¿Dónde se encuentra la esencia de la biblioteca? ¿Y, de la librería?

Tanto la lectura ayer del artículo de Daniel Goldin, Un paseo por el campo, en Texturas 31, como el que he leído hoy a la mañana de Fernando Juárez, Aprender a mirar, enseñar a mirar la biblioteca (II), me han sugerido algunas reflexiones que quiero compartir.

Del artículo de Goldin resalto esa mirada desde ‘la pobreza’ o, si se prefiere, desde la escasez de recursos y medios que, como se suele decir, agudiza el ingenio y a veces permite que en esa metafórica desnudez aparezca realmente lo importante.

Dice Goldin:

Pronto tuve la certeza de que esos recursos no llegarían. Y que si en verdad
quería hacer algo que tuviera sentido para la gente, debía indagar en las infinitas posibilidades de la pobreza. Para poder descubrirlas, había que despojarse y (re)comenzar por lo esencial: por la hospitalidad. Por convertir la biblioteca en un sitio hospitalario.

Leer más “¿Dónde se encuentra la esencia de la biblioteca? ¿Y, de la librería?”

Murcia. La Montaña Mágica y La Madriguera del Conejo Blanco, mucho más que librerías

Las librerías, la mayoría, no funcionan desde la lógica de los ‘mercados globales’. Más bien intentar hacerlo desde la óptica glocal con el convencimiento además, cuando es un proyecto consciente, que su valor está en la cercanía al público que por especialización y proyecto hayan escogido como sus destinatarios. Esto no siempre quiere decir que sea el geográficamente más cercano.

Ello, si están atentos a las tendencias les suele situar en muchas ocasiones en una situación de ventaja competitiva por su mayor capacidad de adaptación al medio y por saber aprovechar ‘los huecos’ de los que ya habló hace mucho tiempo Paco Puche.

Los proyectos conscientes, además, tienen también clara la idea de la necesidad de contextualizar la oferta que hacen y hacerla compatible con otros referentes culturales porque los lectores a los que se dirigen no son sólo lectores. Este es probablemente uno de los sentido de la afirmación de Manuel Ribero, hacedor de La Madriguera del Conejo Blanco: «Yo no quería un comercio, sino un proyecto».

En la provincia de Murcia han nacido dos nuevos espacios para lectores: La Madriguera del Conejo Blanco en Murcia y La Montaña Mágica en Cartagena.

No es de extrañar, por lo tanto, que los discursos en ambos casos vayan muy pegados a la cultura.

«Hemos puesto en marcha un espacio cultural donde la gente se encuentra a gusto y era uno de mis objetivos».

«está creciendo una corriente cultural muy grande, hay mucha vida cultural que hay que fomentar y que debe existir siempre»,

The Guardian está publicando una serie sobre librerías independientes de todo el mundo preferidas por los lectores que merece la pena y seguro que aportará algunas ideas y sugerencias libreros.

 

Diego Moreno: la sofisticación está en el papel.

Dos afirmaciones contundentes sobre la palpabilidad por parte de Diego Moreno que leo hoy en El País gracias a María Jesús Espinosa de los Monteros y  que comparto en el doble sentido de participar de ellas y de haceros partícipes, si queréis.

  1. “Yo fui de los primeros abanderados del libro digital. Ahora creo que no lo hemos hecho bien ni los editores ni la industria en general. No hemos hecho nada nuevo. Sólo hemos copiado lo que ya hacemos en papel. Y al mismo tiempo, y esto es lo más revelador, en el papel cada vez somos más sofisticados”.
  2. “Los libros son ante todo compañía. Tú puedes entrar en una librería y aunque no compres ningún ejemplar, te vas a llevar algo”.

9 ¾ Librería + café. Un espacio con magia en Medellín y cuatro más en Valencia

Hemos hablado por aquí, por activa y pasiva, o hemos guiños varios a las posibles relaciones entre los libros y el café. Este mismo mes, lo hemos hecho.

Roger_CafeQuizás todo ello venga influido por Roger Michelena quien parece pasar su vida entre o en esos dos mundos: los libros y el café. Den una vuelta por su perfil de instagram y lo podrán comprobar.

Traigo pues por aquí cinco espacios más donde parece existir la sintonía y el aroma, junto al mantenimiento de ese difícil equilibro entre lo uno y lo otro (libro y café) más algunos complementos y variantes que hacen que cada espacio y su oferta sea distinto al otro.

Irene Rodrigo recogía a principios de junio en El viajero de El País,

Leer más “9 ¾ Librería + café. Un espacio con magia en Medellín y cuatro más en Valencia”

Librerías 400 años después: las mesas y los debates

libreria400añosA principios de mayo participé en Las Jornadas Librerías, 400 años después.

En IBETv, La televisión de Iberoamérica, están recogidos los vídeos de todas las mesas.

Así que si algún fin de semana, no tenéis plan de contenido audiovisual, esta puede ser una alternativa.

 

estanterias

 

caja - copia

 

libreros

 

 

agora - copia

 

 

 

 

 

Librería y ciudad. Reflexión, conversación e ideas…

Captura-de-pantalla-2015-01-08-a-las-23.20.311En el II Encuentro nacional de editoriales independientes que tuvo lugar en Castelló en marzo de este año, se celebró una mesa redonda en la que Diana Hernández (Turner Libros), Ricardo Artola (Kailas Editorial) y Naike Casellini (El último Dodo) moderados por Paco Marco conversaron sobre Librería y ciudad.

Aquí podéis acceder al conversatorio completo.

El reciente número 29 de la Revista Texturas también aborda este tema en varios de sus artículos.

Recojo cuatro extractos de la conversación que me parecen particularmente sugerentes, incluido un guiño a Marina P. de Caso y su proyecto.

  1. La ciudad sin librerías

Quizá la librería como punto físico podría llegar a cuestionarse pero no como prescriptor porque al final la librería que necesitan las editoriales
independientes es la librería que prescribe, la librería que orienta, ¿no? Y quizá el punto de venta físico no debería ser imprescindible Y eso atenta
directamente contra el tema que nos ocupa que es la ciudad y la librería Si
la librería física deja de ser indispensable para que una literatura de

Leer más “Librería y ciudad. Reflexión, conversación e ideas…”

Por qué grandes y pequeños quieren abrir librerías

Creo que una parte importante de la respuesta a ese interrogante se encuentra aquí.

//platform.twitter.com/widgets.js

Así que mientras alguna persona ha ido repartiendo por ahí doctrina sobre la desaparición de las librerías, va Bezos y dice que más librerías.

A los grandes siempre les han gustado. Recordemos Crisol, Bertrand.

A los más pequeños, como es el caso de Malpaso que ahora crece un poco a la sombra del patrón mexicano que es el que manda, parece que también.

Las librerías de ‘ladrillo y mortero’ mantienen pues su atractivo.

Pero ¡cuidado editores y plataformas!

Sin superpoderes, que no se suelen comprar y vender, sino que son trasmitidos de generación en generación por el código del honor y no del dinero, poco podrán hacer.

… Damià Gallardo, en la Librería Laie del Centro de Cultura Contemporánea, a quien acudo para solucionar mis problemas como lector. Porque algo tiene todo buen librero de médico, farmaceútico o psicólogo. (Jorge Carrión; Librerías; Anagrama; pag. 268)