¿Cuántas personas compraron libros en la Feria del libro de Madrid?

Vayan por delante tres citas-pinceladas de Tim Leberecht aparecidas en una breve entrevista este domingo en XLSemanal.

  • Los líderes deben estar abiertos a estas ideas y a explorar otras formas de hacer negocios, no solo seguir el camino de los datos. Deben ser capaces de estudiar los datos, comprenderlos… Y actuar en contra de su dictado si es lo que su intuición les pide. Además, la misión de la compañía tiene que estar muy clara.
  • toda decisión de negocios es emocional; la hacemos con el corazón, con las tripas, no solo con la cabeza.
  • Los datos son muy importantes y no son buenos ni malos. Pero no contienen la verdad objetiva. El paradigma en la última década ha sido: cuantos más datos se tengan, mejores decisiones se tomarán. Hace poco un amigo me dijo: «Cuantos más datos manejamos, menos certezas tenemos».

Voy a aportar algún dato más sobre la Feria del libro de Madrid para, en el fondo tal y como dice Tim, tener menos certezas sobre la misma.

Me ha llamado la atención que un dato que es relativamente fácil de extrapolar no haya sido presentado. ¿Cuántas personas de los visitantes han comprado en la Feria?

Creo que es fácil tener una aproximación. Se puede estimar que

sólo el 25% de los visitantes a la Feria han comprado algún libro.

Creo que el cálculo aproximativo es fácil.

  • Si se han vendido 8.200.000 euros
  • Y el precio medio del libro se sitúa en torno a los 15 €
  • Nos daría una cifra en números redondos de 547.000 ejemplares vendidos.
  • Si la Feria ha tenido 2.200.000 visitas y siendo benévolos pensamos que esos 547.000 ejemplares han sido a ‘compra de a uno’…
  • La conclusión sería que como máximo sólo el 25% de los asistentes han comprado algún libro.

Señalaré algún otro comentario referente a los datos que no acabo de comprender…

  • Parece, por ejemplo, que la lluvia no ha retraído visitantes, pero sí ventas. Se puede leer en El Confidencial: “Todas las magnitudes de lo que estamos midiendo son excelentes, menos una, la que incide y deriva de las condiciones meteorológicas. Cualquier magnitud que analicemos de visitantes, público o de comportamiento en las redes, de menciones o valor económico de la información, todas son excelentes”. Se me escapa cuál es el matiz para que habiendo una buena magnitud de visitantes, no haya su correspondiente correlación en las compras que hacen esos visitantes que han ido y que parece que han ido en un número ‘excelente’.
  • Una segunda referencia que me genera dudas. Parece que las firmas y su número han atraído visitantes. Se dice que “uno de los puntos que más han favorecido la asistencia de visitantes ha sido el número de autores que han acudido a firmar durante estos 17 días en las 363 casetas: más de 2.000, lo que significa que se han llevado a cabo más de 5.000 firmas”. La duda, vistos los datos ¿han atraído visitantes o compradores? Porque está claro que no es exactamente lo mismo.

Quizás al final sea cierto que la Feria es una romería donde se va a pasear, a ver y ser visto, en alguna rara ocasión a comprar, pero que, siempre y en cualquier caso es una estupenda manera de pasar y hacer pasar el día…

Ya lo dice Tim Leberecht:

«Cuantos más datos manejamos, menos certezas tenemos»

 

aunque para este asunto… también existe la ‘fe del carbonero’.

Feria del libro de Madrid 2018. Los datos que la organización da

La dirección de la Feria ha hecho públicos los datos de la edición de 2018.

No valoro aquí, aunque tengo mi opinión, la metodología empleada para conseguir algunos de ellos.

Hay dos datos básicos en la medida en que creo que en la Feria se va a vender: 2,2 millones de visitas y 8,2 millones de euros.

La Feria ha vendido a precios corrientes lo mismo que vendió en 2008, pero a precios constantes la venta supone un descenso de un 11,3% con, por lo que creo, unos gastos superiores por lo menos para una parte de los expositores.

Con los datos aportados he elaborado unos ratios sencillos:

Dato
Visitas 2.200.000
Visitas – Mujeres 1.408.000
Visitas Hombres 792.000
Visitas menores 25 años 611.600
Visitas mayores 25 años 1.588.400
Compras 8.200.000
Compras/visita 3,73
Ventas/caseta 22.589,53

Señalo sólo 2:

  • La venta media por visita es de 3,73 euros
  • La venta media por caseta es de 22.589,53

Entiendo que algunos de estos datos se afinarán por parte de la organización porque la encuesta que la Feria planteaba en su web preguntaba sobre si se compraba o no. Será pues interesante saber cuántos de los visitantes han comprados y cuántos no. Aunque es curioso que la encuesta no tuviera en cuenta la horquilla de gasto entre 0 y 20 euros. Seguro que tienen una explicación.

¿Cómo lo veis?

La pradera de El Retiro en la Feria del Libro

En Madrid los temas con carácter festivo y romero parecen ir unidos en algunas ocasiones al prado, la pradera y lo verde.

Así. al igual que ya existe ‘la pradera de San isidro‘, parece que este año algunos van a inaugurar ‘la pradera de la Feria del Libro de Madrid‘.

Es una forma como otra cualquiera de acercar a la Feria al modo romería.

En cualquier caso la propuesta tiene trampa. Se lo pueden preguntar a Bubok y a Sergio Mejías y seguro que si quiere les explica que en fin este tema de los ‘autoeditores’ y ese discurso aparentemente reivindicativo es la simple cobertura de sus particulares intereses empresariales que se ‘autopublican’ a través de su plataforma de publicación.

Él mismo, Sergio digo, lanzó en Change.org una iniciativa ¿popular? para que los autores ¿autopublicados? participen en la Feria del libro de Madrid.

En fin… poco más que decir.

Quizás añadir sólo que el nivel ‘chusco’ de propuesta-respuesta indica cuál es el nivel general de interlocución que se tiende a mantener…

 

El abandono de los editores de la Comisión Organizadora de la Feria del Libro de Madrid es una mala noticia

La Asociación de Editores de Madrid hizo ayer público un comunicado que decía:

La Asociación de Editores de Madrid se retira de la Comisión Organizadora de la Feria del Libro de Madrid

Tras el acuerdo aprobado mayoritariamente en Asamblea, la AEM ha decidido retirar a sus representantes de la Comisión Organizadora de la Feria del Libro de Madrid. La decisión obedece a que, desde su presencia minoritaria en dicha Comisión, su capacidad de influencia en la toma de decisiones, en la defensa de los intereses de sus agremiados y en llevar a cabo su modelo de Feria, es muy limitada. La AEM entiende que la Feria es un evento de carácter prioritariamente cultural donde los ciudadanos tienen ocasión de entrar en contacto con el variado ecosistema editorial madrileño, conociendo los proyectos e iniciativas editoriales que sustenta la riqueza y variedad de la AEM.

Esta decisión no altera ni la presencia de los editores en la Feria ni su más absoluta disposición para que sea un éxito.

No nos engañemos. Es una mala noticia. Creo que es la primera vez que se produce en la Feria del Libro de Madrid.

La medida tomada, estoy convencido que no ha sido a la ligera seguro, tiene sus motivos. Algunos se pueden entrever en el propio comunicado y suenan a preocupantes.

La referencia, como razón del abandono, al ‘modelo de Feria’ y que esto vaya unido  al ‘carácter prioritariamente cultural’ deja a las claras que hay mar de fondo sobre el sentido, lo prioritario y los modos de hacer.

¿Por qué es la primera vez que pasa?, ¿qué ha cambiado en los últimos tiempos para que esto llegue a ocurrir? Son preguntas que las partes interesadas se deberían hacer. Seguro que se las han hecho porque es gente responsable, pero igual no ha aparecido o las respuesta adecuada o la posibilidad de ‘encontrar la verdad juntos en el camino’.

Si vamos un poco más allá del comunicado y vemos alguna referencia en los medios se constata que hay ‘algo más’.

Carlos Ortega, en declaraciones a EFE recogidas por eldiario.es señala:

“Simplemente es que consideramos que si estamos dentro somos copartícipes de decisiones que no compartimos”

Seguro que Carlos no se refiere a todas las decisiones, sino a algunas que cabe entender se han producido en los últimos tiempos, y son las que han llevado al desencuentro.

Un poco más adelante señala:

Nuestra visión de la feria es distinta a la que tienen los libreros

Y vuelve a quedar una pregunta en el aire: ¿serán las visiones irreconciliables? o, también ¿son realmente las visiones de las empresas libreras y editoriales las irreconciliables o las de sus cúpulas representativas?

Por si sirve para algo contaré una historia cierta a la que algunas de las personas que estuvieron presentes, si se reconocen en la misma, podrán dar veracidad.

Como en los cuentos….. Hace años, muchos años, hubo una vez en que los sectores tradicionales de la cadena clásica de valor del libro no pasaban por sus mejores momentos y estaban seriamente enfrentados generando con ello muy serias y preocupantes tensiones internas y una mala imagen hacia el exterior.

Ocurrió que por aquellos años entraros algunas personas nuevas a liderar y trabajar en las distintas asociaciones y una de aquellas personas tuvo el arrojo y el sentido común de encandilarnos al resto para juntarnos y ‘encerrarnos’ en un lugar discreto, lejos de las miradas y con el suficiente sosiego para invitarnos en aquel entorno tranquilo y propicio a sacar todos los sapos que fueran necesarios y a pactar un modelo consensuado de responsabilidades, formas de trato, modelo relacional y áreas con mayor o menor peso…

Y así salimos de allí con ese propósito que creo en gran medida se fue convirtiendo en hechos.

A veces, estos acuerdos discretos entre personas que se convierten en los modos de hacer y ser de la relación entre entidades que en teoría trabajan por un bien común superior, el libro como expresión y modo vehicular de cultura, conocimiento…, se van perdiendo con el tiempo. El polvo y el paso de los días los van ocultando, personas nuevas que llegan, creen que nada interesante existía antes que ellos y… acaba volviendo a surgir un nuevo lío.

Todo se puede reencauzar. Solo diré para terminar que ese papel mediador en aquella ocasión lo jugaron, con buena mano y tino los distribuidores.

Quizás les vuelva a tocar tejer y hacer fluir la conversación.

¡Ojalá!

 

Y… la feria levantó el telón

¡Mucha mierda! desearían las gentes del teatro. Pensando además que el evento no deja de ser una determinada puesta en escena de un sector, como casi todos los de la cultura, diverso, contradictorio, con intereses muy distintos, con sus filias y fobias, amante en algunos casos del postureo escénico y en otros de la discreción, con expectativas y modelos de negocio cada uno de su padre y de su madre, pensando en los niños en unos casos, en los deportistas en otros, en la educación, la psicología, la historia, el derecho… la literatura, el cómic, la novela en su variante de colores casi de tanta amplitud como la de los gatos: negra, rosa, amarilla como alguna prensa, roja, azul pero no de Bilbao…

Todo ello si se quiere estar tendrá y tiene cabida en la feria que es, al mismo tiempo, de las vanidades y de la cultura, con minúscula, de los intereses comerciales y de las apuestas arriesgadas, de los más pequeños y de los más mayores, de las colas y de la no-firma, de lo excelso y lo chabacano… y en medio… todos los colores y grises. Incluso, superando el cromatismo de los gatos que han gustado y dejado de gustar.

En la feria, como en el sector, correrán los rumores, habrá crítica sibilina, momentos de encuentro y jolgorio, ratos de pesadez, instantes divertidos, tiempo para la reflexión o para ver pasar el tiempo y la gente…. Sol y agua, calor y brisa fresca, mañana y tarde, gente que va y quien ni aparece ni viene (la inmensa mayoría mal que nos pese), personas que repiten  y quienes saldrán espantados….

De todo habrá como en ese sector del libro en el que todo parece caber o no…

Se ha podido leer antes de empezar casi de todo, reflejando las filias y fobias según quién hablara o incluso dependiendo de por dónde soplara el viento.  Se han utilizando términos más gruesos que uno no sabe si deberían haber pasado antes por el juzgado que por los medios o es que quizás el pase primero de miedo. Hay así, quien habla de veto, humillación y práctica mafiosa... Palabras gruesas que veremos en qué quedan…

Trama editorial también está como en años anteriores en este Mercado de mayor importancia que el común, en paraje público y días señalados.

Estamos en la caseta 195 y podréis encontraros con algunos de los autores de la editorial.

Aquí os dejamos el calendario y el anuncio de sus presencia en la Feria.

Gatos y gatas, perros y perras, animales varios… Os esperamos en nuestra humilde morada y caseta.

LAR_Burdel-700x700

 

Viernes 26. 19-21 hrs. Juan Ignacio Macua, autor de Mi burdel y Pedro García-Ramos

 

 

Aurelia_inmortal_00-700x700

 

Sábado 27. 12-14. Javier Viver, autor de Aurelia Immortal

 

 

LAR_Perroantonio-700x700

 

Sábado 3. 12-14. Perroantonio JB -Josean Blanco, autor de Te voy a hacer una autocrítica

 

 

TM_22_Rius-700x700

 

Sábado 10. 12-14. Elena Rius – Tonia De Miquel Serra, autora de El síndrome del lector

 

 

 

 

Y… lo dicho al principio, ¡Mucha mierda! buen rollito. A a vivir que son dos días y ya todos nos conocemos.

Lo más visto en Cambiando de tercio en el mes de junio y en lo que va de año…

Los cinco más vistos en junio

Los cinco más vistos en lo que va de año

Feria del Libro de Madrid: quién vendrá y de quién será

Las Ferias del Libro, algunas, van terminando. De hecho, por ejemplo, la de Madrid ha escogido para bajar la persiana el mismo domingo que la de Bilbao y, parece que porcentualmente, en Bilbao las cosas han ido mejor que en Madrid.

En Madrid sólo parecen haber subido las ventas un raquítico 3,5% en relación al año pasado, hasta alcanzar los 8,2 millones de euros, que sitúa en ingresos constantes, al mismo nivel que en el 2010, donde también se dio la cifra de 8,2 millones. Es decir, teniendo en cuenta el IPC, en Bilbao ha subido el 10% para alcanzar una cifra de ventas de…..¡nunca se sabe!

Ferialibrobilbao2016ventas

Hay que reconocer que Bilbao se parece cada vez más Amazon: sólo se enseñan las tendencias porcentuales y cada vez hay más casetas con nuevos intermediadores de la cadena de valor que nunca está muy claro ni de dónde salen ni qué venden.

En Madrid parece que toca relevo. El cambio de personas y/o de equipos, no tiene por qué suponer necesariamente ni el cambio de modelo, ni el de objetivos.

Dejo, como apuntes para la reflexión algunos interrogantes que creo pueden ayudar a la toma de decisión o bien para que todo siga igual o para que algo cambie:

  1. ¿Cambiar primero las personas o cambiar el modelo organizativo dando paso ya a la Fundación o a otro modelo institucional?
  2. ¿Seleccionar persona o seleccionar proyecto?
  3. ¿Feria del Libro o Feria de la literatura? ¿Feria de youtubers o feria de escritores?
  4. ¿Para qué cambiar si la estructura institucional que da soporte no cambia?
  5. ¿Feria pensando en los lectores o pensando en los compradores?

Me consta que en Madrid las personas del sector se hacen preguntas y hay visiones distintas.

En Bilbao, ya hace tiempo, que… nos movemos en los tantos por ciento…

 

Hay ferias y ferias, o, si se prefiere, la feria va por barrios o por intereses

El final de la primavera, parece que la sangre altera y suele ser tiempo propicio para la feria, la calle. También para las del libro.

Claro que con las ferias pasa como con los libros: que no hay dos iguales y que, también, como con los libros, hay ferias malas o sin sentido que probablemente sobran y cuyos dineros, los públicos, probablemente estarían mejor utilizados en otros menesteres. También hay algunas, creo yo, decentillas.

Que las Ferias del libro son casi para algunos como un dogma de fe del fomento de la lectura es algo que habrá que empezar a hacérselo mirar en una sociedad por un lado cada vez más laica y, por otro, con unos mantenedores del ‘dogma’ bastante alejados, en algunos casos, de la realidad lectora y más cercanos a sus intereses pecuniarios.

Ya se sabe que hay de todo en la ‘viña del señor’.

Por estas fechas se están celebrando ferias o están a punto de hacerlo en Zaragoza, Valladolid, Madrid, Bilbao y Pamplona.

En Bilbao ya hace tiempo que la mayoría de los libreros desaparecieron, probablemente sea una adelantada a los nuevos modelos digitales y haya cambiado con antelación el papel de los distintos elementos de la cadena de valor.

En Pamplona, en una Feria organizada por los libreros no como la de Bilbao es la presencia de estos la que prima.

En Valladolid este año, los libreros triplican su presencia en relación a tiempos anteriores.

Madrid, es un caso aparte. Sería como el Vaticano en lo ferial. Quizás por eso, sólo admiten hombres, hasta la fecha, en la dirección Papal-Ferial. En Bilbao ocurre algo parecido, aunque quien está se aferra más al báculo del ordeno y mando.

En Zaragoza ha habido sus más y menos y algunas de las librerías más emblemáticas han hecho mutis por el foro.

Lo dicho: no hay dos iguales, pero sí hay quizás cada vez más la duda en muchas ocasiones de su función y sentido.

Si, al fin y al cabo aceptamos la pérdida de mediación predominante de los libros en muchas ocasiones, ¡cómo no iba a pasar lo mismo con las Ferias! que a veces hasta en Madrid presentan un aspecto lamentable.

flmadrid

Ante la próxima Feria del Libro de Madrid

A partir del viernes e incluso ya a lo largo de esta semana eso que se llama casi por costumbre los medios de comunicación empezarán a dedicar un cierto espacio al evento que en la centralidad madrileña ocupa quizás el papel más importante en torno al libro.

Las huestes de Trama Editorial nos haremos presentes en este evento social, comercial y festivo.

Estaremos en la caseta 162. Para que nos vayan ubicando. Caseta 162, entre la J de Contenidos Digitales y la K de Bar…

Esperamos que al terminar la Feria y antes de recoger, éste sea el aspecto que presente.

trama_162_2

Podéis seguir nuestros enredos en el perfil específico para la Feria que hemos creado en facebook.

detalle Cartel FLM16Y ahora ahí van algunas propuestas que sólo tienen el ánimo de entretener entre tanta cifra, venta, país invitado y demás aburrimientos comerciales.

  1. Si la Feria, tiene nombre de mujer, es Feria, son casetas, son carpas, son terrazas, son librerías, son editoriales… ¿no será ya hora de que tenga una Directora en vez de un Director?
  2. Si en las Ferias de Arte, como ARCO por ejemplo, se admiten libros y publicaciones periódicas relacionadas con el arte y la cultura, ¿por qué no hacer lo mismo, pero al revés, y acoger otros soportes y manifestaciones artísticas?
  3. ¿Para cuándo unos horarios más pegados al ocio y disfrute ciudadano y más despegados de ese antiguo ritmo de comercio que ya ni muchas librerías siguen en su actividad comercial habitual?
  4. Si ya hay muchos espacios libreros con actividad de restauración ¿no serían quizás ellos elementos mediadores adecuados para una gestión más libresca del comer y del beber?
  5. IMG_20160520_153249Si aceptamos que con pan y vino se anda el camino, también el de la Feria, estamos convencidos que la bodega que elabora este caldo podría ser un patrocinador interesante para próximos encuentros.
  6. Veo entre el plan de actividades un minicurso de francés y prueba de nivel para adultos y adolescentes. Quizás el año que viene se podría celebrar la selectividad o trasladar esas maravillosas pruebas de nivel al ámbito ferial.

7. Me encantaría que volviera a existir otra Feria del Libro de Madrid de la A a la Z de la pluma de Javier Rodríguez Marcos. Mientras tanto os podéis quedar con el hecho de que este año sí ha habido excusa, algo que no hubo en el 2013

Invitado. País que solía servir de excusa para hacer exposiciones y mesas redondas. Este año no hubo excusa.

8. Esperemos, pues que los editores

Editor. Junto con los árboles, el hecho diferencial de la Feria. Cuando las librerías de fondo van camino de ser un bonito recuerdo, disponer de casi todo el catálogo durante 17 días es un sueño igual de bonito.//Hay editores de Madrid y de fuera. Los de fuera pagan más, de ahí que muchos sellos de la periferia también estén agremiados en Madrid.//Persona con aire intelectual que se mete en la caseta los fines de semana.

tengan muchas ventas

Ventas. Número más o menos ficticio, más o menos real que suele aparecer en las fajas de los libros. Por otro nombre, arcano: dicho especialmente de las cosas secretas, recónditas, reservadas; secreto muy reservado y de importancia; misterio, cosa culta y muy difícil de conocer.//En los últimos tiempos, argumento de autoridad.

¡Feliz Feria del Libro de Madrid!

En Trama os recibiremos encantadas

Corazones de papel. Amor por los lectores en el Pabellón infantil de la Feria del libro de Madrid

El viernes 29 da el pistoletazo de salida la Feria del Libro de Madrid.

Como todos los años intentaremos darnos una vuelta, pero… a ser posible entre semana.

cabecera1_blog_FLM15 LOGOS

Cada vez me gustan menos los agobios y las masas, aunque sean lectoras.

Este año en el Pabellón infantil nos invitan al amor. Nos cuentan que lo van a derrochar por…

los libros, los autores, los ilustradores y sobre todo amor por los lectores.

Rodeados de corazones, os proponemos un estupendo programa de actividades y sobre todo, un espacio confortable para leer y disfrutar con la selección de libros de amor que hemos preparado: historias de amores imposibles, de amores caseros, amores extraños, desamores y amores clásicos…

Así que si necesitáis sentiros queridos ya sabéis por dónde os podéis pasar.

– Las cuentas de twitter y facebook del Pabellón infantil.

corazonesdepapelpabelloninfantil_banner

Si el año pasado nos ofrecían ya desde el pabellón una tipología en función de cómo nos relacionábamos con los libros, ¿nos ofrecerán este año otra sobre los posibles modelos de amantes y amados o amadas por el libro y/o la lectura?

¡Quién sabe!

La 74 Feria del libro de Madrid ya casi a la vuelta de la esquina

Estamos a 12 días vista del inicio de la Feria del libro de Madrid. El 29 de mayo será el pistoletazo de salida.

El excelente libro sobre Historia de la edición publicado por Marcial Pons permite echar la vista atrás y tomar un poco de perspectiva para darnos cuenta que hay muchas situaciones que vienen ya de hace unos añitos y que ahí parecen, con sus matices y requiebros, seguir estando estancadas.

No tengo ninguna intención de polemizar sobre ellas. Sí creo que es interesante constatar que hay ‘polvos y lodos’ históricos.

Situémonos hace 50 años o ahora….

DSC_0001Claro que si modificamos el punto de vista y pensamos todos en los lectores quizás algo cambiaría porque como deja entrever Guillermo Schavelzon con inteligencia Vender más libros no significa crear lectores.

 

Feriantes y Feria del libro de Madrid. Alegría para unos días

La Feria del Libro de Madrid quiere invitarnos este año a Deletrear el mundo.

frontalblogAsí que vamos a empezar deletreando la propia Feria

feria.

(Del lat. ferĭa).

1. f. Mercado de mayor importancia que el común, en paraje público y días señalados.

3. f. Paraje público en que están expuestos los animales, géneros o cosas para su venta. Voy a la feria. En la feria hay mucha gente.

4. f. Concurrencia de gente en un mercado de esta clase.

6. f. Instalación donde se exponen los productos de un solo ramo industrial o comercial, como libros, muebles, juguetes, etc., para su promoción y venta.

Paraje público, géneros para la venta, gente y productos del ‘ramo del libro’ que se supone atraerán a los Feriantes.

feriante.

(De feriar).

1. adj. Concurrente a la feria para comprar o vender. U. t. c. s.

sean estos compradores, más, o vendedores, menos.

Esperemos que todos ellos se puedan dedicar a Feriar

feriar.

(De feria).

1. tr. Comprar en la feria.

2. tr. Vender, comprar o permutar algo por otra cosa.

Durante unos días, pasada la marejada de los agentes, unos y otros se dedicarán a comprar y vender, a mirar y pasear, a sentarse y escuchar, a participar, deambular, curiosear, pasar el tiempo.

Grandes y pequeños disfrutarán del ambiente y las actividades.

Conviene no hacer caso estos días ni a las mentiras ni a los que prometen falsas salvaciones.

Quizás lo mejor que podemos hacer es ir con mentalidad de niño sorprendido que mira con otros ojos todo lo que se mueve a su alrededor, tomárnoslo como un tiempo festivo que se mueve en los bordes de la realidad y soñar, quizás, que otra realidad es posible.

¡Disfrutad!

 

 

 

 

 

Feria del Libro de Madrid. La cuenta de la vieja

La Feria ya se ha ido y nadie sabe cómo ha sido.

La Feria dice que sube las ventas, pero todo depende desde dónde y, sobre todo, desde cuándo se mire.

Vemos así que la evolución va de 7,1 millones en el 2013,  a los 7,95 que fueron en el 2011, pasando por los 8,2 del 2010  que fue un volumen similar al de 2008.

Así que en cinco años en contante y sonante se ha perdido un 12%; pero si el IPC de junio de 2008 a mayo de 2013 ha aumentado un 7,7% la disminución real se sitúa rozando el 20% en lo referente solo a la Feria, aunque El País habla de una caída del 43% en relación al mismo periodo.

Y ya que con estos datos parece que se ha salvado la cara no vamos a entrar en cómo va el año para que no nos la partan.

Alguna cuenta de la vieja más.

7,1 millones de euros entre 353 casetas toca en números redondos a 20.000 euros por caseta. Ya sé, ya sé que hay mucha diferencia de unas a otras y que las cuotas que se pagan también varían en función del status y de la posición en la cadena de valor.

Para un librero que puede venir a trabajar con un margen bruto del 25& en la Feria (35% que le dé el distribuidor o editor menos el 10% de descuento que tiene que hacer) le quedan limpios, inicialmente, 5.000 euros suponiendo que llegue a esos 20.000. Si los supera enhorabuena.

Con estos 5.000 euros tiene que pagar la cuota de inscripción que parece que ronda los 1.550 euros en números redondos. Le quedan limpios 3.450 euros.

Habrá que restar también los gastos de transporte para traer y llevar los libros, bien sea en coches particulares o con una furgoneta alquilada. Calculemos unos 150 euros. Le quedan 3.300 euros limpios.

Alguien deberá montar la caseta y atenderla. Supongamos que con una persona es suficiente y que la misma dedica, porque es eficaz, 10 horas para el montaje y desmontaje y ella hace todo el horario de Feria que a lo largo de los 17 días son, en números redondos 120 horas y media. Así que esta persona trabaja 130 horas y media.

Habrá que pagarle por su trabajo o habrá que pagar a quien se ha quedado en la librería para que alguien de la librería venga a la Feria.

Si consideramos que la persona que trabaja debe tener un mínimo conocimiento del fondo, de habilidades de atención al público, sea este grande, chico, letrado o iletrado y que su sueldo bruto, bien sea autónomo, contratado ¿parece mucho 20 euros la hora?. Entiendo que como no es trabajo negro, esto estaría feo, de ahí la persona o la empresa pagará su seguridad social, su retención y demás. Al fin y al cabo en horas son más de tres semanas de trabajo incluyendo domingos que en muchos sitios se pagan como festivos.

Si restamos, por lo tanto los 2.600 euros quedarían limpios 700 euros como mucho. Ahora bien, si las ventas han andado más cerca de los 18.000 que de los 20.000 es posible que el librero ‘palme’ dinero.

¡No me digan que no es para hacer un homenaje, y no voy de guasa, a las librerías que siguen apostando por ir a la Feria! O son amantes de lo que hacen o temerarios en su negocio.

En cualquiera de los casos pasionales que tampoco está mal.

Y para rebajar la pasión no está de más dar un vistazo al estudio comparado de la situación librera que hoy ha llegado a mi correo gracias a esas buenas redes de complicidades.

Ya hablaremos de él en otro momento.

¿Deriva librera?

El jueves pasado asistí a la mañana en la Feria del Libro de Madrid a la presentación que Cegal hacía sobre su Portal digital. Así constaba en la agenda de la feria.

Manuel Gil ya nos adelanta que lo comentará también.

Estuve presente en la presentación y he trasteado después por algunas de las webs que se presentaron no como nuevas, sino con nuevas funcionalidades.

Diré que la presentación me dio pena. O si lo prefieren, sentí lástima. ¿Por qué?

1. Por la poca claridad e indefinición de la misma.

2. Por mezclar torpemente la presentación de las nuevas funcionalidades con la reivindicación contra Amazon que enfadó, y con razón, a alguno de los periodistas presentes al notificar desde la mesa que en ese momento se estaba haciendo llegar la nota de prensa a los medios lo cual suponía un cierto ninguneo a los periodistas que se habían desplazado al acto.

3. Por no dibujar y/o definir con claridad qué estrategia hay detrás de las nuevas funcionalidades.

4. Y para que no faltara nada se comunicó también el acuerdo que se acababa de cerrar con Tagus.

Conclusión: un pequeño batiburrillo donde además todo está en beta prácticamente y parece que no estará a pleno funcionamiento hasta fechas cercanas al Liber.

Con más calma he estado trasteando en algunas de las páginas y me he encontrado con algunos errores de bulto amén de que siga sin saber con claridad cuál es el objetivo que se pretende con este avance tecnológico.

Vamos con algunos de ellos.

1. Al buscar en TodostuslibrosMemoria de la librería‘ éste ha sido el curioso resultado conseguido.

todostuslibros2. El segundo intento ha sido más esperanzador. Vean

todostuslibros_23. Uno que tiene paciencia pensaba ¿será un portal sin memoria o le irá mejor la búsqueda numérica. Y, a la tercera, con el código ISBN que todos los mortales se saben de memoria por cada libro hemos conseguido ya el efecto deseado.

todostuslibros_34. Con la búsqueda por editorial nos ha ocurrido algo parecido. Así en ‘Escritor en la sombra‘ se atisba que la editorial es Editorial Trama S.L.

todostuslibros_55. Pero curiosamente dicha editorial parece, al mismo tiempo, no tener ningún libro en el portal.

todostuslibros_4Un pequeño ejemplo de que hay todavía mucho por pulir incluida también la adecuada geolocalización. Los de bilbao ya sabemos que la librería TinTas no está en Zurbaran, pero algún visitante despistado se puede llevar un susto.

todostuslibros_6En lo referente al portal corporativo del que se dijo que a partir de ahora iba a ser un sitio de referencia imprescindible por el valor de su información nos encontramos, por ejemplo, en su apartado de opinión que la información más reciente es de hace un año.

celgalcorporativoAsí es difícil ‘sentar plaza en el futuro digital’.

Una duda más: ¿alguien ha pensado los recursos que son necesarios para mantener debidamente actualizada la información para que la misma sea de valor?

Alguna reflexión más:

  • Comprueben la lista de ‘los más vendidos‘ y vean si hay alguna diferencia significativa con la que puede presentar El Corte Inglés o Carrefour.
  • Se habló también de la información sobre ventas que se está generando con los datos que aportan un conjunto de librerías que supungo guardará un importante paralelismo con las presentes en Todostuslibros. Se habló de que los datos iban en bruto, que no se cocinaban. El problema es que cuando no se trabaja con el total de la población librera hay que hacer alguna cocina. Sobre todo si no existe un cierto equilibro territorial entre las librerías presentes. Por Comunidades, ésta es la presencia de librerías en el portal:

libreríastodostuslibrosPor lo tanto o hay cocina o los datos brutos serán poco clarificadores en función de los desequilibrios de presencia de librerías entre unas comunidades y otras.

Un último detalle. En el estudio que también se presentó en la Feria sobre el sector del libro se incluía la siguiente pregunta:

paternalismohacialaslibreriasLa pregunta, conste que contesté al estudio, encierra una trampa enorme y es de un paternalismo poco empresarial.

Las grandes cadenas que también son librerías se pueden estar frotando las manos ante preguntas de este tipo.

Curioso que no exista una pregunta en dicho estudio parecida, por ejemplo, para las pequeñas editoriales.

¿Cuál es la agenda oculta de esta pregunta y de que no exista una equivalente para editores o distribuidores?

Los responsables del estudio deberían dar una explicación.

Editores: los embajadores de Rajoy. Libreros: el estilete de los editores

En vísperas del inicio de la Feria del Libro de Madrid traigo por aquí dos asuntos que, creo, son menos festivos, pero que demuestran que todo sigue más o menos igual aunque tirando a peor.

Recientemente a Mariano Rajoy se le ha llenado la boca afirmando que: “La marca España no encontrará mejores embajadores que el sector editorial español“.

Lo curioso es que Mariano pone el acento en América Latina, donde parece, al mismo tiempo que a la cúpula editorial le causa más pereza ir, más allá de que parte de esa ‘embajada española’ esté manejada por capital extranjero convirtiendo casi a Planeta en estos momentos en el mayor editor nacional independiente de este país, unido al fenómeno atípico de los editores religiosos que, en este caso no son tan independientes porque dependen en parte de la ‘palabra divina’ y de los favores del señor Wert.

Pero, en cualquier caso, digamos que queda bonito.

Así, mientras los editores están en boca de Mariano, los libreros se complican la vida demandando a Amazon al que los editores venden encantados sus libros por mucho que algunos en un inicio pusieran el morro prieto y condiciones  ‘casi’ de librero que por supuesto para Amazon eran inaceptables.

Es una forma como otra cualquiera de echarse o de que otros les echen a los pies de los caballos que demuestra o inocencia o ingenuidad o incapacidad.

La Federación de Cámaras del Libro donde conviven, es un decir, editores, libreros, distribuidores y gráficos y que está presidida, como no, por un editor está estudiando sumarse a la demanda.

Apuesto que quedará en agua de borrajas ya que habría una solución más fácil como es la de parar la venta de ejemplares por parte de los editores hasta no dejar clara la situación.

Difícil todo en cualquier caso cuando importantes editores y distribuidores se dedican a hacer sus ofertas a o i-legales entre los colectivos más variopintos.

La Feria pasará de puntillas por estos temas al igual que lo sigue haciendo por todo aquello que genera cierto debate y tensión.

Me recuerda mucho al ‘buenismo’ del Camino de Santiago, aunque aquí se cambie el ‘Buen camino’ por ‘Buen rollito para el libro’, aunque todo siga tensionado entre bambalinas.

En cualquier caso… ¡Buena Feria!

Lecturas del día 4 de junio

  1. Los consejos sobre internet que tu abuela tenía que haberte dado
  2. Nuevo informe IFLA sobre préstamo de ebooks
  3. Feria del Libro de Madrid: se necesitan clientes
  4. De la música a los libros: aprendiendo de los errores de otros
  5. Por qué los libros de texto serán sigitales y se distribuirán desde una única plataforma

Lecturas del día 29 de mayo

  1. En defensa de una diplomacia cultural para España
  2. Trabajador cultural: un puesto cualificado, estable… y en peligro
  3. Nosotros editamos, nosotros distribuimos
  4. Leer es viajar (desde el Retiro)
  5. ¿Da para vivir?
  6. Consejos para invertir en la Feria del Libro de Madrid
  7. Consejos sobre cómo desarrollar recursos y servicios móviles en una biblioteca (Parte II)

Detalle del cartel de la Feria del Libro de 1944