir cuáles son las que debe volver a lanzar y hacer explotar en la mente de los lectores. (Carlo Feltrinelli; Senior Service ; Tusquets; pag. 264)

Impresión bajo demanda hace 40 años

Hacíamos referencia hace muy poquito a “la máquina de hacer libros“, invento que ya hace más de 40 años algunos atisbaban.

Leo en “Senior Service . Biografía de un editor”, de Feltrinelli en concreto: “En junio de 1966, treinta años antes de que surja el opaco mundo de amazon.com, un periodista de La Nazione le pregunta a Feltrinelli cómo será la librería del futuro. Anota confusamente en su cuaderno cosas de las que nunca ha oído hablar: librerías como máquinas de discos, sin libros, con teclas y botones. Uno entra, elige el título y aprieta un pulsador. Un teleimpresor conectado con la imprenta más cercana trasmite la orden. Ésta pasa al almacén y llega a la cinta perforada que contiene el texto del libro elegido. En un abrir y cerrar de ojos, una enorme máquina offset imprime y hace llegar a la librería el voluemn pedido, en los caracteres tipográficos, el idioma y la encuadernación elegidos. “O quizás una edición popular, con las páginas cosidas por la parte superior en lugar de por el lomo, para tirar después de leer”. (pag. 248-249)

Nada nuevo bajo el sol. Sólo, por ahora, una tecnología que permite, quizás, hacer realidad lo reflexionado y “visionado” hace tiempo. Ello no quiere decir, tampoco, que vaya a cuajar, pero sí que es interesante revisar las reflexiones y planteamientos hechos hace algunos años.

FIL de Guadalajara. Fin de la tercera jornada. Homenaje a Ingel Feltrinelli

Pocos editores españoles: Herralde, Moura, Ortuño… y pocos más…. y pocos
andaluces y eso que se han debido desplazar más de 1000 personas.

Dos frases:

– Pino Cacucci: “Las librerías son lugares para respirar cultura”

– Tomás Granados, en referiencia al buen ojo de Inge a la hora de buscar locales para librerías …..”Descubrir enclaves en los que los libros podían encontrar a sus lectores”