Recordando… El valor de la cultura

Este fin de semana pasado, amigas y amigos despidieron a Eduard.

https://platform.twitter.com/widgets.js
Entre los recuerdos de tiempos compartidos, prometo, que se me había olvidado, Pau Raussel, trajo al recuerdo en un twitt unas jornadas celebradas en Zorrozaurre-Bilbao en octubre de 2012, en breve hará seis años.

https://platform.twitter.com/widgets.js
Entre el estupendo ramillete de participantes estaban el propio Pau, Xavi Fina, Joan Subirats, Imanol Zubero, Montse Pareja, Juan Pastor Bustamante, Ricardo Antón, Sylvain Pasqua y ¡cómo no! Eduard Miralles.

Aquí tenéis un vídeo resumen de las Jornadas con algunas reflexiones de los ponentes.

 

Desde Cultura Abierta, como colectivo, también hemos querido recordarle…

Eduard, no desapareces. Permanece tu recuerdo afectuoso, la huella de tus actos y la relectura de tus escritos. También, provocado por tu partida, la convicción amarga (ojalá que pasajera) de acertar siempre cuando se nos ensombrece el pensamiento, como a ti en 2016: “Barcelona no va bien. Cataluña no va bien. España no va bien. Europa no va bien. Brasil no va bien. Y en los Estados Unidos de América el voto de la ciudadanía puede acabar situando a un verdadero peligro público en la presidencia del país, si los astros no se conjuran para evitarlo. Astros contra los desastres. Como en la película de Lars von Trier, no sabemos dónde iremos a parar, pero cada vez falta menos”. (Leer el texto completo)

Anuncios

La calle es nuestra. La Transición en el País Vasco (1973-1982) PDF del libro

Kultura abierta y lo que se mueve en su entorno es una de las experiencias que me resultan más estimulantes en los últimos años.

En encuentros puntuales, en conversaciones vía correo electrónico o whatsApp, en quedadas con mesa por medio… siempre surgen conversaciones interesantes y sugerentes con un respeto y valoración de miradas distintas, de puntos de vista no siempre coincidentes y sí complementarios en muchas ocasiones, con un buen rollo que nos lleva en ocasiones a buscar excusas como ‘niños y niñas pillas’ para encontrarnos bajo una aparente excusa sesuda.

Andamos ahora medio pergeñando un posible encuentro en torno a nuestras lecturas que ya veremos en qué termina. En cualquier caso en el ‘mientras tanto’ seguimos conversando.

Una de las colaterales de estos enredos fue en su momento la edición de La calle es nuestra que además de la publicación, en papel en su momento, dio lugar también a unas Jornadas celebradas hace un par de años.

El libro se agotó en papel, pero como dice Mikel Toral, enredador mayor en este proyecto…

Aunque seamos republicanos regalamos como los reyes.

En el enlace de la página de la transición podéis descargar gratuitamente el pdf del libro “La calle es nuestra “La transición en el País Vasco (1973-1982).

La edición en papel está agotada, así que hemos optado por compartirla digitalmente para el disfrute de todos.

Gracias de nuevo a los que hicisteis posible este proyecto.

Feliz 2018

Así que aquí queda para el disfrute de todo el personal que lo desee.

Kultura abierta en Facebook y en Youtube.

Cultura abierta se constituye

Ayer celebramos, precedida de una comida la reunión de Constitución de
Cultura Abierta.

Contamos en la comida y en la primera parte de la reunión con la compañía de Antonio Rivera nuevo Viceconsejero y en la reunión, en su primera parte nos acompañó Blanca Urgell  nueva consejera así como Mikel Toral alma mater de este tinglado y que pasa a ocupar la Dirección de promoción Cultural.

La Primera Junta Directiva queda compuesta por
Santi Burutxaga Presidente
Juan Zubillaga Vicepresidente
Mikel Alonso Tesorero
Carmen Mellina Secretaria
– Peio Gutiérrez Vocal
– Ricardo Antón Vocal

Se ha fijado también una cuota de entrada de 30 euretes.

Os adjuntamos el mensaje fundacional en
castellano: http://kulturabierta.org/es/doc/39-cultura-abiert
euskera: http://kulturabierta.org/eu/doc/39-cultura-abiert

Ya aterrizados y de nuevo en despegue

Nos hay nada como la cotidianeidad, aunque se viva un poco acelerada, quizás más de la cuenta, para superar el jet lag y todo lo que se arrastre.

Así que en poco más de dos días, martes y miércoles nos ha dado tiempo a vivir una maravillosa reunión de tarde que a nadie recomiendo como experiencia.

Supongo que más de una vez os habéis cruzado con el típico que llega a última hora para decir, señalar entre admiraciones y malas formas que nada de lo hecho hasta esa fecha era correcto, adecuado, estaba bien, etc. etc. Menos mal que su mano salvadora que se dedicará en exclusiva al adecuado fin de la tarea a partir de ese momento será ‘mano de santo’ para que todo llegue a su fin. recordaba en gran parte a las prédicas  rancias, aunque quizás exista un cierto pasado en el personaje, realizadas a voz en grito desde el púlpito para primero meter miedo en el cuerpo y después pasar el agua bendita benefactora. Así que con una de estas nos depedimos ayer.

La mañana de hoy ha sido más tranquila. Se celebraba la segunda reunión anual que por Estatutos debe realizar la Fundación Blas de Otero. Clima tranquilo, relajado, donde existe disposición por todas las partes para adecuarse a los horarios y al ritmo acelerado en algún momento de quien tiene que asistir a otra reunión y más pausado de la gente con más edad y sabiduría sobre la obra de Blas. Paréntesis y recuerdo para Ibone Bengoetxea, Concejala de Cultura del Ayuntamiento de Bilbao para ver si supera la gripe que le lleva a maltraer y malvivir. Reunión larga pero, como comentábamos al final, provechosa y siempreen un clima positivo. Las distintas tareas y visiones pueden convivir y ssiempre generan más avance.

Voy a picar algo y a preparar las maletas. Nos vamos para Murcia para compartir también mañana y pasado experiencias y conocimiento con desde y para editores. Siempre somos tratados generosamente por esas tierras. Sé que aunque llego más allá de las diez de la noche me esperan para cenar  y se agradecerá la conversación y la compañía. Desde allí os seguiremos contando.

Mientras tanto, os dejo con una invitación para la semana que viene a un proyecto en el que con ganas, conversación y buen ambiente venimos aportando algún granito de arena, alguna opinión, algunas horas y, sobre todo muy buen rollito. Su nombre: Cultura abierta. Con C o con K. Como prefirais.

¡Ah! y por supuesto. Es abierto. Aunque si podéis no está de más que confirméis.