Día del Libro. Mi plan y cinco recomendaciones

¡Feliz Día del Libro!

Os dejo por aquí, mis cinco lecturas más recientes, ya hechas o a punto de comenzar y un par de pistas para aprovechar hoy el día si andas por Bilbao.

978849838678

 

Sándor Márai; Lo que no quise decir; Salamandra

 

 

978849438009

 

Bernard Pivot; De oficio, lector; Trama Editorial (Si no lo encuentras por ahí, lo tienes hoy en la web de Trama con el 10% de descuento)

 

 

978841591719

 

Evgeny Morozov; La locura del solucionismo tecnológico; Katz

 

978844933182

 

Zygmunt Bauman y Carlo Bordoni; Estado de crisis; Paidós

 

 

laruedelpercebedelacultura

 

Mery Cuesta; La Rue del Percebe de la cultura y la niebla de la cultura digital; Consonni

 

Cuatro planes para hoy en Bilbao no incompatibles:

Y, sobre todo… ¡Conversar y disfrutar!

 

El paso cadencioso del tiempo

Recibí en fechas recientes vía correo ordinario (cuál es hoy realmente el correo ordinario) con sobre y su dirección escrita a mano y sello una notificación, comunicación agradecimiento que me hizo ilusión al recibirla y me provocó una doble sorpresa.

La agradable sorpresa de lo inesperado ya que su recepción no entraba en mis planes, ni suponía que se pudiera dar el hecho y, también, la sorpresa, en su escritura y caligrafía manual, que me obligó a afinar de nuevo el ojo para leer más allá de la normalidad de tipos al que nuestro ojo se ha acostumbrado.

DSC_0028Añado a ello la sensación que la recepción produce también sobre el nivel de personalización y el tiempo dedicado para cada una de las personas a las que el mensaje ha ido dirigido.

La lentitud necesaria que la reflexión y el recuerdo exige.

Un ritmo y un impacto producido quizás bastante alejado de esa ‘sociedad impaciente‘ sobre la que hoy reflexiona Antonio Rodríguez de las Heras y quizás más cerca de lo que escribe Mery Cuesta:

Germina por entre los intersticios de la cultura digital un sentimiento de revalorización de todo aquello que conlleve un tiempo lento de desarrollo, así como todo aquello que se genera de manera exclusivamente manual y mecánica. Esta forma de vivenciar el tiempo a partir de la paciencia y de la escala que la manualidad permite se erige en sí misma en una nueva forma de romanticismo…Vivamos plenamente la vuelta a la satisfacción de dejar escapar el tiempo entre los dedos. (La Rue del Percebe de la cultura y la niebla digital; pag. 115)

Quizás sea esta la actitud que nos permita acercanos de la mejor manera posible a una vida que tiende a alargarse más y más y que en su alargamiento va pausando el ritmo frente al entorno que parece cambiar, aparentemente en sus mediaciones, a mayor velocidad pero con cierto desnorte vital por no saber disfrutar del tiempo que se escapa fuera de la productividad.

¿Sirve el mantra digital como placebo ante las desigualdades económicas?

Cuando los discursos en torno a lo digital o a internet van acompañados de frases de cierto tinte unívoco y totalitario con cierto aire salvífico y/o de solución única modo religión monoteísta me suela agarrar la cartera y pensar que detrás de las mismas hay oscuros intereses.

ideasestrechasenbandaancha

Un reciente estudio sobre la brecha digital en la ciudad de Barcelona vuelve a poner de manifiesto que nada iguala ni permite salvar la brecha la desigualdad económica. Lo digital tampoco. Es probable, incluso, que se convierta en ocasiones de un acelerador de la brecha existente como varias veces ha señalado Zygmunt Bauman.

Existen ya movimientos de voluntarios que trabajan para intentar superar o paliar esa brecha digital.

No parece que hasta la fecha el solucionismo tecnológico haya sido capaz de encontrar soluciones a las propias brechas que él genera.

Quizás, lo que de verdad se esté moviendo, se encuentre lejos de los discursos dominantes y dominadores. Esté todavía en los espacios menos iluminados y lejos de los focos. Sean todavía, como señala Antonio Rodríguez de las Heras, inciertos y, por lo tanto, sin final predecible.

Los grandes cambios son difusos y confusos y, por tanto, cargados de incertidumbre. No están hechos de fracturas ni ruidos, llegan como la niebla, penetran por todos los resquicios de lo establecido y lo reblandecen.

Claro que este aire de incertidumbre convive mal con los planteamientos dogmáticos y de solución única.

Seguir leyendo “¿Sirve el mantra digital como placebo ante las desigualdades económicas?”

Mery Cuesta. La rue del percebe de la cultura y la niebla de la cultura digital

Consonni ha editado recientemente este libro de Mery Cuesta que, ayer a la noche, empecé a leer y terminaré este fin de semana.

Que se pongan en duda los discursos dominantes que intentan, además, ser dominadores yendo de tapadillo bajo ‘piel de cordero’ es ya algo que me anima.

Algo de esto, y más, hace Mery en torno a la cultura digital e, incluso, ante la propia cultura que… ¡a saber qué es y cómo la llamamos y adjetivamos en cada caso!

¡Muy recomendable!

Os dejo alguna citas breves…

    • Todo aquello que sea formulado a modo de conclusión sobre los fenómenos que se producen en el entorno digital es siempre apresurado. (9)
    • El método más honesto para teorizar sobre la cultura digital se conjuga en estricto presente y en pasado mañana o, lo que es lo mismo, en el terrno de lo especulativo. (9)
    • Está demostrado que todas las generaciones se creen el eje de algo (11)
    • Esta utopía del ciberespacio como territorio de libertad e independencia radical de los Gobiernos del Mundo Industrial (sic) está hoy, casi 20 años después, en las antípodas de lo que la cultura digital está siendo: no hay libertad, sino vigilancia, no hay independencia sino una nueva fase del capitalismo de saturación. (18)

El paradigma del cambio continuo es un contexto de pensamiento anestésico. (22)

¿Dónde encontrarlo?
En la propia editorial y en algunas librerías.