Los bordes del sistema existen también en la cultura y en el sector del libro

Del reciente Forum d’Avignon celebrado en Bilbao lo más sugerente me pareció la aportación de Saskia Nassen.

Os dejo aquí un vídeo con algunas de sus ideas

)

Se me ha ocurrido darle una vuelta e intentar ver la lógica de su discurso en relación a la cultura y al libro.

Más cuando también en una entrevista publicada el año pasado en el ABC afirmaba:

La genuina ciudad inteligente, sí. Pero no la categoría que se refiere a meter el mayor número de tecnologías inteligentes en las ciudades. Todo es una curva, y no es necesariamente verdad que cuanto más, mejor, y que todos saldrán ganando cuantas más tecnologías introduzcamos, porque estaremos en un nuevo punto de la curva, en una nueva realidad. Para que las tecnologías disponibles realmente alimenten las ciudades debemos añadir una dimensión que haga que la tecnología refleje el conocimiento de los habitantes de la ciudad –venga este por una queja o una protesta o por otras formas de información– y que este llegue a quienes controlan la tecnología, ya sean los gobiernos o las empresas. La tecnología debe ayudar a que nos tomemos en serio el conocimiento de los ciudadanos.

Sus análisis sobrepasan lógicamente este micromundo libresco y cultural, pero su crítica a determinadas lógicas financieras y a quiénes se van quedando en los bordes y fuera del sistema pueden ofrecernos algún paralelismo.

Por qué digo esto:

1. El propio sector del libro sigue funcionando en una lógica especulativa de producción sin demanda cuyo resultado más claro año a año sigue siendo el aumento de excedentes (devoluciones) que no van a ningún sitio, pero que mientras están circulando impiden en muchas ocasiones la visibilidad de otros productos. Lo digital, en el fondo, sigue esta misma lógica de infoxicación por apabullamiento que durará mientras les interese a los dominadores propietarios de la tecnología.

Seguir leyendo “Los bordes del sistema existen también en la cultura y en el sector del libro”

Yo, me, mi, conmigo. Yo amo mi librería

El cruce de tres detalles me animan a jugar un poco y a invitar también a los que quieran a jugar.

El primer detalle se dio en el Forum d’Avignon Bilbao. En la jornada de calentamiento hubo bastantes referencias a las partes empáticas y afectivas relacionadas con la cultura que me llamaron la atención.

El segundo, en la misma línea, tiene que ver con una lectura reciente. El libro de Michèle Petit El arte de la lectura en tiempos de crisis. En el mismo se recoge una cita de Marie-France Castarède que dice así:

…actualmente, algunos desgarradores cambios de enfoque deberían llevarnos a desarrollar más que nunca el espacio cultural, lugar privilegiado de la expresión de sí mismo y de la comunicación con el otro, decisivo contrapeso al mundo de la intelegibilidad y de la ciencia tecnológica… Lo sensible ha sido destronado en provecho del conocimiento. Ya es hora de que regrese a casa el paraíso que hemos perdido. (pag. 60)

El tercero, una imagen a la que llego a través de un librero, Paco Goyanes de Cálamo.

yoamomilibreríaAsí que en este cruce se me ha ocurrido la sencilla que no simple idea de empezar un mapa de ‘afectos libreros’ para seguir en la línea de la Librería-casa.

Os invito a participar en ello sugiriendo sólo que nadie incluya más de tres propuestas para no ser excesivamente promiscuo. Pero, lo dicho, es sólo una sugerencia.

Yo prometo enredar sobre ello y sería estupendo que los propios libreros dijeran también en que otras librerías se ‘sientes amados’. ¿Os animáis?

Si te resulta muy lioso incluirlo porque eres tan torpe como yo puedes enviar tus librerías a través del formulario de contacto . Yo me encargaré de incluirlas

Forum d’Avignon Bilbao. Donde dije Botto digo Diego

Quizás un lapsus al final de la jornada ha sido el mejor resumen de lo ocurrido en estos días.

Una participante en el foro se ha dirigido a Juan Diego como Juan Botto (Juan Diego Botto) y esta supuesta equivocación dirigiéndose a quien ha tenido hasta la fecha el valor de ir dejando un reguero de empresas en situación lamentable (Vilau, M4F…) tenía su razón de ser después de el cuento o ficción que nos había leído.

fingir.

(Del lat. fingĕre).

1. tr. Dar a entender lo que no es cierto. U. t. c. prnl.

2. tr. Dar existencia ideal a lo que realmente no la tiene. U. t. c. prnl.

3. tr. Simular, aparentar.

Ese fingir quizás sea el mejor resumen de lo sucedido estos días.

Hasta el punto de que Saskia Sassen reivindicaba la recuperación de espacios donde los que no tienen poder puedan hacer historia, habiendo dejando con anterioridad una pregunta en el aire ¿quiénes son realmente los propietarios de las ciudades?

Así en el folclore de lo superfluo nos hemos movido estos tres días.

La apariencia vestida en muchos casos de arquitectura grandilocuente, pero vacía ha estado continuamente intentado esconder la realidad de los ciudadanos locales y europeos que en su mayoría, dos tercios, viven en ciudades de menos de 50.000 habitantes y muchos de los que viven en las supuestas de las ciudades de las que se hablaba habitan, porque casi no viven, en los ‘bordes sistémicos, empujados y oprimidos por el capital financiero y la megalomanía del ladrillo decorado (léase Alhóndiga o Guggenheim).

Nada nos debe extrañar cuando también se afirma que ‘la cama es el dispositivo protésico de última generación donde podemos comer, trabajar y hacer el amor todo a la vez’.

Quizás sea este el nuevo modelo de mestizaje que reivindicaba Ruiz Domenech.

O quizás, ese espacio onírico donde podríamos seguir creyéndonos el cuento de Juan Diego, sin Botto.

Ya en el ambiente informal he podido constatar en lo palpable la ilusión y las ganas que algunos jóvenes tienen y la pintxo comida con dos estudiantes de arquitectura me ha devuelto a la realidad de la conversación y los puntos de vista humanos.

La realidad, por suerte, ha vuelto a superar a la ficción.

Forum d’Avignon Bilbao. Del ecosistema al egosistema

El Forum que ayer tuvo su calentamiento y hoy se ha iniciado oficialmente y que lleva por título La ciudad como ecosistema cultural ha transcurrido hoy a la mañana más en la lógica de los egosistemas que de los ecosistemas.

A veces los medios y las metodologías inciden e influyen sobre los mensajes y así si ya hace años Tod Gittlin analizaba en Enfermos de información como los nuevos medios y lo digital incidía en nuestro lenguaje parece que ahora la ‘sociedad del entretenimiento’ invita a impulsos cortos y poco dialogales para que el personal no se aburra dando una sensación final de que cada uno ha venido a hablar de su libro. No hay un ECO, sino un EGO.

Es así como en poco más de tres horas y media uno ve pasar delante de sí 10 intervenciones con sus correspondientes presentaciones y un tiempo ridículo para preguntas.

Es decir: nada de Foro

3. m. Reunión para discutir asuntos de interés actual ante un auditorio que a veces interviene en la discusión.

y mucho de ego. Y no necesariamente porque esta sea la intención de los participantes, sino por el corsé organizativo impuesto.

Así, aunque en una mesa se escuchen las tendenciales liberales de Richard Florida y los planteamientos de una exministra islandesa de la izquierda verde, nada parece mover a la discusión. Todo fluye en un continuum donde casi es lo mismo decir A que B.

Si un artista, Txomin Badiola en este caso, incide en la función crítica del arte y deja en gran parte en entredicho mucho de lo expuesto anteriormente parece que nada pasa en esta especie de ‘lluvia de ideas’.

Así no es de extrañar que al final de la Jornada de la mañana alguien desde el público acabe afirmando que ‘nombrar las cosas determina cómo vemos las cosas’ como si casi casi nos hubiéramos movido en la escucha de un batiburrillo de palabras o que en los entornos, por no especificar más, se diga que hoy toca trasladar información sobre ‘pájaros y flores’.

En esta sociedad líquida el Forum habrá pasado por Bilbao sin anidar.

A lo más uno se vuelve con frases de verso sueltas.

Mañana al terminar la segunda jornada intentaremos hacer una recolección de las mismas.

Mientras tanto hoy a la tarde unos irán al Guggenheim y otros a San Francisco o Zorrozaurre. Casi casi como si todo fuera lo mismo.

RAW Forum d’Avignon Bilbao

Hoy, como calentamiento al Forum se ha celebrado una Jornada, el Raw donde 75 agentes culturales, distintos por edad, sector, procedencia, intereses hemos intentado reflexionar sobre, como diría una amiga, ‘ESA COSA QUE HAY QUE LE DICEN’.

2014-03-05-foro-avignon_raw-5

¿El resultado? ¡Quién sabe!

Todo el proceso del día me ha dejado un sabor extraño en el cuerpo.

Las dinámicas, esto no supone un desmerecimiento, me recordaban a las de hace más de 25 años en grupos de tiempo libre.

El nivel disperso-caótico de las aportaciones generadas probablemente por la diversidad de intereses me ha dejado al final del día casi como al principio.

En lor organizacional y no referido a la sesión de hoy me da lástima que se dé al principio de la jornada el certificado de asistencia antes de haber empezado el propio proceso.

2014-03-05-foro-avignon_raw-conclusiones-1Quienes han llevado la sesión de hoy, amigas y personas conocidas en muchos casos han puesto lo mejor de sí para que nos sintamos cómodos y todo fluyera de la mejor manera posible.

Añadiré, ya lo dije ayer en facebook que el espacio escogido, la Alhóndiga, no me parece el mejor para lo hoy abordado.

Y me temo que el caos de hoy tendrá poco que ver con las sesiones de los dos próximos días.

¿Cuál era el objetivo de hoy? Me voy sin saberlo

2014-03-05-foro-avignon_raw-conclusiones-4Quizás, como muchas veces, lo mejor han sido los ratos conversacionales informales y las caras nuevas.

Todo ello, por supuesto, dicho desde el cariño.

Mañana… ¡Ya veremos!