¿Aldea global?

Nos pasamos la vida hablando de la ‘aldea global’, y es un hecho que gracias a los progresos realizados en el ámbito de las comunicaciones, nuestro planeta se ha convertido en un espacio económico único, en un espacio político único, en un espacio mediático único. Pero lo que se consigue con eso es que estén aún más claros los aborrecimientos mutuos. (Amin Maalouf El desajuste del mundo; pag. 291)

Para esta operación se hace necesario superar el paradigma moderno que fracciona, atomiza y reduce. Hay que llegar al paradigma holístico contemporáneo que articula, relaciona todo con todo y considera la coexistencia del todo y de las partes (holograma), la multidimensionalidad de la realidad con su nolinealidad, con equilibrios y desequilibrios, caos y cosmos, vida y muerte. En definitiva, todas las cosas han de ser contempladas en y a través de su relación eco-organizadora con el medio ambiente císmico, natural, cultural, económico, simbólico, religoso y espritual. Urge pues, que alimentemos una postura global, esto es, pensar globalmente yactuar localmente, y pensar localmente y actuar globalmente. (Leonardo Boff  ; ‘Ética planetaria desde el Gran Sur’ ; pag. 23)

Globalización y hamburguesas. La frase. Leonardo Boff

La mundialización se hace por la vía de la competencia (por eso es violenta) y no por la vía de la solidaridad y de la interdependencia de todos con todos y con la naturaleza. El mercado está destruyendo las culturas débiles y las diferencias culturales, volviendo todo homogéneo. La gloria de los vendedores de hamburguesas es haber creado la superhamburguesa que es igual en Río, en Nueva York, en Tokio, en Beijing, en Madrid o en Moscú. La globalización transforma todo en una inmensa hamburguesa, los hoteles, el vestuario, las películas, los vídeos, la música, los programas de televisión, los estilos de consumo y de vida. (Leonardo Boff; La voz del arco iris, Trotta, pag. 159)

Fin de semana que ya se fue

Hemos tenidos dos días estupendos que nos han permitido disfrutar de playa de un Bilbao casi desierto y de una lectura más reposada de la prensa.

Así que entre foto y foto de este fin de semana algunos de los recortes que me han llamado la atención.

Adela Cortina en El Semanal:


Hay muy poco espacio en los medios para que la gente que reflexiona
tenga presencia……Vivir continuamente volcados en lo exterior nos
impide reflexionar, algo que, mire por dónde, es una de las
características fundamentales del ser humano desde que empezó el
proceso de hominización….Basta con observar el discurso de los
políticos, se trata de ver cómo muevo las emociones de la gente, no de
ofrecer argumentos…..Estamos en una sociedad absolutamente conformada
con lo que hay, negada para las utopías e incluso para los grandes
proyectos….más que racismo o xenofobia lo que se extiende en nuestra
sociedad es la aporofobia, el “odio a quien no tiene nada”.

Escuchado el domingo en una terraza mientras leía los periódicos y hablando del camarero que atendía las mesas: “Haber si nos atiende ese morito” (El camarero era de origen marroquí). El vasquito que esto decía probablemente sabía menos idiomas que el camarero que dominaba por lo menos, por lo que pudimos escuchar, el castellano, el alemán y el inglés.

Leído en El País. Declaraciones de Vicenç Navarro
, catedrático de la Pompeu Fabra. España debería gastarse 72.000
millones de euros más de los que se gasta para alcanzar el nivel de
gasto público social que nos corresponde por nuestro nivel de
riqueza…La globalización puede fomentar las desigualdades cuando los
Estados son débiles…Las desigualdades de renta están aumentando en
España. Las rentas derivadas del capital están creciendo mucho más
rápidamente que las del trabajo.

Leyendo la letra pequeña

Es tan pequeña que en la foto casi no se ve. ¿Tiene el Babelia 2.116.000 lectores?. No. Los tiene el “soporte base”. ¿Cuántos lectores tiene Babelia?. No lo sabemos. ¿Qué influencia tienen los suplementos literarios en los hábitos de lectura?. No parece según el último estudio que las críticas y las reseñas sean los elementos de mayor influencia para la compra. Muy por delante están los amigos y las librerías. La lectura sigue siendo un acto de confianza, parece.

Finalmente en el suplemento Infoempleo de El Correo , soy incapaz de encontrar el enlace al mismo, quizás no lo tenga, “Un oficio que pasa página”. Los encuadernadores.

Los a-normales que imponemos nuestra normalidad

Lo que actualmente debe ser mundializado no es tanto el capital, el mercado, la ciencia y la técnica; lo que fundamentalmente debe ser más mundializado es la solidaridad con todos los seres empezando por los más afectados. (Leonardo Boff; La voz del arco iris, Trotta, pag. 124)

Para leer despacio: Cuando lo normal es raro de Moisés Naím, publicado hoy en El País