Un blogero abriendo la Book Conference

Interesante la apuesta realizada por la Book Conference. La “conferencia sobre libros” va a ser abierta en su sesión plenaria por un blogero: José Antonio Millán (El blog del futuro del libro). No sabemos si lo que habrá animado a los organizadores a poner este pequeño hito habrá sido el nombre del blog. En ese caso habría sido interesante la invitación también, por ejemplo para el cierre, de “Los futuros del libro”.

Noto también en el programa dos detalles que me llaman la atención: Abrumadora presencia extranjera y presencia nacional, salvo la honrosa excepción de Millán y a otro nivel la de Antonio Ramírez de La Central, excesivamente pegada al discurso institucional.

Habrá que ver si dejan un espacio al “francotirador independiente” para moverse en la procelosa selva libresca. Aún con lo dicho anteriormente consideramos que es un detalle. Esperemos que los organizadores lo valoren en su justa medida.

 

Reflexión blogosférica

 

Está bien que en la blogosfera se generen cadenas de reflexión y pensamiento. Me llega a mí desde Mak y con todo lo injusto que es seleccionar y  no volviendo a poner en el post alguno de los que Mak ha escogido, hoy, me quedaría con los siguientes:

El blog del futuro del libro de José Antonio Millán del que siempre aprendo nuevas visiones, planteamientos y sugerencias sobre este sector que compartimos.

– Un trío que vale por uno y que desde lenguas distintas, gallego y catalán, ofrecen visiones de valor, también sobre el sector y sobre la vida: Brétemas de Manolo Bragado, Tirant al Cap de Joan Carles Girbés y El Llibreter de….. un buen librero.

– Un periodista que se ha iniciado no hace mucho de aprendiz de blogero. Me encanta sobre todo cuando aborda la cotidianeidad, Juan Cruz en Mira que te lo tengo dicho.

– No suele postear más de una vez a la semana. Tuve el honor de conocerle gracias a un buen amigo común. Como ya he dicho en alguna ocasión que blog y vida van muy juntos para mí, éste quizás sería el mejor reflejo: Albert Figueras.

– In Memorian el blog de Pedro de Miguel Letras enredadas un ejemplo de fina ironía en la brevedad.

Revista digital de la universidad de Salamanca

 

Las experiencias con más años perviven , a veces, por su capacidad de adaptación y por saber, quizás, leer mejor que nadie el futuro con todo el poso de la historia.

A través del blog de José Antonio Millán  llegamos a la nueva revista digital de la Universidad de Salamanca que presenta, además, sus contenidos bajo licencia Creative-Commons.

En la nueva ley del libro
se han definido las bibliotecas digitales, pero nada se dice en la
misma ni de los “libros digitales” ni de las “revistas digitales”. La
ley, probablemente, se ha quedado ya anticuada.

Etiquetas: ,

Redes sociales y mundo editorial

redessocialesymundoeditorial

Ciberescrituras plantea de nuevo el impacto de la red. Hace ya cinco años escribíamos:

El sector del libro, como tantas otras parcelas de nuestra vida cotidiana, se encuentra, actualmente, inmerso en un constante proceso de cambio que, con base en una transformación tecnológica sin precedentes, implica modificaciones de naturaleza estructural para el sector. Como consecuencia de la introducción de las nuevas tecnologías y ante la desmembración de los instrumentos tradicionales del conocimiento, la cultura y el ocio, surgen nuevas formas de vivir, de relacionarse, nuevos hábitos y costumbres, un nuevo concepto espacio temporal, de transmisión cultural… Todo ello comienza a incidir, entre otros, en el sector del libro, retándolo a evolucionar, a adaptarse, a transformase, a posicionarse ante los procesos de globalización, los consorcios internacionales, la concentración… De esta manera, los agentes implicados en el sector entran también en procesos de cambio, en un entorno de incierto porvenir…….(en Nueva economía de acceso a la información. Proyecto ENAE).

José Antonio está preocupado por el “control” de las ventas que hasta los libreros pueden hacer ahora. El Gran Hermano ha llegado para los libros.menos mal que ante una situación de cadavez mayor control, con muchas lecturas y matices, todavía existe el “terrorismo literario” que sigue actuando por libre.

Conociendo un poco más a Alejandro Katz

Tuve ocasión de comprobar su generosidad y lucidez en la Feria de Guadalajara. Hemos tenido el honor de disponer de un texto suyo en el primer número de Trama y Texturas. Vi, también en Guadalajara, cómo era un editor apreciado por libreros. Entiéndanse ambas palabras en su sentido más radical: digo la de editor y librero.

Ahora José Antonio Millán nos ofrece una conversación-entrevista a través de su blog. No se la pierdan. Siempre merece la pena ganar tiempo escuchando o leyendo a quien tiene cosas que de decir.

Lulu. El libro hecho realidad

Último capítulo de la serie, por ahora.

Algunas cosas a mejorar son los “líos de los precios”: aquí lo veo en euros, pero si en el enlace anterior clico en vista previa lo veo en dólares. Y, finalmente, los precios que yo consigo no coinciden con los que José Antonio señala en su ejemplo. El libro me costaría 9,64 euros y me cobrarían 3,42 por gastos.

¿La habrá puesto a precio libre?

Actualización: Para saber algo más sobre Lulú.

Contestando a las dudas existenciales de un probador de Lulu

Estimado José Antonio:  ¿te acuerdas de aquel programa de las tardes del consultorio de la señorita Francis? ¿Aquella musiquita que llenaba las tardes muchos hogares y que se convertía en el sonsonete de fondo de las meriendas?

Al tener que enfrentarme a tu duda existencial que tan amablemente me  haces llegar, hace ya algunos días todo hay que decirlo, y que contesto en esta mañana de Noche Buena y mañana por ahora fría me acuerdo, no sé por qué extraña hilazón de aquellas tardes de “consejos” resuletos.

Tu duda dice así: Quizás alguno de tus amigos libreros (o tú mismo) podríais aclararme a mí y a mis corresponsales del blog las preguntas que nos acucian en esta entrega de la saga que ya conoces (y amablemente linkas).

Entiendo que lo que te preocupa hace referencia a los posibles que pueden existir para que ese libro sea comercializado por libreros españoles.

¿Sabías que en España existen más autores editores (15.000 aproximadamente) que editoriales privadas (5.000 en número redondos)? Autores-editores que han conseguido aquí su ISBN sin tener que emigrar al extranjero para lograrlo ¿Por qué entonces ese afán de irse a sacar un ISBN a Estados Unidos que además cuesta una pasta cuando por estos pagos el tema es gratis?.

Quizás pueda ocurrir que el pagar y que el ISBN sea yanki le dé un cierto morbo al libro, casi podríamos hablar de un libro publicado en el exilio, pero aún con todo dicho
libro podría ser comercializado por los libreros españoles si es que ellos o algunos de ellos quisieran, aunque para que ello fuera posible habría que tener en cuenta algunas variables importantes.

Como bien sabrás la cifra de publicaciones y de novedades no es nada despreciables contando sólo con las novedades españolas sean estas novedades novedades, reediciones, cambios de formato, publicaciones institucionales o publicaciones de autor-editor.

Como quizás también conozcas la gestión de las mismas es harto complicada hasta el punto que de esas hipotéticas 5.000 editoriales privadas y según datos de la semana pasada sólo 85 han entrado en el proceso de normalización documental que a fecha de hoy el conjunto del sector recomienda (SINLI). Menos mal que algunos distribuidores (139) cubren las espaldas a algunos editores para facilitar el acceso de la información a las librerías apuntadas (691). deberás, quizás, por lo tanto buscarte cómo entras en el sistema para que tu libro o tú como editor o Lulu como editor de autores-editores en el exilio encuentran un hueco por el que asaltar las barricadas de las mesas de novedades.

Otro tema será quién fija el precio. Si sigues optando por el ISBN yanki de autor exiliado deberás, en breve, atenerte a lo marcado por el artículo 8.1 de la nueva Ley de la Lectura, del Libro y de las Bibliotecas (anteproyecto) donde se afirma que toda “persona que edita, importa o reimporta libros está obligada a establecer un precio fijo de venta al público o de transacción al consumidor final de los libros que se editen, importen o reimporten, todo ello con independencia del lugar en que se realice la venta o del procedimiento u operador económico a través del cuál se efectúa la transacción. Con el fin de garantizar una adecuada información el editor o importador quedará asimismo obligado a indicar en los libros por él editados o importados el precio fijo, de acuerdo con las modalidades que reglamentariamente se determinen“.

¿Importarás tú los libros? ¿Los importará Lulu? ¿Importará a alquien quién los importe? ¿Cómo notificarás la importancia de saber quién los importa para que tu importante obra pueda llegar a ser conocida?…. Estos son interrogantes que tú tienes que resolver.

En fin “carísimo”, después de todo este discurso, seguro que como más a gusto te sentirás, después haber jugado a editor será reglanado los ejemplares que hayas hecho a los buenos amigos que comparten contigo las inquietudes. Casi, con toda seguridad por lo que te cuesta un ISBN yanki podrías haber realizado aquí tu ejemplar con algunos de losservicios locales de Impresión bajo demanda que tan buena capacidad tienen de adecuarse a las necesidades de los maravillososo editores privados y autores-editores, tan privados como los editores privados de este país.

Aún con todo recuerda que el librero no tienen ninguna obligación de satisfacer los egos editoriales cediendo porque sí espacios de exposición.

Al fin y al cabo mantener una librería y hacerla crecer de la nada es muchísimo más caro y con más riesgo que ser un editor.

Espero que los consejos y reflexiones te sean de utilidad.

Un abrazo y Feliz Año

Cuando el libro de papel te deja tirado

Esta es una de las cosas que me encanta de “este mundo blog”. Vas enredando por ahí. Pillas una perla o una reflexión o una curiosidad y de repente llega la contraperla o la contrarreflexión o la contracuriosidad. No como opuesto, sino como nuevo elemento que enriquece la reflexión o la sugerencia y ayuda  a volver a poner las cosas en un “nuevo” sitio.

Recogíamos hace poco una referencia hacia el soporte digital que, como nos recuerda Millán, también pueden pasar con el papel.

Estupendo porque nada es perfecto y sigue quedando espacio para mejorar.

Me quedo con la moraleja de José Antonio: Moraleja: nos encantan los libros bien hechos, vengan como vinieren…

Más sobre la digitalización

A veces se acumulan las notas o los posts pendientes de comentar hasta que casi por azar se cruzan y relacionan con otros más recientes.

Llevaba tiempo en el aparcamiento estas valoraciones de Millán sobre el posible uso, que es una cosa, y comercialización, que es otra, de fondos públicos digitalizados, refiréndose, en concreto, a los de la Universidad Complutense. Y, ahora me encuentro con una pregunta nueva: ¿digitalización en formato imagen o en formato texto?. Llegamos con ello a un nuevo modelo de negocio: el de los scanners, convertidos, casi, en nuevas imprentas.

Flor de farola. Leer la cotidianeidad

José Antonio Millán se vuelve a lanzar al ruedo del papel y plantea, con este hecho, algunas reflexiones interesantes o preguntas todavía sin respuesta sobre la propiedad intelectual y los derechos de autor al trabajar y ofrecer su obra, él y el editor no sobre la C única, sino sobre la doble C .

Todo ello, creo, seguro que José Antonio sabe más que yo, debería traer como consecuencia algunos cambios en las políticas y en los repartos que Cedro realiza a autores y editores ya que, por ejemplo, en este caso ¿a dónde deberían ir a parar los dineros que por posible copia se hicieran de este libro?. El autor y la editorial parecen no quererlos. Dicho de otra manera ¿a más doble C, menos recaudación por parte de CEDRO?

Francfurt 2007. Cataluña, país, cultura, lenguas

Más para el debate enriquecedor. La opinión de Millán.

Suponemos que, por ejemplo, la apuesta del Señor Mascarell, más allá de las lenguas es por estar, como él mismo señala, en la liga de la producción.

 Es esencial no confundir las dos ligas que en estos momentos se están jugando: la liga del consumo, una especie de competición que se juega entre todos los ciudadanos y ciudadanas a nivel individual. Básicamente se discute sobre cuántos bienes culturales se adquieren o se disfrutan y qué experiencias compartimos. Y hay una segunda liga, la liga de producción, que viene a ser una especie de Champions League que se juega entre las principales regiones productoras de bienes culturales del planeta. Justamente, estar en la Liga de producción significa considerarse y articularse como una región urbana capaz de ser puntera en la generación de valores simbólicos, en la generación de nuevos contenidos, en la generación de innovación y densidad creativa, en la generación de plataformas adecuadas para emitir en las redes mundiales esas nuevas creaciones. (Ferrán Mascarell; La cultura en la era de la incertidumbre ; pag. 401)

Charlando con José Antonio Millán

Acababa de terminar el debate

Ya habíamos quedado con él, no obstante el momento tenía algo. Quizás podríamos haber empezado la charla preguntando dónde estarán encuadernados o “encerrados” en el futuro los bits con forma de libro.

Cuando quedamos con él nos comentó que tenía una noticia importante que dar y prefería que charlásemos tras la jornada organizada por Google en el Liber. La noticia es una pequeña revolución: el grande , patrocina al chico, José Antonio. ¿Se lo comerá? Creemos que no.Con él hablamos desde sus inicios como lector, siguiendo por su selección de lecturas y ¡cómo no! , siguiendo el tema del debate, sobre el futuro de la relación entre Google y los editores y lo que todo este nuevo fenómeno puede aportar al libro a a la lectura y cómo puede incidir sobre el futuro de las editoriales literarias .

¡Gracias José Antonio por ese tiempo que, a veces, es tan escaso!

El futuro del libro….calentito calentito

Debate organizado por Google. Interesante, buen clima, con distintas posiciones. Ahí van las notas que fuimos tomando ayer sobre la marcha y que no pudimos subir al blog. En Tokland decíamos: calentito, calentito, casi quema.

1.Richard Uribe subdirector del CERLALC

Respeto de la normativa de los derechos de autor. Debe estar absolutamente claro.

Las tecnologías deben tener amplia divulgación para que todos tengan conocimiento claro sobre el tema.

158.000 títulos. Unos 48.000 aprox. van al mercado como tal en América Latina

95% en soporte papel

70-100 mil personas compran en A.L. libros por internet

Librerías cuerpo vital para la bibliodiversidad. Deben estar conectadas a los circuitos de los buscadores

2.Marco Marinucci

Mucha gente: debate caliente.

Además de Google hay otros proyectos.

Una versión moderna de un fichero bibliográfico

Los libros provienen de:

i.las editoriales, los digitalizamos y los indexamos. Cuando el usuario hace una búsqueda se visualiza la referencia y parte del contexto. La editorial elige el compartir la información con publicidad y en este caso la editorial gana.

ii.El otro canal son las bibliotecas. En los de dominio público se ven. Los que no tienen derecho se enseña una ficha para saber que existe.

3.000 millones de dólares de venta de libros por internet.

Vender el acceso en línea a los contenidos incluso sólo por tiempo.

Ganar por tráfico de publicidad.

Es la editorial siempre quien elige las modalidades

Tres mensajes:

i.Dar visibilidad

ii.Tener siempre el control del contenido

iii.Experimentar nuevos modelos de negocio

3.Springer

Hemos querido que todo esté visible en google

Los libros se miren como se miren siempre serán libros.

La letra impresa no va a desparecer

Lo mas importante de un libro es su contenido y lo que nos interesa es la visibilidad.

25.000 títitulos digitalizados

2.700.000 páginas impresas

30.000 personas inician la compra

i.30% a Springer

ii.43% a Amazon

iii.6% Barnes

iv.37% Otras páginas

v.……Podemos ver los clicks on-line. Antes no podíamos saber cuánta gente lo miraba en una librería.

Los libros del 93 son muy muy antiguos

Todavía falta de comparabilidad de datos.

4.Ernest Folch – Grup 62

Quizás el lobo no era tan feroz como nosotros mismo lo pintábamos.

La iniciativa no ha contado con el respaldo unánime sea cual sea el país. Ha hecho diana en tres elementos:

i.Los derechos de autor

ii.La cadena de distribución

iii.La discusión sobre la permanencia o no del formato libro

Su beneficio o duda puede depender de los perfiles editoriales que son muy diferentes

La pregunta clave: a quién beneficiará la digitalización.

Google ha entrado en conflicto con las leyyes del copright. El patrimonio del editor ya no son los ejemplares, sino los derechos de autor.

Autocríticas sectoriales:

i.Los editores tenemos un sistema débil de derechos de autor. Google se ha aprovechado de estas carencias.

ii.El rechazo frontal a google da la sensación de querer poner puertas al campo.

El problema no es tá en la digitalización, sino en el uso que se hace de ella.

Algún problema grave debe haber cuando hay demandas en tantos países.

El libro sobrevivirá no por argumentos románticos sino prácticos, sobre todo su autonomía, portabilidad y accesibilidad.

5.José Antonio Millán

Nuveo blog: el futuro del libro.com

Algunos libros deben ser herramientas. Entre las tecnologías textuales, los ínidces son una de las mejores herramientas. Cada vez hay menos índices en los libros.

Todo cambio genera problemas. Alfabeto siglo XII, por ejemplo. (Altisimus Abismus)

Pocas ventajas para las obras literarias salvo a los clásicos. Más bien usos de referencia y periodísticos.

6.Antonio María Ávila

Los intereses en juego son los que dan las pistas. Para trabajar en serio tiene que haber lealtad y no la ha habido.

El sector editorial es España ha estado a la cabeza en la innovación tecnológica.

El problema está en la digitalización. Todavía no sabemos hacia dónde se irá.

Se plantea una nueva fuente de negocio y hay que analizarlo.

Hay editoriales que han firmado y han denunciado el contrato.

El problema no es la digitalización, sino la política comercial.

Cada innovación plantea interrogantes y probelmas.

Cuando hay recelo y desconfianza es difícil trabajar.