Dos días, con la lectura, el libro y sus mediadores a vueltas

Miércoles y jueves han sido dos días intensos, con la lectura a vueltas.

Consultores, administraciones, bibliotecarios, editores, empresas que trabajan en el ámbito de la animación y la gestión cultural, amigos y amigas, han estado entrando y saliendo de mi vida en estos dos días en proyectos distintos.

Como hilo conductor personal, curiosidades que tiene la vida, he retomado y  casi terminado entre rato y rato, viaje y viaje, espera y espera el espléndido libro de Daniel Goldin, Los días y los libros. Divagaciones sobre la hospitalidad de la lectura.

Dejaré algunas imágenes de estos dos días y una cita final de Goldin, que también ha escrito un sugerente artículo en el último Texturas, entre las muchas que he apuntado en mis ‘hojas de ruta’.

Proyectos dulces…y queridos… que se abordan y se cierran en el marco adecuado.

Proyectos que empiezan a salir de un estado de latencia temporal…

Conversación y sobremesa en torno al libro, la lectura, la industria y el, los futuros…

Conversaciones telefónicas varias…

El gusto de ver que proyectos ya trabajados siguen teniendo sentido y son valorados y tenidos en cuenta…

El libro guía de estos dos días…

La cita…

Y no es poco lo que la literatura puede hacer en este sentido (el trabajo por la diversidad). Su poder deriva de sus posibilidades de generar desdoblamientos, de causar extrañeza en el interior de cada lector, de poner en crisis su identidad y cuestionarla, de descubrir que cada uno es otro. la promoción de la lectura, para ser tal, supone darle al otro armas para ser diverso de sí mismo. es un regalo radical, una muestra de confianza en el prójimo. (pag. 72)

 

Anuncios

¿Somos los lectores presuntos piratas?

No me extraña que la cifra de lectores no aumente de manera sustancial más allá de sucrecimiento correlativo al aumento del nivel educativo.

No me extraña tampoco que la misma derive hacia contenidos de libre acceso.

Cada vez me extrañará menos que los ciudadanos no gasten su dinero en útiles lectores.

copyright-715x478He leído con cierto asombro esta semana, aunque uno ya no se espanta de nada, que una de las medidas de un posible plan de Fomento de la lectura será la de crear una ‘generación antipiratería’.

Uno no sabe si con ello se está afirmando implícitamente que las generaciones adultas ya existentes son (somos) mayoritariamente piratas y, es más, desconoce qué diferencia hay en lo que al acto lector se refiere entre leer un contenido supuestamente pirateado, hasta la fechas las sentencias que yo sepa han sido escasas, y el mismo sin piratear.

Otro asunto será lo que esto pueda repercutir en la industria y en la posible conciencia de los lectores sobre el valor de la creación.

Caminos equivocados que seguirán ampliando la grieta hasta llegar a puntos de difícil retorno.

Por lo menos, un poquito más de presunción de inocencia por favor para los inocentes lectores… mientras no se demuestre, en los tribunales, lo contrario.

Con los temas y las formas de entender la propiedad hay que andarse con mucho tiento y cuidado…

La propiedad privada de la reproducción es un gran invento contemporáneo. Es un modelo brutal de la idea de propiedad: no sobre un campo, no sobre el producto de ese campo, sino sobre un modelo natural –la semilla- que sólo su «dueño» tiene derecho a producir: la propiedad intelectual de la naturaleza. (Martín Caparrós, El Hambre; Anagrama, pag. 193-194)

‘Ana Tarambana’ y ‘La conspiración de la pólvora’, Premios Nacional al Fomento de la Lectura

Vaya por delante mi reconocimiento del que Karina Sáinz Borgo puede dar fe que no soy muy amigo de los premios. Me producen siempre un no sé qué que yo no sé.

Reconoceré también que los Premios de este año de Fomento de la Lectura recién fallados me hacen ilusión por los premiados y porque sé que mucha gente, mucha buena gente que se mueve en entornos poco dados a la pompa y al boato se sienten felices y premiados también con los galardonados.

Premiar a la no centralidad es siempre un mérito que hay que reconocer, también, al jurado.

Leer más “‘Ana Tarambana’ y ‘La conspiración de la pólvora’, Premios Nacional al Fomento de la Lectura”

¡Qué birria de libros!

Dijo Eduardo Mendoza:

«A mí me da lo mismo que la gente lea o no lea y si no lo han hecho hasta ahora no van a empezar porque yo se lo recomiende. Además, la mayoría de libros que nos rodean no sirven para nada. Son una birria.»

Twitea Gemma Lluch

//platform.twitter.com/widgets.js

Me dicen que los editores y consultores adheridos andan como locos buscando argumentos de cierta solvencia para responder a la afirmación, pero que son incapaces de encontrarlos entre tanto libro.

Y ya para redondear, hoy El Roto

elroto_ver_lo_que_queremosver

Educación y lectura en voz alta, variables claves para la lectura

He leído con sumo interés el estudio de Javier Urgel Parreño Situación actual y perspectivas de futuro de la lectura en España.

Más allá de constatar que la presencia de lo digital no es tan clara ni mayoritaria o que la lectura tiene para los ciudadanos menos interés que otras posibles manifestaciones culturales como el cine o la música, me parecen muy sugerentes algunas de las conclusiones del estudio que sitúan además el debate sobre la lectura fuero y antes que la de los soportes que parece ser algo casi anecdótico.

Me refiero en concreto a estas dos que se señalan en el estudio y que sí parecen marcar dos variables intervinientes con claridad en el hecho lector:

  • La variable educativa se conforma como la principal variable predictiva de las situaciones de lectura frecuente (libros) y escasa lectura total. Esta variable tiene especial significación en la construcción de lectores frecuentes de libros, ya que a medida que se avanza en el nivel de instrucción, las posibilidades de formar parte de éste grupo aumentan. En la situación de escasa lectura total, esta influencia, muy fuerte en los niveles de instrucción primaria, deja de ser relevante a partir de los estudios secundarios.
  • Se puede confirmar que la lectura en voz alta por parte de los padres a sus hijos tiene un efecto sobre la frecuencia de lectura que éstos manifiesten en el futuro. Independientemente de la posición que una persona ocupe en el tejido social, éstas prácticas inciden positivamente sobre la frecuencia general de lectura, evitando especialmente las situaciones de escasa lectura total.

Como ven, ambas son previas a los soportes y, en el segundo caso, refleja la importancia del vínculo personal y afectivo como clave.

Las tablas de datos proveniente en su mayoría de estudios del CIS y poco contaminadas por intereses sectoriales aportan una información precisa.

Algo que tristemente no ocurre con otros gráficos que parecen tener más un interés comercial que de información objetiva. Vean este como muestra que en una mirada ingenua, al no incluir la población destinataria del préstamo digital, podría dar la sensación de gran crecimiento. El problema es que tiene trampa y tras casi un continuo retroceso mes a mes sobre la misma población el préstamo aumenta porque aumenta la población destinataria. Son las sutiles diferencias entre los estudios serios y el marketing interesado.

evolucionprestamodigital

 

Cuando los funcionarios funcionan… Buenas prácticas de trabajo y lectoras

Vuelvo de un par de días de trabajo por Madrid.

Sí Elena Sierra, también he tenido tiempo para papear algún rico menú del día 😉

Me vengo con tarea pendiente, pero quiero dejar constancia de lo que el titular insinúa.

Son de esas pequeñas cosas que creo conviene también poner en valor.

He participado en una comisión de evaluación de proyectos.

Y no está de más agradecer que cuando el personal, funcionarios en este caso, hace bien su trabajo todo va como la seda.

Desde la invitación, pasando por el envío del material para trabajar y evaluar con tiempo hasta la preparación de la reunión y la aplicación informática sobre la que se trabajó y el agradecimiento posterior, todo ha ido como la seda.

Así que creo que no está de más poner en valor a las personas de la Subdirección General de Promoción del Libro, la Lectura y las Letras Españolas que se lo han currado.

Si además el ambiente en la Comisión es agradable, plural, con ricos matices y con ganas de aportar todo resulta agradable y fácil.

Ah, y tomad nota en vuestra agenda para poder aprender de otras Buenas prácticas lectoras en este caso.

El 3 de junio en Madrid en el marco de la Feria del Libro habrá una sesión de trabajo durante todo el día para conocer algunas de las mejores prácticas de trabajo para la promoción y el fomento de la lectura.

buenaspracticasfomentodelalectura buenaspracticaslectura

 

 

Bibliotecas: más allá de la tecnología que parece estancarse a veces

Parece que sobre la Biblioteca digital de Euskadi ha caído de repente y del golpe el ‘manto del silencio administrativo’.

¿Época de elecciones?

Todo puede ser.

Al grupo de seguimiento, tal y como se quedó en la reunión de noviembre de 2014 nos deberían haber convocado en febrero para:

– presentarnos la hoja de ruta, con objetivos y elementos claros de priorización para el 2015.

– informarnos sobre el desarrollo de la aplicación web y la mejora de sus atributos y funcionalidades, así como el estudio sobre las posibilidades que ofertan las distintas plataformas potencialmente disponibles, estudio que será complementado con el benchmarking sobre las prácticas desarrolladas en otros lugares de referencia a nivel mundial.

Nada de esto ha ocurrido ni se ha dado ninguna explicación de por qué no se ha realizado. Ha pasado febrero, marzo, abril. Ya estamos en mayo… y no parece haber ‘señales de vida’ ni física ni digital.

Dejaré, en cualquier caso, algunas nuevas constataciones preocupantes:

– La presencia de los títulos en euskera en el fondo de préstamo no llega al 10%. ¿Motivos?. Lo que se debe constatar es que está muy lejos del planteamiento hecho en abril de 2014 donde se decía que 8.750 serán licencias en euskera, y 16.250 en castellano. Lejos se está a fecha de hoy (4856 en castellano y 476 en euskera)LiburuklikMempo tanto de la propoción deseada como del total que se quería tener para 2014 de 25.000 licencias.

– Casi la mitad del fondo ofrecido corresponde sólo a dos grupos editoriales.

– Solo hay presencia de 77 sellos editoriales.

Triste y poco serio. Y lo dejo ahí que luego algún personal se pone nervioso y no es cuestión de ir provocando arritmias y episodios de ansiedad.

Quizás se esté reflexionando sobre la reciente asociación de Baratz que da soporte a la Red de Bibliotecas en Euskadi y Ebsco y las posibles consecuencias y/o cambios de rumbo sobre los modelos seleccionados hasta la fecha. ¡Quién sabe!

Frente a ello, por buscar un poco de contraste, me encuentro hoy a la mañana con un sugerente texto de Mempo Giardinelli que lleva por título Los bibliotecarios ante el reto de las nuevas tecnologías.

Como otras veces recomiendo su lectura completa.

Yo dejo aquí los dos párrafos finales que me parecen suficientemente claros.

Ninguna revolución tecnológica creará jamás lectores. Ningún dispositivo, aplicación, hardware ni software será capaz de crear lectores por su sola existencia o innovación. Ni un solo lector. Ni uno solo. De donde la conclusión elemental es la siguiente: es nuestro uso consciente lo que dará sentido a las nuevas TIC, o sea nuestra competencia lectora y pletórica de curiosidad. No hay mejor vía para el aprovechamiento de todas las nuevas y grandiosas posibilidades.

Pero también nos impone estar alertas, porque inevitablemente va a ocurrir –y de hecho ya está sucediendo– que gracias a los adelantos tecnológicos el mundo globalizado seguirá imponiendo la sutil dictadura de las reglas del Mercado. Y se dará así la saludable paradoja, que ya se observa, de que para ser más democráticos, inclusivos y horizontales, los ciudadanos/as dotados de e-books y tabletas de lectura deberán ser rebeldes, originales y resistentes a las nuevas reglas de convivencia que nos impondrá el futuro que está aquí nomás.

Quizás sean una invitación de nuevo a pensar y a reflexionar sobre dónde se están poniendo los acentos.